Estudios Biblicos

29, marzo 2007

Lección 24: Cheques de Cobro y Promesas

Filed under: Mayordomia — ptorresm @ 2:33 pm


Jesús dijo: “¿Quién de vosotros queriendo construir una torre, no se sienta primero y calcula el coste, no sea que no tenga suficiente para terminarla? (Lucas 14:28). Lea la historia completa (versículos 25-35).

Cuando una persona ha experimentado su primer encuentro con Jesús y considera seriamente si debería o no hacer un compromiso de seguirle, es completamente natural y correcto que se pregunte cosas importantes primero. ¿Cuánto me va a costar esto? ¿Merece la pena el precio? ¿Estoy loco al dar tal paso? ¿O por no hacerlo?

Se le ha dicho que si sale, debe hacerlo por fe. Algunas personas nunca han pensado en qué es la fe y no están seguros de saber lo que es. ¿Lo está usted? ¿Es optimismo? ¿Es sólo pensamiento positivo? ¿Es algo latente, un poder místico interno del hombre? ¿Es confiar en sí mismo? ¿Es simplemente tomar a Dios por su Palabra? Si ha respondido mentalmente la última pregunta, está listo para responder preguntas más profundas:

¿Significa esto tomar su Palabra a pesar de las circunstancias? [ ] Si. [ ] No.
¿Puede confiar un hombre en Dios incluso cuando su negocio se ve involucrado?
[ ] Si. [ ] No.

¿Son los cheques más tangibles que las promesas? [ ] Si. [ ] No.
El cheque del sueldo puede fallar, pero ¿le van a fallar las promesas de Dios?
[ ] Si. [ ] No.

Para ser incluso más específico:

Si una persona, cuando se encuentra con su Señor, se involucra en un negocio cuestionable, ¿debería dejarlo inmediatamente, o esperar hasta encontrar otro puesto de trabajo que le proporcione una entrada de dinero adecuada?

Si una persona ve que el amor y lealtad a su Señor requiere que observe como día de reposo el Sábado dado en la creación al hombre, ¿es sabio dar este paso aunque le cueste su empleo?

Jesús dice que aquellos que ponen en primer lugar el reino de Dios, tendrán todas las necesidades suplidas (Mateo 6:33). ¿Cree usted eso? [ ] Si. [ ] No.

David afirmó que nunca vio ni uno de los hijos de Dios olvidados o mendigando pan. (Salmo 37:25) ¿Y usted, lo ha visto?

Pablo retó a sus lectores con esta pregunta: “Aquel que no escatimó ni su propio Hijo, sino que quiso darlo por nuestra causa, ¿no nos dará libremente todo lo que necesitemos?” (Romanos 8:32). ¿Cree que lo hará?

En Isaías 58:13, 14 hay una promesa especial para aquellos que guardan el Sábado. Después de leerlo, pregúntese a sí mismo: ¿Suena esto como si el Señor vaya a dejar a alguno que avanza por fe para guardar el Sábado como día santo?

Hay muchas más promesas como estas. Pero, ¿necesitamos más? Una pregunta más que se debe hacer el que quiere ser cristiano: “He oído que el Señor nos pide que devolvamos la décima parte de su ganancia a la iglesia. Tengo un presupuesto restringido, y no sé cómo lo podré hacer. ¿Es eso cierto?” Sí, es cierto. La lección de hoy va a tratar esta pregunta con detalle, incluyendo una de las más fantásticas promesas de toda la Biblia.

LECCIÓN 24: CHEQUES DE COBRO Y PROMESAS.

Lectura bíblica: Malaquías 3; Mateo 25:14-46

1. ¿QUÉ PERTENECE A QUIÉN?

1. ¿Qué dice Dios que le pertenece?
Salmo 24:1
a)________________________________
b)________________________________
c)____________
______________________

Salmo 50:10, 11
__________________________________

Ageo 2:8
__________________________________

Durante la guerra civil de Estados Unidos, un esclavo huido fue atrapado en Vermont y llevado al juzgado. A pesar de que el juez dijese que la evidencia de propiedad no era adecuada, el abogado del “dueño” del esclavo preguntó: “¿Qué es lo que necesita su excelencia?”

A lo que el juez respondió: “Nada menos que un recibo de venta del Creador mismo”.

2. ¿En qué tres ámbitos reclama Dios la propiedad de todo?
a. Exodo 20:11
___________________________________

Dios creó la Tierra de la nada, (Hebreos 11:3) y la colgó en la nada (Job 26:7). Él tomó el polvo de la tierra y formó el hombre (Génesis 2:7). Él creó todo y proveyó el material; por lo tanto, es dueño de todo. Algunas personas piensan que lo poseen, o al menos parte de ello. Algunos incluso pretenden gobernarlo, pero el verdadero dueño y gobernador es Dios. Cuán reconfortante resulta este pensamiento en los días en que el mundo está amenazado por la destrucción atómica. David dijo: Dios “puso la fundación de la tierra, para que no pudiese ser quitada jamás” (Salmo 103:5).

b. Hebreos 11:3
Dios _______________ los mundos por el poder de su Palabra.

Hechos 17:28
“Porque en Él ____________, y nos _____________, y ____________________”.

“Sostener todas las cosas”. El hombre lo llama gravedad, la fuerza que mantiene a la tierra alrededor del sol. Bien, ¿entonces cuál es la fuerza que la empuja a dar vueltas alrededor del mismo? Eso es gravitación. Y así le vamos dando vueltas. ¿Qué poder puede ser ese sino la voluntad y el poder de Dios? Nuestras mismas vidas están sostenidas por Él mismo. Cada latido de nuestro corazón es una respuesta al toque de Dios. Comemos, bebemos, trabajamos, jugamos, pensamos, amamos, adoramos, y podemos no entenderlo en absoluto, pero en nuestros corazones sabemos que en Él vivimos, y nos movemos y tenemos nuestro ser.

c. 1ª Corintios 6:19, 20; Isaías 43:1
___________________________________

Cada barra de pan, cada bendición que tenemos, viene marcada con la cruz del calvario. De no haber sido por Dios, no habría ni hombre ni pan. ¿Podrá retener el hombre algo que el Señor le pida o a sí mismo, aparte de su precioso Creador y Salvador?

3. ¿Quién nos de la capacidad de ganarnos el sustento? Deuteronomio 8:18
____________________________________

4. ¿Cuál es la relación del hombre con esas posesiones? Lucas 12:42; Mateo 25:14
________________________________________

Un mayordomo es alguien en quien se confía la supervisión o administración de la propiedad o negocios de otro. Dirige lo que pertenece a otro. Dios nos ha hecho sus mayordomos al confiarnos sus posesiones. Seremos juzgados, no por la cantidad que tengamos, sino por lo que hicimos con ello y cómo lo usamos.

2. LAS RESPONSABILIDADES DE LOS MAYORDOMOS DE DIOS.

1. ¿Qué se le pide a los mayordomos? 1ª Corintios 4:2
____________________________________

“El que es fiel en lo poco, también será fiel en lo mucho” (Lucas 16:10). La infidelidad funciona del mismo modo. Al mayordomo fiel el señor le dirá: “Bien hecho, buen siervo fiel” (Mateo 25:21).

2. ¿Cómo supervisa Dios a sus mayordomos? Mateo 25:19; Lucas 16:1, 2
____________________________________

Seguramente no a todo el mundo se le ha ocurrido la idea de que en el día del juicio debe rendir cuentas a Dios por la vida, la salud, la riquezas, el tiempo, y todo lo demás.

3. ¿Cuál es la primera responsabilidad del mayordomo? Mateo 6:33
____________________________________

“¿Qué daré a Jehová por todas sus bondades hacia mí?”, pregunta el salmista (Salmo 116:12). ¿Podemos alguna vez hacer “demasiado” por Jesús? ¿Qué pasaría si nos costase todo?

4. ¿Cómo podemos honrar a nuestro Señor? Proverbios 3:9
____________________________________

Un mayordomo debe hacer lo mejor posible con lo que se le ha confiado, no para sí mismo, sino para el dueño. El mayordomo pecador hace de sí mismo lo primero; el mayordomo cristiano hace de Dios lo primero.

5. ¿Cuánto de nuestro tiempo reclama Dios como suyo? Éxodo 20:8-11
____________________________________

6. ¿Cuánto de nuestras posesiones reclama Dios como santas para Él? Levítico 27:30
________________________________________

Dios nos pide una séptima parte de nuestro tiempo, y una décima parte de nuestros recursos, no porque los necesite, ya que todo le pertenece; sino que al pedir parte de nuestro tiempo y una proporción de nuestros recursos, nos recuerda que somos mayordomos y prueba nuestro amor por Él. Al igual que el tributo económico era pedido por el César romano en reconocimiento de su autoridad, el sagrado diezmo y el sagrado Sábado reconocen el Señorío de Dios. Cristo dijo: “Dad al césar las cosas que son del césar, y a Dios lo que es de Dios” (Mateo 22:21).

La palabra diezmo, significa una décima parte. Si un hombre gana 10, el diezmo de esa cantidad es 1, y si gana 100, el diezmo es 10. Si lo ganado son 1000, el diezmo son 100. Y ahí es cuando se hace más difícil. Extrañamente, cuanto más bendice Dios, más duro se hace para algunos el devolver a Dios el diezmo.

“Era muy pobre, mi bolso pequeño era, apenas notaba un décimo en él. Alegremente de mi pobre almacén yo daba, con el deseo de más poder yo dar. Pero ahora mi bolsa, que era tan pequeña, contiene un millón. ¡Y cada día me pregunto si una décima parte podría yo regalar!”

7. ¿En qué otro área es probado el mayordomo fiel?
1ª Corintios 6:19, 20
“Porque habéis sido comprados por precio; _____________ pues, a Dios en __________________”.

Romanos 12:1
“…que presentéis vuestros cuerpos en ____________________, santo, agradable a Dios, que es vuestro __________________”.

3. DIEZMANDO A TRAVÉS DE LOS SIGLOS.

1. ¿Cómo reveló Abraham que dar el diezmo ya era válido en sus días? Génesis 14:18-20
_______________________________________

2. ¿Qué prometió Jacob a Dios? Génesis 28:20-22
____________________________________

Este voto salió de un corazón lleno de gratitud por la seguridad del amor y misericordia de Dios. Cada bendición de la mano de Dios suscita una respuesta desde nuestro corazón.

3. ¿Con qué palabras mostró Jesús la aprobación en cuanto a diezmar? Mateo 23:23
“Eso es (diezmar hasta lo más pequeño) ____________________ hacer sin dejar de hacer aquello”.

Jesús reprochó a los fariseos por diezmar pequeñas hierbas y ser sin embargo deshonestos e injustos, lo cual es igualmente importante. Aún así, les dijo que tenían que continuar diezmando. Él les quería enseñar que no podían compensar la falta en un área con ser demasiado estrictos en alguna otra.

4. EL PROPÓSITO DE DIEZMAR.

Al principio la familia era la unidad organizada en asuntos espirituales, no había un culto centralizado. Tan pronto como la figura del sacerdote apareció (en los tiempos de Abraham), el diezmo le era dado a él.

1. ¿Para qué debía de ser usado el diezmo una vez que Israel se convirtió en nación? Números 18:21
“Y he aquí yo he dado a los hijos de ________ todos los ________ en Israel por heredad, por su ________________ del tabernáculo de reunión”.

Cuando Josué introdujo a los Israelitas en Canaán, a cada tribu se le dio una porción de tierra, excepto a los levitas, quienes debían emplear su tiempo sirviendo al Señor. Las otras tribus daban una décima parte de sus ganancias para sostenerles. Durante el tiempo que el sistema de sacrificios fue vigente, los sacerdotes levíticos debían ser sustentados con el diezmo.

2. ¿Cómo se debe sostener el ministerio hoy día? 1ª Corintios 9:13, 14
____________________________________

Pablo insistió en que aquellos que predican el Evangelio deben vivir de él, tal y como los levitas vivieron de su trabajo en el templo. Si los judíos devolvieron el diezmo y las ofrendas a petición de Dios para mantener el servicio del templo, ¿deberían los cristianos hacer menos, teniendo todo el mundo por alcanzar con el Evangelio? Deberíamos aprender una lección de los primeros cristianos, quienes dieron con sacrificio (Hechos 4:34, 35) para suplir las necesidades dentro y fuera de la iglesia. Se dieron a sí mismos, yendo de puerta en puerta y de ciudad en ciudad con el Evangelio, a pesar de la persecución (Hechos 5:42; 8:1-4). Pablo trabajó incesantemente para que “de todos modos salve a alguno” (1ª Corintios 9:22).

¿Y no es mejor que lo ministros del Evangelio sean pagados por el diezmo en vez de depender de la recolección con los platillos, tiendas de iglesia, ventas de dulces, o la buena voluntad de algún hombre rico de la iglesia quien se podría ofender si el predicador diese directos mensajes de Dios? ¡Cuán mejores son los planes de Dios que los de los hombres! ¡Ningún ministro olvidará a una iglesia pequeña para atender a otra más grande por motivos económicos! ¡Ningún pastor estará asustado de predicar la verdad que su iglesia necesite por temor a perder su fuente de ingresos!

3. ¿Con qué dos medios debemos mantener el almacén de Dios lleno? Malaquías 3:8, 10; Salmo 96:8
____________________________________

La décima parte pertenece a Dios. Es su santo diezmo. Mientras exista su iglesia no estamos libres de dejar nuestro soporte. El diezmo prueba nuestra honestidad con Dios; las ofrendas prueban nuestra generosidad.

El corazón del hombre, por naturaleza, es egoísta, y Dios quiere hacernos a su semejanza, generoso. Él podría hacer el trabajo sin nuestra ayuda, pero no lo hace ¡porque sabe que dando nuestro tiempo, nuestro dinero, y nuestro servicio, nos ayuda! No nos salva, sólo la gracia de Dios nos salva. Aún así, cada acto de mayordomía fiel de nuestra parte, hecho con amor y con voluntad, se convierte en un medio a través del cual, Dios nos quita poco a poco nuestro egoísmo, y a través de lo cual nos llena con más de su amor y generosidad hasta que su imagen sea completamente restaurada en nosotros.

5. ¿BENDICIONES O MALDICIONES?

1. ¿Cómo llama Dios a la persona que no da los diezmos? Malaquías 3:8, 9
________________________________________

El hombre egoísta cosecha lo que sembró. El siervo inútil que sólo recibe, pero no imparte, será echado (Mateo 25:30).

2. ¿Qué promete Dios a aquellos que diezman fielmente? Malaquías 10, 11; Proverbios 3:9, 10
________________________________________

¿Una orden? Sí. ¿Robo si es retenido? Sí. Pero, ¿ha leído alguna vez una promesa como esa? ¿Ve envuelta la aventura? ¡Las ventanas del cielo abiertas! ¡Una bendición demasiado grande para ser recibida! ¡El enemigo vencido! ¿No le gustaría experimentar esto? Como puede ver, las matemáticas de Dios no funcionan como las nuestras. En Su aritmética, nueve décimas partes de una ganancia con su bendición, es mucho más que diez décimas partes sin su bendición. Ningún hombre entiende cómo funciona, pero cada hombre que lo ha probado le contará que así es. Así que en realidad no cuesta nada en absoluto. Pero aunque costase todo, ¿sería demasiado para Aquél que murió por usted?

3. ¿Cómo recompensará Dios al que da libremente? Lucas 6:38
____________________________________

Pablo dijo: “El que siembra abundantemente, abundantemente cosechará; y el que siembra escasamente, escasamente cosechará. Cada uno dé como propuso en su corazón, no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre” (2ª Corintios 9:6, 7).

Hay tres clases de dadores: El que es como piedra, el que es como esponja, y el que es como un panal de abejas. Para obtener algo de una piedra, hay que golpearla con un martillo, y sólo se obtienen chispas y trocitos de piedra. Para obtener agua de una esponja, se debe apretar, escurrir. Cuanto más la retuerces, más obtienes. El panal de abejas, de cualquier modo se desborda con su dulzura. Aquellos que se deleitan en dar son los dadores alegres.

Se podrían contar miles de historias de aquellos que han probado el plan de Dios y han descubierto que es imposible dar de más a Dios. Un día, un granjero que siempre había diezmado fielmente a Dios, vio cómo una negra nube de langostas se acercaba a su granja. Si las langostas se comían su cosecha, tendría que enfrentar la ruina. Con su familia reunida en derredor suyo, le recordó a Dios las promesa en Malaquías 3:10, 11. Entonces se retiraron a descansar con la seguridad en el conocimiento de que su Padre celestial nunca duerme, sino que guarda a los suyos. A la mañana siguiente, el granjero se levantó para ver sus campos. Las langostas habían llegado justo hasta las vallas que rodean sus campos. No había quedado ni un solo tallo verde al otro lado de las vallas, pero Dios recompensó la fidelidad del granjero protegiendo su cosecha de las langostas.

4. ¿Dónde nos dice Jesús que hagamos nuestro tesoro? ¿Por qué? Mateo 6:20-21
________________________________________

Marcos 8:36
“Porque ¿qué aprovechará el hombre si ________________ todo el mundo, y _______________________?”

El gran corazón amoroso de Dios quiere que todos sean salvos (1ª Timoteo 2:4). El valor de un individuo no puede ser estimado excepto bajo la luz del Calvario. Y aunque no tenemos nada que ofrecerle, excepto un corazón para ser limpiado, y un compromiso que ni siquiera podemos cumplir por nosotros mismos, Jesús nos consideró de tan inestimable valor que quiso ir todo el camino hasta el Calvario para que pudiésemos ser suyos, y suyos por nuestra propia elección. Él nos quiso tanto, que la cruz no fue un precio demasiado grande a pagar. Y Él hubiese pagado este precio si tan sólo un hombre, una mujer o un niño pudiese ser rescatado. Él lo hubiera hecho solamente por usted. El corazón del Salvador se encuentra solitario, como el suyo y el mío. El dolor de corazón por la separación de sus hijos pródigos no puede ser descrito. Él sólo no puede acabar poniendo fin a esa separación. Sólo usted y yo podemos poner fin a esto. ¿Le gustaría que eso sucediese?

———–

Siguiente estudio: Lección 25: El Bautismo.

Volver al índice.

———–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

Anuncios

28, marzo 2007

Lección 23: Don de profecía

Filed under: dones espirituales — ptorresm @ 8:19 pm


¿Qué debería saber cuando se encuentre con un profeta?

Observar las pantallas concurridas de hoy día, es ver un desfile de profetas. Profetas en los periódicos, profetas en las noticias, profetas con bolas de cristal, en habitaciones oscuras, o profetas con “vibraciones”, o con visiones, o con Biblias, todos ellos con predicciones.

Muchas y muy variadas predicciones, conflictivas, tan contradictorias, que confundirían a cualquier computadora. ¿Cómo puede clasificarlas un hombre? ¿Debería oír a todas? ¿O a ninguna? ¿O sería una buena idea averiguar cómo examinar a un profeta?

¿Qué tiene que hacer el hombre? ¿Qué debe creer? ¿Debería creer a aquel que tiene una mejor media de aciertos? Pero esto sigue cambiando de año en año. ¿Debería creer sólo a aquellos que citan la Biblia? Pero aquellos que no citan la Biblia para nada, a veces parecen tener tanta razón como aquellos que sí la citan libremente. Evidentemente sólo esto no es una prueba segura.

El juego de la predicción puede ser increíblemente difícil. Puede ser incluso adictivo. Algunas predicciones menores se cumplen delante de nuestras narices. Entonces, surge una grande de la misma fuente y falla. ¿Por qué? La gente que ve las noticias y lee la prensa están siendo impresionados continuamente por predicciones de corto alcance que se han cumplido, y por predicciones de largo alcance que aún no se han cumplido.

