Estudios Biblicos

8, febrero 2009

7.11 EL SELLO DE DIOS Y LA MARCA DE LA APOSTASÍA

Filed under: Ley,sello de Dios — ptorresm @ 2:09 pm

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

INTRODUCCIÓN

El conflicto final de la historia de este mundo, antes de la venida de Jesús, se desarrollará en torno al reconocimiento de dos soberanías: la de Dios o la de Satanás, reconocimiento manifestado respectivamente, por el sello de Dios y por la marca de la apostasía.

1. Objetivo y características de un sello

1. En tiempos antiguos, ¿cómo se conocía la autenticidad de los documentos de los gobernantes?
1 Reyes 21:8

“Entonces ella escribió cartas en nombre de Acab, y las selló con su anillo, y las envió a los ancianos y a los principales que moraban en la ciudad con Nabot”

Ester 3:12
“Entonces fueron llamados los escribanos del rey en el mes primero, al día trece del mismo, y fue escrito conforme a todo lo que mandó Amán, a los sátrapas del rey, a los capitanes que estaban sobre cada provincia y a los príncipes de cada pueblo, a cada provincia según su escritura, y a cada pueblo según su lengua; en nombre del rey Asuero fue escrito, y sellado con el anillo del rey”

Nota: El Sello de un rey es lo que da autenticidad a un documento o ley en todo su territorio o dominio.

2. ¿Cuáles son las tres características esenciales de un sello oficial?
(Cf. Mensaje del Primer ángel en Apocalipsis 14:6-7).

a. El nombre del legislador.
b. Su posición oficial.
c. Su reino o la extensión de su dominio y jurisdicción.

2. El sello de Dios

1. ¿Dónde se encuentra el Sello de Dios?
Isaías 8:16
“Ata el testimonio, sella la ley entre mis discípulos”.

Nota: Sello es tanto el objeto que deja una marca, como la marca dejada por el objeto. El sello es el anillo de los antiguos reyes, el tampón actual, el objeto que se utiliza para sellar un documento u objeto. Y la marca que deja ese objeto, también se denomina “Sello”. De hecho, cuando recibimos un documento que no tiene “sello” dudamos de la autenticidad, con “sello” nos referimos a la marca dejada por el sello original.

En este texto de Isaías 8:16 vemos que la “Ley” es lo que tiene que sellar a los discípulos. Luego la Ley es el Sello que reciben los discípulos.

2. ¿Qué único mandamiento del decálogo revela al verdadero Dios y Autor de la Ley?
Éxodo 20:8 – 11.
“Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.”

Nota: En el cuarto mandamiento encontramos todas las características de un sello, y que por lo tanto, convierten la Ley de Dios en un Sello:

Nombre: Jehová, Dios.
Título: Creador.
Territorio: Toda la tierra, toda la creación.

3. ¿Qué razón presenta Dios para que el Sábado sea una señal eterna entre Él y su pueblo?
Éxodo 31:17
“Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó”.

Nota: En este texto se nos indica que el Sábado es una señal o sello que nos recuerda que Dios es el Creador.

4. ¿De qué es señal la observancia del sábado?
Ezequiel 20:20.
“y santificad mis días de reposo, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios”.

Nota: En este texto se nos indica que el Sábado es una señal o sello que nos distingue por la obediencia.

5. Además de reconocer a Dios como Creador, ¿de qué más es señal el sábado?
Éxodo 31:13.
“Tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico”.

Nota: En este texto se nos indica que el Sábado es una señal o sello que nos identifica como el pueblo que está siento Santificado por Dios.

6. ¿Qué sellamiento especial ocurrirá antes de que los vientos de destrucción soplen sobre la tierra?
Apocalipsis 7:1 – 4
“Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel. “

Ezequiel 9:1 – 6
“Clamó en mis oídos con gran voz, diciendo: Los verdugos de la ciudad han llegado, y cada uno trae en su mano su instrumento para destruir. Y he aquí que seis varones venían del camino de la puerta de arriba que mira hacia el norte, y cada uno traía en su mano su instrumento para destruir. Y entre ellos había un varón vestido de lino, el cual traía a su cintura un tintero de escribano; y entrados, se pararon junto al altar de bronce. Y la gloria del Dios de Israel se elevó de encima del querubín, sobre el cual había estado, al umbral de la casa; y llamó Jehová al varón vestido de lino, que tenía a su cintura el tintero de escribano, y le dijo Jehová: Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén, y ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella. Y a los otros dijo, oyéndolo yo: Pasad por la ciudad en pos de él, y matad; no perdone vuestro ojo, ni tengáis misericordia. Matad a viejos, jóvenes y vírgenes, niños y mujeres, hasta que no quede ninguno; pero a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no os acercaréis; y comenzaréis por mi santuario. Comenzaron, pues, desde los varones ancianos que estaban delante del templo”.

Nota: Es el pueblo fiel a Dios quien tendrá que ser sellado antes de la segunda venida de Jesucristo.

7. ¿Dónde vio el apóstol poco después al mismo grupo y qué tenían ellos en sus frentes?
Apocalipsis 14:1
“Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente”.

8. ¿Qué se dice del carácter de esos sellados?
Apocalipsis 14:5
“y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios”.

9. ¿Cómo se describe a la iglesia remanente?
Apocalipsis 14:12
“Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús”.

Nota: Vemos que no es casualidad que la iglesia remanente o fiel a Dios en el tiempo del fin es la que, entre otras características guarda los mandamientos de Dios, incluyendo el cuarto mandamiento del Sábado.

10. ¿Quién es el agente que impone el Sello de Dios?
Efesios 1:13
“En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”.
Efesios 4:30
“Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención”.

3. La marca de la apostasía.

1. ¿Contra qué tres cosas advierte el tercer ángel de Apocalipsis 14?
Apocalipsis 14:9, 10.
“Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero.”

Nota: La advertencia es contra 1) la adoración de la bestia y su imagen, 2) recibir la marca en la frente, 3) recibir la marca en la mano.

2. ¿Qué poder mencionado en Apocalipsis 13 impondrá esa marca?
Apocalipsis 13:11, 16, 17
“Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón… Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre”.

Nota: La Bestia que sube de la tierra, véase el estudio 7.10 “El Autor de la Apostasía”, representa a Estados Unidos, poder político que actuará como brazo secular de la otra bestia que surge del agua (ver el mismo estudio 7.10 para su identificación).

3. Si el sábado del séptimo día es la señal de la aceptación de Dios como soberano, ¿de qué poder es señal el reconocimiento del domingo?
Respuesta: Del poder del papado y su autoridad.

Nota: Fue por decisión conciliar y no por mandato bíblico por lo que se cambió el día de culto. El Catecismo de la Iglesia Católica cita: “El mandamiento de la Iglesia determina y precisa la ley del Señor: ‘El domingo y las demás fiestas de precepto los fieles tienen obligación de participar en la misa’ ( CIC can. 1247).” Abiertamente indican que la Iglesia “determina y precisa la ley del Señor”
(Fuente: Catecismo de la Iglesia Católica: Tercera Parte: la vida en Cristo, Segunda sección: Los Diez Mandamientos; Capítulo primero “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas”, Artículo 3: “El tercer mandamiento”, epígrafe II, el día del Señor. Disponible en Vatican.va).

4. ¿Reconoce el papado que ha cambiado el Sábado por el Domingo?
Respuesta:
“Agradó a la Iglesia de Dios (la Iglesia Católica) cambiar el culto y celebración del día del Sábado por el día de Domingo”. (Catecismo del concilio de Trento, Parte III, cap. IV, 25.

1247 El domingo y las demás fiestas de precepto los fieles tienen obligación de participar en la Misa; y se abstendrán además de aquellos trabajos y actividades que impidan dar culto a Dios, gozar de la alegría propia del día del Señor, o disfrutar del debido descanso de la mente y del cuerpo.
(Fuente: LIBRO IV DE LA FUNCION DE SANTIFICAR LA IGLESIA; PARTE III DE LOS TIEMPOS Y LUGARES SAGRADOS, TÍTULO II DE LOS TIEMPOS SAGRADOS (Cann. 1244 – 1253), CAPÍTULO I DE LOS DÍAS DE FIESTA epígrafe 1247, disponible en Vatican.va).

5. ¿Cuál es la actitud del dragón hacia el pueblo remanente que observa los mandamientos de Dios?
Apocalipsis 12:17.
“Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo”.

6. ¿Con qué fuerza será impuesta la marca de la bestia?
Apocalipsis 13:15 – 17
“Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre”.

7. ¿Sobre qué obtendrá finalmente la victoria el fiel pueblo de Dios?
Apocalipsis 15:2.
“Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios”.

Nota: “La guarda del domingo no es todavía una señal de la bestia, y no lo será hasta que salga el decreto, forzando a los hombres a adorar este ídolo sabático. Vendrá el tiempo en que este día será la prueba, pero ese tiempo no ha llegado todavía” (E.G. White, en CBA vol. 7 pág. 977 en inglés).

Por último, nótese la diferencia entre el lugar donde se recibe el sello de Dios (la frente) y la marca de la Bestia (la frente o la mano derecha). ¿A qué se debe? A que el sello de Dios, el Espíritu Santo y la Ley de Dios se reciben de forma voluntaria, volitiva, comprendiendo la verdad de la importancia de recibir el Sello de Dios.

Por otro lado, la marca de la Bestia se puede recibir, bien por voluntado propia, aceptando el domingo de forma voluntaria, o, por no tener “problemas” con las autoridades o “la mayoría”, aceptarlo sin convencimiento intelectual, pero con la conducta o con los hechos (la mano).

————–

Estudio anterior: 7.10 El autor de la apostasía (Apocalipsis 13).

– Profundizando más: Último aviso al planeta Tierra.

Siguiente estudio: 8.1 El Remanente.

Volver al índice.

————

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

———–

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.
Anuncios

15, septiembre 2008

LECCIÓN 14: EL PUEBLO DE DIOS EN APOCALIPSIS

Filed under: apocalipsis,diez mandamientos,Ley — ptorresm @ 3:47 pm


INTRODUCCIÓN

Apocalipsis 14 describe al pueblo de Dios en los últimos días. Dice que estos son los que no adoran a la bestia, ni reciben su marca, y los únicos que no recibirán ningún daño de la “bestia” o el anticristo. Estos son llamados “santos”, y se mantienen preparados para recibir al Señor, cuando venga con poder y gloria a la tierra. Es interesante notar que Dios señala que se distinguen, no solamente porque tienen la fe de Jesús, sino también porque guardan los mandamientos de Dios.

Este hecho, de que guardan los mandamientos de Dios, es de mucha importancia. Esta marca especial, para el pueblo de Dios en los últimos días, se menciona también en otros pasajes de la Biblia, por ejemplo en Apocalipsis 12:17. Allí también se dice que “guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.”

La mención de que están relacionados con los mandamientos de Dios, no es un asunto de poca importancia. Para demostrar cuán importante es este asunto, Dios pronuncia una bendición especial sobre ellos en las últimas palabras de Apocalipsis: “Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y entren por las puertas en la ciudad”. Apocalipsis 22:14 (versión antigua).

Para algunos, este énfasis de que “guardan los mandamientos de Dios”, suena como algo extraño. Apocalipsis es un libro del Nuevo Testamento, y su énfasis es la salvación por la fe, y por la gracia, en el Señor Jesucristo, y no por las obras que podamos hacer. Esta lección nos mostrará la belleza de la armonía, entre la gran Ley de Dios, y la maravillosa gracia.

LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE DIOS

1. Para tener un buen entendimiento del Señor, ¿qué debemos hacer? Salmo 111:10.
“El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos; su loor permanece para siempre.”

Los diez mandamientos son diferentes a todas las leyes. Estos no son ideas y principios inventados por cosas de la meditación, al contrario son principios del carácter santo de Dios. Si no tomamos en cuenta estos principios, nunca podremos tener un entendimiento claro de Dios

2. Al comprender bien a Dios, ¿qué otra cosa podemos entender también? Romanos 3:20.
“Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.”

3. Cuando nos miramos en la ley de Dios ¿es como si nos estuviésemos mirando en qué? Santiago 1:23-25.
“Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.”

Ningún hombre puede entender bien a Dios sin su ley. Tampoco nadie puede entender su propia naturaleza pecaminosa sin la misma ley, la “ley de libertad”

4. ¿Era la intención de Dios que los diez mandamientos fueran solamente para los judíos? Eclesiastés 12:13.
“El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.”

Aquí, “Hombre”, es un término genérico, que se refiere a todo ser humano o “raza humana”. Dios no está sugiriendo que su ley sea solamente para el sexo masculino, sino para toda la humanidad. Tampoco implica alguna limitación racial. Siendo que todos fuimos hechos a la imagen de Dios y que estas leyes expresan el carácter de Dios, toda la raza humana está moralmente obligada a vivir de acuerdo a sus principios, si es que quieren vivir en armonía con la voluntad de Dios.

5. ¿Quién es el único autor de los mandamientos? Éxodo 31:18.
“Y dio a Moisés, cuando acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios.”

Ningún elemento humano estuvo envuelto en la formulación de estos 10 principios. Casi todas las demás cosas en la Biblia, les fueron dadas a los profetas por Dios en visión, y ellos a la vez las revelaron a los hombres en los mejores términos humanos que ellos podían. Pero no fue así con los 10 mandamientos. Si alguna parte de la Palabra de Dios fuera más pura que otra, ésta en verdad, sería la máxima.

6. ¿En qué lugar fueron colocadas las piedras de los mandamientos? Deuteronomio 10:1-5.
“En aquel tiempo Jehová me dijo: Lábrate dos tablas de piedra como las primeras, y sube a mí al monte, y hazte un arca de madera; y escribiré en aquellas tablas las palabras que estaban en las primeras tablas que quebraste; y las pondrás en el arca. E hice un arca de madera de acacia, y labré dos tablas de piedra como las primeras, y subí al monte con las dos tablas en mi mano. Y escribió en las tablas conforme a la primera escritura, los diez mandamientos que Jehová os había hablado en el monte de en medio del fuego, el día de la asamblea; y me las dio Jehová. Y volví y descendí del monte, y puse las tablas en el arca que había hecho; y allí están, como Jehová me mandó.”

LAS LEYES CEREMONIALES DE DIOS

7. ¿En qué lugar fueron colocadas otras “leyes” para su conservación? Deuteronomio 31:24-26.
“Y cuando acabó Moisés de escribir las palabras de esta ley en un libro hasta concluirse, dio órdenes Moisés a los levitas que llevaban el arca del pacto de Jehová, diciendo: Tomad este libro de la ley, y ponedlo al lado del arca del pacto de Jehová vuestro Dios, y esté allí por testigo contra ti.”

Notemos que fueron puestas AL LADO del arca. Está claro que éstas eran otras leyes diferentes a los diez mandamientos escritos por el propio dedo de Dios y colocadas DENTRO del arca. La otra “ley” fue escrita por el mismo Moisés, en un libro, o sea en rollos (en vez de tablas de piedra) y colocadas en un recipiente especial, puesto AL LADO del arca. Allí estaban las leyes ceremoniales y los reglamentos de los sacrificios simbólicos, y también los reglamentos para comer, para las ofrendas, y las bebidas.

8. De la manera que en los diez mandamientos se menciona el sábado de reposo semanal, ¿qué nombre se da a otros días mencionados en la otra ley como sábados? Levíticos 23:2-4, 37, 38.
“Habla a los hijos de Israel y diles: Las fiestas solemnes de Jehová, las cuales proclamaréis como santas convocaciones, serán estas: Seis días se trabajará, mas el séptimo día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo haréis; día de reposo es de Jehová en dondequiera que habitéis.”

Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos: Estas son las fiestas solemnes de Jehová, a las que convocaréis santas reuniones, para ofrecer ofrenda encendida a Jehová, holocausto y ofrenda, sacrificio y libaciones, cada cosa en su tiempo, además de los días de reposo de Jehová, de vuestros dones, de todos vuestros votos, y de todas vuestras ofrendas voluntarias que acostumbráis dar a Jehová.

Notemos que estos eran “sábados especiales”, eran siete en total, aparte del ”sábado” del Señor, mencionado en los diez mandamientos. Pocos son los que se dan cuenta que en la Biblia se mencionan dos diferentes clases de sábados: el sábado regular de cada semana de la ley moral, y siete sábados anuales, que correspondían a la ley ceremonial. El sábado de los diez mandamientos señala hacia atrás, al tiempo de la creación del mundo; y los sábados de la ley ceremonial, señalan hacia el futuro, a la venida del Mesías, cuando había de morir por los pecados de los hombres. ¡Confundir estos dos tipos de sábados y sencillamente no darse cuenta de la diferencia de ellos, significaría tener los ojos vendados para entender el principal tema de Apocalipsis!

9. ¿Qué fue lo que enclavó Cristo en la cruz? Colosenses 2:14-17.
“Anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.”

El verso 16 menciona que Cristo abolió los sábados pero el versículo 17 se apresura a explicar que NO TODOS los sábados, sino aquellos que eran “sombra de lo que ha de venir, pero el cuerpo es de Cristo”.

LA FE DE JESÚS

10. ¿Qué dos cosas son posibles guardar a la vez para el cristiano? Apocalipsis 14:12.
“Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”

11. ¿Qué nos salva, y cómo la podemos obtener? Efesios 2:8-10.
“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

Este pasaje muchas veces nos es citado para decirnos que somos salvos por fe, y “no por las obras.” El versículo 10, claramente indica que la persona que ha sido salva tiene buenas obras. El apóstol Pablo dice que debe haber”fe” y”buenas obras”, en quien ha sido salvo, pues no son las “obras”, sino la “fe”, la que trae la gracia de Dios al corazón.

12. ¿Qué dice Santiago que le sucede a la fe, si no tiene buenas obras? Santiago 2:14-18.
“Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.

13. ¿Qué hace siempre la fe? Gálatas 5:6.
“Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.”

14. ¿Qué dice el apóstol Pablo, que hará la fe a la ley de Dios? Romanos 3:31.
“¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley.”

15. ¿Qué hace el verdadero amor? Romanos 13:8-10.
“No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.

Algunos se imaginan que hay una diferencia entre los mandamientos de Cristo, y los mandamientos de su Padre. La teoría de ellos es que los diez mandamientos son del Padre, y que los mandamientos de Cristo son solamente dos y que no tienen ninguna relación con los diez mandamientos del Antiguo Testamento: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y a tu prójimo como a ti mismo”. El apóstol Pablo aclara este asunto, concluyendo que no existe tal cosa como que tengamos que hacer diferencia entre guardar los mandamientos del Padre, y guardar los mandamientos de Cristo. ¡Porque ellos son uno y solamente uno!

16. ¿Qué nos sucederá, dice Jesús, si guardamos sus mandamientos? Juan 15:10.
“Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.”

17. ¿Qué más nos sucederá si guardamos sus mandamientos? 1 Juan 2:3-6.
“Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.”

Ahora podemos ver porqué el Apocalipsis nos presenta estas dos cosas como inseparables: “guardar los mandamientos de Dios” y “tener la fe de Jesús”. Si le amamos como debemos, y si le conocemos como debemos conocerlo en estos últimos días, tenemos que “guardar los mandamientos de Dios”.

——–

Estudio anterior: Lección 13: Las Buenas Nuevas del Apocalipsis.

Siguiente estudio: Lección 15: La Pura Verdad acerca de la Muerte.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

15, junio 2008

Lección 12: Lo que la Biblia enseña acerca de cómo se debe guardar el Sábado

Filed under: Ley,Sabado — ptorresm @ 9:39 pm

FORMA DEBIDA DE RESPETAR EL SABADO

1. ¿Qué hizo Dios con el Sábado? Génesis 2:1‑3
__________________________________________________
2.­ ¿En qué día se deben hacer los preparativos? Exodo 16:22‑23
__________________________________________________
3. ­¿Cuándo comienza el Sábado? Levítico 23:32
__________________________________________________
4. ­¿De qué hay que abstenerse el día Sábado? Exodo 20:10
__________________________________________________
5.­ ¿Dónde hay que asistir el Sábado? Lucas 4: 16
__________________________________________________
6.­ ¿Qué se puede hacer el Sábado? Mateo 12:12
__________________________________________________
7.­ ¿Qué promesa hace Dios al que le es fiel? Salmo 37:25
__________________________________________________
8.­ ¿Qué protección le brindará Dios a quien le obedece? Deut. 11:13‑15
__________________________________________________

¿QUE DEBO HACER?

1.‑ Obedecer fielmente lo que Dios manda Santiago 4:17
2.­Confiar plenamente en Jesús Filipenses 4:13

MI RESOLUCION

Decido guardar fielmente el santo sábado , siguiendo el ejemplo de Jesús.

Firma:____________________________________________________
Acepto

Fecha:____________ Instructor:____________________Calificación:____________

ESTUDIO ADICIONAL • Lección 12

 Forma de respetar el sábado. Dios requiere la cesación del trabajo regular (Exodo 20:8‑11;31: 13-18; 34:21). No se debe comprar ni vender (Nehemías 10:31; 13:15‑20): Lo más indicado es asistir a un culto religioso (Levitíco 26:2; Hebreos 10:25; Lucas 4:16;Hechos 17:2). También es propio realizar obras de bien (Marcos 3:4; Mateo 12:12).

 Dios ayuda a quienes le obedecen. Es necesario cumplir la voluntad de Dios (Mateo 7:21). Hay que obedecer todo lo que Dios manda (Santiago 2:10). El motivo de la obediencia debe ser el amor: (Juan 14:15). Cuando guardamos el sábado recibimos las bendiciones prometidas (Deuteronomio 11:26,27; Isaías 41:10; Salmo 37:25; Isaías 58:13,14).

RESTAURACION DEL SABADO

A causa de la apostasía de la Iglesia Cristiana, el Sábado fue cambiado por “el venerable dia del
Sol”, o sea el domingo. Pero la Santa Biblia había predicho que la observancia del santo mandamiento sería restaurada par un pueblo que sería llamado “reparador de portillos” (Isaías 58:12‑13). Ellos, “guardan los mandamientos de Dios” (Apocalipsis 12: 17; Isaías 66: 23). Por eso, la Iglesia Adventista del 7º Día respeta el día del Señor. Cada sábado en todos los rincones del mundo, se reúnen millones de personas para alabar y adorar a Dios.

EL CULTO SABÁTICO

La parte central de la celebración del sábado la constituye el culto de adoración a Dios. Se celebra en la mañana y consta de una escuela para el estudio de la Santa Biblia. Luego viene el culto propiamente dicho, cuya parte central es la predicación a cargo de un ministro o laico. Los fieles participan activamente por medio del canto, la oración, la lectura de la Biblia y las ofrendas. La tarde se dedica al descanso, la lectura y meditación, la actividad misionera y una reunión dedicada a los jóvenes.

¿CUAL ES LA VERDAD?

Siendo que tantos millones de cristianos santifican el domingo, muchos se preguntan perplejos: ¿Quién estará en lo cierto? Nada más fácil de resolver. Debemos preguntarnos con absoluta sinceridad: “¿Cual es la verdad?” Luego, cuando la hayamos descubierto en la Biblia, debemos obedecerla fielmente. Sabemos que la Biblia contiene la verdad (Juan 17: 17). La Biblia establece como único día de descanso el Sábado. Y “la palabra de Dios permanece para siempre” (Isaías 40: 8). Jesús es la revelación más pura de la verdad. Su misión era dar “testimonio de la verdad,” (Juan 18:37). Jesús guardó únicamente el sábado. Nos enseñó que debemos seguir su ejemplo (Juan 13: 15,17). “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos” (Hebreos 13: 8).

La ley de Dios es la verdad (Salmo 119:142). En la ley se especifica claramente la santidad del Sábado. Y los mandamientos han sido establecidos para siempre (Salmo 119:152). Dios, la fuente suprema de la verdad; Jesús, la Biblia y la ley; exponentes de la verdad enseñan definidamente la santidad del Sábado. ¿Qué haremos? Ojalá digamos: “Escogí el camino de la verdad” (Salmo 119:30).

¿POR QUE GUARDO EL SABADO?

Si alguien nos preguntara: “¿Por qué respeta Ud. el sábado?” podríamos darle seis razones incontrovertibles:

1. Porque creo que hay un día del Señor, el sábado (Marcos 2:27,28).

2. Quiero ser un cristiano cabal. Para ello debo seguir en los pasos de Jesús (1 Pebro 2:21). Jesús respetó celosamente el sábado y dijo que no había venido a cambiar los mandamientos (Mateo 5: 17, 18), por lo tanto, debo respetarlo.

3. No cabe duda que si Cristo, la Virgen María, y los apóstoles estuvieran hoy en la tierra, guardarían fielmente el sábado (Hebreos 13: 8).

4. Quiero ser un fiel hijo de Dios, y fue él quien creó el Sábado.

5. Creo en la Biblia. Ella me dice explícitamente que el Sábado es santo.

6. Quiero estar con Jesús en el cielo. Allí se guardará el Sábado (Isaías 66:22,23).

——–

Estudio anterior: 11. Lo que la Biblia enseña acerca del Día de Descanso.

Siguiente lección: 13. Lo que la Biblia enseña acerca de la Muerte.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

11, junio 2008

Lección 11: Lo que la Biblia enseña acerca del Día de Descanso

Filed under: domingo,Ley,Sabado — ptorresm @ 11:11 am

EL DIA DE DESCANSO DADO POR DIOS
1. ¿Cuál es el día de descanso según la ley de Dios? Exodo 20:8‑11
__________________________________________________
2. ¿Para beneficio de quién se dio el Sábado? Marcos 2:27
__________________________________________________

HISTORIA DEL SANTO SABADO
3. ¿Quién instituyó el Sábado y cuándo lo hizo? Génesis 2:1‑3
__________________________________________________
4.­ ¿Qué día respetó nuestro Señor Jesucristo? Lucas 4:16
__________________________________________________
5.­ ¿Qué dia guardaba la virgen María? Lucas 23:56
__________________________________________________
6.­ ¿Qué día respetaban los santos apóstoles? Hechos 17:2; 18:4
__________________________________________________
7. ¿Qué día se guardará en el cielo? Isaías 66:22‑23
__________________________________________________

¿QUE DEBO HACER?
1.‑ Tener cuidado para no profanar el Sábado Isaías 56:2
2.‑ Venerar el Sábado, hacienda la voluntad de Dios Isaías 58:13‑14
3.‑ Obedecer a Dios antes que a los hombres Hechos 5:29
4.‑ Amar a Dios de todo corazón Mateo 22:37

MI RESOLUCION
Creo que el Sábado es el Día del Señor. Prometo respetarlo fielmente

Firma:____________________________________________________
Acepto

Fecha:____________ Instructor:____________________Calificación:____________

ESTUDIO ADICIONAL • Lección 11

 Historia venerable del sábado. Fue dada en la creación (Génesis 2:1‑3). Abraham lo respetó (Génesis 26:5). Fue santificado par los hebreos antes de la promulgación escrita de la ley (Exe. 16: 21‑30). Promulgado en la santa ley (Exe. 20: 8‑11). Fue guardado por Jesús (Lucas 6: 5, 6; 4: 16; Marcos 1‑ 21 ) Respetado par la Virgen María (Lucas 23: 56) Guardado par los apóstoles (Hechos 13:14,44;17:2;18: 4) Se respetará en el cielo (Isaías 66:22‑23).