Lo más escalofriante de todo son las fechas que se fijan para el fin del mundo. Profetas sin Biblias lo llaman el día de la destrucción de algún tipo. Otros con Biblias lo llaman la segunda venida de Cristo. Pero obviamente cada fecha que se ha puesto ha pasado de largo sin traer al mundo un repentino alto.

Para que no seamos engañados por la multitud de voces que se están oyendo en nuestro mundo de hoy, nos vamos a concentrar en las características de un genuino profeta de acuerdo con la Palabra de Dios. Un profundo conocimiento de lo que es un verdadero profeta y cómo son sus mensajes, nos protegerá del engaño más inteligentemente diseñado.

¿No inclinará primero su cabeza y pedirá el Espíritu Santo para que le de divino entendimiento mientras se prepara para la presente lección?

LECCIÓN 23 PROFETAS MODERNOS ¿FALSOS O REALES?

Lectura bíblica: Mateo 7:13-29.

Desde que se interpuso una barrera entre Dios y el hombre, previniendo la comunicación cara a cara, Dios se ha comunicado con los hombres a través de profetas (Amós 3:7). La Biblia es el resultado del don de profecía, ya que santos hombres la escribieron bajo la inspiración de Dios, escribiendo su voluntad y proveyendo una guía de vida para el hombre (2 Pedro 1:21).

Cuando Cristo nació en carne humana, hablaba de parte de Dios a los hombres (Hebreos 1:2). Antes de que ascendiese al cielo, Jesús dijo: “He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20). También prometió el poder del Espíritu Santo para ayudar a sus seguidores a presentar el Evangelio al mundo entero (Hechos 1:8). La muestra de poder en el Pentecostés convirtió a miles de personas al “Camino” cristiano, como se le llamaba. Sin el Espíritu, los apóstoles eran un grupo de humildes, confundidos, pobremente educados y desilusionados hombres. Con el Espíritu revolvieron el mundo entero con el Evangelio de la Gracia salvadora (Hechos 17:6).

1. EL DON DE PROFECÍA EN LA IGLESIA APOSTOLICA.

1. ¿Cómo multiplicaba Cristo los talentos de la iglesia? Efesios 4:11
____________________________________

Dios dio esos dones de acuerdo a la necesidad de la iglesia, no de acuerdo a las peticiones o deseos de los miembros de iglesia. El don de lenguas extranjeras le dio a los apóstoles comunicación instantánea con los grupos de extranjeros que se reunieron en Jerusalén para la fiesta de Pentecostés. El don de profecía era también parte de la iglesia primitiva y ayudó a edificar su fe y prosperarla.

2. ¿Con qué seis propósitos fueron dados los dones del Espíritu? (Vers. 12-15)
1.
“Para _______________ a los santos”.

2. “Para la obra del _________________”.

3.
“Para la __________________del cuerpo de Cristo (la iglesia)”.

4.
“Para preservar la _____________________ de la fe”.

5. “Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, para que no seamos __________ por hombres que emplean astucia y mentiras”.

6.
“Para que ________________ en todo en Aquel que es la Cabeza, esto es, Cristo (esto es , para nuestro crecimiento cristiano, o santificación)”.

3. Nombre algunos de los profetas de la iglesia primitiva (además de los apóstoles):

Hechos 11:27, 28
____________________________________

Hechos 13:1
____________________________________

Hechos 15:32
____________________________________

Hechos 21:8, 9
____________________________________

¿Se sorprende de que las mujeres estén incluidas entre los que recibieron el don profético? Otras profetisas mencionadas en la Biblia son Miriam (hermana de Moisés), Débora, Hulda y Ana. Dios usa hombres y mujeres como sus portavoces. El profeta Joel dijo acerca de los últimos días: “Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán” (Joel 2:28; Hechos 2:17-21).

4. ¿Con qué otro nombre se conocía a un profeta? 1 Samuel 9:9
____________________________________

Pablo comparó la iglesia con un cuerpo. Los dones (apóstoles, profetas, maestros, etc.) funcionan en la iglesia tal y como en un cuerpo lo hacen las orejas, los ojos, la boca y la nariz (1 Corintios 12:12-28). Los profetas son los “ojos” de la iglesia. Evidentemente muchas iglesias son “ciegas”, pues carecen del don de profecía.

5. ¿Qué sucede cuando una persona ciega trata de guiar a otra persona ciega? Mateo 15:14
_______________________________________

Un hombre ciego estaba en pie en un cruce en Newark, New Jersey, esperando a que alguien le ayudase a cruzar la calle. Sintió una mano en su brazo: “¿Va a cruzar?”, le preguntó una voz. “Sí”, replicó el hombre mientras se asía del brazo de su benefactor invisible. De repente, sucedió la catástrofe, ¡el otro hombre también era ciego! Hace mucho, el sabio dijo: “Donde no hay visión, el pueblo peligra” (Proverbios 29:18). Los consejos de Dios son claros: “Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados” (2 Crónicas 20:20).

2. EL DON DE PROFECÍA EN LOS ÚLTIMOS DÍAS.

1. ¿Cuánto tiempo tenían que permanecer los dones en la iglesia? Efesios 4:13
________________________________________

Para meditar: ¿Han mantenido los seguidores de Cristo esa unidad hasta ahora?______

¿Cuándo cree usted que los cristianos alcanzarán esa medida de perfección que se encuentra en Jesús? _____________________________________

2. ¿Qué fue prometido a aquellos que aguardan la segunda venida de Jesús? 1 Corintios 1:5-7
________________________________________

Se menciona aquí que “el testimonio de Cristo”, tenía que ser confirmado entre ellos. Veamos qué relación tiene esto con la profecía.

3. ¿Qué dos características tiene el pueblo remanente de Dios? Apocalipsis 12:17
“Los que guardan ___________ y tienen el ___________”.

4. ¿Qué es el Testimonio de Jesús? Apocalipsis 19:10
_____________________________________

Cuando Pedro habló de los profetas del Antiguo Testamento testificando “de antemano los sufrimientos de Cristo, y la gloria que tenía que seguir”, dijo específicamente que el conocimiento les era dado a través del Espíritu de Cristo (1 Pedro 1:10-12). En todo el sentido de la palabra, el Espíritu Santo es el “Espíritu de Cristo”, tanto si su trabajo fuese hecho en los tiempos del Antiguo o del Nuevo Testamento, o si es en el tiempo del fin antes del regreso de Jesús. Los dones fueron dados para permanecer en la iglesia hasta el retorno de Jesús. Fueron dados para fortalecer a los creyentes mientras estuviesen expuestos a los ataques de Satanás en este mundo.

3. PROFETAS FALSOS Y VERDADEROS.

El anciano vendedor frotó su dedo sobre la etiqueta en el interior de la caja del violín. “¡Stradivarius!,” exclamó. “¡Esto debe valer una fortuna!” Estuvo curioseando entre las cosas de un viejo ático, buscando tesoros. Ahora sentía una gran emoción mientras cerraba la funda del violín y se lo llevaba a casa de un amigo músico. “¿Cuánto crees que puede valer?”, preguntó. El músico lo miró cuidadosamente, movió el arco sobre las cuerdas, y toco unas cuantas notas. “Yo diría que vale unos cinco dólares,” dijo. “¡Tienes que haberte equivocado! ¡Mira la etiqueta, es un stradivarius!” “Se necesita más que una etiqueta para hacer un stradivarius,” contestó el músico.

1. ¿Qué esperaremos que suceda en los últimos días? Mateo 24:24
_____________________________________

2. ¿Porqué no debemos creer a todo espíritu? 1ª Juan 4:1
_____________________________________

¿Nos avisaría Jesús acerca de los falsos profetas si no hubiese verdaderos profetas? Nadie se toma la molestia de desmentir algo que no existe. Es por eso por lo que no vemos ningún billete de 13 Euros en circulación. ¿Nos pediría Dios que probásemos a todos aquellos que dicen ser profetas si no hubiese verdaderos profetas? No. Simplemente nos hubiera dicho que ignoremos a todos los profetas.

3. ¿Con qué tenemos que probar a todos los profetas? Isaías 8:20.
Deben de estar de acuerdo con la ______________ de Dios y el _____________________ de la Escritura.

Las Escrituras comprenden el Antiguo y Nuevo Testamentos. Cualquiera o cualquier cosa que esté en desacuerdo o contradiga cualquiera de los diez mandamientos o la palabra del resto de los “portavoces” de Dios (los profetas que escribieron la Biblia), no puede provenir de Dios.

4. ¿Qué caracterizó el mensaje de Cristo, el mayor profeta que jamás ha tenido el mundo? Mateo 7:29
____________________________________

Dese cuenta de la nota de incertidumbre que casi siempre caracteriza a un falso profeta, vagas afirmaciones, frecuente uso de palabras como puede ser, quizás, probablemente, creo que… Los mensajes de un verdadero profeta siempre vendrán de forma clara y afirmativa. El joven profeta Daniel estuvo en pie delante del rey Nabucodonosor sin incertidumbre alguna, ni de su mensaje: “Tú oh rey, viste…”, declaró Daniel. Y una vez que hubo terminado, osadamente declaró: “El sueño es verdadero, y fiel su interpretación” (Daniel 2:31,45). No solamente los falsos profetas revelarán signos de incertidumbre, a menudo cambian de opinión. No sucede así con Dios. “Yo soy Jehová, no cambio” (Malaquías 3:6).

5. ¿De qué otra forma podemos probar a un profeta? Mateo 7:20
_____________________________________

Podemos reconocer a un falso profeta por el tipo de vida que lleva. ¿Es moral, recto, vive de acuerdo a la Ley de Dios, es un buen vecino, es respetado por sus vecinos, es un buen cristiano? Muchos, así llamados profetas, no pasan esta prueba. Desde que la reputación de Dios está en juicio en la vida del profeta, es impensable que pueda elegir a una persona de carácter cuestionable.

6. Si un profeta fija una fecha para la segunda venida de Cristo, ¿es verdadero o falso? ¿Por qué? Mateo 24:36
________________________________________

Mientras usted lee la Palabra de Dios, ¿qué clase de mensajes dieron los profetas en ella? Casi unánimemente llamaban al pueblo a arrepentirse de sus malos caminos. Con coraje estuvieron en pie delante de reyes y comunes, capitanes y peatones, con mensajes de rechazo y condenación. Algunas veces tenían que predecir la caída de su propia nación. Más de un profeta perdió su vida porque su mensaje no agradó a las autoridades. Dios también envió mensajes de ánimo a través de los profetas. ¿Qué tal con los profetas de hoy día? Sus típicas preocupaciones parecen ser de corto alcance, así como suicidios, asesinatos, aviones que se estrellan. Raramente, por no decir nunca, llaman al arrepentimiento, o a un retorno a los principios de la Palabra de Dios. ¿Por qué es así? ¿Por qué no predicen el orden de sucesos de las cosas tal y como los profetas de la Biblia tan frecuentemente hicieron?

La razón se encuentra en la fuente de sus predicciones. Falsos mensajes y predicciones, de cualquier modo son trasmitidos, originados por el enemigo de Dios. Suicidios, desastres en puentes, trenes que descarrilan, etc., son eventos que Satanás puede muy a menudo controlar y manipular. Así que los predice, y ayuda a que sucedan, y usa su éxito para hacer que la gente crea que tiene completo conocimiento del futuro, que por cierto, no lo tiene en absoluto.

7. Si la predicción de un profeta no se cumple, ¿qué nos prueba? Deuteronomio 18:21, 22
________________________________________

La predicción de un profeta verdadero nunca falla. No se permite ni siquiera un solo fallo! No es difícil de ver la razón. Dios afirma conocer el final desde el principio. Él afirma su reputación en su habilidad infalible de conocer el futuro. Si falla una profecía, ¿cómo podríamos estar seguros de que no podría fallar otra?

No es fácil averiguar los frutos de la vida de un profeta, o saber cuán cercanas están sus enseñanzas a la Biblia. Pero ningún falso profeta puede mantener una media de aciertos del 100% por mucho tiempo. Tarde o temprano una predicción falla. Puede admitir humildemente que no fue error de Dios, sino su propia culpa, pero es una mala interpretación del mensaje de Dios. Dios nos dice que no atendamos a esas excusas, ya que cuando Él habla, la profecía nunca fallará, ¡ni siquiera una vez! Revisemos las pruebas de un verdadero profeta. Si alguien dice tener este don pero falla en una sola prueba de éstas, podemos estar seguros de que es un engañador vestido de oveja.

1. Mateo 7:20 “Por sus frutos los conocerás”.
2. 1ª Juan 4:1-3. Si no creen que Jesús vino en carne humana, no son profetas genuinos.
3. Deuteronomio 18:21, 22; Jeremías 28:9. Toda predicción se debe cumplir; un solo fallo etiqueta al profeta como falso.
4. Isaías 8:20 Sus mensajes y creencias deben armonizar con la Ley de Dios y el Testimonio de las Escrituras.
5. Sus mensajes deben ser serios, traerá a la gente de vuelta a Dios y Su Palabra, rechazará el pecado y los malos actos, y en general edificará la iglesia. El trivial, el espectacular, o aquél que no esté relacionado con la espiritualidad de una persona, no da la talla de tono ni contenido que tiene un mensaje dado por un verdadero profeta de Dios.

8. Si un profeta parece pasar todas estas pruebas, ¿cuál debería ser nuestra actitud? 1ª Tesalonicenses 5:20, 21
_____________________________________

4. UN PROFETA VERDADERO.

Hemos aprendido que el don de profecía sigue siendo accesible para la iglesia hasta el fin del tiempo. El aviso en contra de los falsos profetas en los últimos días muestra que el verdadero existe. El consejo de probar todos los que afirman tener este don sería completamente irrelevante si no hubiese profetas verdaderos o si quiera hubiese profetas.

También tenemos la segura Palabra de Dios que dice que el pueblo remanente se podría identificar por dos características especiales: 1. Guardarían los mandamientos de Dios, y 2. Tienen el don, o el Espíritu de Profecía. (vea preguntas 3 y 4 de la sección 2). Que vivimos en los últimos días, no lo discute ningún estudioso de la Biblia. La pregunta se puede hacer legítimamente es: ¿Ha aparecido algún profeta en los tiempos modernos que pasara todas las pruebas? La respuesta es SI.

En el año 1827 Elena Gould Harmon, más tarde la señora de James White, nació en Gorham, Maine. Ella aceptó a Jesús como su Salvador personal a una edad temprana. Cuando Guillermo Miller, el segundo gran predicador del advenimiento, habló en la iglesia, ella, con su familia, aceptó sus enseñanzas, esperando ansiosamente que Jesús regresase en 1844.

Después del chasco de 1844, el movimiento millerita se desintegró. En diciembre de 1844, en una reunión de oración, Elena recibió la primera de muchas visiones que animaron a la iglesia a seguir adelante, reforzar su fe e iluminar su camino hasta el día de hoy.

Elena White fue también una esposa y madre, levantando una familia de hijos. Su esposo era un prominente escritor, líder y ministro del evangelio. La gran meta en la vida de Elena era animar a los creyentes a llevar una vida santa y anunciar al mundo el pronto regreso de Jesús a este mundo.

¿Cuál fue su actitud hacia la Biblia? Ella se consideró a sí misma como una “luz menor para guiar a los hombres y mujeres a la Luz mayor (la Biblia)”. “Te recomiendo, querido lector, la Palabra de Dios como tu regla de fe y práctica,” escribió ella.

Su conocimiento sobre principios de la salud estaban adelantados por años a su tiempo. Mucho antes de que la ciencia lo confirmara, ella alertó del peligro de fumar. Mucho antes de que el problema del colesterol fuese conocido, ella aconsejaba el uso de aceites vegetales en vez de grasas animales. Avisó del abuso de medicinas basadas en drogas. En un mundo donde el aire fresco era evitado, ella aconsejaba ejercicio al aire libre. Mucho antes de que los microscopios electrónicos nos confirmasen de algunos virus como causa de algunos tipos de cáncer, ella escribió sobre los “gérmenes” del cáncer. Estos consejos nos han librado en cierta medida de las actuales enfermedades que plagan al hombre moderno, si seguimos sus consejos. Los investigadores confirman que, por media, los adventistas del séptimo día, viven varios años más que los no adventistas, tienen menos enfermedades del corazón, menos problemas circulatorios y menos incidencia en algunos tipos de cáncer.

Sus libros llevan a uno más cerca de Cristo y desarrollan un más profundo amor por la Biblia. Lea “el Camino a Cristo”, “El Deseado de Todas las Gentes” o “el Discurso Maestro de Jesucristo”, y compruebe por usted mismo por qué miles han sido atraídos a Cristo con los escritos inspirados de esta mensajera de Dios. En su muerte en 1915 el diario Independiente de Nueva York comentó: “En todo esto (el surgimiento y expansión de los adventistas del séptimo día) Elena G. White ha sido la inspiración y guía. Aquí hay un registro noble, y le espera gran honor… Ella era absolutamente honesta en su creencia en sus revelaciones. Su vida era merecedora de ellas. No mostró orgullo espiritual, y no mostró lucro egoísta. Ella vivió la vida e hizo el trabajo de una profetisa digna.”

Hoy, sus mensajes e influencia siguen vivos, quizás más fuertes que nunca.

————–

Siguiente estudio: Lección 24: Cheques de cobro y promesas.

Volver al índice.

————–

Para más información y ver sus libros, click aquí.

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

27, marzo 2007

Lección 22: Don de Lenguas y ortos milagros

Filed under: dones espirituales,lenguas,Milagros — ptorresm @ 6:56 pm


Un avestruz se tragará todo lo que le parezca interesante: una manzana, una pelota de tenis, una navaja de bolsillo (aunque esté abierta). El avestruz sobrevivirá, pero la mente que lo traga todo no lo hará.

El Cristiano “tragalotodo” usa una extraña forma de razonar. Sabe que Dios obra milagros, así que razona que todos los milagros provienen de Dios. Dios ha hablado a profetas; así que si alguien ha oído alguna extraña voz de “donde sea”, debe ser un profeta. Esta es una lógica peligrosa. El hecho de que los milagros sean sobrenaturales no significa que todos provengan de Dios. Y el hecho de que los milagros se hagan en el nombre de Cristo no significa necesariamente que Cristo esté relacionado con ellos.

Esta generación incansable está jugando más y más con lo sobrenatural y lo místico. Mandando mensajes para ver si alguien “vuelve”. Sostienen lápices para ver si algún poder les hace escribir. Lanzando pelotitas por encima de un muro para ver si regresan. Hay una explosión de interés en lo sobrenatural hoy día. Según el The Wall Street Journal la tabla “ouija” venció recientemente en ventas al campeón por 32 años “monopoly”.

Los libros y el mundo cinematográfico reflejan el gran giro al tema de lo supernatural. “El bebé de Rosemary” es un superventa; “El Exorcista” y otros atrajeron masas marcando récords, y hay promesas de otras por venir. En televisión las brujas y los adivinos son ingredientes comunes de la “dieta” televisiva; por no hablar de los “sanadores” o “milagreros” que podemos ver.

Hoy en día, un hombre de negocios hace cola para subir a un avión. Repentinamente se hace a un lado y el avión despeja sin él. Alguien le dijo previamente que había visto en una bola de cristal que el avión se iba a estrellar. Profetas proclamando tener un mensaje de parte de Dios están en las primeras líneas de los medios informativos que apuntan lo sensacional. Y por toda la tierra se oye el sonido de “lenguas” extrañas que irrumpen en todo tipo de iglesias.