No hay derecho a efectuar cambios. Dios es inmutable (Malaquias 3:6). Jesús es inmutable (Hebreos 13: 8). Ni hombres ni instituciones tienen derecho a efectuar cambios en la ley de Dios (Mateo 5:18,19;15:6,9; Eclesiastés 3:14).

El cristiano debe seguir el ejemplo de Jesús. Jesús respetó los mandamientos y guardó el santo Sábado (Lucas 4:16). El verdadero cristiano sigue en todo el ejemplo de Jesús (1 Pedro 2: 21;1 Juan 2: 6, 3; Juan 14:15).

EL DIA DEL SEÑOR
El titulo de “Día del Señor” corresponde legítimamente al sábado (Apocalipsis 1:10; Mateo 12:8). El sábado es un recordatorio perpetuo del poder creador de Dios. A través de los siglos el Sábado ha ocupado el séptimo lugar en la semana. La Biblia lo identifica como séptimo día en varios textos (Exodo 16: 26;20: 8‑11; 35:2: Levítico 23:3; Ezequiel 46:1; Lucas 13:14) “Sábado” en el lenguaje hebreo significa descanso, y es el séptimo día de la semana,(Diccionario teológico)

EL DOMINGO NO ES DIA DE REPOSO
En el Nuevo Testamento aparece ocho veces la expresión “primer día de la semana” referida al domingo (Mateo 28:1; Marcos 16: 2,9; Lucas 24:1;Juan 20:1,19; Hechos 20: 7;1 Corintios 16:2). Todas las veces se le asigna el nombre “primer día de la semana”, sin atribuirle significación religiosa. En contraposición, 59 veces se refiere al sábado, usando la palabra SABBATON, que significa “reposo”. Podéis leer la Biblia desde Génesis hasta el Apocalipsis y no encontrareis una sola línea que autorice la santificación del domingo. Las Escrituras hablan de la observancia religiosa del Sábado, día que nosotros jamás santificamos,'(Cardenal Gibbons. La fe de nuestros padres, pág. 98, Nueva York, 1928).

¿COMO SE EFECTUO EL CAMBIO?
La Biblia predice atentados graves contra la Santa Ley de Dios (Daniel 7:25; 8:12). Asimismo, los apóstoles previenen a los cristianos sobre la apostasía y la introducción de herejías en el seno de la iglesia (Hechos 20:28,30; 2 Tes. 2: 3,4; Romanos 1:25).

El cambio no fue hecho por Cristo ni por los apóstoles, sino que sobrevino poco a poco en una iglesia que se había apartado de los principios eternos de la ley de Dios. Entraron en la iglesia miles de paganos que no estaban plenamente convertidos y que adoraban al sol, cuyo culto se hacía en el primer día de la semana. Durante un tiempo se guardaron los dos días, hasta que Constantino emitió su famoso decreto par el cual ordenaba que se santificara únicamente el domingo. Dice el decreto de Constantino: “Descansen todos los jueces, la plebe de las ciudades y los oficios de todas las artes, en el venerable día del Sol”. Neander, notable profesor de Historia Eclesiástica de Berlín, declara: “La fiesta del como todas las fiestas, no fue jamás sino una ordenanza humana: Los apóstoles no soñaron con erigir un mandamiento divino al respecto, como tampoco soñó la Iglesia apostólica primitiva con trasladar al domingo las prescripciones del Sábado”. Dios jamás podrá aprobar dichos cambios. Nuestro Señor Jesús reprochó severamente a quienes anteponen enseñanzas humanas a las divinas (Salmo 89:33, 34; Mateo 15:3, 9).

EL SELLO DE DIOS
Dios ha establecido pruebas de obediencia y lealtad para determinar quiénes son sus hijos fieles. En el Edén, era el árbol de la ciencia del bien y del mal. Ahora, el Señor tiene un SELLO, mediante el cual conoce a los que son suyos (2 Timoteo 2:19). Con dicho sello señalará o sellará a sus hijos (Apocalipsis 7: 2,3). Por eso, santificar el Sábado es señal entre Dios y sus hijos (Ezequiel 20:12,20).

——–

Estudio anterior: 10. Lo que la Biblia enseña acerca de la Santa Ley de Dios.

Siguiente lección: 12. Lo que la Biblia enseña acerca de cómo se debe guardar el sábado.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

10, junio 2008

Lección 10: Lo que la Biblia enseña acerca de la Santa Ley de Dios

Filed under: Ley — ptorresm @ 11:08 am

IMPORTANCIA DE LA SANTA LEY
1. ¿Quién y cómo escribió la santa ley? Exodo 31:18
__________________________________________________
2. ¿Qué revela la santa ley? 1 Juan 3:4
__________________________________________________
3. ¿A quién nos conduce la ley? Gálatas 3:24
__________________________________________________
4. Lea y comente los diez mandamientos Exodo 20:3-17
__________________________________________________

PERPETUIDAD DE LA SANTA LEY
5. ¿Cuál fue la actitud de Jesús hacia la Ley? Juan 15:10
__________________________________________________
6. Jesús, ¿realizó cambios en los Mandamientos? Mateo 5:17-18
__________________________________________________
7. ¿Puede alguien cambiar los santos mandamientos? Eclesiastés 3:14
__________________________________________________

¿QUE DEBO HACER?
1.- Amar a Dios y guardar su Ley Juan 14:15
2.- Guardar los mandamientos Salmo 119:44
3.- Respetar todos los mandamientos Santiago 2:10
4.- Amar a Dios de todo corazón Mateo 22:37

MI RESOLUCION
Acepto respetar la Santa Ley de Dios. Procuraré, con la ayuda de Dios,
respetar todos los mandamientos.

Firma:____________________________________________________
Acepto

Fecha:____________ Instructor:____________________Calificación:____________

ESTUDIO ADICIONAL • Lección 10

 La importancia de la ley.
Es la norma de la verdad (Isaías 8: 20). La ley es una copia del carácter de Dios; ambos son:
1.- Santos (1 Pedro 1:6, Romanos 7:12).
2.- Justos (Juan 17:25; Salmo 119:172).
3.- Perfectos (Mateo 5:48; Salmo 19:7,8).
4.- Eternos (Hebreos 13: 8; Salmo 111:7,8)

 Perpetuidad de la Ley de Dios
Dios es eterno (Malaquías 3:6), su ley también es eterna (Salmo 119:152). Cristo no cambió la ley, sino que la confirmó (Mateo 5:17,18; Isaías 42:21). La madre de Jesús y los discípulos también respetaron la santa ley (Lucas 23:56; Romanos 7:22; 2 Pedro 2:21; Santiago 1:25; 1 Juan 2:3,7).

 El cristiano debe guardar la Santa Ley.
La ley es de gran utilidad para la vida del cristiano (Romanos 2:18; Salmo 119:104,165). La demostración verdadera del amor a Dios es guardar sus mandamientos (Juan 14:15, 21; 15:10). Los redimidos guardarán la Santa Ley (Romanos 2:13; Apocalipsis 14:12; 1 Juan 2:3-6). Dios es quien nos ayuda a respetar la santa ley (Hebreos 10:16; Juan 15:5; Romanos 8:3,4).

BENDICIONES QUE RECIBIMOS AL GUARDAR LA LEY DE DIOS
El universo, creación de Dios, está regido por leyes naturales. Todo el ordenamiento moral, social, comercial e internacional se rige por leyes. Asimismo, Dios instituyó leyes morales y espirituales. Las mismas son como las sabias disposiciones de un padre para la recta formación de sus hijos.

Es clara la enseñanza bíblica acerca de la necesidad de respetar los santos mandamientos. “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre” (Mateo 7:21). Siendo que Dios traerá toda obra a juicio, todos debemos guardar los Mandamientos (Eclesiastés 12:13). Se prometen bendiciones a los que guardan la ley; tendrán paz (Isaías 48:18; Salmo 119:165); Jehová los exaltará (Deuteronomio 28:1).

LA LEY Y LA GRACIA
Nadie se salva por guardar la ley, sino por, la gracia redentora de Jesús (Gálatas 2:16). Sin embargo, la ley tiene una parte notoria y necesaria en la salvación: nos indica lo que es pecado (1 Juan 3:4). Como un espejo, nos muestra nuestra desesperada condición (Santiago 1:23-25). Luego nos lleva a Cristo, quien nos salva (Romanos 10:4; Gálatas 3:24). Salvados, con la ayuda de Dios, respetaremos la santa ley, pues la gracia no invalida la ley de Dios (Romanos 3:31).

LA LEY DE DIOS NO HA SIDO ABOLIDA
Jesús enseñó con claridad que la santa ley de Dios no cambia (Mateo 5:17,18). Por lo tanto, para no confundirse, conviene diferenciar entre la ley moral de Dios que es eterna y las leyes ceremoniales que representaban a Cristo y su sacrificio, y que, por lo tanto, terminaron con su muerte en la cruz (Colos. 2:14; Efesios 2:15). Existe una clara diferencia entre la ley moral y la ley Ceremonial:

LEY MORAL

1.-Es espiritual (Rom. 7:14)
2. Ley real (Santiago 2:8)
3. Dada por Dios (Deut. 4:12)
4. Escrita en piedra (Exe. 31:18)
5. Es inmutable (Salmo 111:7~8)
6. No fue abolida (Rom. 3:31 )

LEY CEREMONIAL

1.- Es Carnal (Heb. 7:16)
2. Ley ritual (Colas. 2:14)
3. Dada par Moisés (Lev. 1:1-3)
4. Escrita en libro (Deut. 31:24)
5. Es temporal (Heb. 10:1)
6. Fue abolida (Colas 2:14)

LOS SANTOS MANDAMIENTOS
Los Diez Mandamientos se encuentran registrados en Exodo 20:3-17. Nadie tiene derecho a cambiar estos mandamientos; tampoco nadie debe agregar o quitar algo (Eclesiastés 3:14; Apocalipsis 22:18,19). Jesús nunca autorizó a nadie a hacer cambio alguno; al contrario, reprochó enérgicamente a quienes procuraban cambiar la ley por la tradición humana (Mateo 15:3,6,9).

——–

Estudio anterior: 9. Lo que la Biblia enseña acerca del Juicio.

Siguiente lección: 11. Lo que la Biblia enseña acerca del Día de Descanso.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

2, enero 2008

4.7 PROFUNDIZANDO MÁS: LA LEY Y LA GRACIA.

Filed under: Gracia,Ley — ptorresm @ 7:00 pm


Lectura bíblica:
Éxodo 19:10-24; 20:1-21; Romanos 13:8-10.

¡Leyes de tráfico, leyes de impuestos, leyes para esto, leyes para lo otro! Cualquier cosa que se le ocurra, tendrá una ley. Y alcanzando más allá de todas esas regulaciones y leyes, está la Constitución misma.

En la Biblia se encuentran las leyes del gobierno de Dios. Algunas fueron temporales, como podría ser un “Reduzca su velocidad” en una vía pública en obras. Una ley que está por encima de todas las demás, fue expresada en los “no harás…” que incluso un hombre pecador puede entender. Vamos a estudiar esa ley en esta lección.

1. Las clases de leyes.

En la Biblia se hallan descritas cuatro leyes específicas, normalmente bajo el término de “ley” o de “estatutos”. En los tiempos del Antiguo Testamento no era necesaria una distinción entre ambas, ya que estaban todas vigentes. En los tiempos de Cristo, las leyes romanas habían reemplazado ampliamente los estatutos civiles judíos, y después de la muerte de Cristo, las leyes sobre sacrificios, se volvieron obsoletas. Así que es muy importante para nosotros el saber a qué ley se refiere el pasaje bíblico que se está leyendo. A menudo, eso es obvio, pero otras veces se necesita un estudio cuidadoso de todo el contexto, especialmente en los escritos de Pablo.

La Ley moral o los Diez Mandamientos. (Éxodo 20:1-17).

1. ¿Quién escribió los Diez Mandamientos? Deuteronomio 10:1-5.
__________________________________________
¿Sobre qué fueron escritas?
__________________________________________
¿Dónde las puso Moisés?
__________________________________________

Las Leyes Ceremoniales o de Culto (formadas por la mayoría de los libros de Éxodo y Levítico).

2. ¿Quién escribió las leyes que fueron guardadas al lado del arca? Deuteronomio 31:24-26.
__________________________________________

3. ¿Por qué tres nombres se conocían esas leyes comúnmente?
Deuteronomio 31:26
___________________________________________
Malaquías 4:4
___________________________________________

4. ¿Cuánto debían durar? Efesios 2:15
__________________________________________
__________________________________________

Las leyes ceremoniales se pueden comparar a los puntales de un edificio, que deben ser quitados una vez cumplido su propósito. Cuando la muerte del Cordero de Dios (Jesús) tuvo lugar, las leyes ceremoniales sobre sacrificios, quedaron sin utilidad, pues señalaban al sacrificio de Jesús, y ahora no había nada que señalar. Fueron sustituidas por ordenanzas y ceremonias que Jesús mismo instituyó (el bautismo, la Santa Cena).

Las Leyes Civiles (repartidas en los libros de Éxodo y Levítico).

Esas leyes fueron instituidas cuando Israel se convirtió en nación, y abarcaban sanidad o salud, crimen, procedimientos judiciales, etcétera. Dejaron de existir cuando los judíos dejaron de ser una nación. Un ejemplo de estatuto civil se encuentra en Éxodo 21:33, 34.

Las Leyes de Salud, (encontradas a lo largo de la Biblia).

¿Quién mejor que el que nos creó, sabe cómo mantener el cuerpo humano en condiciones óptimas? La primera instrucción acerca de salud, no es sorprendente que date desde el Edén mismo.

5. ¿Cuáles fueron las primeras leyes de salud? Génesis 1:29; 2:15, 16.
En cuanto a comida:
__________________________________________
__________________________________________
En cuanto a ejercicio:
__________________________________________
__________________________________________

Después de que el hombre pecase, no le fue permitido comer del fruto del árbol de la vida, eso provocó una necesidad en el cambio de la dieta, e incluyó vegetales adicionales en ella (Génesis 3:18). Los principios de una vida saludable se encuentran en la Biblia, si se siguen, se mantendrá una salud óptima, incluso en la sociedad degenerada de hoy.

2. La Constitución del Universo.

El que mucha gente esté confusa acerca de los Diez Mandamientos, es evidente en preguntas como: “¿No eran sólo para los tiempos del Antiguo Testamento? ¿No los abolió Jesús en la cruz? ¿No estamos libres de la Ley ahora?” Las respuestas están en Su Palabra.

La Ley desde Adán hasta Moisés.

Sabemos que los Diez Mandamientos no fueron escritos antes del Sinaí, pero hay muchas evidencias de que los que vivieron en aquel período conocían la Ley de Dios. No cabe duda de que fue pasada de generación en generación de forma oral. Las habilidades mentales de los primeros humanos eran muy superiores a las de hoy, junto con su longevidad, hizo muy fácil el pasar la ley de Dios a sucesivas generaciones, incluso por la misma persona.

1. ¿Qué es imposible sin la Ley? Romanos 4:15
__________________________________________
__________________________________________

Si el pecado existió antes del Sinaí, la Ley por lo tanto tenía que existir. Antes de que Caín asesinara a su hermano, Dios le dijo: “Si no hicieres el bien, el pecado está a la puerta” (Génesis 4:7). Se hizo constancia de cada mandamiento transgredido antes del Sinaí.

2. ¿Qué dijo Dios de Abraham? Génesis 26:5
__________________________________________
__________________________________________

La Ley del Sinaí a Cristo.

El hecho de que los Diez Mandamientos estaban en vigencia desde el Sinaí hasta Cristo, nadie lo discute. David escribió el hermoso Salmo 119 como una canción de alabanza a Dios por su Ley. “¡Cuánto amo tu ley!,” exclamó en el versículo 97. Isaías señaló la Ley como prueba básica donde comparar toda enseñanza religiosa. “¡A la Ley y al Testimonio!”, aconsejó, “si no hablasen conforme a esto, es porque no les ha amanecido” (Isaías 8:20). Salomón sabía que era imposible complacer a Dios mientras se descuidaba su Ley. “El que aparta su oído para no oír la Ley, su oración también es abominable” (Proverbios 28:9).

La Ley en los tiempos de Cristo y de los Apóstoles.

3. ¿Cuál fue la actitud de Cristo hacia los 10 mandamientos?
Juan 15:10
__________________________________________
__________________________________________
Juan 14:15
__________________________________________
__________________________________________
Mateo 5:17
__________________________________________
__________________________________________

Algunos proclaman que la Ley ha sido abolida, pues Cristo la “cumplió”. Entonces Jesús tendría que cambiar sus palabras y decir que no vino a destruir la Ley, sino a abolirla o a quitarla de en medio. Para aprender lo que la palabra “cumplir” significa, vamos a ver cómo se usa en otros lugares. En Mateo 3:15 Jesús pidió a Juan el Bautista que lo bautizase, “para que se cumpla (dar ejemplo de) toda justicia”. Este pensamiento está de acuerdo con las palabras de Jesús sobre la Ley, “no he venido a abrogar la ley, sino a dar un ejemplo de cómo cumplirla”.

4. ¿Cuál era la valoración de Pablo de la Ley? Romanos 7:12
__________________________________________
__________________________________________

5. ¿Qué dijo Santiago de la ley? Santiago 2:10-12
__________________________________________
__________________________________________

6. ¿Cómo llama Juan a los profesos cristianos que no guardan la Ley? 1ª Juan 2:4 __________________________________________
__________________________________________

La Ley hoy día.

7. ¿Cómo describe Juan al pueblo de Dios en los últimos días? Apocalipsis 12:17; 14:12
__________________________________________
__________________________________________

Nada se enseña de modo más claro en las Escrituras, que la solemne verdad que Dios tendrá un pueblo en la tierra, justo antes de la segunda venida de Cristo, el cual sostendrá y cumplirá Su Santa Ley. A pesar de la persecución, permanecerán en pie en defensa de la verdad.

3. El propósito de los 10 mandamientos.

1. ¿A quiénes viene la felicidad? Proverbios 29:18
__________________________________________
__________________________________________

2. ¿Por qué es el trasgresor de la Ley una persona infeliz? Proverbios 5:22
__________________________________________
__________________________________________

La desobediencia de la Ley de Dios nos separa de Él (Isaías 59:2), y sólo en su presencia hay gozo. Por lo tanto el trasgresor de la Ley es una persona sin felicidad. Jesús dijo: “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10). El hombre moderno busca una vida más abundante en una semana de trabajo más corta, y en poseer más “cosas”. Aparentemente está buscando en la dirección equivocada.

3. ¿Qué dijo Jesús que deberíamos hacer si queremos entrar en la vida? Mateo 19:17
__________________________________________
__________________________________________

4. ¿Cómo llama Pablo a la Ley? Romanos 7:12
__________________________________________
__________________________________________

El que quebranta la ley es el que se encuentra tarde o temprano entre rejas, privado de su libertad, no la persona que guarda la Ley.

5. ¿Qué cumple la Ley? Romanos 13:8-10
__________________________________________
__________________________________________

6. ¿Cómo resumió Jesús los 10 mandamientos? Mateo 22:36-40

– Guardando los 4 primeros mandamientos, mostramos que amamos a _______


– Guardando los 6 últimos, mostramos que amamos a ______________________

Algunas personas piensan que esos “dos mandamientos” sustituyen a los 10. El hecho es que Jesús estaba mencionando el pasaje del Antiguo Testamento conocido por todo judío, Deuteronomio 6:4,5 y Levítico 19:18, y aún así recalcó en el versículo 40: “De estos dos grandes mandamientos dependen toda la Ley y los profetas”.

7. ¿Cómo podemos habitar en el amor de Cristo? Juan 15:10
__________________________________________
__________________________________________

8. ¿A qué se compara la Ley? Santiago 1:23-25
__________________________________________
__________________________________________

A pesar de que un espejo me mostrará que tengo una mancha en la cara, no la podrá quitar. Requiere agua y jabón. La Ley de Dios, al igual que a un espejo, revela el pecado, pero sólo la sangre de Jesús puede limpiarla (Romanos 7:7).

4. La relación entre la Ley y la Gracia.

¿Nos libera la Gracia de tener que guardar los Mandamientos? “No estamos bajo la Ley, sino bajo la Gracia” dicen muchos citando Romanos 6:14. Ya hemos aprendido que Pablo consideraba la Ley como santa, justa y buena (Romanos 7:12). También afirmó que se deleitaba en la Ley de Dios, según el hombre interior (versículo 22). ¿Se contradice Pablo a sí mismo? Quizás se anticipó al problema, porque inmediatamente después hace esta pregunta, y la responde él mismo.

1. ¿Nos permite pecar la gracia? Romanos 6:15
__________________________________________
__________________________________________

2. El tener fe en la obra redentora de Jesús, ¿anula la ley? Romanos 3:31
__________________________________________
Entonces, ¿qué es lo que hace?
__________________________________________
__________________________________________

¿Pudo usar Pablo un lenguaje más enérgico? Sólo somos liberados de la consecuencia de la transgresión de la ley (Gálatas 3:13), no de tener que observarla.

¿Qué tal sobre el Calvario? ¿Nos demostró que desde entonces se está a salvo cuando uno juega con el pecado? ¿O por el contrario demuestra la naturaleza mortal del pecado que al mismo Hijo de Dios le costó la vida? El Calvario permanece como prueba irrefutable ante todo el universo de cómo se siente Dios acerca de su Ley. Eso mismo demuestra que ni si quiera Dios mismo pudo cambiar la Ley para salvar la vida de su propio Hijo, ¿y ahora se va a dar la vuelta para decirnos que no tenemos que guardar la Ley más? Eso es inconcebible. Si eso fuese cierto, Jesús nunca hubiese tenido que morir, y el Calvario sería un drama sin sentido.

3. ¿Cuál es el secreto para todas las enseñanzas de Pablo acerca de Gracia y Ley? Hebreos 8:10
__________________________________________
__________________________________________

No se trata Ley contra Gracia, sino Ley y Gracia. Ambas son vitales para el Plan de la Salvación. Jesús dijo: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15). Dese cuenta que “amáis” viene antes que “guardad”. Solamente la obediencia en respuesta al amor es la aceptable para Dios. Incluso así jamás seríamos salvos. La vida eterna es, y siempre será, un don de Dios a través de Cristojesús.

Puede haber alguna buena razón para saltarse algunas de las reglas humanas, pero ninguna para desobedecer la Ley de Dios. Nadie ha encontrado una mejor jamás. La vida y ministerio de Jesús fueron una demostración de la Ley en acción, y está deseando escribir su Ley en nuestros corazones. Entonces, nosotros podremos decir también: “Me deleito en tu voluntad, oh mi Dios; sí, tu Ley está en mi corazón”.

Una historia interesante.

Se cuenta la historia de un mensajero que llevó a una princesa un regalo de amor de su prometido. La princesa tomó el extraño objeto, lo examinó brevemente y lo tiró al suelo. “¡Un huevo de hierro! ¿Qué bien hay en un huevo de hierro?”

El mensajero, tomándolo del suelo, le rogó que no rechazara el presente.

Repentinamente, ella tocó un resorte y la cáscara de hierro se rompió y cayó al suelo, dejando visible otro huevo más pequeño de bronce bruñido. A su vez, éste tenía otro resorte que dejó ver otro huevo de plata. Abierto éste también, dejó ver otro de oro. Finalmente, admirando el huevo, encontró que dentro estaba escondido un hermoso diamante.

La Biblia es así. Mucha gente, apenas mirándola, la dejan de lado como algo irrelevante, un mero libro, un libro viejo. Pero si la abrimos cuidadosamente, descubriremos muchas promesas y preciosas verdades. Entre ellas está la Ley de Dios, reflejando su carácter justo, y dentro de la Ley, encontramos la esencia de ella misma –el amor a Dios y al prójimo. Dentro de esa funda de oro, está el mayor tesoro de todos, el Amor de Dios expresado en una persona, Jesucristo.

————–

Estudio anterior: 4.7 La Ley y la Gracia.

Siguiente estudio: 5.1 Estado inconsciente de los muertos.

Volver al índice.

————

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

30, diciembre 2007

4.7 LA LEY Y LA GRACIA

Filed under: Gracia,Ley — ptorresm @ 9:33 pm


INTRODUCCIÓN.

Siendo que el creyente no se encuentra ya bajo la ley, sino bajo la gracia, ¿estará libre de guardar los mandamientos de Dios? ¿Será la fe un sustituto de la obediencia a la Santa Ley de Dios? ¿Habrá una oposición entre la ley y la gracia?

1. Propósito de la Ley.

1. ¿Cuál es la naturaleza de la Ley de Dios?
Romanos 7:12
“De manera que la ley a la verdad es ________, y el mandamiento _______, ______ y _______”.

Salmo 19:7
“La ley de Jehová es ______________, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es ______, que hace sabio al sencillo.”

2. ¿A qué es comparada la ley? Santiago 1:23 – 25
“Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un _________ su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace”.

3. ¿Qué descubre el hombre al “mirarse” en el espejo de la ley?
Romanos 3:20
“ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el _____________ del ________”.

Romanos 4:15
“Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay ________________”.

Romanos 5:13
“Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de ________”.

Romanos 7:6 – 8
“Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra. ¿Qué diremos, pues? ¿La ley es pecado? En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la _______; porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera: No codiciarás. Mas el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, produjo en mí toda codicia; porque sin la ley el pecado está muerto”.

1 Juan 3:4

“Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley”.

4. Al reconocerse pecador, ¿cómo se siente el hombre? Romanos 3:19.
“Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el _________ de _______”.

5. ¿Cuál es la pena final del pecado?
Romanos 6:23
“Porque la paga del pecado es ____________, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”.

Romanos 5:12
“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la _________, así la _________ pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron”

Romanos 3:23
“por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la _________ de Dios”.

6. Sin solución humana para el pecado, ¿a quién somos conducidos por la Ley? Gálatas 3:24.
“De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe”.

Nota: La Ley sólo nos muestra nuestros fallos, y de este modo sentimos la necesidad de acudir a Cristo en busca de perdón y transformación. Por ello, el “fin” de la ley, su objetivo, es llevarnos a Cristo.

2. La gracia de Cristo.

1. Cuando el pecado abundó, ¿qué sobreabundó? Romanos 5:20.
“Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la ____________”.