¿Qué significa todo eso? ¿Tiene algo que ver con todo ese fenómeno sobrenatural? Si lo ignoramos, ¿nos estamos perdiendo alguna bendición espiritual? ¿Cómo podemos saber si un milagro viene de Dios o es un mero fraude? ¿Nos ofrece la Biblia alguna ayuda al respecto?

De hecho lo hace, y ese va a ser nuestro estudio de hoy. La preciosa Palabra de Dios es nuestra única guía. En el mundo acelerado de hoy, incluso nuestros sentidos nos pueden jugar malas pasadas, pero Su Palabra no nos fallará nunca.

LECCIÓN 22: HABLAR EN LENGUAS Y OTROS MILAGROS

Lectura bíblica: Hechos 2:1-24; 1 Corintios 12.

Ya que los sanamientos por fe, el hablar en lenguas y los mensajes proféticos implican lo sobrenatural, y son considerados milagros, vamos a poner nuestra atención en algunos principios básicos en la Biblia acerca de los milagros.

1. ¿Son los milagros una prueba segura de lo que es verdad? Deuteronomio 13:1-4
________________________________________

2. ¿Por qué tenemos que estar alerta sobre milagros engañosos? Mateo 24:24
________________________________________

Para meditar: ¿Por qué no serán engañados los “escogidos” por los milagros engañosos?

3. ¿Por qué no son los milagros una prueba de lo que es genuino?
Apocalipsis 16:14
“Son _____________________ que hacen señales”.

Apocalipsis 19:20
Y la ________________ fue apresada, y con ella el ________________ que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado”.

(Vea también Apocalipsis 13:13; 2 Corintios 11:14)
____________________________________

De estos pasajes vemos qué poder puede haber detrás de algunos milagros. La Biblia no los llama “falsos” milagros, trucos o fraude (aunque, a pesar de todo, muchos de ellos lo son sin duda). Aparentemente, Satanás y sus ángeles tienen poder para obrar milagros reales. Lea cómo los magos de faraón copiaron la mayoría de los milagros que Dios hizo a través de Moisés (Éxodo 7, 8, 9). Todo lo que parece ser milagroso o sobrenatural no tiene por qué ser necesariamente de Dios. Una vez que esta realidad se ha establecido en nuestro pensamiento, estamos a salvo de más de un engaño.

4. ¿Por qué es tan difícil distinguir lo verdadero de lo falso por la apariencia? Mateo 7:15
________________________________________

1. FE SANADORA.

La sanidad divina está claramente enseñada en la Biblia. Jesús pasó más tiempo sanando que predicando. Algunas veces, sólo habló y los enfermos fueron sanados. En otras ocasiones Él tocaba al enfermo. Una vez, untó los ojos de un ciego con barro, diciéndole que se fuese a lavarlos en el estanque de Siloé. En otro momento, una mujer tocó el borde de su ropa y fue sanada. Jesús no se aferraba a un método de sanamiento, pero usó medios naturales y milagrosos en su ministerio de sanidad. Cuando Dios preservó la vida del profeta Elías, le envió comida a través de uno cuervos (un milagro), pero el agua le venía del arroyo de Querit (de forma natural).

1. Si los sanamientos por fe son hechos en el nombre de Cristo, ¿lo hace genuino?
Mateo 7:22,23
____________________________________

¿Por qué? (Vers.21)
____________________________________

Los milagros realizados en el nombre de Cristo por individuos que no obedecen la Palabra de Dios, no son genuinos, independientemente de lo sincero que pueda parecer ser el que lo realiza. Jesús dice: “¿Por qué me llamáis Señor, Señor, y no hacéis las cosas que os digo” (Lucas 6:46). El corazón que ama de verdad querrá obedecer. “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15). Sin obediencia no puede haber una relación genuina con Jesús.

2. ¿Qué deberíamos hacer si estamos enfermos? Santiago 5:13
_______________________________________

Jesús dijo, “Si pedís en mi nombre, yo os lo haré” (Juan 14:14). Esto ciertamente incluye el sanar. Los cristianos deberían orar por sí mismos cuando están enfermos.

3. ¿Qué más es apropiado hacer por los enfermos? Vers. 14,15
____________________________________

4. ¿Sana siempre Dios al que es fiel? 2 Reyes 13:14
____________________________________

A pesar de que Eliseo era el siervo fiel de Dios y profeta, Dios no vio conveniente el sanarlo. Una ocasión Pablo le escribió a Timoteo que tenía que dejar a Trófimo, un compañero de trabajo, en Mileto porque estaba enfermo (2 Timoteo 4:20). ¿Por qué no lo sanó Pablo? Cuando Pablo oró tres veces para ser librado de un “aguijón en la carne”, que muchos creen que era una dificultad den la visión, Dios no garantizó su petición, pero prometió gracia suficiente para soportar su aflicción (2 Corintios 12:8,9). No, Dios no siempre responde las oraciones pidiendo sanidad. En su infinita sabiduría, sabe lo que es mejor para nosotros. Aun así, Cristo “tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias” (Mateo 8:17), sólo en la mañana de la resurrección tendremos la plena y completa redención que anhelamos, “la redención de nuestro cuerpo” (Romanos 8:23). Un hombre de oración lo expresó de este modo: “Cada hijo de Dios que permanece siendo hijo de Dios será sanado, ahora o más adelante en la resurrección de los justos”. Esta es una manera reconfortante de ver el tema.

5. ¿Qué viene junto con la sanidad? Marcos 2:3-11
____________________________________

Dios no sana para que continuemos practicando un pecado que conocemos. Esto no le traería gloria a Él, ni beneficio espiritual al que es sanado.

6. ¿Qué actitud de sumisión nos dio Jesús? Mateo 26:39
____________________________________

Mientras examinamos el ministerio de salud de Cristo y nos familiarizamos con sus métodos y actitudes, aprenderemos a poder distinguir mejor el auténtico sanamiento del falso.

a) Cristo sanó dondequiera que la necesidad se presentase. No hay evidencia de que fijase sesiones de sanamientos, ni que fuese anunciando: “Sanaremos aquí esta noche”.

b) Cristo evitó que se levantase culto alrededor suyo. Más al contrario, a menudo le decía a la gente que no contase lo que había hecho por ellos, ya que sabía que eso iba a interferir con su ministerio principal, la salud espiritual la cual había venido a impartir.

c) Jesús nunca cobró por sus actos de misericordia.

d) Jesús nunca ordenó a Dios que hiciese algo. Ordenaba a espíritus inmundos, pero nunca a Dios. Su relación con Dios era “tu voluntad sea hecha”. Esto no es una falta de fe. Nuestra fe debería partir del conocimiento de que Dios puede sanar, que Él quiere sanar, y que si el mejor acto de amor es sanando al enfermo, lo hará.

2. HABLANDO EN LENGUAS. (Glosolalia / Xenoglosia).

Nuestra única salvaguardia contra los engaños de Satanás en los últimos días es estar firmemente basados en las enseñanzas de la Palabra de Dios, con las cuales seremos capaces de reconocer cualquier falsificación, no importa cuan genuino pueda parecer. Ya que Satanás ha distorsionado toda verdad que Dios ha revelado en su Palabra, no es de extrañar que el don de lenguas no sea una excepción. Siendo capaces de reconocer el auténtico don, nos fortaleceremos contra cualquier engaño.

1. ¿Qué dones especiales dará el Espíritu Santo a la Iglesia? 1 Corintios 12:7-10,28-30
________________________________________

2. ¿Reciben todos los miembros de iglesia el mismo don? (Vers. 11,29,30)
_____________________________________

3. ¿Quién determina quién recibe el don y qué don va a recibir? (Vers. 11)
_________________________________________

El Espíritu Santo, y no el creyente, determina a quién se le otorga el don y qué tipo de don. Pero todos sus preciosos dones son para el beneficio de la iglesia; ninguno es otorgado para meramente elevar al individuo. Pablo compara la iglesia con el cuerpo humano (Vers. 12-27).

Al igual que cada parte del cuerpo tiene su función, cada miembro de la iglesia de Cristo servirá en una función específica. El don y las habilidades que Dios me da complementarán aquellas que ha dado a mis hermanos y hermanas. ¡No todos somos cabezas! ¡No todos somos lenguas! ¡No todos somos dedos! Aún así, el don único de cada miembro une la iglesia como un cuerpo para funcionar eficientemente.

Para meditar: A la vista de esto, ¿cómo reaccionaría usted si alguien le dice que no tiene el Espíritu Santo porque no habla en lenguas?

4. ¿Con qué propósito fue prometido el Espíritu Santo? Hechos 1:8
____________________________________

“Todos los dones del Espíritu, incluido el de lenguas, son otorgados para un uso práctico en testificar exitosamente para Jesucristo … No son dados para gratificar ambiciones, para construir estratos de elite en una sociedad espiritual, o para acelerar el motor emocional de los individuos” (As the Spirit Speaks, p. 52).

5. ¿A quién dirigirá únicamente la atención el Espíritu Santo? Juan 16:13,14
_______________________________________

¿Leemos en algún lugar sobre Pedro contando cuán agradable sensación tuvo cuando el Espíritu se derramó sobre él? ¿Hay alguna mención de sentimientos extáticos u hormigueos? ¡Ninguno en absoluto! El Espíritu Santo es el representante personal de Cristo; el Espíritu dirige la atención solamente a Cristo. El distraer la atención de Cristo hacia la vasija terrenal que contiene el don en una señal segura de falsedad. Compare los registros de Hechos 2, 10 y 19 con éste del Christian Herald, de Septiembre de 1972:

“Todos los gozos de mi vida se mezclaron juntos en un momento extático, toda la diversión de mi niñez, de mi primera cita, el momento en el hombre que quería me dijo que quería compartir su vida conmigo… Tuve la sensación de que estaba flotando en vez de andando”.

6. ¿Qué sucedió cuando el Espíritu Santo se derramó sobre la iglesia que lo esperaba en el Pentecostés? Hechos 2:1-4
“Y fueron todos llenos del ___________, y comenzaron a hablar ____________, según el Espíritu les daba que hablasen”.

7. ¿Qué demuestra que hablaban lenguas reales (idiomas)? (Vers. 5-8)
____________________________________

Este don le permitió a los discípulos hablar fluentemente otros lenguajes que no habían hablado jamás previamente, lo cual les ayudó en gran manera a esparcir el evangelio. Dice el Dr. Howard M. Ervin, preceptor de los graduados de teología en Oral Roberts University, Tulsa, Oklahoma: “Si las lenguas son meramente un “sonido extático”, son completamente irrelevantes para el culto cristiano” (Christianity Today, 11 de Abril de 1969, p. 10).

8. Cuando los apóstoles hablaron en lenguas, ¿de quién hablaron? Hechos 2:11
________________________________________

Para meditar: ¿Se recibió el don de lenguas de forma instantánea e impremeditada, o los que lo recibieron fueron siguiendo unos pasos especiales para recibirlo?

Aunque hay variaciones, el “don” de lenguas que prevalece hoy día se recibe muy a menudo a través de instrucciones. Un “papel de alabanza” fue expuesto una vez a aquellos que buscaban el don de lenguas:

“El bautismo del Espíritu Santo es a normalmente recibido mientras se alaba a Dios… Repita las palabras de alabanza de la primera fila (de una tabla) una y otra vez durante dos o tres minutos, entonces repita las palabras de la segunda fila…, permitiendo… dos o tres minutos para cada espacio… Hable una dos o tres veces más rápido de lo normal” (Plunket Rainbow Revival, mencionado en Rattling the Gates, por Roland R. Hegstad, p. 88).

Otro grupo de buscadores del “don” de lenguas era instruido de la siguiente manera:

“(1) Pensar visual y concretamente, en vez de abstractamente: por ejemplo, tratar de visualizar a Jesús como una persona; (2) conscientemente ceder sus voces y órganos del habla al Espíritu Santo; (3) repetir ciertos sonidos básicos que él (pastor) les dijo, tales como “bah-bah-bah”, o algo parecido. Entonces, él puso sus manos en la cabeza de cada uno de ellos, oró por ellos, y el buscador del don habló en lenguas (Ibid., p. 89).

Cristo dijo: “Cuando oréis, no uséis vanas repeticiones” (Mateo 6:7).

9. ¿Qué dijo Pablo acerca de las lenguas ininteligibles? 1 Corintios 14:18,19
____________________________________

10. ¿Qué directrices dio Pablo en el uso de lenguas? (Vers. 12-40)
(Vers. 12)
“Procurad abundar en ellos para la ____________________”.

(Vers. 22)
“Las lenguas son por señal, … sino a los ______________________”.

(Vers. 27)
No más de _________ o __________ deberían hablar en un servicio, e incluso esto debería ser hecho por _____________________, y debe haber un _____________________”.

(Vers. 28)
“Y si no hay intérprete, ______________________________”.

(Vers. 33)
“Dios no es un Dios de ______________________________”.

(Vers. 40)
“Pero hágase todo __________________ y en _______________”.

11. ¿Qué don consideró Pablo más importante que el de lenguas? (Vers. 1 y 39)

________________________________________

Profecía es el poder hablar con autoridad por Dios. La Biblia entera ha llegado a los hombres a través de ese don. Las Escrituras testifican de Jesús, y el don de profecía se le llama apropiadamente “el testimonio de Jesús” (Apocalipsis 19:10; 1 Pedro 1:10-12). Hablaremos más acerca de este don en la próxima lección.

12. ¿A quién dará Dios su Santo Espíritu? Hechos 5:32
____________________________________

Jesús “vino a ser Autor de eterna salvación para todos los que le obedecen” (Hebreos 5:8,9). Cualquiera que sea el nombre del movimiento, si excusa la desobediencia a la ley de Dios, ¡que esté preparado! “A la ley y el testimonio, si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido” (Isaías 8:20).

13. ¿Cuándo recibió Cristo el Espíritu Santo? Lucas 3:21,22
____________________________________

14. ¿Qué tienen que tener todos los cristianos? Romanos 8:9
____________________________________

No hay cristianos sin Espíritu. Si una persona no tiene el Espíritu Santo, no es un cristiano en absoluto. El Espíritu Santo nos comunica con Cristo. Tener el Espíritu Santo es tener a Cristo.

15. ¿Cuál es la evidencia de que uno ha sido bautizado con el Espíritu Santo? Gálatas 5:22,23
____________________________________

¡Qué seguridad para cualquiera que haya estado dudando de si Dios le aceptó o no por no haber hablado en lenguas o haber hecho milagros! Una experiencia espiritual espectacular no es la señal del Espíritu Santo. La verdadera señal de haber sido bautizado con el Espíritu Santo son los frutos del Espíritu en la vida diaria. De hecho, Pablo dice: “Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe” (1 Corintios 13:1). La santidad no consiste en sentimientos; la santidad es rendir el ego (o yo) completamente a Dios, haciendo Su voluntad en todas las cosas, y confiando en Él completamente.

En los últimos días, al pueblo de Dios le será dado poder para testificar al mundo y preparar un pueblo para el pronto retorno de Jesús. El enemigo de nuestro Señor no ignora esto, y no es sorprendente que intente oscurecer tanto el asunto que la verdadera manifestación del Espíritu de Dios no será reconocida.

3. CUATRO PRUEBAS PARA APLICAR A MILAGROS Y LENGUAS.

1. Deuteronomio 13:1-4
Los __________________ no son una prueba de la verdad.

2. 1 Juan 4:1-3
Deben confesar que Jesús, el divino Hijo de Dios, vino ______________.

3. Mateo 7:16
Examinad sus ___________________.

4. Isaías 8:20
Si no están de acuerdo con _____________ y el ____________ (Escrituras), “no les ha amanecido” (no hay luz o verdad en ellos).

Evaluemos los milagros con la Palabra de Dios, no la Palabra de Dios por los milagros. Juzguemos a todo grupo religioso por lo que enseña, no por los milagros que puedan “mostrar”. Si las enseñanzas no están de acuerdo con la Palabra de Dios, mil milagros no la pueden hacer tener razón. Es nuestro deber buscar la verdad y seguirla, independientemente de los milagros, incluido el de lenguas.

————–

Siguiente estudio: Lección 23: El Don de Profecía.

Volver al índice.

————–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

26, marzo 2007

Lección 21: El Santuario

Filed under: juicio,Profecia — ptorresm @ 10:29 pm


¡Qué privilegio es vivir a este lado de la cruz! ¿Se imagina qué sería vivir unos 2000 años antes de que nuestro Salvador caminase por los caminos de Galilea y subiese al monte Calvario para morir por la raza humana? Una cosa es poder mirar atrás y ver algo que ya ha sido hecho, que sea un hecho histórico, y otra bien distinta es ejercitar fe en algo que todavía está en el futuro. Si hubiese vivido antes de la cruz, ¿cómo hubiese mirado a ella en busca de perdón?

En la lección de hoy vamos a correr la cortina de la historia antigua y ver en el desierto el conmovedor espectáculo de la Pasión de Dios, en el cual la solución a esos problemas se revela.

La experiencia del Calvario fue prefigurada primero en el jardín del Edén. Después de que Adán y Eva pecasen, Dios les enseñó cómo demostrar su fe en la promesa de un Salvador a través del sacrificio de un cordero inocente. En este sencillo servicio tenían que ver cómo su pecado le iba a costar la vida a un Redentor inocente. Jesús mismo estaba representado en la figura de ese pequeño cordero. Cuando el pueblo de Israel eran liberados de su esclavitud en Egipto, Dios agrandó el altar del hogar para que pudiese atender las necesidades de una nación en crecimiento. En el servicio del santuario, que Él mismo les instruyó cómo construirlo, proveyó una revelación en miniatura de la obra de intercesión de Cristo, o el Evangelio, el cual incluye el sacrificio ministerial, su ministerio de mediación, y su obra de juicio. Todos ellos revelados en el servicio del templo judío, o santuario.

Algunos han pensado erróneamente que aquellos que vivieron antes del tiempo de Cristo no eran salvos por gracia, pero la Biblia niega claramente tal cosa. El capítulo 11 de Hebreos, nos cuenta como, uno tras otro, aquellos que vivieron antes de los días de Cristo eran salvos por fe. ¿Fe en qué? Fe en la promesa de un Redentor que tenía que venir. Cada vez que traían un cordero (o una paloma) para sacrificarlo en el altar del templo, estaban diciendo: “Creo que algún día el verdadero Cordero de Dios morirá por mis pecados, tal y como este pequeño cordero que está tomando mi sentencia de muerte hoy”.

Que esta lección le pueda dar una nueva apreciación del amor del cielo al proveer cada detalle para nuestra salvación.

LECCIÓN 21: CRISTO NUESTRO SALVADOR (EL SANTUARIO)

Lectura bíblica: Hebreos 7:5 a 8:5; y Capítulo 9.

Esta lección cubre los tres grandes ministerios de Jesús, su sacrificio, su mediación y su obra de juicio, mostrando cómo cada uno de ellos está tipificado en los servicios del antiguo santuario judío. Comprendiendo esos servicios podemos aprender cómo cooperar con Cristo para resolver el problema del pecado y llegar a estar con Él en un cielo sin pecado.

1. CRISTO NUESTRO SACRIFICIO (EL ATRIO EXTERIOR).

1. ¿A quién representaba el cordero? Juan 1:29
___________________________________

2. ¿Sobre quién recaían nuestros pecados? 1 Pedro 2:24
___________________________________

3. ¿Quién tenía que sacrificar a la víctima? Levítico 4:27-29
_______________________________________

Note cuidadosamente los pasos que debían ser tomados por el pecador para poder ser separado de su pecado:

(1) Debía traer un sacrificio, un buey, cordero, o paloma dependiendo de su capacidad económica;
(2) debía transferir su pecado al sacrificio por medio de la confesión;
(3) debía de matar la ofrenda por el pecado. Este era el método de Dios para mostrar que había una vía de escape de nuestros pecados, un Substituto que iba a morir en nuestro lugar, el Cordero de Dios. Hay un medio de transferir nuestros pecados sobre la cabeza del Sustituto.
¡Pero no lo olvide nunca, es la mano del pecador la que acaba con la vida de la ofrenda!

Aquí se revelan tres grandes verdades.

(1) Nuestros pecados deben ser pagados con la muerte;
(2) se ha encontrado un Sustituto en Jesús para pagar nuestra pena de muerte; y
(3) cada uno de nosotros es responsable de quitar la vida del Salvador. A pesar de que millones conocen el hecho histórico de la muerte de Cristo en la cruz, ¡cuán pocos han advertido apenas esas lecciones!

Sólo hay un camino hacia la vida eterna, y es a través de la sangre del Cordero. El gran mensaje de los servicios del santuario es que la sangre de Jesús puede sanarme del pecado si acepto su obra de purificación. El sufrimiento doloroso no comenzó en el Calvario cuando los clavos comenzaron a atravesar las manos de Jesús. No terminó cuando lo sepultaron en la tumba. Es por esto por lo que el autor de Hebreos escribió que la sangre “habla” (Hebreos 12:24). La sangre en los cuernos del altar tiene un significado. La sangre en el trono de la Gracia tiene un mensaje. ¿Cuál es ese mensaje? Nos habla del dolor que el pecado le trajo a Dios. Nos cuenta que el pecado es tan terrible que partió el corazón del Salvador. Amigo, la preciosa sangre de Cristo puede limpiarnos más y más profundamente hasta que el pecado no nos atraiga.

4. Cuando Jesús murió, ¿qué le sucedió al velo del templo? Mateo27:50,51
____________________________________

Por su acto divino, Dios puso fin al sistema de sacrificio. Nunca más tendría que ser sacrificado un cordero inocente, porque el verdadero Cordero había muerto por los pecados del mundo entero.

2. CRISTO NUESTRO MEDIADOR. (EL PRIMER DEPARTAMENTO O LUGAR SANTO)

1. ¿Quién introducía la sangre en el santuario? Levítico 5:5-7
____________________________________

2. ¿Qué representa la sangre? Levítico 17:11
____________________________________

¡Qué preciosa verdad! La sangre representa la vida. La vida misma de Jesús fue vertida en el Calvario al derramar su sangre (Isaías 53:10,12). El cordero tenía que ser sin defecto, ya que sólo la perfección podía satisfacer los requerimientos de la Ley de Dios. Aquí se ve a nuestro Salvador, quien no tenía pecado. Su vida perfecta satisfacía las demandas de la Ley; de tal modo podía presentar su sangre (representando su vida) en mi favor delante del trono de Dios. ¡Su vida perfecta sustituye a la mía!

3. ¿Quién es nuestro Sumo Sacerdote? Hebreos 9:11
____________________________________

4. ¿Dónde ha entrado Cristo por su propia sangre? Hebreos 9:12
____________________________________

La Ley dice que yo, pecador, debo morir. Pero Jesús, mi Sumo Sacerdote, está en pie delante de la Ley en la presencia de Dios y presenta su sangre (vida perfecta) en mi favor.

5. ¿En qué santuario está ministrando Jesús? Hebreos 8:1,2
____________________________________

Evidentemente hay dos santuarios, uno el cielo, y otro en la tierra que construyó Moisés. El santuario en el cielo tenía que ser modelo del santuario terrenal (versículo 5).

6. ¿Con qué propósito se dieron los servicios del santuario terrenal? (Versículo 5 primera parte)
____________________________________

El santuario de esta tierra era una miniatura del que hay en el cielo. Lo que sucedió en el era una figura ilustrando lo que Jesús está haciendo en el santuario celestial, lo que los sacerdotes hacían era un ejemplo (o sombra) de las cosas celestiales. No necesitamos más a ningún sacerdote en esta tierra para que interceda por nosotros, porque Jesús, nuestro Sumo Sacerdote y nosotros podemos “acercarnos confiadamente al trono de Gracia” para encontrar misericordia y ayuda en el tiempo de necesidad (Hebreos 4:16).

7. Desde que Cristo regresó al cielo, ¿qué es lo que ha estado haciendo? Hebreos 7:25
________________________________________

Durante esos largos siglos Jesús ha estado impartiendo los beneficios de su abogacía a las necesidades de su pueblo.

3. CRISTO NUESTRO JUEZ. (EL SEGUNDO DEPARTAMENTO O EL LUGAR SANTÍSIMO).

Hasta aquí hemos estado considerando el problema que afronta Dios al separar el pecado del pecador. Hemos aprendido que en los tiempos del Antiguo Testamento un pecador arrepentido podía tomar un cordero, y poniendo sus manos en confesión sobre la cabeza del animal, transferir su pecado al cordero. El velo era salpicado con la sangre (llevando el pecado). Se puede ver fácilmente que pronto una multitud de pecados se acumulaban en el Santuario. Una vez al año se mantenía un servicio especial para quitar esos pecados del Santuario para siempre (levítico 16). Este servicio nos ayuda a entender mejor como Dios hace la disposición final de los pecados de su pueblo.

1. ¿Con qué frecuencia entraba el sumo sacerdote al lugar Santo?. Hebreos 9:6,7
____________________________________

¿Y al lugar Santísimo?
____________________________________

El sumo sacerdote no podía entrar al segundo departamento sin sangre. El camino en el Santuario está salpicado en sangre señalando el camino manchado de sangre al calvario.
Este servicio anual era conocido como el día de la expiación (Yom Kippur). Por hacerse en este día una expiación especial “por causa de las impurezas de los hijos de Israel” (Levítico 16:16), también se llamaba el día de la limpieza del santuario y día de juicio. “Era tan horrible el día de la expiación que se nos dice en un libro judío sobre rituales que los mismos ángeles corrían de aquí para ya en temor y temblor, diciendo: “¡he aquí el día del juicio ha llegado!” (Frederic W. Farrar, The early days of christianity,p.238).

En este día un cabrito era sacrificado y su sangre llevada al lugar santísimo y se salpicaba sobre el trono de gracia para satisfacer los requerimientos de la ley quebrantada. Con este acto el sumo sacerdote recogía simbólicamente todos los pecados perdonados en aquel año, tomándolos consigo mientras salía del santuario. Entonces ponía sus manos sobre otro cabrito y le transfería esos pecados. Este cabrito era llevado dentro del desierto para morir. De este modo se quitaban todos los pecados del santuario una vez al año, quedando de esta forma limpio. E Israel también permanecía delante de Dios como un pueblo limpio. Este era, de hecho, el día más solemne, porque cualquiera que tuviese pecados no confesados sería cortado de Israel (muerto).

2. ¿Necesita también purificación el Santuario celestial? Hebreos 9:23
____________________________________

Unos cuantos textos nos mostrarán ahora como esto que vamos a ver ahora también permanece vigente para el pecador.

3. Si confesamos nuestro pecados, ¿Qué hará Dios? 1ªJuan 1:9
____________________________________

4. Al confesar nuestro pecados ¿Qué estamos haciendo? 1ªTimoteo 5:24
“Los pecados de algunos hombres se hacen patentes (son confesados), antes que ellos _________________”.

5. ¿Qué es lo que hace Dios con los pecados perdonados? Isaías 44:22
____________________________________

El único lugar en el que los pecados no pueden ser vistos en el juicio es bajo la sangre de Jesús.

6. ¿Cuándo limpia Dios nuestros pecados? Hechos 3:19
____________________________________

¿Qué sigue al “tiempo de refrigerio”? (Vers. 20)
____________________________________

7. ¿Qué evento precede inmediatamente a la venida de Cristo?
Daniel 7:26
“Se sentará el _______________________”.

Apocalipsis 22:11,12
“_________________________________”.

Cuando esta declaración solemne sea pronunciada, la obra de juicio habrá sido culminada y Jesús podrá venir prontamente, trayendo las recompensas con Él (Vers. 12).

8. ¿Cómo indica Pablo que Dios tiene un tiempo específico para el juicio? Hechos 17:31
________________________________________

Este juicio aún estaba en le futuro en los tiempos de Pablo, pues era un juicio “venidero” (Hechos 24:25). “Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo” (Gálatas 4:4). Al final de los 483 años de Daniel 9, Jesús fue bautizado y ungido con el Espíritu Santo, tal y como estaba predicho. También fue crucificado al tiempo del reloj profético, cuando su “hora ha llegado” (Juan 13:1).

9. Al tiempo que el mensaje de Apocalipsis 14:6,7 va avanzando, ¿qué se constata acerca del juicio?
“La hora de su juicio ____________”.

“Aquí no se anuncia que el juicio vendrá, sino que ha venido. Evidentemente el juicio estará en sesión plena cuando los hombres oigan este mensaje. Esto sólo puede significar que el juicio de Dios (la parte “decisiva” o investigadora del juicio de Dios) se estará llevando a cabo en el período de tiempo en el que se cierra la historia de este planeta. Aquellos que predican el Evangelio eterno serán capaces de saber cuándo comenzó el juicio. ¿Cómo podrían afirmar en absoluto de forma inteligente que la hora del juicio ha comenzado si no supiesen cuándo comenzó?” (George E. Vandeman, Planeta en Rebelión, Págs. 301,302).

10. ¿Cuándo tenía que tener lugar la purificación del santuario según Daniel 8:14?
_______________________________________

En la última lección vimos que la profecía de los 2300 días comenzó en el 457 a.C. y acababa en 1844 d.C. (Día por año, o 2300 años). La profecía de Daniel no se pudo aplicar al santuario judío porque: 1) el sistema de sacrificios terminó en la cruz. Y 2) no ha existido ningún santuario judío desde el año 70 d.C. cuando los hombres de Tito arrasaron Jerusalén.

También hemos visto cómo cada servicio del santuario tenía su paralelo en la obra de expiación de Jesús por nosotros. Su sacrificio tuvo lugar aquí en la tierra, y fue prefigurado en los sacrificios diarios ofrecidos en el atrio exterior del templo. La sangre que el sacerdote llevaba al lugar santo para esparcirla sobre los cuernos del altar del incienso y delante del velo, ilustraba cómo Cristo, como nuestro Sumo Sacerdote, mediaba en nuestro favor con su sangre vertida por nosotros.

Sólo quedaba el servicio del lugar Santísimo (la purificación anual del santuario o día del juicio). En él, Dios revela cuándo está previsto que comience el juicio.

Pregunta para meditar: En 1ª Corintios 5:7, Pablo llama a Cristo nuestro “Cordero pascual”. ¿En qué sentido es Jesús el Cordero de Pascua?

Cuando vemos cómo tuvo lugar la muerte de Cristo a la novena hora (a las 3 de la tarde), estaba sincronizado perfectamente con el sacrificio del cordero pascual de la tarde en el atrio del santuario, esto aumenta nuestra apreciación de la precisión del horario de Dios. Antes de dejar a sus seguidores, Cristo les prometió un derramamiento especial del Espíritu Santo para darles poder y testificar. Esto tuvo lugar en el Pentecostés, y Pedro infiere firmemente que esto coincide con el comienzo de la obra de intercesión de Cristo en el Santuario celestial como nuestro Sumo Sacerdote y Mediador (Hechos 2:32,33). Los judíos celebraban tres fiestas anuales, la Pascua, y el día de la expiación o juicio, cada uno de ellos tipificando una fase del ministerio de salvación de Cristo. El día de expiación siempre tomaba lugar en el décimo día del séptimo mes, el cual, en 1844, cayó el 22 de octubre. ¿Sería Cristo menos preciso en esta otra etapa de su último ministerio por nosotros de lo que fue en las dos primeras? Pablo dijo que Dios ha señalado un día en el que juzgará al mundo, y a Daniel le fue mostrado en profecía simbólica cuándo llegaría este día.

4. EL JUICIO.

1. ¿Quién tiene que comparecer en el juicio? 2 Corintios 5:10
____________________________________

2. ¿Con qué ley se nos juzga? Santiago 2:10-12
____________________________________

3. ¿Sobre qué base se evaluará nuestro caso en el juicio?
Apocalipsis 20:12
“De acuerdo a _____________________”

Mateo 12:36,37
“Por tus ____________________________”

Eclesiastés 12:14
“_________________________________

1 Corintios 4:5
“___________________________________

¡Sin encubrimientos! ¡Sin evasiones! ¡No hay olvidos! ¡No hay documentos perdidos! ¡No hay falsos testigos! En este mundo los hombres son a menudo juzgados erróneamente, pero en el juzgado de Dios todos los hechos están grabados.

4. ¿Qué registros se usan como evidencias?
Apocalipsis 20:11,12

____________________________________

Malaquías 3:16
____________________________________

5. ¿Qué se le promete al vencedor? Apocalipsis 3:5
____________________________________

6. ¿Quién es el abogado? 1 Juan 2:1
____________________________________

7. ¿Quién es el juez? Juan 5:22,27
____________________________________

Cuando Jesús estaba delante de Pilato aquella oscura mañana de viernes, pocos comprendieron el significado de su prueba. Pilato pensó que tenía el destino de Cristo en sus manos (Juan 19:19). Los gobernantes y sacerdotes pensaron que al fin tenían a Jesús en su poder (Mateo 26:66; 27:1). La muchedumbre pensó que estaban decidiendo su suerte (Marcos 15:9-15). Un día la escena será invertida. Pilato, los gobernantes y los sacerdotes, la multitud, y todos nosotros (cada hombre, mujer y niño) estará en pie delante del tribunal divino afrontando su prueba. Y la pregunta que decida nuestro destino eterno será “¿Qué hemos hecho con el hombre llamado Jesús?” En esa investigación, Jesús servirá por vez imprecedente como abogado y juez.

Si hemos aceptado a Cristo como nuestro Señor y Salvador, Él ha prometido confesar delante de Dios y de los santos ángeles, que somos sus leales y devotos seguidores, miembros de su familia. Él no se avergüenza de reconocer que somos suyos y Él es nuestro, de que nos ha comprado con su propia sangre, y que por lo tanto le pertenecemos.

8. ¿Por qué no tiene que temer al juicio la persona que ha aceptado a Cristo? Efesios 1:6
________________________________________

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu” (Romanos 8:1). Si no fuese por Jesús, al igual que Félix (Hechos 24:25) sólo podríamos temblar al mero pensamiento de aparecer delante del gran tribunal de Dios y ser juzgados por su ley, porque sólo nosotros sabemos bien cuántas veces la hemos quebrantado. Pero cuando acepto a Jesús y le permito dirigir mi vida, Él aparece en mi lugar en el juicio. Él es mi substituto. Su muerte toma el lugar de mi pena de muerte. Su justicia ocupa el lugar de mis trapos sucios. Jesús mismo pasa a ser mi Justicia, mi santificación, mi redención (1 Corintios 1:30). No necesito más estar ansioso sobre qué es lo que Dios piensa de mí, sino de lo que Él piensa de Jesucristo, mi substituto. Desde que Cristo ya ha sido aceptado, yo también he sido aceptado, y la palabra que sigue es: “Quitadle esas vestiduras viles … He quitado de ti tu pecado, y te haré cambiar tus ropas (ropas de salvación, la vestidura de justicia)” (Zacarías 3:4; Isaías 61:10). No es extraño que no tengamos que temer el juicio. ¿Puede alguien pedir más?

————-

Siguiente estudio: Lección 22: Don de Lenguas y otros milagros.

Volver al índice.

————-

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

25, marzo 2007

Lección 20: El tiempo del Mesías prometido

Filed under: Profecia — ptorresm @ 11:10 pm


En las próximas dos lecciones, estudiaremos la profecía más larga (que abarca el período de tiempo más largo) de la Biblia, así como la profecía que se extiende hasta nuestros días. Se encuentran en los capítulos ocho y nueve del libro de Daniel.

Aquí vemos revelados:

1. La subida y caída de los imperios.
2. El tiempo preciso en el que el Mesías vendría, y cuándo tenía que morir.
3. El día de la apertura del gran juicio de Dios.

Todos son eventos de gran importancia.

Se dice que Goethe, el famoso poeta alemán, dijo a la edad de 75 años: “He tenido la gran ventaja de nacer en el momento en el que los grandes eventos del mundo estaban a la orden del día”. Mencionó la independencia americana, la revolución francesa, y finalmente, el desarrollo de toda la era napoleónica hasta la caída de su héroe y los sucesos que siguieron a ello.

¿Qué hubiese dicho Goethe si hubiese vivido hoy y hubiese sido testigo de esos “sucesos que siguieron” a la época de Napoleón? Las profecías de la Biblia predicen un gran acontecimiento tras otro. Pero los más grandes acontecimientos han ocurrido en el último siglo y medio.

Antes de comenzar este estudio, asegúrese de leer Daniel 8 y 9. Esta no es una lección fácil, así que piense mucho, ore intensamente pidiendo la orientación del Espíritu Santo, y Dios le premiará con el descubrimiento de la llave maestra para toda verdad profética. Que Dios bendiga su estudio y le lleve más cerca de Jesús, nuestro Salvador y amigo.

LECCION 20: EL TIEMPO DEL MESIAS PROMETIDO.

Lectura bíblica: Daniel 8 y 9.

Estamos ahora en los tiempos de Daniel, en el palacio de un antiguo imperio cuyo rey recibió de Dios una dramática visión. Unas pocas preguntas le ayudarán a orientarse, especialmente si se leyó primeramente los capítulos 8 y 9 de Daniel.

1. LA VISIÓN DE DANIEL 8.

1. ¿A quién representa el carnero? Daniel 8:20
____________________________________

Un cuerno era mayor que el otro (versículo 3), indicando que uno de los poderes de esta monarquía dual sería mayor que el otro.

2. ¿Quién es representado por el macho cabrío? (versículo 21)
____________________________________

¿Quién es simbolizado con el cuerno entre sus ojos?
____________________________________

Alejandro Magno de Grecia venció al imperio Medopersa en la batalla de Arbela en el 331 a.C. El macho cabrío “venía … sin tocar tierra” (versículo 5), de lo rápido que era. Alejandro murió 8 años después de una fiebre que siguió a una borrachera.

3. ¿A quién representan los cuatro cuernos del macho cabrío? (Vers. 22)
____________________________________

Después de la muerte de Alejandro, sus cuatro generales de guerra (Seleuco, Casandro, Lisímaco y Tolomeo) dividieron el imperio en cuatro provincias (norte, sur, este y oeste), “hacia los cuatro vientos del cielo” (versículo 8).

4. ¿Qué le surgió de uno de los cuatro vientos? (Versículo 9)
“Y de uno de ellos salió un ______________, que creció mucho hacia el _________, y al ________, y hacia la ______________________”.

Esta profecía no menciona específicamente el sucesor de Grecia. De todos modos, las profecías de Daniel 2 y 7 siguen el patrón de los cuatro imperios históricos (Babilonia, Medopersia, Grecia y Roma). Daniel 8 comienza con Medopersia, ya que Babilonia estaba por desaparecer de la escena. El cuerno pequeño salió de uno de los cuatro cuernos. Los romanos, o la provincia griega del Oeste, vencieron a los Macedonios en el 168 a.C. Con este comienzo, los romanos comenzaron a avanzar hacia el Sur, hacia Egipto, al Este hacia Siria y Palestina (“la tierra gloriosa”), conquistándolo todo hasta que llegó a “engrandecerse”.