2. ¿Cómo se manifestó la Gracia de Cristo?
Romanos 5:8 – 10
“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo ________ por ___________. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos ___________________ con Dios por la _________ de su ________, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida”

Romanos 3:24 – 26
“siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús”.

3. ¿Cuál es el resultado final de la gracia de Cristo? Romanos 6:23
“Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es ________ eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”.

4. Entonces, ¿cómo somos salvos? Efesios 2:8, 9
“Porque por ________ sois salvos por medio de la ____; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”.

5. Habiendo recibido por fe la gracia de Cristo, ¿cuál es la experiencia del creyente? Romanos 5:1.
“Sed, pues, ____________ de Dios como hijos amados”

3. No bajo la ley, sino bajo la gracia.

1. ¿Cuál es ahora la situación del creyente? Romanos 6:14
“Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ____, sino bajo la ______”.

2. ¿En qué sentido se puede decir que no estamos bajo la ley? Romanos 8:1 – 3
“Ahora, pues, ninguna ________________ hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne”.

Nota: Ya no estamos condenados por la ley, nuestras infracciones han sido borradas.

3. ¿Habrá condenación par el creyente que está en Cristo? Romanos 8:33, 34
“¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros”.

4. La Gracia establece la necesidad de guardar la Ley.

1. Siendo el pecado la transgresión de la ley, ¿podemos continuar transgrediéndola después de haber recibido la gracia de Cristo? Romanos 6:15
“¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera“.

Nota: Algunos indican que no hay que guardar más la ley, como hemos visto en estudios anteriores. Pero Pablo define el pecado como “Transgresión de la Ley”, luego no debemos transgredir de nuevo la Ley para no volver a pecar.

2. ¿Qué sucede entonces con la ley? Romanos 3:31
“¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley”.

5. La gracia conduce a la observancia de la ley.

1. ¿Qué hace el que conoce a Cristo? 1 Juan 2:3, 4
“Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus ______________. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus ______________, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él”.

2. ¿Cómo prueba este amor? 1 Juan 5:3
“Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus ____________; y sus mandamientos no son gravosos”

3. ¿Dónde pasa a estar la ley de Dios? Hebreos 10:16
“Este es el pacto que haré con ellos. Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus ______________, y en sus ____________ las escribiré”.

4. ¿Cómo viviremos después de recibir la gracia? Tito 2:11 – 14
“Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras”.

Que Dios nos ayude a entender este delicado equilibrio entre el Amor de Dios (su Gracia) y la Justicia de Dios (la Ley).

————–

Estudio anterior: 4.6 El día del sol.

Profundizando más: La Ley y la Gracia.

Siguiente estudio: 5.1 Estado inconsciente de los muertos.

Volver al índice.

————

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

27, diciembre 2007

4.6 PROFUNDIZANDO MÁS: EL DÍA DEL SOL

Filed under: domingo,Ley,Sabado — ptorresm @ 2:10 pm


Déjeme contarle de un joven consagrado, cuya experiencia se está repitiendo en las vidas de muchos jóvenes. Como sus compañeros de clase, este joven memorizó los diez mandamientos en la escuela dominical. Un día miró al calendario, y vio que el séptimo día era Sábado, ¡y el primer día de la semana es domingo! Entonces recordó que el cuarto mandamiento dice: “El séptimo día es el Sábado del Señor tu Dios” (Éxodo 20:10). Así que, si el Sábado es el séptimo día de la semana es obvio que se trata del día de reposo del cuarto mandamiento, razonó el muchacho. Le preguntó a su madre sobre el tema. No le pudo responder. Simplemente no lo había pensado nunca. Después le preguntó a su profesor de escuela dominical, quien dijo, “oh, el día de reposo fue cambiado al primer día de la semana”. Le pareció extraño que el profesor hubiese hecho memorizar a sus alumnos el mandamiento del séptimo día, si eso era cierto. Así que el joven quiso saber dónde encontrar mandamiento bíblico para tal cambio. El profesor estaba seguro de que estaba en la Biblia, pero dijo que lo tenía que buscar.

Algunas semanas mas tarde su profesor todavía no había sido capaz de encontrar dicho texto, así que el joven visitó al diácono. El diácono le dijo: “Oh, el calendario ha sido cambiado. Hace mucho tiempo que se perdió la cuenta del tiempo, así que no podemos decir cual es el séptimo día. El séptimo día es reposo, eso es cierto, pero no sabemos exactamente cual es el séptimo día”. Esto era muy confuso.

En la desesperación, el joven fue a visitar al pastor. Aquí seguramente él podría conseguir la respuesta, pensó el joven. Y el pastor muy amablemente dijo: “No te preocupes hijo, porque un día es tan bueno como otro. Todos los días son santos”.

“¿Ha sido cambiado el Sábado, en el calendario? Preguntó el muchacho queriendo llegar más lejos.

“Oh, no”, replicó el pastor. “Los ajustes hechos al calendario no tienen nada que ver con el ciclo semanal. Sólo son personas mal informadas las que dicen eso. El Sábado es el séptimo día y el domingo es el primer día de la semana. No hay duda de eso”.

El joven se fue. Su madre no le pudo ayudar, ni el profesor, ni el diácono, ni el pastor tampoco pudieron. Si no que todos le dieron explicaciones contradictorias. Entonces decidió buscar la respuesta por sí mismo. Después de todo, si el cuarto mandamiento ha sido cambiado, entonces tiene que haber una constancia de tal cambio que sea tan clara como el mandamiento original, razonó el muchacho. Así que buscó a Dios para pedirle que le guiara y con una concordancia leyó todo lo que la Biblia tenía que decir sobre el Sábado, sobre el domingo o sobre cualquier cambio permitido. Pronto llegó a su propia conclusión. Llegó a ser un predicador que anunciaba “los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús” (Apocalipsis 12:17). Él vivió para ver que este mensaje que él había aceptado del testimonio de las Escrituras, llegó a ser propagado en 800 lenguajes y dialectos del mundo.

Sí, ha habido un cambio, y en esta lección usted descubrirá cuándo, cómo, por qué, y que viene desde antiguo, y el mundo está silenciado sobre tal cambio. Que Dios le bendiga mientras estudia este tema.

Lectura bíblica: 2ª Tesalonicenses 2

Si usted hubiese vivido en la Edad Media y hubiese preguntado a alguien qué era una araña, le habrían respondido que era “un pequeño animal que tiene seis patas”. ¿Por qué? Porque Aristóteles, el gran intelectual, lo dijo. De generación en generación, su afirmación fue aceptada como la última autoridad en toda materia. Las arañas tenían seis patas porque Aristóteles lo dijo. Entonces sobre el 1400 d.C., casi 1700 años después de su muerte, alguien echó un vistazo a la pequeñita araña y se dio cuenta de que tenía ocho patas y no seis. ¡Si solamente alguien lo hubiese comprobado antes! ¡Si embargo todo el mundo aceptó lo que los demás creían!

Cuando estudiamos sobre el día santo de Dios, lo importante no es que está sucediendo ahora, o que creen los demás, si no lo que dice Dios. Durante 1700 años el mundo estuvo engañado sobre las arañas, porque nadie se puso a investigar. ¿Y qué hay acerca del día de adoración a Dios? ¿Pueden haber sido engañados una multitud tan grande durante tanto tiempo, porque ellos tampoco se preocuparon en comprobar el asunto? Volvemos a la pregunta, ¿qué sucedió? ¿Cómo fue cambiado el día de reposo del Sábado al domingo?

1. ¿Cambió Dios el día de Reposo?

1. ¿Cuál es una de las características de Dios?
Malaquías 3:6
__________________________________________
__________________________________________
Santiago 1:17
__________________________________________
__________________________________________

2. ¿Qué promesa ha hecho Dios acerca de su pacto? Salmo 89:34 __________________________________________
__________________________________________

3. ¿Qué incluye el pacto de Dios? Deuteronomio 4:13
__________________________________________
__________________________________________

4. ¿Cuánto perduran los hechos de Dios? Eclesiastés 3:14
__________________________________________
__________________________________________

5. ¿Cuán duradera es su bendición? 1ªCrónicas 17: 27
__________________________________________
__________________________________________

6. ¿Cambió Jesús alguno de los diez mandamientos? Mateo 5:17-19
__________________________________________
__________________________________________

Isaías profetizó de Cristo lo siguiente: “Se complació por amor de su justicia en magnificar la ley y engrandecerla” (Isaías 42:21). Jesús dijo: “He guardado los mandamientos de mi Padre” (Juan 15:10).

Dios no pudo cambiar el día de reposo, porque Él mismo no cambia. Cristo cumplió todos los mandamientos y nos dio un ejemplo de guardarlos. No hay ningún registro que indique que los discípulos cambiaron en los años que siguieron a la ascensión de Cristo.

Hace muchos años un joven zar ruso, mientras caminaba por los jardines reales, advirtió un guarda de palacio estaba vigilando en un campo cercano. Le preguntó al joven qué es lo que estaba guardando. El soldado no lo sabía. La curiosidad del zar se despertó y fue a comprobar los programas. Con seguridad ahí había una orden para poner un soldado en ese lugar. Años atrás, Catrina la grande abrió las puertas de su precioso jardín de rosas al público, pero temerosa de que alguien pudiese dañar sus apreciadas rosas puso un guarda para vigilarlas. Hacía mucho tiempo que ya no había rosas, pero la orden nunca fue anulada. Un guarda tenía que continuar protegiendo la zona, la que ahora no era más que un montón de hierbas. ¿Será posible que estemos guardando algunas cosas que no sean sagradas después de todo?

2. Los primeros padres y el día de Reposo.

La pureza de la iglesia fue mantenida tanto tiempo como los apóstoles estuvieron vivos. Pedro, Juan y Pablo trabajaron incansablemente para mantener apartados de la joven iglesia el error y la tradición.

1. ¿Qué advirtió Pablo que le hizo advertir a la iglesia sobre el peligro? 2ª Tesalonicenses 2:3, 4
__________________________________________
__________________________________________

Después de que la constante influencia de los apóstoles hubiese sido silenciada por su muerte, la segunda generación de cristianos, un poco más allá del tiempo de Cristo, era más susceptible a los peligros de la popularidad y compromisos. El temor a la persecución y una inclinación a fraternizar con sus vecinos paganos, contribuyó sin duda a una tendencia a apostatar. La primera vez que se menciona a los cristianos observando el domingo aparece en la epístola de Bernabé y en la “Primera Apología” de Justino Mártir, escrito sobre el 150 d.C.
Dos cosas contribuyeron en este compromiso con el Sábado. Primero, el domingo era el día honrado por los paganos, y en algunos lugares, los cristianos, además de guardar el Sábado, también conmemoraban la resurrección con un breve servicio el domingo muy de mañana. Segundo, la revuelta judía liderada por Bar Cokbah (132-135 d.C.) trajo a los judíos (y todo lo que tenga que ver con ellos) a una situación muy desfavorable con los romanos. Aunque los cristianos no formaron parte de esta rebelión, a menudo eran capturados en las persecuciones resultantes, ya que los romanos los veían como una secta judía. Naturalmente, los cristianos fueron a grandes distancias para disociarse de cualquier “judío”. Surgió una tendencia a minimizar las obligaciones del Sábado, que a fin de cuentas, ¡era el lazo más fuerte que los unía con los judíos!

Esto era más evidente en las comunidades cristianas en Roma y en Alejandría, donde ambos días eran observados, lado a lado (Sábado como reposo, y domingo como fiesta) por cerca de dos siglos. Al principio, el domingo era secundario, pero mientras las prácticas paganas se iban infiltrando en la iglesia, el domingo iba recibiendo más y más importancia, y el Sábado, cada vez menos. En todas partes, el Sábado se guardaba con diferentes grados de fidelidad por más de mil años después de Cristo. En África del norte, en partes de las islas británicas y en los Alpes, el séptimo día de reposo fue guardado hasta casi el tiempo de la Reforma.

Cuando Constantino ascendió al trono imperial, el terreno estaba listo para una legislación dominical. Impaciente por unir esta división, pronto declaró (321 d.C.) que todo se cerrase el primer día de la semana –“el venerable día del Sol”. Más tarde, en ese mismo siglo, la iglesia puso su sello de aprobación sobre el domingo como día de adoración: “Los cristianos no tienen que judaizar ni estar ociosos el Sábado, sino que deben de trabajar ese día; pero el día del Señor* (domingo) lo deben de honrar especialmente” (Canon 29 del Concilio de Laodicea). Este acto oficial de la Iglesia, completó la transición del día de adoración del Sábado al domingo. De ahí en adelante los emperadores vendrían y se irían, los estatutos civiles cambiarían al capricho de cada conquistador, pero la observancia del domingo llegaría a afirmarse más.

————
* Nota: Algunos han enseñado que la referencia de Juan a la visión que tuvo en el día del Señor (en Apocalipsis 1:10), muestra que la observancia de domingo ya era algo común en su tiempo, pero los registros históricos no lo muestran así. La primera mención auténtica al domingo como el “día del Señor” no aparece hasta la última parte del siglo segundo.
————-

3. La Reforma y el Sábado.

Por el tiempo de Martín Lutero y de la Reforma, la tradición había sido elevada a una posición igual y a menudo por encima de la Biblia. Así que cuando Lutero dijo: “La Biblia y sólo la Biblia es nuestra regla de fe y de práctica”, tiró una auténtica bomba en el pensamiento de su tiempo. (Por la palabra “tradición” se incluyen todos los decretos, acciones, reglas, e interpretaciones acumuladas por la Iglesia, y sus pronunciamientos tanto en teología como en valores morales).

Entonces vino el Concilio de Trento (1545-1563), quizás el Concilio más importante en la historia de la Iglesia. La cuestión que se afrontó fue la autoridad. ¿Pudo ser victoriosamente defendida la tradición frente a la afirmación reformadora de la Biblia y sólo la Biblia? Aquí vemos cómo el Dr. H. J. Holtzmann, lo ha resumido en Canon y Tradición, pág. 263:

Finalmente… en el 18 de Enero de 1562, toda duda fue puesta a parte: el Arzobispo de Reggio pronunció un discurso en el cual declaró abiertamente que la tradición permanece por encima de la Escritura. La autoridad de la Iglesia no puede por lo tanto estar unida a la autoridad de las Escrituras, porque la Iglesia ha cambiado…el día del reposo al domingo, no por mandato de Cristo sino por su propia autoridad.

¿Qué fue lo que transfirió el día de Reposo? ¡La autoridad de la tradición! Sobre ella la Iglesia cambió uno de los preceptos de la Ley de Dios.

¿Estamos descubriendo que le sucedió al día de Reposo? Evidentemente. Lea este fragmento de la Confesión de Augsburgo, escrita en 1530:

Ellos (los católicos) alegan el cambio del día de Reposo al día del Señor, contrariamente al… Decálogo; … Ellos deben de considerar muy elevado el poder de la Iglesia, porque ha dispensado un precepto del Decálogo”.
(De Philip Schaff, the Creeds of Christendom, vol. 3, p.64, mencionado en Un día para recordar p. 61, por George E. Vandemann).

Seguramente fue así, y quizás mucho más, por lo que el apóstol Pablo se refería cuando predijo un apartamiento de las doctrinas simples y puras de Jesús.

1. ¿Qué es lo que haría el hombre de pecado? 2ª Tesalonicenses 2:4
“El cual se opone y se _________________ contra todo lo que se llama Dios, o que es objeto de culto; tanto que se ___________ en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por ____________”.

2. ¿Qué dijo Daniel acerca de esta gran apostasía? Daniel 7:25
“Y hablará cosas ___________ el Altísimo; y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los _____________ y la ____________.”

Las leyes de los hombres están siendo cambiadas constantemente. Daniel sólo pudo estar hablando de un intento de entrometerse con la Ley de Dios y con su tiempo sagrado, el Sábado.

Uno se estremece al ver cómo la tradición ha trepado en la iglesia. ¿Es acaso asombroso el que millones de personas jamás se hayan preguntado nada acerca del día de reposo? ¡La terrible verdad es que el Sábado del Señor Jesús fue sacrificado a los dioses de la popularidad y del compromiso! ¡Y hemos sido pillados dormidos, guardando involuntariamente un día que de sagrado no tiene nada!

Alguno preguntará, ¿no saben esto nuestros grandes directivos religiosos? ¿Por qué no se hace algo al respecto? La primera pregunta la consideraremos en la siguiente sección; la segunda sigue siendo un misterio. ¿Podría ser que el espíritu de la reforma ha crecido tan indistinto que los grandes cuerpos de protestantes tengan que volverse a la tradición que rechazaron para encontrar una autoridad de por qué adoran en domingo? Así es la vergüenza del compromiso.

4. Admisiones sinceras.

Aquí hay unos cuantos registros de teólogos, de los muchos que se pueden encontrar, la mayoría de ellos son contemporáneos.

Católico:

– “Puede leer la Biblia de Génesis a Apocalipsis, y no encontrará una sola línea que autorice la santificación del domingo” (La Fe de Nuestros Padres, Por James Cardinal Gibbons, p.111).

– “La Biblia… nos cuenta cómo Dios ordenó que se guardase el séptimo día como monumento de la creación. Nos cuenta cómo el mandamiento fue repetido en el Sinaí. Nos narra cómo el mismo Hijo de Dios guardó el Sábado. En ningún lugar dice que los cristianos deberían guardar un día diferente al de los judíos, su pueblo escogido” (The Catholic Bulletin, 7 de Febrero de 1954).

– “No hay un sitio en el Nuevo Testamento donde se registre distinguidamente que Cristo cambió el día de adoración del Sábado al domingo. Aún así, todos los protestantes, excepto los Adventistas del Séptimo Día, observan el domingo… Los protestantes siguen la tradición al observar el domingo” (Our Sunday Visitor, 11 de Junio de 1950).

Bautistas:

– “No hay nada en las Escrituras que nos pida que guardemos el domingo en vez del Sábado como día santo” (“Considere el caso para Sábados tranquilos”, por Harold Lindsell, editor, Christianity Today,5 de Noviembre de 1976).

– “Había y hay un mandamiento para guardar santo el día de reposo, pero ese día de reposo no era domingo. De cualquier modo, se dirá con cierto aire de triunfo, que el día de reposo fue cambiado del séptimo al primer día de la semana…¿Dónde se puede encontrar un registro de tal cambio? No en el Nuevo Testamento, rotundamente no.” (Dr. Edward T. Hiscox, autor de El Manual Bautista, en un documento leído delante de la Conferencia de Ministros de Nueva York, mantenida el 13 de Noviembre de 1893).

The Christian Church (la iglesia cristiana):

– “No hay autoridad directa de la Biblia para llamar al primer día de la semana “día del Señor” (Dr. D. H. Lucas, Christian Oracle, 1890).

Congregacionista:

“El día de reposo cristiano (el domingo) no está en las Escrituras, y no fue llamado día de reposo por la iglesia primitiva” (Dwight’s Theology, Vol. 4, p. 401).

Episcopal:

– “El mandamiento bíblico dice que el séptimo día descansarás. Ese es el Sábado. En ningún lugar en la Biblia está basado el que se haga en domingo” (Phillip Carrington, Toronto Daily Star, 26 de Octubre de 1949).

Metodista:

– “La razón por la que observamos el primer día en vez del séptimo no está basado en ningún mandamiento. Uno buscará en las Escrituras en vano tratando de encontrar el cambio del séptimo al primer día” (Clovis C. Chappel, Diez reglas para vivir, p. 61).

Presbiteriano:

– “El Sábado es parte de … los Diez Mandamientos. Solamente esto despeja la duda acerca de si la institución es perpetua. Hasta … que se pueda mostrar que toda la ley moral ha sido abolida, el Sábado permanecerá … Las enseñanzas de Cristo confirman la perpetuidad del Sábado” ( T. C. Blake, Teología Condensada, p. 474, 475).

Varios:

– “Las gentes de habla inglesa han sido los más persistentes en perpetuar la asunción errónea de que el cuarto mandamiento se pasó al domingo … Se habla frecuentemente, y erróneamente, del domingo como día de reposo” (F. M. Setzler, director jefe, departamento de antropología, Smithosian Institute, carta, 1 de septiembre de 1949).

5. Un asunto de lealtad.

Millones de cristianos sinceros jamás se han cuestionado la autenticidad del día de reposo. Mientras la historia llega a la crisis final, el asunto de fidelidad es más y más importante.

1. ¿Qué dijo Cristo acerca de aquellos que rechazan sus mandamientos, para guardar la tradición de los hombres? Mateo 15:9
__________________________________________
__________________________________________

2. Según Pablo ¿que indica la obediencia? Romanos 6:16
__________________________________________
__________________________________________

3. ¿Por qué debemos guardar los mandamientos de Dios? Juan 14:15
__________________________________________
__________________________________________

¿Podría ser que hay más envuelto en esta cuestión de lo que jamás hayamos soñado; que escoger obedecer a Dios o aceptar la falsificación del enemigo llega a ser un asunto de lealtad?

Mientras observe a Jesús, el Hombre que murió por usted, con las manos abiertas, manos que fueron clavadas en la cruz por usted, y le oye decir: “Si me amáis, guardad mis mandamientos”, ¿le importa mucho lo que la opinión popular diga? ¿Importa la voluntad de la multitud? ¿O las cosas? ¿O el bienestar? ¿O la aceptación social? ¿O lazos de amistad? ¿Hay algo que realmente importe tanto como la lealtad a su Señor, colocándose en su lado, levantando su bandera, haciéndole saber que le ama a cualquier costo? ¿Hará usted eso? ­__________.

————–

Estudio anterior: 4.6 El día del sol.

Siguiente estudio: 4.7 La Ley y La Gracia.

Volver al índice.

————

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

12, diciembre 2007

4.5 LEY MORAL Y CEREMONIAL.

Filed under: Ley,Sabado — ptorresm @ 10:00 pm


INTRODUCCIÓN.

Hemos visto que la Ley de Dios resumida en los Diez Mandamientos, permanece en vigor. Sin embargo, el apóstol Pablo dice que el fin de la ley es Cristo… (Ro. 10:4). ¿Significa que la Ley de Dios terminó cuando Cristo murió en la Cruz? ¿Abolió Cristo la ley de los diez mandamientos no siendo hoy necesario su cumplimiento?

1. La ley moral o Decálogo.

1. ¿Qué se dice de los diez mandamientos? Deuteronomio 5:22.
“Estas _________ habló _______ a toda vuestra congregación en el monte, de en medio del fuego, de la nube y de la oscuridad, a gran voz; y no añadió más. Y las escribió en dos tablas de piedra, las cuales me dio a mí. “

Son literalmente las “diez palabras” que Dios habló en el Sinaí, así también se conocen los diez mandamientos entre los judíos.

2. ¿Quién escribió esos mandamientos? Éxodo 31:18.
“Y dio a Moisés, cuando acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el ______ de _______. “

Los Diez Mandamientos son tan importantes para Dios, que no dejó que nadie los escribiese por él. Personalmente, con su propio dedo los escribió sobre tablas de piedra, símbolo de la perennidad de la misma.

3. ¿Dónde fueron colocados? Deuteronomio 10:5.
“Y volví y descendí del monte, y puse las tablas en el _______ que había hecho; y allí están, como Jehová me mandó”

Las tablas fueron depositadas dentro del arca de la alianza, para su preservación.

2. Otras leyes.

1. ¿Qué más reveló Dios a Moisés? Deuteronomio 4:13, 14.
“Y él os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra; los diez mandamientos, y los escribió en dos tablas de piedra. A mí también me mandó Jehová en aquel tiempo que os enseñase los ____________ y _________, para que los pusieseis por obra en la tierra a la cual pasáis a tomar posesión de ella”.

Los diez mandamientos no fueron las únicas leyes que Dios dio a su pueblo en el Sinaí, también les dio otras leyes para establecer el nuevo estado de Israel. Veamos cuáles son esas otras leyes.

3. Leyes civiles.

Ejemplos de algunas leyes civiles, aplicables mientras existiesen las condiciones para las que fueron dadas son:

1. ¿Qué leyes había sobre los siervos? Éxodo 21:1, 2.
“Estas son las leyes que les propondrás: Si comprares siervo hebreo, seis años servirá; mas al séptimo saldrá libre, de balde.”

Es un ejemplo de cómo Dios se preocupó de que la esclavitud fuese algo eventual y no un sistema económico ni de supervivencia de un país. Eso fue lo que sucedió con grandes imperios y el motivo de su caída.

2. ¿Qué leyes se aplicaban a problemas entre vecinos? Éxodo 21:33 – 36.
“Y si alguno abriere un pozo, o cavare cisterna, y no la cubriere, y cayere allí buey o asno, el dueño de la cisterna pagará el daño, resarciendo a su dueño, y lo que fue muerto será suyo. Y si el buey de alguno hiriere al buey de su prójimo de modo que muriere, entonces venderán el buey vivo y partirán el dinero de él, y también partirán el buey muerto. Mas si era notorio que el buey era acorneador desde tiempo atrás, y su dueño no lo hubiere guardado, pagará buey por buey, y el buey muerto será suyo.”

Incluso las cuestiones de buena conducta y responsabilidad civil estaban contempladas. No hay duda de que los principios que se desprenden de estas leyes siguen siendo recomendables hoy día, y harán la vida más llevadera a quien aplique sus principios.

3. ¿Qué estaba legislado sobre los préstamos? Éxodo 22:25.
“Cuando prestares dinero a uno de mi pueblo, al pobre que está contigo, no te portarás con él como logrero, ni le impondrás usura.”

Ojalá se aplicase esto a las hipotecas de hoy día…

4. Leyes sanitarias.

1. ¿Qué ley sobre la salud encontramos en Levítico 11? Levítico 11:46, 47.
(Ver todo el capítulo).
“Esta es la ley acerca de las bestias, y las aves, y todo ser viviente que se mueve en las aguas, y todo animal que se arrastra sobre la tierra, para hacer diferencia entre lo inmundo y lo limpio, y entre los animales que se pueden comer y los animales que no se pueden comer.”

Levítico 11 es un recordatorio de animales cuyo consumo es más perjudicial para la salud que otros. Esta distinción no es sólo para los judíos, dado que siglos antes de que Israel existiese ya se hacía esa distinción también.

2. ¿Quién conocía ya esta distinción de animales antes del Éxodo? Génesis 7:2.
“De todo animal __________ tomarás _______ parejas, macho y su hembra; mas de los animales que no son ________, _____ pareja, el macho y su hembra.”

Caemos en el típico mito de que en el Arca de Noé sólo entró una pareja de cada animal, y no fue así. De los limpios, se introdujeron siete parejas. Hasta ese momento, la dieta ideal era vegetariana, tal y como la dio Dios en Génesis 1 y 3. La dieta fue frugívora (frutas y frutos secos) y granívora (cereales y legumbres) antes del pecado (Génesis 1:29 y 30). Después del pecado Dios incluyó las plantas verdes como parte de la dieta de fruta y grano previa (Génesis 3:18).