La Roma pagana fue seguida por la Roma papal. Finalmente, todos los poderes de la tierra serían quebrantados, no por una mano humana (Daniel 8:25), recordándonos la piedra que “fue cortada … no con mano” (Dan. 2:45), cuando Dios establezca su reino eterno.

6. Describa varias características de este “gran poder”. (Daniel 8:9-14 y 23-25). (Vers. 10) “Y se engrandeció, hasta el ____________________”.

“El ejército de los cielos”, se refiere al pueblo de Dios, los judíos.

(Vers. 11) “Aún se engrandeció contra el ______________________________”.

Fue la Roma pagana quien crucificó al “Príncipe de los ejércitos”, Jesucristo.

(Vers. 11). “Y por él fue quitado el _____________ ________________, y el lugar de su Santuario fue _____________ _______________”.

En el 70 d.C. bajo la Roma pagana, Jerusalén fue destruida y el Santuario quemado hasta los cimientos.

(Vers. 12) Este poder “echó por tierra la _________________________”.

(Vers. 24) “Y su poder se _________________, mas no con su propia _____________”.

El versículo 12 menciona que “le fue entregado el ejército”. La Roma papal recibió sus tierras de la Roma pagana (ya lo veremos más adelante).

(Vers. 24) “Y causará grandes _________________”, o tremendas destrucciones, sin duda alguna haciendo referencia a su carácter perseguidor.

(Vers. 25) “Con su sagacidad hará prosperar _________________ en su mano”.

Sutileza y engaño caracterizarán sus crueles métodos.

(Vers. 25) “Y en su corazón se __________________”.

¡Cuán acertadamente representan estas palabras a las que describen el anticristo en 2ª Tesalonicenses 2:4 “el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios”.

(Vers. 25) “Y se levantará contra ____________________________________”.

7. ¿Qué período de tiempo se introduce a continuación? (Versículo 14)
____________________________________

8. ¿A qué período de la historia de esta tierra apunta esta visión? (Vers. 17)
____________________________________

Probablemente Daniel tenía para entonces unos ochenta y pocos años. Mientras Gabriel le abría la mente a esos grandes eventos, Daniel estaba tan abrumado que se aturdió.

2. LA VISIÓN CONTINÚA EN DANIEL 9.

Mientras se abre el capítulo 9, encontramos que Daniel todavía está preocupado por la porción inexplicada de la profecía, aparentemente confundiéndola con la predicción de Jeremías que decía que la cautividad en Babilonia iba a durar 70 años (Jer. 25:12). Mientras Daniel intentaba descifrar el significado de los 2.300 años, temió que los pecados de su pueblo fuesen tan grandes que Dios decidiese prolongar su cautividad. Los versículos 17-19 parecen indicar que la tarea de su oración era pedir que Dios no incumpliera su promesa a Jeremías, para que la ciudad y el Santuario fuesen reconstruidos, según la promesa.

Es algo curioso que Daniel reconociese los 2.300 días representando años, de no ser así, se hubiese alegrado ante el pronto regreso a su tierra natal (menos de 6 años), no se habría preocupado, sino que se hubiese alegrado de saber que pronto iban a volver a Jerusalén. El principio de interpretar día por año ya se usaba antes de los tiempos de Daniel (Números 14:34 y Ezequiel 4:6).

1 ¿Quién vino para ayudar a Daniel a entender la visión? (Daniel 9:21-23)
____________________________________

2 ¿Cuánto tiempo de la profecía fue asignado (o determinado) a la nación judía?
(Vers. 24, primera parte). ______________

¿Cuántos años es esto? ____________.

Multiplique el número de semanas (70) por el número de días de la semana (7) y le darán el número de días de las 70 semanas. Recuerde que un día equivale a un año. 70 x 7 = 490 días.
Los 2.300 días se componían de dos partes, una de 490 años para los judíos, y otra de 1.810 años (2.300 – 490 = 1.810), que llegan hasta la purificación del santuario.

Todo lo que necesitamos saber ahora, es cuándo comienza a contar el tiempo de esta profecía. Martín Lutero, el gran protestante reformista, murió a la edad de 63 años, este es un hecho histórico. Pero si no sabe nada más de él, no sabrá cuándo vivió. De todos modos, si sabe que nació en 1.483, entonces puede averiguar cuándo murió. Dios sabía que necesitamos un punto de origen en esta profecía para que tuviese significado pleno.

3. ¿Qué evento marca el comienzo de esta profecía? (Vers. 25)
____________________________________

Esto sucedió en el 457 a.C. (Véase Esdras 7:11-26), el séptimo año de Artajerjes. Esta fecha ha sido verificada históricamente con las listas de reyes de Babilonia, y astronómicamente contando el número de eclipses.

4. ¿Qué dos períodos de tiempo precederían al Mesías? (Vers. 25)
____________________________________

7 semanas y 62 semanas. Así que tenemos 69 semanas (7 + 62 = 69) antes del Mesías. El período de 7 semanas (7 x 7 = 49 días, que son 49 años) son los 49 años que se tardó en reconstruir Jerusalén. Las siguientes 62 semanas (7 x 62 = 438 años), llegaban hasta el Mesías, o el Ungido. Jesús fue ungido en su bautismo en el año 27, (Mateo 3:13-17; Hechos 10:38). Cuando el reloj de Dios marcó la hora, Jesús estaba allí, en las aguas del Jordán para ser bautizado por Juan. Inmediatamente comenzó a predicar: “El tiempo se ha cumplido” (Marcos 1:15). Jesús conocía todo sobre las profecías de Daniel, porque Él mismo se las dio a través del ángel Gabriel. Gracias a Dios, Jesús apareció en el momento exacto ¡predicho por Daniel seis siglos antes!

¿Dónde está el hombre que puede predecir lo que va a suceder dentro de un año? ¿O incluso mañana? Pero aquí tenemos un Libro, un Libro atrevido, de hecho se atrevió a predecir el momento en que el Mesías iba a aparecer con más de 500 años de anticipación. Dios conoce el fin desde el principio. Podemos confiar plenamente en su Palabra.

5. ¿Qué tenía que suceder después de las 69 semanas? (Vers. 26, primera parte)
_______________________________________

“Se quitará la vida al Mesías, mas no por sí”. Cuán llenas de significado están esas palabras. Cuando se le quitaba la vida a un judío, normalmente se debía al quebrantamiento de una ley, pero Gabriel se apresuró a decirnos que el Mesías no iba a morir por haber pecado. No. Jesús murió por tus pecados y por los míos, pero su vida fue sin pecado.

6. ¿Qué iba a suceder en la mitad de la semana que queda, (la 70ª)? (Vers. 27)
_______________________________________

Cuando Cristo murió en la cruz, el velo del templo se rasgó de arriba abajo por una mano invisible (Mateo 27:51), significando el final de los sacrificios con animales, ya que el “Cordero de Dios” acababa de ser sacrificado en el monte Calvario.

Jesús murió en la primavera del año 31, tres años y medio después de su bautismo, precisamente en la mitad de la semana que la profecía indicaba. La otra mitad de esa semana no concluyó hasta el otoño del año 34. En ese momento, el Sanedrín hizo matar a Esteban. Poco después Pablo se convirtió y llegó a ser el gran apóstol a los gentiles.

Para meditar: ¿Por qué cree que los judíos no fueron rechazados en el momento de la muerte de Jesús, y se les dio otros tres años y medio de prueba?

La historia de los judíos y de su rechazo a Cristo se registró para ser ejemplo a nosotros. No entendieron el verdadero propósito de la misión de Jesús por el mundo, a pesar de que las profecías lo explicaban claramente. Lo podían haber sabido. No fue necesario haber rechazado su Mesías. Pero cuando lo hicieron, Dios no tuvo más opción que dirigirse a los Gentiles con el Evangelio. El Nuevo Testamento es igualmente claro indicando que los judíos, individualmente pueden ser salvos, tal y como cualquier otra persona es salva, aceptando a Cristo como su Salvador.

Acabamos de ver cómo 70 semanas, o 490 años de esa profecía de 2.300 años, acaban en el otoño del año 34. Aún quedan 1810 años, que nos llevan a 1844. ¿Qué tenía que suceder en 1844? ¿Qué es la purificación del Santuario? Para tener una mejor comprensión de este tema, nos será de ayuda tener alguna información básica acerca de los servicios del Santuario y qué es lo que tenían que enseñar.

3. EL SANTUARIO.

1. ¿Qué le dijo Dios a Moisés que hiciera? Éxodo 25:8
____________________________________

2. ¿Qué tenían que enseñar a la gente los servicios del Santuario? Salmo 77:13
_______________________________________

El Santuario tenía que revelar al hombre el camino de la salvación del hombre. Jesús dijo: “Yo soy el Camino” (Juan 14:6). En el libro de Hebreos, Pablo nos muestra cómo Cristo estaba simbolizado en todos los servicios del Santuario hebreo.

3. ¿Cómo se llamaban las dos habitaciones del Santuario? Éxodo 26:33
_______________________________________

Esos dos cuartos estaban situados dentro de un atrio al aire libre, rodeado por un muro. Cada uno de esos tres lugares simbolizaba uno de los aspectos de la obra de Cristo en la salvación del hombre caído.

1. El atrio. Aquí estaba el altar donde se quemaban las ofrendas, y la pila de agua para los lavamientos y purificaciones ceremoniales.

2. La primera sala, o Lugar Santo. En esta sección del santuario estaba el candelabro de siete brazos, (representando a Jesús, la Luz del mundo), la mesa del pan de la proposición (Jesús, el Pan de vida), y el altar del incienso que estaba delante de la cortina, o velo, que separaba el lugar santo del lugar santísimo. El incienso simbolizaba la justicia de Cristo perfumando las oraciones del pueblo de Dios (Apocalipsis 8:4).

3. La segunda sala, o Lugar Santísimo. Justo después del velo, en el lugar “Santo de los Santos”, estaba el arca de la alianza, que contenía los diez mandamientos escritos por Dios en dos tablas de piedra. Por encima de la Ley estaba el trono de la Gracia o Misericordia, cubierto por dos ángeles de oro.

————–

Siguiente estudio: Lección 21: El Santuario.

Volver al índice.

————–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

24, marzo 2007

Lección 19: Autopista a la salud y felicidad

Filed under: Salud — ptorresm @ 1:01 am


Jesús fue un enigma para la gente de Su tiempo. No solamente se relacionó libremente con recaudadores de impuestos y otros proscritos, además no mostró ningún interés en derrocar el gobierno romano. A veces parecía más interesado en sanar a la gente que en cualquier otra cosa, ¡pasó más tiempo haciendo eso que predicando! ¿No sabía que los médicos se preocupan por el cuerpo, y que los predicadores se ocupan del espíritu? ¿Por qué no se dedicó a salvar pecadores y dejó los cuerpos de los hombres para los profesionalmente entrenados?

Sí, Jesús pasó más tiempo sanando que predicando, y por una buena razón. ¡Él sabe cómo está hecho el hombre! Él mismo hizo al hombre, lo formó del polvo de la tierra y sopló en su nariz aliento de vida.

Hasta hace poco se creía que si el cuerpo tenía problemas, había que acudir al médico. Si la mente tenía problemas, debería visitar a un psiquiatra. Y si su espíritu estaba mal, debería buscar a un ministro del evangelio. Todavía no hemos salido del bosque de estos problemas, pero hoy en día hay un mayor interés en la salud integral, el bien estar de todo el ser. La medicina moderna se empieza a dar cuenta de que es imposible sanar el cuerpo sin tratar la mente, si es que también está enferma. De igual modo, la mente no se recuperará si el cuerpo necesita también tratamiento. Tratar de sanar el cuerpo o la mente cuando el problema es básicamente espiritual, es un trabajo sin esperanza.

Jesús conocía esto. Jesús sabía que la enfermedad, incluso la fatiga, actúa como una droga y entorpece la mente. Y cualquier cosa que apaga la mente, debilita la fuerza de voluntad. Sabía que la conciencia actúa a través de la mente. Por lo tanto, la conciencia se ve afectada por la calidad del tejido cerebral y de la salud de los nervios. La calidad del tejido cerebral depende de lo que el hombre come.

Jesús sabía que un cuerpo enfermo significa una mente que no funciona lo bien que podría. Él quería que aquellos a los que enseñaba, tuviesen buena salud para que pudiesen apreciar y evaluar mejor lo que intentaba enseñarles, y ser capaces de hacer decisiones espirituales inteligentes. Jesús trató el ser humano completo.

Suyo para una vida más saludable y abundante, mientras se prepara para la vida eterna en el glorioso futuro que Dios tiene guardado para Sus hijos.

LECCION 19: AUTOPISTAS A LA SALUD Y FELICIDAD.

Lectura bíblica: 1ª Corintios 9:24-27

Hace poco, el propietario de un autorretrato de Ket, miraba la pintura que acababa de comprar y se estremeció. La pintura comenzó a deslizarse hacia abajo como si el tapiz fuera de aceite. Puso el cuadro del revés, pero no sirvió de ayuda. Un restaurador trató de poner los rasgos del rostro en su sitio, pero la pintura corrida se negó a volver a su estado original. Evidentemente el joven pintor había mezclado sus pinturas con mucha cantidad de aceite barato, y ahora el autorretrato no tenía valor.

¿Ha mirado usted a su autorretrato últimamente? El lienzo sobre el cual pintamos es hereditario y nacemos con unas características propias (la salud, el intelecto, los talentos). Las pinturas y aceites son lo que vamos añadiendo a lo largo de la vida.

Dios también se interesa en el retrato que estamos pintando. Como puede ver, cuando le invitamos a dirigir nuestra vida, coloca su retrato en el estudio de nuestra mente. Él está ansioso de que reflejemos su semejanza tan perfectamente que los hombres le puedan ver en nosotros, y que también le amen. Éste es el propósito de la redención, restaurar la imagen de Dios en su creación (Romanos 8: 29)

Teniendo en cuenta que el Espíritu Santo se comunica con nosotros a través del sistema nervioso, nos damos cuenta de que la salud de nuestra mente y cuerpo son muy importantes para Dios. Cuanto mejor sea la condición de nuestro cuerpo, más alerta estará nuestra mente, más someteremos nuestros deseos, y mejor podrá Cristo cumplir sus propósitos en nosotros. Ésta es la razón por la que le importa lo que comemos y bebemos, vemos y oímos, cómo trabajamos, descansamos y nos recreamos, así como lo que pensamos y decimos. Incluso nuestra apariencia, es importante porque somos su anuncio de cristianismo. Y los anuncios son para vender.

Así que si parece cansado, o necesita una receta para esa depresión, o simplemente quiere estar seguro de que su conexión con el cielo no se obstruya, ¡sigua leyendo!

1. EL HOMBRE COMPLETO

1. ¿Cómo fue creado el hombre en el principio? Génesis 2:7
____________________________________

Muchas traducciones dicen: “…Y el hombre fue una persona viviente.” El alma es el hombre completo.

2. ¿Cómo se ve envuelto nuestro cuerpo en la adoración? Lucas 10: 27
“Amarás al Señor tu Dios con ________________, y con toda alma, y con todas tus ____________, y con toda tu; Y a tu prójimo como a ti mismo.”

Para amar a Dios con la mente, debe haber un cerebro. Amar a Dios con nuestras fuerzas involucra a el cuerpo. Así que tenemos que amar y adorar a Dios con todo el ser, la persona completa.

3. ¿Qué son los cristianos para presentarse delante de Dios? Romanos 12:1
________________________________________

En los tiempos del Antiguo Testamento los corderos inocentes eran sacrificados como recordativo de que Jesús vendría y moriría por su pueblo. Esos sacrificios llegaron a su fin cuando Jesús murió. Pablo se refiere a esto para ilustrar las responsabilidades de aquellos que siguen a Cristo. Se nos pide llevar un sacrificio, no uno para ser matado en el altar, sino uno que vive, nuestros propios cuerpos.

El cordero que era traído al Templo tenía que ser sin defecto, perfecto en todo aspecto. Eso era así porque Cristo, el Cordero de Dios, iba a ser sin mancha de pecado. Si Dios exigía entonces un sacrificio perfecto, ¿piensa usted que ahora, después de la Cruz, va a requerir menos? ¿Qué pensaría Él de un sacrificio que huele a humo de tabaco o de licor?

Esto no significa que no podamos acudir a Jesús tal y como somos. El nos limpiará, por dentro y por fuera, porque esto es lo que sucede cuando Jesús toca una vida.

4. ¿A quién pertenece nuestro cuerpo, y por qué? 1ªCorintios 6:19, 20
____________________________________

¡Qué pensamiento más imponente! ¡Ser el templo de Dios o el lugar donde habita el Espíritu Santo! Sólo con la fuerza de nuestra naturaleza caída nos es imposible vivir una vida aceptable par Dios. Simplemente no lo podemos hacer. Pero Jesús vino como hombre “semejante en todo” (Hebreos 2:17), y vivió una vida perfecta para que a través del Espíritu Santo, Él pueda vivir esa vida perfecta otra vez en nosotros. “Cristo en vosotros, la esperanza de gloria” (Colosenses 1:27).

2. EL CUIDADO DE NUESTRO CUERPO

Cuando usted compra un coche nuevo, recibe un manual de usuario, diciéndole cómo usar el coche y cómo conservarlo. Un sabio propietario sigue las instrucciones muy de cerca, reconociendo que el fabricante sabe cómo funcionará mejor. Nuestro Creador y Diseñador nos ha dado instrucciones para el cuidado de nuestro extraordinario cuerpo humano. Nos dice en su Palabra lo que es bueno y lo que no es bueno para el cuerpo.

1. ¿Qué es lo que Dios no nos quitará? Salmo 84:11
________________________________________

2. ¿Qué le fue prometido a Israel si seguían las instrucciones de Dios? Éxodo 23:25 última parte.
_____________________________________

Años más tarde, David dijo: “Los sacó con plata y oro; y no hubo en sus tribus enfermos” (Salmo 105:37). ¡Qué le parece!

3. ¿Qué se nos desea en la Biblia para todos nosotros? 3ª Juan 2
_____________________________________

4. Cuando Daniel y sus amigos rechazaron la comida no saludable, ¿cuál fue el resultado? Daniel 1:8-16
_________________________________________

La comida del rey era abundante y poco saludable, y los hebreos habían sido educados en estrictos hábitos de temperancia de acuerdo con la Palabra de Dios.

5. ¿Qué amplio principio orientativo nos dio Pablo? 1ªCorintios 10:31
______________________________________

6. ¿Cuál fue la dieta original del hombre?
Génesis 1:29
______________________________________

Después del pecado, Dios añadió… Génesis 3:18
__________________________________________

Frutas, cereales, semillas, y plantas (verduras). Después del diluvio Dios permitió al hombre comer carne, pero fue muy específico, sólo se podían comer los animales “limpios”. Noé conocía la diferencia entre animales limpios e inmundos, porque había metido en el arca siete parejas de cada animal limpio y sólo una de cada animal inmundo. El comer carne fue, sin duda, un factor, quizás el mayor, en el rápido acortamiento de la vida del hombre después del diluvio.

7. ¿Cómo podemos determinar qué es limpio o inmundo? Deuteronomio 14:3-19
“Y todo animal de _________, que tiene ___________, y que ___________ entre los animales, ese podréis comer (ver. 6). “Más todo lo que no tiene __________ y _____________; inmundo será” (ver. 10)

La carne de cerdo, conejo, caballo, bagre, cangrejo, anguila, cigala, camarón, ostras, almejas, pulpo, etc., se pueden comer solamente poniendo en peligro nuestra salud. ¿Se ha dado cuenta de que la mayoría de esos animales que Dios prohíbe se alimentan de desperdicios? ¿Son diferentes ahora de entonces? ¡No! Un cerdo es un cerdo, tal y como dice el propio nombre. Podemos confiadamente asumir que lo que Dios etiquetó como no comestible en los días de Moisés, es incluso más incomestible hoy, con el incremento de degeneración y enfermedad.