No podemos cuestionar la sabiduría de Dios al incluir este nuevo “ingrediente” en la dieta del ser humano tras el pecado. Tras pecar la degeneración empezó su implacable trabajo, trayendo enfermedad y muerte, y hoy día se sabe que los alimentos con elementos fitoquímicos anticancerígenos más potentes son las verduras, especialmente las de hoja ancha y verde (como las crucíferas).

No estaba en el plan de Dios el consumo de carne en ese momento, pero sí la prevención de enfermedades degenerativas. No obstante, tras el diluvio, siendo evidente que la destrucción obligaría a Noé y su familia a comer carne animal para sobrevivir, dios previó como medida de emergencia su consumo, eso sí, de los animales cuyo consumo resulta menos perjudicial fue de los que introdujo siete parejas, para proveer suficiente cantidad y evitar su extinción.

3. ¿Siguen haciendo falta esas leyes, incluso más que en el pasado? 3 Juan 2.
“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas ________, así como prospera tu alma”.

Dios desea nuestro bien, que tengamos salud, no sólo espiritual, sino también física. En esa medida, y teniendo en cuenta la perspectiva temporal que va más allá de Israel respecto la alimentación, es lógico pensar que esos consejos alimenticios siguen siendo igual de beneficiosos y saludables hoy día, por no decir aún más. Es cuestión de salud, no de “legalismos” para lograr mérito alguno.

5. Leyes ceremoniales.

1. ¿Cuáles son algunas de las leyes ceremoniales? Levítico 7:37, 38.

“Esta es la ley del ___________, de la _________, del ____________ por el pecado, del ________ por la culpa, de las __________________ y del __________ de paz, que Jehová dio a Moisés en el monte Sinaí, el día en que mandó a los hijos de Israel que presentaran sus ofrendas a Jehová en el desierto de Sinaí.”

Dios estableció leyes sobre las ceremonias del santuario, símbolo del antiguo pacto.

2. ¿Qué fiestas o sábados religiosos anuales formaban parte de esas leyes? Levítico 23:1 – 4.
“Habló Jehová a Moisés, diciendo:

Habla a los hijos de Israel y diles: Las fiestas solemnes de Jehová, las cuales proclamaréis como santas convocaciones, serán estas:

Seis días se trabajará, mas el séptimo día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo haréis; día de reposo es de Jehová en dondequiera que habitéis.

Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos:

En el mes primero, a los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es de Jehová….”

Nota: Es interesante ver que, cuando Dios dio a Israel las leyes ceremoniales, esto incluía los días festivos (shabat) anuales o ceremoniales como, por ejemplo, la pascua. La Pascua es un día señalado al año, y podía caer en cualquier día de la semana, dependiendo del año, pero ese día tenía que considerarse “sábado” o “Shabat” que significa “reposo”. Era un día festivo que podía caer en nuestro actual Lunes, o Miércoles, o cualquier otro día.

Cuando uno de estos “sábados” ceremoniales coincidía con el sábado del cuarto mandamiento, era un “shabat gadol” o como traducen algunas versiones, un sábado de gran solemnidad.

Notemos que Dios, a la hora de hablar de las festividades del calendario a su pueblo, comienza con el sábado semanal, lo trata aparte, es un epígrafe recordativo de algo que ya se trató previamente, los Diez Mandamientos.

Sólo después, vuelve de nuevo a enunciar que va a facilitar el calendario del resto de “sábados” ceremoniales, días festivos conforme las ceremonias del santuario, y entonces prosigue el resto del capítulo 7 de Levítico.

3. Mientras los Diez Mandamientos estaban dentro del Arca de la Alianza, ¿dónde fueron puestas esas otras leyes? Deuteronomio 31:26.
“Tomad este libro de la ley, y ponedlo al _______ del arca del pacto de Jehová vuestro Dios, y esté allí por testigo contra ti.”

Moisés fue quien escribió estas otras leyes, y fueron puestas fuera del arca del pacto, en concreto al lado. Ahí es donde se recogen las cuestiones de los sacrificios, las abluciones, los sábados ceremoniales y demás prescripciones levíticas. Esto se hizo en clara distinción de los Diez Mandamientos, escritos con el dedo de Dios, entre los cuales está el sábado del cuarto mandamiento, no ceremonial.

6. La muerte de Cristo y la ley.

1. ¿Cómo entender la declaración de Pablo de que “el fin de la ley es Cristo”?

RESPUESTA: El griego es Telos, que significa:

a. Terminación de algo que se acaba.
y
b. Objetivo, propósito, finalidad: Así como en Lucas 22:37 “cumplimiento”. Juan 13:1 “los amó hasta el fin (lo sumo). Romanos 6:22 “tenéis como fin, la vida eterna”. 1 Tesalonicenses 2:16 “hasta el extremo (lo sumo)”. 1 Timoteo 1:5 “propósito”. 1 Pedro 1:9 “el fin de vuestra fe” (el objetivo de vuestra fe).

2. ¿Qué ley ha tenido en Cristo su “fin” bajo la acepción de objetivo, propósito finalidad?
RESPUESTA: La moral, los Diez Mandamientos, la que nos lleva a Él, como vemos a continuación.

A. ¿Qué muestra esa ley? Romanos 3:20.
“ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado”

Sin ley no hay pecado, ¿cómo podemos buscar ayuda si no hay quien nos indique que la necesitamos? Recordemos el texto de Santiago 2:10: “Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos“. Necesitamos una justifiación profunda y urgente, pero no podemos conseguirla por nosotros mismos.

B. ¿A qué la compara Santiago? Santiago 1:23 – 25.

“Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino __________ de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace. “

La Ley de Dios es un espejo en el que nos miramos y vemos nuestras deficiencias espirituales. Como cuando en la mañana, al levantarnos acudimos al cuarto de aseo para lavarnos y peinarnos, necesitamos un espejo para ver qué está mal en nuestro aspecto.

C. ¿A quién nos conduce? Gálatas 3:24.
“De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a _________, a fin de que fuésemos justificados por la fe.”

Sólo cuando tenemos identificada nuestra pecaminosidad, sentimos la necesidad de acudir a Cristo en busca de ayuda. Retomando la idea del espejo en el cuarto de baño. Cuando por la mañana nos miramos al espejo y vemos nuestros cabellos enmarañados, ¿qué hacemos? Buscar el cepillo para arreglar ese desbarajuste. De igual manera, la Ley de Dios nos indica qué hacemos mal, y nos lleva a Cristo buscando la justicia que no tenemos, cosa que se obtiene sólamente por fe, y no “cumpliendo” los mandamientos. La ley es necesaria, me indica qué va bien y qué va mal en mi vida (matar, adulterar, o por el contrario, respetar a los padres, tener a Dios y su voluntad lo primero en mi vida…)

D. ¿Cuál es el “detergente” capaz de limpiar el pecado? Romanos 3:24, 25
“siendo justificados _________ por su ______, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su _______, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados”

Sólo la sangre de Cristo, su muerte sustitutiva me libra de la condena a muerte eterna, y nada más. Su sangre vertida en el Calvario es lo que me lava de mis pecados.

E. ¿Cómo es el hombre justificado? Romanos 3:27, 28.
“¿Dónde, pues, está la jactancia? Queda excluida. ¿Por cuál ley? ¿Por la de las obras? No, sino por la ley de la fe. Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.”

Este es el versículo clave, observar la ley moral no justifica a nadie de sus pecados pasados, y la ley de las obras (la ceremonial) tampoco.

F. Justificado por la fe, ¿está el hombre dispensado de guardar la ley moral? Romanos 3:31
“¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley.”

La ley sigue vigente, acusándonos de nuestra necesidad.

Juan 14:15
“Si me amáis, guardad mis mandamientos”.

Como vimos en estudios anteriores, los Diez Mandamientos están divididos en dos grandes bloques, los cuatro primeros se refieren a nuestra relación vertical con Dios 1) No tener dioses ajenos, 2) no adorar imágenes 3) No tomar el nombre de Dios en vano y 4) Adorar en sábado.

Los otros seis mandamientos se refieren a nuestra relación horizontal con los demás: 5) honra padre y madre 6) no matar 7) no adulterar 8) no robar 9) no mentir 10) no codiciar.

Estos dos grandes bloques se resumen (no sustituyen) en dos mandamientos principales: Amarás a Dios por encima de todas las cosas, y a tu prójimo como a ti mismo.

1 Juan 2:3, 4
“Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él”.

1 Juan 3:22 – 24
“y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él. Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado. Y el que guarda sus mandamientos, permanece en Dios, y Dios en él. Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.”

Notemos que habla de mandamientos en plural, aunque luego añade el mandamiento (en singular).

1 Juan 5:2, 3
“En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos”.

2 Juan 1:6
“Y este es el amor, que andemos según sus mandamientos. Este es el mandamiento: que andéis en amor, como vosotros habéis oído desde el principio.”

3. ¿Qué leyes han tenido en Cristo su fin, significando “terminación”?
RESPUESTA: Las ceremoniales.

Cristo, el Cordero de Dios fue sacrificado, y todo el ritual del santuario, escrito en la ley ceremonial que se guardó fuera del arca del pacto, tuvo su cumplimiento en Él. A partir de ese momento, esa ley ceremonial, con sus días festivos anuales, perdieron sentido. Quedó clavada en la cruz, ya no había que sacrificar más corderos, el sacrificio al que apuntaba todo ese sistema sacrificial ha sido consumado.

A. ¿Qué eran esas leyes en relación a Cristo? Hebreos 10:1.
“Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan.”

Eran un “tipo”, una sombra, un símbolo pedagógico para que el pueblo de Israel comprendiese el plan de la salvación, y pudiese reconocer al Mesías, aunque no lo hizo.

B. ¿A la muerte de Cristo qué ocurrió con el velo del templo? Mateo 27:51.
“Y he aquí, el velo del templo se ______ en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron”

Cuando Cristo murió, el velo del templo que dividía el lugar santo y el lugar santísimo se rasgó en dos, con el detalle que lo hizo de “arriba a abajo”, con lo cual, no fue una mano humana la que lo partió en dos (habría sido de abajo hacia arriba). Fue Dios mismo quien con ese símbolo puso fin a todo el ceremonial del santuario, acabó la Ley Ceremonial.

El Fin del la ley (moral) es mostrarnos nuestro pecado, llevarnos a Cristo. El Fin de la Ley es Cristo. Y en esa ley, igual que dice “no matarás, no hurtarás, no tendrás dioses ajenos delante de mí, etc.” que ningún cristiano duda en cumplir hoy día, (no para justificarse, pues nadie se justifica, sino para no volver a pecar) está el cuarto mandamiento, “acuérdate de guardar el sábado”, que tiene que ver con la adoración como y cuando Dios quiere, según su voluntad.

Esto no tiene nada que ver con “judaizar” como algunos creen. Ese fue el motivo del primer concilio de la Iglesia, en Hechos 15, y tiene que ver con la circuncisión, los ritos ceremoniales, los sábados anuales o ceremoniales, los sacrificios, las abluciones, el comer leudado o no, el comer a lo sacrificado a los ídolos o no, con las manos lavadas 7 veces o no… En resumen, judaizar tiene que ver con la ley ceremonial abolida en la cruz, no con la moral ni el sábado de los diez mandamientos, que como vimos, Pablo y la iglesia del Nuevo Testamento.

¿Quieres agradar a Dios? ¿Quieres ser obediente a Cristo, no por ganar mérito alguno sino por amor? “Aún nos queda un reposo para el pueblo de Dios” (Hebreos 4:9).

————–

Estudio anterior: 4.4 La observancia del sábado

Siguiente estudio: 4.6 El día del sol.

Volver al índice.

————

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

9, diciembre 2007

4.4 LA OBSERVANCIA DEL SÁBADO.

Filed under: Ley,Sabado — ptorresm @ 8:50 pm


Lectura bíblica: Juan 9.

Dios dijo: “¡Acuérdate!” Pero, evidentemente, el hombre ha olvidado la cita divina que Dios hizo con él hace muchos siglos. La asistencia a la iglesia está disminuyendo rápidamente por todo el mundo. Sólo un 5% de la población francesa, y un 2% en Inglaterra va siempre a la iglesia. A pesar de que algunas iglesias en América han experimentado un incremento en asistencia, muchas de las más grandes denominaciones están teniendo dificultades en atraer los miembros a cualquier servicio, excepto las ceremonias especiales para grandes días de fiesta. Recientemente, ¡una iglesia ofreció un premio a aquella familia que acudiese a la iglesia con el medio de transporte más inusual!

La mayoría de la gente se preocupa tanto de vivir de forma alegre y divertirse, que han olvidado a su Hacedor. La agenda que muchos se han programado es demasiado apretada como para realmente “vivir”. ¿Es posible que Dios supiese y entendiese que la presión y los problemas que el hombre enfrentaría, le harían olvidar fácilmente su provisión de amor, y por eso comenzara el cuarto mandamiento con un “acuérdate”?

1. El Valor del Sábado.

1. ¿Para beneficio de quién fue hecho el Sábado? Marcos 2:27
________________________________________
________________________________________

Cuando Dios manda algo, lo hace con amor. Su petición de que guardemos el Sábado santo, es una petición para nuestro gozo. El mundo alrededor nuestro corre a un ritmo frenético y vertiginoso. El Sábado es un amortiguador en contra de ello, un tiempo para “desconectar” del mundo; un tiempo de descanso físico, mental y espiritual. Él lo llamó Sábado, que significa “reposo”.

2. ¿Qué dos cosas nos recuerda el Sábado?
Génesis 2:1-3 ___________________________
Ezequiel 20:12 __________________________

Aquí se nos recuerdan dos hechos importantes: (1) Dios es nuestro Creador, el Padre de todos nosotros; y (2) el objetivo de Dios es santificarnos, o lo que es lo mismo, restaurar su imagen en nosotros. La observancia del Sábado es nuestro consentimiento y reconocimiento de que sólo Él tiene poder para restaurarnos. Siendo que Cristo es quien nos santifica (1ª Corintios 1:30), guardar el Sábado muestra nuestra fe en su capacidad de hacer tal cosa por nosotros.

3. ¿Qué futuro suceso nos recuerda el Sábado? Isaías 66:22, 23
________________________________________
________________________________________

Guardando santo el Sábado, demostramos nuestra fe en la segunda venida de Cristo y en la nueva creación de todas las cosas. Cada Sábado se convierte en un anticipo de los Sábados que pasaremos con nuestro Salvador por la eternidad.

La verdadera observancia del Sábado responde a tres de las grandes preguntas que la raza humana se ha hecho siempre. De dónde venimos, por qué estamos aquí y a dónde vamos.
Venimos de Dios, quien nos creó. Estamos aquí para poder llegar a ser otra vez como Él, tener su imagen restaurada en nosotros. Algún día viviremos con Él y descansaremos con Él “de Sábado en Sábado”.

2. Cómo guardar el Sábado.

1. ¿Cómo deberíamos guardar el Sábado? Éxodo 20:8
________________________________________
________________________________________

2. ¿Qué no se debe hacer en Sábado? (Vers. 9, 10)
________________________________________
________________________________________

Frecuentemente cristianos bien intencionados dicen: “Debemos guardar santos todos los días, no sólo uno”. Por supuesto, lo que realmente quieren decir es que debemos vivir vidas santas todos los días de la semana. ¿Quién va a discutir eso? De todos modos, para vivir vidas como la de Cristo cada día, no es lo mismo que santificar un día. Dios no deja al hombre la responsabilidad de que defina lo que es santificar su día. Él lo ha hecho cuidadosamente por nosotros. Dios espera que nos ganemos el sustento, y para ese propósito nos ha dado seis días de la semana, pero el trabajo que involucra el adquirir el sustento, ganarse la vida, no es para ser realizado en el tiempo de Dios.

3. ¿Qué acerca de contratar a otros para que trabajen para nosotros en el día santo de Dios? (Versículo 10)
________________________________________
________________________________________

Aunque nuestros empleados o invitados no crean en Dios, no se les debe negar un día de reposo físico. ¡Incluso los animales domésticos no deben de pasarse por alto!

4. ¿Qué más está prohibido en Sábado, además de las labores? Isaías 58:13
“Si retrajeres del día de reposo tu pie de, de hacer __________________________ en mi día santo, glorioso de Jehová, y lo llamares _________________, ___________________, ______________ de Jehová; y lo venerares, no _______________________________________ ni _______________________.”

“Poner tu pie en algo”, en lengua hebrea significa reclamar propiedad sobre ello. Dios dice: “Parad de tomar posesión de mi día como si fuese vuestro”. Dios quiere que el Sábado sea una delicia, ¡el mejor día de toda la semana! ¿Por qué no podemos entonces hacer lo que nos plazca en tal día? Nuestros entretenimientos y pasatiempos favoritos pueden ser muy legítimos, pero generalmente son muy absorbentes. Muchos requieren un gran ejercicio físico. El Sábado es un día puesto aparte por Dios. En tal día, el hombre debe concentrarse en hacer lo que agrade y honre a Dios, no a sí mismo.

Para ilustrarlo: Me di cuenta en el calendario que el día de la madre se está acercando. Deseo hacer algo especial para mi madre, ahora más que en otros años, así que lo voy a planear cuidadosamente. Me gustan mucho las pizzas. Aquí está la oportunidad de ir a la pizzería y dar rienda suelta a mi apetito. En realidad, a mi madre no le llaman la atención las pizzas, y salir le agotarán sus pocas fuerzas, ¡pero quiero hacer algo especial para ella!

¿Qué es erróneo en ese modo de pensar? ¿Por qué, si realmente quiero hacer algo especial para mi madre, tendré que planear algo que a ella le guste mucho, y no lo que me gustaría hacer a mí? Ella apreciaría una tranquila visita. Sigue disfrutando con una buena partida de dominó, y le encantan los dulces de menta. Así que iré con una caja de mentas y le daré un par de horas de mi tiempo. La partida de dominó y el tiempo que pasamos juntos serán revividos una y otra vez durante las siguientes semanas cada vez que ella recuerde el día de la madre.
Cada uno aprecia el amor de una madre en el día de la madre, de acuerdo a lo que ese día signifique para él.

Lo mismo ocurre con el Sábado, puede no tener valor, aparte de una santa y feliz relación con Aquel que lo honra. ¿Cuán apropiado sería si nuestro primer pensamiento, al momento de levantarnos, fuese: “Este es tu día, Señor. Me regocijaré y estaré alegre en él, deseo emplear este día para estar contigo. ¿Qué puedo hacer que te honre? ¿Qué es lo que más te complace?” Pronto el Sábado será una delicia para nosotros. Planearíamos con tiempo el dejar los trabajos seculares y anticipar con gusto las tranquilas horas del Sábado, y disfrutar con otros creyentes adorando a Dios en la iglesia. A través de la semana, el Sábado atraerá nuestros corazones, alzándonos más cerca de Dios. Mientras miramos con anticipación a sus horas sagradas, deberíamos hacer planes para tenerlo todo listo. La radio debería ser silenciada, y el televisor apagado. Los periódicos, libros seculares y las revistas, guardadas. El Sábado ha llegado, un tiempo especial para el hombre y su Dios, un tiempo en el que nuestras necesidades espirituales pueden encontrar su satisfacción en comunión con nuestro Hacedor.

5. ¿Cuándo comienza el Sábado? Marcos 1:21, 32; Levítico 23:32
________________________________________
________________________________________

Sólo aquellos que han experimentado la paz y el gozo tranquilo de recibir el Sábado mientras el sol desaparece por el Oeste, pueden apreciar plenamente este pensamiento de parte de Dios. El hombre ha separado los días en la medianoche. Cuán más agradable es, con todo el trabajo ya hecho, con el cuerpo aseado y las casas limpias, reunir la familia entera para cantar alabanzas, leer las Escrituras, y orar mientras comienza el Sábado.

Del mismo modo, cuando el sol se pone el Sábado en la tarde y cierra así el día, podemos elevar nuestros corazones y voces a Él en acción de gracias, y pedir Su bendición y presencia mientras comenzamos otra semana. ¡Qué hermosa manera de comenzar y concluir semanalmente con Dios el Sábado!

3. Cómo guardó Jesús el Sábado.

Para ver un perfecto ejemplo de cómo santificar el Sábado, podemos acudir a la Palabra y ver cómo Jesús lo observó cuando caminó en esta tierra. Jesús sabía por qué fue hecho el Sábado y con qué propósito. Conocía la necesidad humana del descanso, refrigerio y disfrute. Pero para el tiempo en el que llegó a este mundo, la verdadera naturaleza del Sábado había sido pervertida por el hombre. Cubierto de la basura de la invención humana, el Sábado ya no era una bendición, sino una carga; no una delicia, sino una monotonía. Jesús vino para limpiar y restaurar el Sábado a su posición correcta. Gran parte de su ministerio fue dedicado a la correcta observancia del Sábado.

1. ¿Dónde acostumbraba a acudir Jesús en Sábado? Lucas 4:16
________________________________________
________________________________________

Lo que nosotros llamamos iglesia, es lo que los judíos llaman sinagoga. Nuestro Salvador atendía y participaba de los servicios religiosos de Sábado, no sólo para tener audiencia, ya que vastas multitudes le seguían a donde quiera que fuese. Evidentemente, era su manera de demostrar cuidado por el día santo de Dios y dejarnos un ejemplo de la forma correcta de guardar el Sábado.

2. Cuando sus enemigos le acusaron de quebrantar el Sábado por haber sanado en ese día, ¿qué gran principio de correcta observancia dio Jesús? Mateo 12:12 ________________________________________
________________________________________

Obras de caridad, aliviando el dolor y el sufrimiento, honran a un Dios cuyo corazón sufre al ver cualquier clase de injusticia, dolor o sufrimiento.

3. ¿Qué otra cosa hizo Jesús en día de reposo? Lucas 4:31
________________________________________
________________________________________

Compartir la Palabra de Vida con otros que están hambrientos y sedientos de conocer a Dios, es una actividad apropiada para el Sábado.

4. ¿Por qué acusaron los fariseos a los discípulos de Jesús de violar el Sábado? Mateo 12:1, 2
________________________________________
________________________________________

Los líderes religiosos de aquel tiempo, habían añadido al mandamiento del Sábado un sin fin de restricciones, que además eran ridículas e imposibles de cumplir. Empujar hacia una mayor restricción era lo último que se necesitaba en los tiempos de Cristo. Mejor que eso, Jesús liberó el Sábado de todas esas reglas de hombres, y restaurarlo a su belleza original. Hoy, el péndulo ha ido al otro extremo y la mayoría de la gente pone poca atención a lo que hacen o no en Sábado.

5. ¿Por qué visitó Jesús a un fariseo en Sábado? Lucas 14:1
________________________________________
________________________________________

Las relaciones cristianas son apropiadas en Sábado. Dese cuenta que Cristo nos dio un ejemplo de “no hablar nuestras propias palabras”. El tema de conversación no era sobre las últimas modas, política o los juegos romanos. Se centraban en temas espirituales.

4. Lealtad.

George E. Vandemann, en “Un día para recordar”, cuenta la siguiente historia:

“Sentado en un vagón restaurante, en un tren durante la 2ª Guerra Mundial, advertí en la parte de atrás del menú un grabado con las barras y estrellas (de la bandera americana) a todo color. Como fiel americano, honro las barras y estrellas. Así que, se podrá imaginar mi sorpresa y perplejidad cuando debajo de la bandera leí: “Un trozo de tela. Eso es todo lo que es; un trozo de tela. Puede contar todos los hilos en ella, y no encontrará diferencia alguna con otro trozo de tela”.

“Mi patriotismo se hubiese rebelado si no hubiese seguido leyendo: “Pero una pequeña brisa viene, y la despliega y cobran vida hondeando en el viento el rojo, el blanco y el azul, y se da cuenta de que ningún otro trozo de tela puede ser como ése. Sí, esa bandera es sólo u trozo de tela. Puede contar los hilos en ella y no ver la diferencia entre ella y otro trozo de tela roja. Pero si tomo tres trozos de tela, uno rojo, otro blanco y otro azul, y los coso formando la bandera de Francia, los franceses morirían por ella. Si le doy la forma de la bandera británica, los ingleses morirían por ella. O si coso esos trozos en la forma de las barras y estrellas, los americanos morirían por ella, no vivirían sin ella.

“Del mismo modo, Dios tomó un día ordinario. Puede contar las horas en él. Respecto a esto no hay diferencia con otros días. Entonces Él hizo el Sábado de ese día. Le dio vida. Lo levantó como señal para todo lo que es precioso y es vital, es un emblema de todo lo que Dios quiere que forme parte de la vida de los cristianos, y de lo que deben rechazar para vivir.” (Pág. 43, 44).

1. ¿Cómo llamó Dios al Sábado? Ezequiel 20:12, 20
“Y les di también mis días de reposo, para que fuesen __________________________ entre mí y ellos… y santificad mis días de reposo, y sean por _______________________, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios”.

Hoy posiblemente usaríamos la expresión “marca registrada” o “copyright”. Cuando usted ve cierta insignia de un club en la solapa de una chaqueta, sabe que la persona que la lleva pertenece a ese club. Cuando guardamos el séptimo día Sábado, es un distintivo de pertenencia a la familia de Dios. Muestra que Él es nuestro Padre y nosotros sus hijos. Es un lazo especial entre ambos. A Él le dice que es lo supremo en mi vida, y que miro al Calvario reconociendo mi situación pecaminosa. Le muestra que me doy cuenta de cuánto pagó Jesús por mi redención en la cruz. Es un distintivo a todo aquel que me ve adorar en su día, y que antes moriría que serle desleal.

2. ¿Cuán determinante es la lealtad? Romanos 6:16
________________________________________
________________________________________

Mientras la historia vuela hacia la crisis final, el asunto de lealtad será cada vez más importante. Todo el mundo estará en un bando o en otro, en la del Creador o en la del “hombre de pecado” quien se exaltó a sí mismo por encima de Dios (2ª Tesalonicenses 2:3, 4).

3. ¿Qué dijo Jesús de los que guardan la tradición? Marcos 7:7-9
________________________________________
________________________________________

¿Lo pudo decir más claro? ¿No sería mejor no adorar en absoluto antes que hacerlo a nuestra manera en vez de hacerlo como Dios lo mandó? Teniendo en cuenta que guardaremos los Sábados con él en el cielo, y a su manera, ¿no es una buena idea empezar a guardarlo aquí? “Pues éste es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos, y sus mandamientos no son agraviosos” (1ª Juan 5:3).

Si nunca ha disfrutado del gozo de observar el Sábado, ¿por qué no aceptar el descanso que Dios da en Cristo? ¿Por qué no encontrar el gozo y disfrute que Él ha puesto en este monumento del trabajo que terminó en la creación y en la cruz? ¿Le ama usted lo suficiente como para hacer esto?

————–

Estudio anterior: 4.3 El cuarto mandamiento

Siguiente estudio:

Volver al índice.

————

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.