8. Cuando Jesús venga, ¿qué le sucederá a aquellos que continúan comiendo lo que Dios prohibió? Isaías 66: 15-17
____________________________________

9. ¿Cuál fue el veredicto de Salomón sobre las bebidas alcohólicas? Proverbios 20:1
_______________________________________

Ya que está en Proverbios, vaya al capítulo 23: 29-35 para tener un retrato de una persona bajo la influencia del alcohol. La gente habla sobre el derecho a beber, ¿y qué acerca de conducir ebrio en las autopistas? ¿O qué tal sobre la seguridad y cortesía con la esposas e hijos? ¿O no tiene derecho de disfrutar de un vecindario tranquilo con seguridad en las calles? ¿Está bien darle permiso a un hombre para vender lo que convertirá a otro hombre en un mendigo o en un caso de asistencia social, y entonces hacer que hombres sobrios se tengan que encargar de él?

10. ¿Qué mandamiento prohíbe cualquier cosa que perjudique o acorte nuestra vida? Éxodo 20:13
____________________________________

11. ¿Qué hará Dios a aquellos que destruyen sus cuerpos? 1 Corintios 3:16, 17
_______________________________________

Un hombre camina hacia la puerta de una iglesia, pero antes de entrar, se para lo suficiente para deshacerse de su cigarrillo. ¿Por qué? Porque el edificio en el que está a punto de entrar es un lugar sagrado. Instintivamente sabe que fumar en una iglesia profanaría un lugar santo. Ese mismo hombre, de cualquier modo, no piensa que está destruyendo el templo de su cuerpo, también santo, con el veneno mortal del alquitrán, la nicotina y el humo del tabaco.

La mayoría de nosotros estamos al tanto de los efectos dañinos del tabaco. Pero, ¿qué pasa con las bebidas? ¿Qué pasa con esa aparentemente inocente taza de café, por ejemplo? La razón por la que parece tener ese poder mágico de “dar energía” es porque contiene un estimulante muy poderoso llamado cafeína. La subida temporal de ánimo que provee al cuerpo será seguida de una correspondiente caída de fuerzas y ánimo. ¡Esa es la razón por la que se “necesita” otra taza de café! Pero el interés que se paga es en forma de problemas de corazón, digestivos, daño en los cromosomas de sus células, irritabilidad, pérdida de sueño, palpitaciones y temblores musculares; será una gran factura.

“¿Y cómo metemos al té en este cuadro? Muy claro. Una taza de té contiene sobre la misma cantidad de cafeína que contiene una taza de café, así que deberíamos esperar los mismos efectos…

No encontrará su buena fortuna en la hojas del té.

No olvide las bebidas de cola. Su gran popularidad … su gran popularidad no se debe solamente a su buen sabor. Un refresco de lata contiene la mitad más de cafeína que una taza de café instantáneo” (Donald Hawley, Come a live, p.124).

Y lo que ha sido dicho sobre el alcohol, tabaco, café, té y bebidas de cola, es el doble de verdad con otras drogas muy comunes hoy en día (hierba, hash, acid, polvo de ángel, benzedrina, etcétera, etcétera).

12. ¿Cuán temperantes debemos ser? 1ªCorintios 9:25
________________________________________

Esto incluye suficiente descanso, suficiente ejercicio, no menos de ocho vasos diarios de agua, mucho aire fresco y sol, del que muchos de nosotros nos privamos.

3. CUIDADO DE LA MENTE.

1. ¿Qué relación tiene la mente con el cuerpo? Proverbios 23:7
____________________________________

2. ¿Con qué deberíamos llenar nuestras mentes? Filipenses 4:8
____________________________________

¿Hay aquí alguna palabra de sabiduría para el adicto a la TV?

4. VENCIENDO HÁBITOS INSALUDABLES.

El vigilante forestal tomó el teléfono en la torre de vigilancia. “¡Hay humo en el límite del viejo incendio!”, informó.

En el momento en que el grupo de bomberos llegó a la zona, un peligroso frente de fuego estaba avanzando en el bosque que quedaba. Pero esos hombres entrenados, armados con equipamiento moderno tomaron el control de la situación en poco tiempo.

Cincuenta y tres semanas atrás, un incendio devastó el área. ¿Qué originó el incendio de nuevo? Los investigadores finalmente descubrieron la causa. Cuando el primer incendio barrió el área, un enorme abeto al límite del incendio se prendió en el interior del tronco. El fuego ardió sin llamas en el interior del tronco por más de un año, hasta que poco a poco consumió el interior del gigantesco árbol, rompiéndose por el peso, los trozos cayeron al suelo e iniciaron el nuevo incendio, que rápidamente se extendió al bosque que quedaba en pie.

Este fuego lento y escondido estuvo haciendo su siniestro trabajo durante mucho tiempo antes de que rompiera al exterior y fuera detectado. Si los guardas forestales hubiesen estado al corriente de la existencia de tal fuego, hubiesen podido reducir los daños a la pérdida de ese árbol solamente. Pero una vez que el árbol cayó, era demasiado tarde para la prevención y se había hecho mucho más daño.

Lo mismo sucede en nuestra forma de vivir con los hábitos que destruyen la salud. Pueden haber estado devorando durante años inadvertidamente nuestra salud y destruyéndola poco a poco.

1. ¿Qué llamado nos hace Pablo? 2ª Corintios 7:1
________________________________________

¿Cuánto merece la pena el estar bien? La salud es un tesoro sin precio, nunca apreciado hasta que se pierde. La enfermedad es el lujo más caro conocido para el hombre. Dios quiere que seamos saludables, y nos ha dado una guía para la salud y la felicidad. Pero no nos va a forzar a que la sigamos. De todos modos, no seguir sus consejos resultará en una salud pobre. “Lo que el hombre sembrare, eso cosechará” (Gálatas 6:7). Si sembramos los hábitos saludables de Dios cosecharemos buena salud.

2. ¿Qué ejemplo nos dejó Pablo? 1ª Corintios 9:27
____________________________________

3. ¿Qué promesa podemos reclamar mientras luchamos contra hábitos dañinos? Filipenses 4:13
____________________________________

Si su “autorretrato” parece salido de un “hágalo usted mismo”, ¿por qué no presentar el proyecto al Pintor Maestro? No hay “aceites baratos” en su almacén. ¡Y lo maravilloso de los retratos de Jesús es que salen pareciéndose a Él! Simplemente no puede perder cuando el Artista Maestro hace el trabajo.

—————-

Siguiente estudio: Lección 20: El tiempo del Mesías prometido.

Volver al índice.

—————-

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

23, marzo 2007

Lección 18: El pecado imperdonable

Filed under: divinidad,Espiritu Santo — ptorresm @ 2:21 pm


Un gran bloque de hielo con el cadáver de un ternero había caído, y flotaba por el río Niagra hacia las cataratas. Un águila volaba en círculos por encima. Descendió y se paró encima del animal muerto, deseando darse un festín. El bloque de hielo se iba acercando más y más a las cataratas, pero el águila no tenía miedo. Sabía que sus poderosas alas la pondrían en vuelo en el momento oportuno.

En la orilla un grupo de turistas de invierno contenían la respiración conforme el hielo comenzaba a girar en la fuerte corriente. ¿Por qué no olvidaba el águila al ternero y volaba? Unos segundos antes de la caída mortal, la gran ave comenzó a batir las alas para salir volando, las que le iban a sacar de esa situación peligrosa. Pero esta vez eran impotentes. El águila no se dio cuenta de que sus garras se habían pegado al hielo y no podía escapar. Mientras la multitud observaba en la orilla en silencio, la indefensa águila batía sus alas frenéticamente otra vez, sin resultado. El hielo y el águila se estrellaron y despedazaron en las rocas de abajo.

El espectáculo más triste del mundo, más triste que el trágico e innecesario destino de ese águila, es el hombre o mujer que ha cometido el pecado imperdonable. El versículo quizás más triste de la Biblia, se encuentra en las Lamentaciones de Jeremías sobre la condición del pecado de Israel: “Pasó la siega, terminó el verano, y nosotros no hemos sido salvos” (Jeremías 8:20).

Mucha gente está confusa acerca del pecado imperdonable. Ha habido mucha especulación sobre el tema. ¿Cómo lo cometemos? ¿Cómo saber si ya lo hemos cometido?

Primero déjeme adelantarle que Dios es un Dios de amor. Desea que cada uno sea salvo, y ha hecho provisión suficiente para ello. ¿Por qué, entonces, tiene que haber un pecado imperdonable? Si se ha hecho una provisión para perdonar todos nuestros pecados, ¿qué significa entonces “pecado imperdonable”?

Estas son algunas de las preguntas que se responden en esta lección.

LECCION 18: EL PECADO IMPERDONABLE.

Lectura bíblica: Génesis 25:29-34; 27:30-40.

1. ¿Cómo llama el apóstol Juan al pecado que es tan terrible que Dios no lo puede perdonar? 1ª Juan 5:16
____________________________________

2. ¿Qué pecado dijo Jesús que no podía perdonar? Mateo 12:31, 32
____________________________________

Hay una cosa que Dios nunca hará, y es elegir por nosotros. El cielo ya eligió pagar el mayor precio posible (Jesús) para que el mayor poder posible (el Espíritu Santo) estuviese con nosotros. Pero cada persona tiene que elegir su propio destino. Si seguimos la guía del Espíritu Santo, seremos salvos; si no lo hacemos, estaremos perdidos.

Debido a la importancia del trabajo y el papel del Espíritu Santo, con quien el pecado imperdonable tiene que ver, considerémoslo en primer lugar.

1. ¿QUIÉN ES EL ESPÍRITU SANTO?

1. ¿Con quién está asociado estrechamente el Espíritu Santo?
Mateo 28:19
___________________________________

1ª Juan 5:7
_______________________________________

2. Después del bautismo de Jesús, ¿cómo se manifestó el Espíritu Santo? Mateo 3:16, 17
_______________________________________

3. ¿A quién representa el Espíritu Santo? Juan 16:13-15
____________________________________

El Santo Espíritu es el representante de Dios en la tierra. La naturaleza del Espíritu de Dios es un misterio. Algunos pondrán juntos algunos pasajes de la Escritura y construirán sus propias ideas humanas sobre ellos, pero la aceptación de esos puntos de vista no fortalecen al cristiano. Respecto a tales misterios, el silencio es de oro.

El Jesús humano sólo pudo estar en un lugar a la vez. El Espíritu Santo está en todo lugar a la vez. “Os conviene que yo me vaya”, dijo Jesús (Juan 16:7), porque así podría mandar el Espíritu con poder especial para que esté con Sus hijos en todo el mundo a la vez.

2. ¿CUÁL ES EL TRABAJO DEL ESPÍRITU SANTO?

1. ¿Qué tres cosas hace el Espíritu Santo? Juan 16:8
“Y convencerá al mundo de _______ de _______ y de ________”.

“Y todo lo que no proviene de fe, es pecado” (Romanos 14:23). Teniendo en cuenta que no hay salvación fuera de Cristo (Hechos 14:12), no creer en Él, es pecar en el sentido más profundo. No es de extrañar que Juan llame la atención de forma especial a la obra del Espíritu Santo convenciéndonos de que Jesús es, de hecho, nuestro Salvador.

Justicia es “hacer lo que es justo”. El Espíritu Santo convence de pecado, y el pecado es transgresión de la Ley (1ª Juan 3:4); por lo tanto, el Espíritu sostiene el carácter justo e incambiable de la Ley. Aquel cuya vida está guiada por los principios de los Diez Mandamientos, vivirá una vida de justicia.

Hay otro aspecto implicado en este pasaje acerca de la justicia (Juan 16:10). “De justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más”. ¿Qué tiene que ver el que Jesús vaya al Padre, con la justicia? La traducción inglesa Living Bible lo traduce de este modo: “La justicia es accesible, porque voy al Padre”. Jesús ha ascendido a Su Padre, donde intercede por aquellos que lo aceptan como Salvador (Hebreos 7:25; 9:24). Pablo dice: “Reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia y del don de la justicia … de la misma manera por la justicia de Uno vino a todos los hombres la justificación de vida” (Romanos 5:17,18). ¡Qué pensamiento! ¡Qué regalo! No solamente pagó Jesús nuestra pena de muerte en la cruz, además, en su vida sin pecado aquí en la tierra, ganó el derecho de darnos su vida perfecta como un regalo. Dios, literalmente, a Jesús “lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él” (2ª Corintios 5:21).

2. ¿Cuántos aparecerán en el juicio? 2ª Corintios 5:10
____________________________________

Si el mundo tiene que ser juzgado, si Satanás y los ángeles caídos tienen que ser juzgados (Judas 6), “¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” (Hebreos 2:2, 3).

El juicio está estrechamente relacionado con la Ley de Dios. “Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la Ley de la libertad” (Santiago 2:12). Dios “ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel Varón a quien designó” (Hechos 17:31). Es el trabajo del Espíritu impresionar la verdad en las mentes de los hombres, de modo que cada ser responsable, pueda rendir cuentas a Dios un día.

3. ¿Con qué otro nombre se llama al Espíritu Santo? Juan 14:16
________________________________________

Si nos echamos sobre la misericordia de Dios y nos abandonamos completamente a su voluntad, su Santo Espíritu consolará nuestros abrumados corazones.

4. ¿Mediante quién nace uno en la familia de Dios? Juan 3:5
_____________________________________

La transferencia de la familia de Adán a la familia de Dios, es lo que se llama “nuevo nacimiento”. “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12). Esta nueva vida es más que una modificación o mejora de la vieja vida de pecado, es en realidad una transformación de la naturaleza. Con el ego y el pecado muertos ahora, una nueva vida en Cristo comienza. Tal transformación sólo puede ser hecha por el Espíritu Santo.

5. ¿Con quién mora el Espíritu Santo? Juan 14:17
____________________________________

6. ¿Qué otra función ejerce el Espíritu Santo? Romanos 8:26
____________________________________

Ya que el Espíritu mora en nosotros, conoce todas nuestras necesidades. Siendo un miembro de la divinidad, también sabe cómo presentar nuestros casos en el cielo.

Para meditar: Mucha gente siente vergüenza al orar delante de otros, diciendo que “no saben orar con palabras bonitas”. ¿Cómo nos ayuda este versículo al respecto?

7. ¿Qué otro importante trabajo realiza el Espíritu Santo? Juan 16:13
“Y os ______________ verdad”. Romanos 8:14 “Porque todos los que son _________________, éstos son hijos de Dios”.

No recibimos toda la verdad de una vez (Juan 16:12). Los nombres de Wycliffe, Huss, Jerónimo, Lutero, Knox, Calvino, Wesley, y muchos otros, brillan en las páginas de la historia, recordando la erradicación del error y del avance de la verdad. Desafortunadamente, muchos se pararon en las huellas de esos hombres y no siguieron más allá.

Cuando los peregrinos estaban a punto de subir al May flower para emprender el histórico viaje al Nuevo Mundo, se reunieron en la orilla de Holanda con los amigos que se quedaban. Su pastor, John Robinson, pronunció estas palabras de despedida, que todos haremos bien en oír: “Hermanos … os pido delante del Señor y de sus benditos ángeles que no me sigáis más allá de lo que yo he seguido a Cristo. Si Dios os revela cualquier otra cosa mediante otro instrumento suyo, estad tan preparados para recibirlo como si fueseis a recibir una verdad a través de mi ministerio; estoy convencido de que el Señor tiene más verdad y luz que mostrar todavía de su Santa Palabra”.

Dios no nos hace responsables de la “luz” que no poseemos, pero sí nos hace responsables de la que tenemos o de la que podríamos haber tenido si hubiésemos aprovechado cada oportunidad de conocer su voluntad (Juan 9:41; Mateo 13:15).

8. ¿En qué más nos ayudará el Espíritu Santo? Juan 14:26
_____________________________________

9. ¿Quién nos da poder para testificar por Cristo? Hechos 1:8
_____________________________________

“He estado cinco años en la cumbre”, dijo un hombre a un famoso predicador. “¿Cuántas almas ha ganado para Cristo?”, preguntó el hombre de Dios. El otro confesó que no ganó ninguna. La réplica fue: “Esa no es la clase de experiencia cumbre que necesitamos”. Los cristianos deberían desear hacer algo más que sólo creer en Cristo; son llamados a ser Sus testigos a un mundo incrédulo.

10. ¿Quién sella nuestra redención? Efesios 4:30
_____________________________________

El Espíritu no es el sello, es el agente que sella con el sello de Dios (Apocalipsis 7:30). En otra lección aprenderemos más acerca de este sello de Dios. Se puede apreciar mejor las funciones del Espíritu según las vamos revisando:

1. Convence al hombre de pecado.
2. Convence al hombre de justicia.
3. Convence al hombre de juicio.
4. Hace el trabajo de Consolador.
5. Produce el nuevo nacimiento.
6. Mora en el corazón de todos los que han aceptado a Jesús.
7. Intercede por el hombre.
8. Guía al hombre.
9. Enseña al hombre y le recuerda cosas.
10. Da poder para testificar por Jesús.
11. Sella al hombre hasta el día de su redención.

3. ¿QUÉ ES EL PECADO CONTRA EL ESPÍRITU SANTO?

1. ¿Con qué clase de pecado comparó David “la gran rebelión”? Salmo 19:13
________________________________________

El pecado presuntuoso es elegir deliberadamente nuestro propio camino en vez del de Dios, y después presumir de que a Él no le importa. Es peligroso asumir tal cosa, porque Dios es bueno, pero no perdonará todo pecado en cualquier circunstancia. Las experiencias de Nadab y Abiú (Levítico 10:1, 2); de Esaú y la primogenitura (Génesis 25:29-34; 27:30-40; Hebreos 12:16, 17); de Ananías y Safira (Hechos 5:1-11); y de la gente en los días de Noé (Génesis 6:3-7) nos muestran cómo se siente Dios cuando alguien deliberadamente abusa de su bondad y misericordia.

2. ¿De qué maneras puede uno cometer el pecado imperdonable?
a) 1ª Juan 1:9
________________________________________

Un pecado sin confesar es un pecado sin perdonar, y sólo aquellos que confiesan su pecado y lo abandonan alcanzarán misericordia (Proverbios 28:13). De igual modo que ningún pecado es demasiado grande para ser perdonado, ningún pecado, por pequeño que sea, puede ser perdonado si no se confiesa sinceramente.

b) Hebreos 2:3
________________________________________

Por muy buenas que sean las intenciones, si persistentemente desechamos las apelaciones del Espíritu de Dios, entramos en terreno peligroso. Ser negligente con la verdad es rechazar la verdad. Para mucha gente “mañana” nunca llega.

c) Juan 12:35
“Andad entre tanto que tenéis luz… ______”

¿Qué es Luz? “Lámpara a mis pies tu Palabra, y lumbrera a mi camino” (Salmo 119:105). “Tu Palabra es Verdad” (Juan 17:17). Por lo tanto, la luz es la verdad. Mientras estudiamos la Palabra de Dios (la verdad como está en Jesús, Efesios 4:21), el Espíritu Santo nos impresiona para seguirla. ¡Qué valor tan alto le da Dios a la verdad! ¿Se da cuenta de que los que perezcan, lo harán porque nunca desarrollaron “el amor de la verdad para ser salvos”? (2ª Tesalonicenses 2:10). Dios “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1ª Timoteo 2:4), pero no todos eligen seguir la verdad. Y la verdad que no se obedece, pronto se convierte en tinieblas (Juan 12:35).

3. ¿Trabajará indefinidamente el Espíritu en nosotros? Génesis 6:3
____________________________________

Es posible que nos acostumbremos tanto a la voz del Espíritu, que nos endurezcamos. Suponga que ignora la alarma del despertador, ¿cuánto tiempo tardaría en no oírla? Nuestros corazones son muy sensibles al Espíritu de Dios cuando nos habla por primera vez, pero si rechazamos oírlo, su voz se va convirtiendo gradualmente en un susurro que al final no oímos en absoluto.

Como ve, el pecado imperdonable no es un pecado específico que se ata a nuestra vida. Es una condición que alcanzamos al resistir el Espíritu de Dios. Cuando un hombre comete un error por primera vez, se siente culpable y la conciencia se lo recuerda, pero cuanto más cometa ese error, menos turbado se siente hasta que no lo ve como pecado en absoluto.

4. ¿PUEDE UN HOMBRE SABER SI HA COMETIDO EL PECADO IMPERDONABLE?

1. ¿Qué clase de gente pensará que son salvos, pero están realmente perdidos? Mateo 7:21-24
________________________________________

Esa gente son cristianos. Llaman Señor a Jesús. ¡Incluso hacen milagros en su nombre! Pero nunca desarrollaron “amor por la verdad.” Eran “religiosos”, pero nunca se molestaron en buscar la voluntad de Cristo, y si lo hicieron, asumieron que sus buenas obras y milagros pusieron el sello de aprobación de Dios en sus vidas, obedeciesen o no su Palabra. “¿Por qué me llamáis Señor, Señor, y no hacéis lo que yo os digo?” (Lucas 6:46). Ésta es una excelente pregunta para nosotros mismos.

2. ¿Cómo puede una persona estar segura de que conoce la voluntad de Dios? Juan 7:17
“Y el que quiera ____________________, conocerá si la doctrina es de Dios”.

¡Qué promesa! Si nos decidimos a hacer la voluntad de Dios sin importarnos lo que otros hagan o piensen, sin importarnos el ridículo o la persecución, o si perdemos amistades, familiares o la vida misma, Jesús promete responsabilizarse de que no seamos engañados. De la otra mano, esto implica que si no estamos dispuestos a ser del Señor al cien por cien, si el estilo de vida que nos pide no encaja con nuestros planes, entonces nos estamos abriendo camino hacia el pecado imperdonable. Uno debe determinar primero que va a seguir la voluntad del Señor en cada particular conforme se lo revele. Entonces podrá reclamar esa maravillosa promesa.

Jesús dijo: “El que a mí viene, no le echo fuera” (Juan 6:37). El hombre que acepta a Jesús como Señor y Salvador por fe, confesando sus pecados y rindiéndose completamente a la voluntad de Dios, sabrá que no ha cometido el pecado imperdonable. Si no viene a Jesús, debe saber también que está en grave peligro de cometerlo.

Jesús gustó “la muerte por todos” (Hebreos 2:9). Aun así, muchos no se beneficiarán de la muerte de Cristo, por no poner atención a los amables llamados, los persistentes movimientos del Espíritu Santo.

Una palabra más. Si tiene el deseo de seguir a Jesús, todavía no ha pecado contra el Espíritu Santo, ya que ese deseo en sí es el Espíritu Santo trabajando en su corazón.

————–

Siguiente estudio: Lección 19: Autopista a la salud y la felicidad.

Volver al índice.

————–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

Lección 17: Oración: Línea Directa.

Filed under: oracion — ptorresm @ 2:01 pm


El clima estaba muy raro aquel día. El sol brillaba, pero una extraña niebla sobre Texas trajo consternación a muchos pilotos que se acercaron a Dallas, podían ver la ciudad, pero no el aeropuerto. Era un gran aeropuerto, enormes 747 despegan y aterrizan allí, pero no lo podíamos localizar a través de la nubosa atmósfera.

“Debemos avistarlo en cualquier momento”, dijo el piloto. Tomó su radio y llamó a la torre de control. La respuesta era alta y clara: “Siga su curso”.

Mientras continuamos el trayecto, cada vez había más comunicación entre el piloto y la torre. Al final vimos el aeropuerto, y la torre nos comunicó qué pista usar. El avión se aproximó sin problemas, descendió, y finalmente aterrizó a salvo.

Un hombre en la torre, invisible para nosotros en ese momento, nos guió en el aterrizaje.
Al igual que las antenas de las radios pusieron en contacto el avión con la torre de control y viceversa, la oración es el poderoso medio de comunicación de Dios entre el cielo y la tierra.
“Bueno, no sé”, dirá alguno, “no estoy seguro de que la oración sea tan buena. Oré una vez y no dio resultado, nadie contestó”.

Quizás necesitemos aprender algo acerca de la oración. ¿Por qué parece que unos tienen respuestas y otros no? Veamos el ejemplo de Betty y Paul. Oraban todas las semanas para que su hijo regresara de Vietnam a salvo. Bien, llegó a casa, pero en un ataúd. Ninguno de los dos oró otra vez. Mary y Steve también oraron cada semana para que su hijo regresase de la misma guerra a salvo. Después de dos años de horrendas experiencias en el campo de batalla, regresó a casa sin un solo rasguño. Mary y Steve están firmemente convencidos de la retribución de la oración. ¿Por qué contestó Dios su oración y no la de Betty y Paul?

Muchos se preguntan hoy: ¿Es real la oración? ¿O es sólo un ejercicio de la mente? Si es real, ¿cómo podemos asegurarnos de que llegamos a Dios cuando lo necesitamos? Si la oración no es suficiente para evitar un desastre, ¿para qué sirve entonces? ¿Hay alguna “fórmula” que algunos usen?

La lección de hoy nos revelará los secretos de una oración exitosa.

LECCIÓN 17: LINEA DIRECTA.

Lectura bíblica: Mateo 6:5-15; Lucas 18:1-5.

Cuando se puso el primer cable a través del Atlántico en 1850, grandes celebraciones estallaron en ambas partes del océano, ya que dos grandes continentes habían sido unidos. Cuando el pecado separó el cielo y la tierra, se instaló el poderoso “cable” de la oración, y nunca desde entonces hasta ahora ha sido cortado.

Los discípulos le pidieron una vez a Jesús que les enseñase a orar. Y Él lo hizo. Sería bueno que memorizásemos la oración del Señor (Mateo 6:9-13) y pronunciarla a menudo desde lo profundo de nuestro corazón. De todos modos, no necesitamos memorizar todas nuestras oraciones, ya que la oración es en realidad estar en comunión con Dios y por lo tanto una experiencia personal e íntima con el Señor.

1. QUÉ ES LA ORACIÓN.

Un joven científico comparó la oración con un radar, lo mandas a lo que no se ve, y la respuesta “rebota”. En el sentido más simple, la oración es abrir el corazón a Dios como a un amigo. No es sólo pedir cosas. A veces será comunión en profundo silencio, un sentido de la presencia de Dios. “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios”, sugiere el salmista (Salmos 46:10).

Mientras estuvo en la tierra, Jesús perdió la comunión cara a cara con Dios en la que tanto se había deleitado en el cielo. Estuvo mucho tiempo en oración, ya que así es como Él hablaba con el Padre.

Antes de que pecara, Adán podía hablar con Dios cara a cara. Cuando el pecado separó al hombre de Dios, el medio de comunicación tuvo que ser modificado. Qué privilegio es el comunicarse con nuestro Padre celestial a través de la oración en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia. Dios anhela que le abramos nuestros corazones y que le traigamos nuestros problemas en busca de su ayuda. Descubramos cómo podemos hablar con Dios de modo que nuestras oraciones sean oídas y respondidas.

2. QUÉ NO ES LA ORACIÓN.

1. ¿Oramos para ganarnos el favor de Dios? Mateo 5:45
____________________________________

Si el granjero cristiano siempre tiene buenas cosechas y su vecino incrédulo malas, el vecino probablemente se uniría a la iglesia, pero por un motivo egoísta. Si el cristiano nunca cae enfermo, las iglesias estarían llenas, el mundo entero profesaría ser cristiano. Si la oración nos diese cualquier cosa que deseemos, ¿no terminaríamos inclinados a orar pidiendo beneficios temporales antes que santidad? ¿No comenzaríamos a tomar las bendiciones de Dios por sentadas? Muchos son como aquel niño pequeño que no oró en la mesa una mañana. Cuando su padre le preguntó por qué, él dijo: “No necesitamos pedir por el pan de hoy. Miré en la cocina y hay suficiente para tres días”.

2. ¿Oramos para demostrar cuán religiosos somos? Mateo 6:5-7
____________________________________

¿Cómo llama Jesús a aquellos que oran para que otros les vean?
____________________________________

La oración no es sólo repetir frases o palabras. Un casete puede repetir y repetir unas frases, pero no puede orar. Un loro puede repetir frases, pero no puede orar desde el corazón. ¿Estamos siendo loros o casetes, o estamos realmente orando?

3. ¿Oramos para contarle a Dios nuestras necesidades? ¿Por qué? Mateo 6:8
________________________________________
________________________________________

David oró: “Oh Jehová, Tú … has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos … Y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí … tu la sabes toda” (Salmo 139:1-4). Aunque Dios sabe todo de nosotros, nunca se cansa de que vayamos a Él en oración. Podemos descargar nuestros corazones sobre Él en cualquier momento y lugar que le necesitemos, y siempre lo entenderá. No nos apremia para que acabemos, Su línea siempre está libre, nunca “ocupada”.

4. ¿Oramos para hacer que Dios quiera ayudarnos? Lucas 11:13
_____________________________________

La oración no es para vencer la renuncia de Dios a ayudarnos, sino para asirnos de su gran y buena voluntad.

5. ¿Oramos para hacer que Dios cambie? Malaquías 3:6
_____________________________________

La oración nos eleva, une nuestra mente con la suya para que estemos en armonía con su voluntad. La oración es probablemente la fuente de energía menos usada para cambiar al que tiene que ser cambiado, el ser humano. Nos capacita para recibir a Dios. La experiencia de Pablo es un buen ejemplo (Hechos 9:10-18).

Antes de que descuelgue la línea gratuita con el cielo, debe saber que orar conlleva riesgos. Puede verse a sí mismo tal y como es, lo que puede ser bastante traumático. Luego está el peligro de que sus oraciones sean respondidas, oraciones como: “Señor, hazme honesto, hazme puro”. ¿Ha considerado las consecuencias de tales oraciones cuando Dios lo hace? Millones de vidas han sido cambiadas con la oración. La suya puede ser una.

6. ¿Oramos por que necesitamos a Dios? Lucas 18:13
____________________________________

El publicano reconoció su gran necesidad; el fariseo sólo se dio cumplidos a sí mismo. Tal concepto hace un cortocircuito en la oración. Isaías compara el corazón que siente su necesidad con una tierra seca y sedienta (Isaías 44:3). Tal clase de tierra absorbe cada gota de lluvia. Jesús dijo: “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán satisfechos” (Mateo 5:6).

7. ¿Oramos por que sabemos que sólo Dios nos puede ayudar? Juan 15:5
____________________________________

Sólo en el altar de Dios podemos encender nuestra lámpara con fuego divino (Isaías 50:10, 11).

En resumen, la oración:

No es un acto meritorio para ganarse el favor de Dios.
No es una demostración ostentosa de piedad.
No es contarle a Dios lo que necesitamos, porque ya lo sabe.
No es una clase de cohecho para hacer que Dios nos ayude.
No es cambiar la mentalidad de Dios, sino el ponernos en armonía con Dios.

Pero sí es:

Un reconocimiento de nuestra gran necesidad y sed de Dios.
Una admisión de que estamos indefensos e impedidos sin Él.

3. PROMESAS PARA ORACIONES.

1. ¿Qué promete Dios a aquellos que oran?
Salmo 34:10
“Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ___________”

Salmo 37:4
“ Deléitate asimismo en Jehová, y Él te concederá ___ …”.

Juan 15:7
“Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y __ ______ __________”.

Jeremías 29:12, 13
“Entonces me invocaréis, , y vendréis y oraréis a mí, y ________ _______; y me buscaréis y ____ __________, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.

Jeremías 33:3
“Clama a mí, y _________, y te enseñaré ________________ que tú no conoces”.

Isaías 65:24
“Y _____________ de que clamen, responderé yo; mientras aún ________ ya habré oído”.

Efesios 3:20
“Y a Aquel que es poderoso para ______________ mucho más abundantemente de lo que _____________ o _____________, ____________________”.

Alentadoras son las promesas de Dios a aquellos que se comunican con Él. ¡Aparentemente todos los recursos de la Omnipotencia de Dios, esperan sin impedimento a los hijos del Rey celestial! Y aún así pedimos poco. Es como si un banco nos hubiese dado una cuenta ilimitada donde cargar las deudas, y continuamos andando en vez de usar un automóvil, o temblando en un fino abrigo cuando pudiésemos llevar abrigos de piel, o estar enfermos en casa cuando los mejores hospitales privados están a nuestra disposición. “Pedid y se os dará”, estas son palabras del Señor, el Creador, Aquel que gobierna el Universo. Las riquezas de este mundo son suyas. ¿Por qué dudamos entonces?

4. LOS REQUISITOS DE LA ORACIÓN.

1. ¿Qué actitud es necesaria de nuestra parte antes de que las oraciones sean respondidas? Marcos 11:24
____________________________________

2. ¿Con qué compara Santiago una persona que ora sin fe? Santiago 1:5-7
_______________________________________

La oración sin fe es como una llave sin lugar donde asir para girarla en la cerradura. “Sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6).

3. ¿Qué debemos evitar que oigan de nosotros para que nuestras oraciones sean oídas? Salmo 66:18
____________________________________

Dios puede ayudarnos tanto como el pecado acariciado le deje. Como la suciedad en una conexión eléctrica, así es el pecado para el fluir del poder de Dios. Quitemos la suciedad, rindamos nuestro pecado tan apreciado y el poder de lo Alto fluirá de nuevo. (De Arthur S. Maxwell, Good news for you, p.157). “El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia” (Proverbios 28:13).

4. ¿Qué requisito da el apóstol Juan para que las oraciones sean respondidas? 1ª Juan 3:22
_______________________________________

La obediencia es el fruto de la fe. “La fe sin obras (obediencia) es muerta” (Santiago 2:20). O digámoslo de otro modo: “Los hechos hablan más alto que las palabras”.

5. ¿Cómo debemos pedir las cosas? 1ª Juan 5:14, 15
____________________________________

Sucedió en el jardín del Getsemaní. Nuestro Salvador, enfrentando la prueba más grande de su vida, y sudando grandes gotas de sangre, cayó postrado al suelo. Tres veces oró: “Padre mío, si es posible, pase de mi esta copa.” Jesús fue tentado con volver junto a su Padre y dejar aquí la raza humana a merced de sus propios pecados. Pero su oración no había concluido aún. De esos labios secos salieron las palabras: “Pero no sea como yo quiero, sino como tú” (Mateo 26:39).

6. ¿Por qué debemos pedir de acuerdo a la voluntad de Dios? Romanos 8:27, 28
____________________________________

Algunas veces nuestras oraciones son puramente egoístas. “Pedís y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites” (Santiago 4:3). Ningún padre sabio le dará a su hijo todo lo que él quiera. A veces tiene que decir: “No”; otras veces provee un sustituto, una bola de goma en vez de unas tijeras, un vaso de zumo en vez de una barra de helado. Otras veces le dirá: “Ahora no”. Debemos confiar en Dios, sabiendo que nos ama demasiado como para darnos algo que nos va a dañar.

5. AYUDA ADICIONAL PARA ORAR.

1. ¿A quién debemos orar? Lucas 11:2
____________________________________

2. ¿En nombre de quién nos tenemos que acercar a Dios? Juan 14:14
____________________________________

3. ¿Quién se une en la oración por y para nosotros? Romanos 8:26
____________________________________

4. ¿Con qué deben mezclarse nuestras oraciones? Filipenses 4:6
____________________________________

5. ¿Cuán a menudo deberíamos orar?
Efesios 6:18
____________________________________

1ª Tesalonicenses 5:17
____________________________________

Debemos estar en espíritu de oración en todo momento, mientras trabajamos, hablamos, conducimos o estamos sentados en la mesa del despacho. Además debe haber la ardiente oración secreta. Si Jesús viniese a su casa, usted le daría la bienvenida; se sentarían y hablarían y le mostraría respeto. Estaría tiempo con Él. Lo mismo sucede con la oración. El enemigo hará todo lo posible para parar tal comunión, porque sabe que no puede vencer a aquel que se comunica con el cielo a través del hábito de la oración.

La oración desarrolla la paciencia. Debemos darle tiempo a Dios para que obre. ¿Sería manifestar confianza poner fecha tope a Dios? Lleva tiempo cultivar una rosa. Y lleva tiempo cambiar un corazón. Pero no se rinda, Dios le responderá. Puede que sea Sí, o puede que sea No, o más tarde. Pero si confía y espera, conocerá su respuesta y será satisfecho.

6. ¿Qué ejemplo de oración dio Jesús? Marcos 1:35; Lucas 6:12
_____________________________________

Jesús oraba temprano en la mañana. Oraba al anochecer, y a veces, toda la noche. Oró en público; oró en privado (mayormente al final del ministerio). Oró por Pedro, por sus discípulos, por sus enemigos, por todo aquel que alguna vez pudiese creer, por usted y por mí (Juan 17:20). Oró hasta la victoria en el Getsemaní, y en el cielo “vive para siempre para interceder” por nosotros (Hebreos 7:25). ¿Deberíamos nosotros, siendo débiles mortales, descuidar la oración, cuando tenemos a nuestro alcance a través de Cristo todo el poder del cielo y de la tierra? (Mateo 28:18).

7. Además de orar, ¿qué debemos hacer? Habacuc 2:1
_____________________________________

Maurice Stevenson cuenta de una visita que su padre hizo a su casa en la tierra petrolífera de Pennsylvania. Estaban en el almacén, mientras su padre pasó y abrió una ventana, le preguntó: – “Hijo, ¿dónde están perforando?”
– “En ningún lugar”, respondió el muchacho.
– “Sí, lo están, puedo oír cómo están preparando las herramientas ahora.”

El niño no pudo oír nada, así que sacó la cabeza por la ventana. Muy débilmente en la distancia, advirtió el murmullo del cable, el girar de las poleas y los engranajes. Entonces recordó que se estaba taladrando un pozo a una milla y media de distancia.

¿Por qué lo oyó el padre cuando él no lo pudo oír? Porque la mitad de la vida de su padre fue empleada en el negocio del petróleo, estaba acostumbrado a oír ese tipo de sonidos. Así debería estar cada cristiano, ¡alerta para percibir la voz de Dios!

8. ¿Por qué se nos advierte, especialmente en este tiempo, que oremos? 1ª Pedro 4:7
_________________________________________

En estos años del cierre de la historia de esta tierra, necesitamos tener cuidado de que los cuidados de esta vida no ahoguen nuestra preparación para el regreso de nuestro Señor. ¿No le gustaría estar tan cerca de Dios, que a cada prueba inesperada sus pensamientos se vuelvan a Él de modo tan natural como las flores se giran al sol? La relación entre Dios y cada persona es tan diferente y plena como si no hubiese otro ser humano en la tierra sobre el que se tuviese que preocupar, como si no hubiese otro por el que dar a su Hijo amado para morir. ¡Gracias, oh Dios, por el privilegio de la oración!

————–

Siguiente estudio: Lección 18: El pecado imperdonable.

Volver al índice.

————–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

22, marzo 2007

Lección 16: La Observancia del Sábado

Filed under: Sabado — ptorresm @ 9:57 am


El domingo es considerado por algunos como día santo, un día de recreación y relax, un día con la familia. Otros lo ven como un día para jugar al golf o para cortar el césped.

¿Podría esta actitud proceder del mal entendimiento del propósito de un día de adoración semanal, así como por haber identificado erróneamente qué día puso Dios aparte para su Reposo y cuándo comienza?

Los estudiosos de la Biblia que apoyan el relato de la creación en Génesis, concuerdan en que Dios apartó originalmente el séptimo día de la semana, que llamamos Sábado, como su día especial de reposo desde la creación de este mundo. También afirman que el Sábado tradicional y bíblico sigue siendo el séptimo día de la semana.

Dios apartó el séptimo día de la semana como “recordatorio” perpetuo de su poder creador, algo que recordase que este mundo fue creado por Él en seis días literales. El Sábado señala la creación al hombre, y recordarle continuamente que Dios creó al hombre a su propia imagen.

Así que el Sábado es algo más que uno de los Diez Mandamientos. Es una experiencia de relación con Él en el mismo día de la semana que le dio a Adán y Eva. Dios bendijo el séptimo día. Lo santificó para el beneficio del hombre. Todo esto queda claro en el relato de la creación.

El que alguien venga y sustituya el día de reposo de Dios por otro día, cualquier otro, presupone que tal persona debe ser igual a Dios mismo. Cualquiera que acepte ese día, reconociéndolo como sustituto, y que espere recibir las bendiciones prometidas por Dios a aquellos que le adoran en el séptimo día Sábado, raya la presunción.

¡Qué gran honor le ha dado Dios al hombre al poder tener una cita semanal de compañerismo juntos! El Rey del Universo desea que yo esté en el círculo de sus amistades. Desea que usted guarde esta cita que ha provisto en su gracia. Pero nos deja tomar la decisión. No nos fuerza. No nos obliga, a no ser por el poder del Calvario, donde nos mostró cuánto le importamos. ¿Está pidiendo demasiado, una cita semanal en el momento que Él ha preparado?

LECCIÓN 16: LA OBSERVANCIA DEL SÁBADO.

Lectura bíblica: Juan 9.

Dios dijo: “¡Acuérdate!” Pero, evidentemente, el hombre ha olvidado la cita divina que Dios hizo con él hace muchas siglos. La asistencia a la iglesia está disminuyendo rápidamente por todo el mundo. Sólo un 5% de la población francesa, y un 2% en Inglaterra va siempre a la iglesia. A pesar de que algunas iglesias en América han experimentado un incremento en asistencia, muchas de las más grandes denominaciones están teniendo dificultades en atraer los miembros a cualquier servicio, excepto las ceremonias especiales para grandes días de fiesta. Recientemente, ¡una iglesia ofreció un precio a aquella familia que acudiese a la iglesia con el medio de transporte más inusual!

La mayoría de la gente se preocupa tanto de vivir de forma alegre y divertirse, que han olvidado a su Hacedor. La agenda que muchos se han programad es demasiado apretada como para realmente “vivir”. ¿Es posible que Dios supiese y entendese que la presión y los problemas que el hombre enfrentaría, le haría olvidar fácilmente su provisión de amor, y por eso comenzara el cuarto mandamiento con un “acuérdate”?

1. EL VALOR DEL SÁBADO.

1. ¿Para beneficio de quién fue hecho el Sábado? Marcos 2:27
____________________________________

Cuando Dios manda algo, lo hace con amor. Su petición de que guardemos el Sábado santo, es una petición para nuestro gozo. El mundo alrededor nuestro corre a un ritmo frenético y vertiginoso. El Sábado es un amortiguador en contra de ello, un tiempo para “desconectar” el mundo; un tiempo de descanso físico, mental y espiritual. Él lo llamó Sábado, que significa “reposo”.

2. ¿Qué dos cosas nos recuerda el Sábado?
Génesis 2:1-3
____________________________________

Ezequiel 20:12
____________________________________

Aquí se nos recuerdan dos hechos importantes: (1) Dios es nuestro Hacedor, el Padre de todos nosotros; y (2) el objetivo de Dios es santificarnos, o lo que es lo mismo, restaurar su imagen en nosotros. La observancia del Sábado es nuestro consentimiento y reconocimiento de que sólo Él tiene poder para restaurarnos. Siendo que Cristo es quien nos santifica (1ª Corintios 1:30), guardar el Sábado muestra nuestra fe en su capacidad de hacer tal cosa por nosotros.

3. ¿Qué futuro suceso nos recuerda el Sábado? Isaías 66:22, 23
_____________________________________

Guardando santo el Sábado, demostramos nuestra fe en la segunda venida de Cristo y en la nueva creación de todas las cosas. Cada Sábado se convierte en un anticipo de los Sábados que pasaremos con nuestro Salvador por la eternidad.

La verdadera observancia del Sábado responde a tres de las grandes preguntas que la raza humana se ha hecho siempre. De dónde venimos, por qué estamos aquí y a dónde vamos.

Venimos de Dios, quien nos creó. Estamos aquí para poder llegar a ser otra vez como Él, tener su imagen restaurada en nosotros. Algún día viviremos con Él y descansaremos con Él “de Sábado en Sábado”.

2. CÓMO GUARDAR EL SÁBADO.

1. ¿Cómo deberíamos guardar el Sábado? Éxodo 20:8
____________________________________

2. ¿Qué no se debe hacer en Sábado? (Vers. 9, 10)
____________________________________

Frecuentemente cristianos bien intencionados dicen: “Debemos guardar santos todos los días, no sólo uno”. Por supuesto, lo que realmente quieren decir es que debemos vivir vidas santas todos los días de la semana. ¿Quién va a discutir eso? De todos modos, para vivir vidas como la de Cristo cada día, no es lo mismo que santificar un día. Dios no deja sobre el hombre la responsabilidad de que defina lo que es santificar su día. Él lo ha hecho cuidadosamente por nosotros. Dios espera que nos ganemos el sustento, y para ese propósito nos ha dado seis días de la semana, pero el trabajo que involucra el adquirir el sustento, ganarse la vida, no es para ser realizado en el tiempo de Dios.

3. ¿Qué acerca de contratar a otros para que trabajen para nosotros en el día santo de Dios? (Versículo 10)
____________________________________

Aunque nuestros empleados o invitados no crean en Dios, no se les debe negar un día de reposo físico. ¡Incluso los animales domésticos no deben de pasarse por alto!

4. ¿Qué más está prohibido en Sábado, además de las labores? Isaías 58:13 “Si retrajeres del día de reposo tu pie de, de hacer _____________ en mi día santo, glorioso de Jehová, y lo llamares ___________, ___________, ___________ de Jehová; y lo venerares, no ____ ________ ______ ___ ni ___________.”

“Poner tu pie en algo”, en lengua hebrea significa reclamar propiedad sobre ello. Dios dice: “Parad de tomar posesión de mi día como si fuese vuestro”. Dios quiere que el Sábado sea una delicia, ¡el mejor día de toda la semana! ¿Por qué no podemos entonces hacer lo que nos plazca en tal día? Nuestros entretenimientos y pasatiempos favoritos pueden ser muy legítimos, pero generalmente son muy absorbentes. Muchos requieren un gran ejercicio físico. El Sábado es un día puesto aparte por Dios. En tal día, el hombre debe concentrarse en hacer lo que agrade y honre a Dios, no a sí mismo.

Para ilustrarlo: Me di cuenta en el calendario que el día de la madre se está acercando. Deseo hacer algo especial para mi madre, ahora más que en otros años, así que lo voy a planear cuidadosamente. Me gustan mucho las pizzas. Aquí está la oportunidad de ir a la pizzería y dar rienda suelta a mi apetito. En realidad, a mi madre no le llaman la atención las pizzas, y salir le agotarán sus pocas fuerzas, ¡pero quiero hacer algo especial para ella!

¿Qué es erróneo en ese modo de pensar? ¿Por qué, si realmente quiero hacer algo especial para mi madre, tendré que planear algo que a ella le guste mucho, y no lo que me gustaría hacer a mí? Ella apreciaría una tranquila visita. Sigue disfrutando con una buena partida de dominó, y le encantan los dulces de menta. Así que iré con una caja de mentas y le daré un par de horas de mi tiempo. La partida de dominó y el tiempo que pasamos juntos serán revividos una y otra vez durante las siguientes semanas cada vez que ella recuerde el día de la madre.

Cada uno aprecia el amor de una madre en el día de la madre, de acuerdo a lo que ese día signifique para él. Lo mismo ocurre con el Sábado, puede no tener valor, aparte de una santa y feliz relación con Aquel que lo honra. ¿Cuán apropiado sería si nuestro primer pensamiento, al momento de levantarnos, fuese: “Este es tu día, Señor. Me regocijaré y estaré alegre en él, deseo emplear este día para estar contigo. ¿Qué puedo hacer que te honre? ¿Qué es lo que más te complace?” Pronto el Sábado será una delicia para nosotros. Planearíamos con tiempo el dejar los trabajos seculares y anticipar con gusto las tranquilas horas del Sábado, y disfrutar con otros creyentes adorando a Dios en la iglesia. A través de la semana, el Sábado atraerá nuestros corazones, alzándonos más cerca de Dios. Mientras miramos con anticipación a sus horas sagradas, deberíamos hacer planes para tenerlo todo listo. La radio debería ser silenciada, y el televisor apagado. Los periódicos, libros seculares y las revistas, guardadas. El Sábado ha llegado, un tiempo especial para el hombre y su Dios, un tiempo en el que nuestras necesidades espirituales pueden encontrar su satisfacción en comunión con nuestro Hacedor.

5. ¿Cuándo comienza el Sábado? Marcos 1:21, 32; Levítico 23:32
____________________________________

Sólo aquellos que han experimentado la paz y el gozo tranquilo de recibir el Sábado mientras el sol desaparece por el Oeste, pueden apreciar plenamente este pensamiento de parte de Dios. El hombre ha separado los días en la medianoche. Cuán más agradable es, con todo el trabajo ya hecho, con el cuerpo aseado y las casas limpias, reunir la familia entera para cantar alabanzas, leer las Escrituras, y orar mientras comienza el Sábado.

Del mismo modo, cuando el sol se pone el Sábado en la tarde y cierra así el día, podemos elevar nuestros corazones y voces a Él en acción de gracias, y pedir Su bendición y presencia mientras comenzamos otra semana. ¡Qué hermosa manera de comenzar y concluir semanalmente con Dios el Sábado!

3. CÓMO GUARDÓ JESÚS EL SÁBADO.

Para ver un perfecto ejemplo de cómo santificar el Sábado, podemos acudir a la Palabra y ver cómo Jesús lo observó cuando caminó en esta tierra. Jesús sabía por qué fue hecho el Sábado y con qué propósito. Conocía la necesidad humana del descanso, refrigerio y disfrute. Pero para el tiempo en el que llegó a este mundo, la verdadera naturaleza del Sábado había sido pervertida por el hombre. Cubierto de la basura de la invención humana, el Sábado ya no era una bendición, sino una carga; no una delicia, sino una monotonía. Jesús vino para limpiar y restaurar el Sábado a su posición correcta. Gran parte de su ministerio fue dedicado a la correcta observancia del Sábado.

1. ¿Dónde acostumbraba a acudir Jesús en Sábado? Lucas 4:16
____________________________________

Lo que nosotros llamamos iglesia, es lo que los judíos llaman sinagoga. Nuestro Salvador atendía y participaba de los servicios religiosos de Sábado, no sólo para tener audiencia, ya que vastas multitudes le seguían a donde quiera que fuese. Evidentemente, era su manera de demostrar cuidado por el día santo de Dios y dejarnos un ejemplo de la forma correcta de guardar el Sábado.

2. Cuando sus enemigos le acusaron de quebrantar el Sábado por haber sanado en ese día, ¿qué gran principio de correcta observancia dio Jesús? Mateo 12:12
_______________________________________

Obras de caridad, aliviando el dolor y el sufrimiento, honran a un Dios cuyo corazón sufre de ver cualquier clase de injusticia, dolor o sufrimiento.

3. ¿Qué otra cosa hizo Jesús en día de reposo? Lucas 4:31
___________________________________

Compartir la Palabra de Vida con otros que están hambrientos y sedientos de conocer a Dios, es una actividad apropiada para el Sábado.

4. ¿Por qué acusaron los fariseos a los discípulos de Jesús de violar el Sábado? Mateo 12:1,2
______________________________________

Los líderes religiosos de aquel tiempo, habían añadido al mandamiento del Sábado un sin fin de restricciones, que además eran ridículas e imposibles de cumplir. Empujar hacia una mayor restricción era lo último que se necesitaba en los tiempos de Cristo. Mejor que eso, Jesús liberó el Sábado de todas esas reglas de hombres, y restaurarlo a su belleza original. Hoy, el péndulo ha ido al otro extremo y la mayoría de la gente pone poca atención a lo que hacen o no en Sábado.

5. ¿Por qué visitó Jesús a un fariseo en Sábado? Lucas 14:1
___________________________________

Las relaciones cristianas son apropiadas en Sábado. Dese cuenta que Cristo nos dio un ejemplo de “no hablar nuestras propias palabras”. El tema de conversación no era sobre las últimas modas, política o los juegos romanos. Se centraban en temas espirituales.

4. LEALTAD.

George E. Vandemann, en “Un día para recordar”, cuenta la siguiente historia:

“Sentado en un vagón restaurante, en un tren durante la 2ª Guerra Mundial, advertí en la parte de atrás del menú un grabado con las barras y estrellas (de la bandera americana) a todo color. Como fiel americano, honro las barras y estrellas. Así que, se podrá imaginar mi sorpresa y perplejidad cuando debajo de la bandera leí: “Un trozo de tela. Eso es todo lo que es; un trozo de tela. Puede contar todos los hilos en ella, y no encontrará diferencia alguna con otro trozo de tela”.

“Mi patriotismo se hubiese rebelado si no hubiese seguido leyendo: “Pero una pequeña brisa viene, y la despliega y cobran vida hondeando en el viento el rojo, el blanco y el azul, y se da cuenta de que ningún otro trozo de tela puede ser como ése. Sí, esa bandera es sólo u trozo de tela. Puede contar los hilos en ella y no ver la diferencia entre ella y otro trozo de tela roja. Pero si tomo tres trozos de tela, uno rojo, otro blanco y otro azul, y los coso formando la bandera de Francia, los franceses morirían por ella. Si le doy la forma de la bandera británica, los ingleses morirían por ella. O si coso esos trozos en la forma de las barras y estrellas, los americanos morirían por ella, no vivirían sin ella.

“Del mismo modo, Dios tomó un día ordinario. Puede contar las horas en él. Respecto a esto no hay diferencia con otros días. Entonces Él hizo el Sábado de ese día. Le dio vida. Lo levantó como señal para todo lo que es precioso y es vital, es un emblema de todo lo que Dios quiere que forme parte de la vida de los cristianos, y de lo que deben rechazar para vivir.” (Pág. 43, 44).

1. ¿Cómo llamó Dios al Sábado? Ezequiel 20:12, 20
“Y les di también mis días de reposo, para que fuesen ____________ entre mí y ellos… y santificad mis días de reposo, y sean por ___________, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios”.

Hoy posiblemente usaríamos la expresión “marca registrada” o “copyright”. Cuando usted ve cierta insignia de un club en la solapa de una chaqueta, sabe que la persona que la lleva pertenece a ese club. Cuando guardamos el séptimo día Sábado, es un distintivo de pertenencia a la familia de Dios. Muestra que Él es nuestro Padre y nosotros sus hijos. Es un lazo especial entre ambos. A Él le dice que es lo supremo en mi vida, y que miro al Calvario reconociendo mi situación pecaminosa. Le muestra que me doy cuenta de cuánto pagó Jesús por mi redención en la cruz. Es un distintivo a todo aquel que me ve adorar en Su día, y que antes moriría que serle desleal.

2. ¿Cuán determinante es la lealtad? Romanos 6:16
____________________________________

Mientras la historia vuela hacia la crisis final, el asunto de lealtad será cada vez más importante. Todo el mundo estará en un bando o en otro, en la del Creador o en la del “hombre de pecado” quien se exaltó a sí mismo por encima de Dios (2ª Tesalonicenses 2:3, 4).

3. ¿Qué dijo Jesús de los que guardan la tradición? Marcos 7:7-9
_____________________________________

¿Lo pudo decir más claro? ¿No sería mejor no adorar en absoluto antes que hacerlo a nuestra manera en vez de hacerlo como Dios lo mandó? Teniendo en cuenta que guardaremos los Sábados con él en el cielo, y a su manera, ¿no es una buena idea empezar a guardarlo aquí? “Pues éste es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos, y sus mandamientos no son agraviosos” (1ª Juan 5:3).

Si nunca ha disfrutado del gozo de observar el Sábado, ¿por qué no aceptar el descanso que Dios da en Cristo? ¿Por qué no encontrar el gozo y disfrute que Él ha puesto en este monumento del trabajo que terminó en la creación y en la cruz? ¿Le ama usted lo suficiente como para hacer esto?

—————-

Siguiente estudio: Lección 17: Oración: Línea Directa con Dios.

Volver al índice.

—————-

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

21, marzo 2007

Lección 15: Del Sábado al Domingo

Filed under: Sabado — ptorresm @ 10:23 am


Déjeme contarle de un joven consagrado, cuya experiencia se está repitiendo en las vidas de muchos jóvenes. Como sus compañeros de clase, este joven memorizó los diez mandamientos en la escuela dominical. Un día miró al calendario (con la semana tradicional o “inglesa”), y vio que el séptimo día era Sábado, ¡y el primer día de la semana es domingo! Entonces recordó que el cuarto mandamiento dice: “El séptimo día es el Sábado del Señor tu Dios” (Éxodo 20:10). Así que, si el Sábado es el séptimo día de la semana es obvio que se trata del día de reposo del cuarto mandamiento, razonó el muchacho.

Le preguntó a su madre sobre el tema. No le pudo responder. Simplemente no lo había pensado nunca. Después le preguntó a su profesor de escuela dominical, quien dijo, “oh, el día de reposo fue cambiado al primer día de la semana”. Le pareció extraño que el profesor hubiese hecho memorizar a sus alumnos el mandamiento del séptimo día, si eso era cierto. Así que el joven quiso saber dónde encontrar mandamiento bíblico para tal cambio. El profesor estaba seguro de que estaba en la Biblia, pero dijo que lo tenía que buscar.

Algunas semanas mas tarde su profesor todavía no había sido capaz de encontrar dicho texto, así que el joven visitó al diácono. El diácono le dijo: “Oh, el calendario ha sido cambiado. Hace mucho tiempo que se perdió la cuenta del tiempo, así que no podemos decir cual es el séptimo día. El séptimo día es reposo, eso es cierto, pero no sabemos exactamente cual es el séptimo día”. Esto era muy confuso.

En la desesperación, el joven fue a visitar al pastor. Aquí seguramente él podría conseguir la respuesta, pensó el joven. Y el pastor muy amablemente dijo: “No te preocupes hijo, porque un día es tan bueno como otro. Todos los días son santos”.

“¿Ha sido cambiado el Sábado, en el calendario? Preguntó el muchacho queriendo llegar más lejos.

“Oh, no”, replicó el pastor. “Los ajustes hechos al calendario no tienen nada que ver con el ciclo semanal. Sólo son personas mal informadas las que dicen eso. El Sábado es el séptimo día y el domingo es el primer día de la semana. No hay duda de eso”.

El joven se fue. Su madre no le pudo ayudar, ni el profesor, ni el diácono, ni el pastor tampoco pudieron. Si no que todos le dieron explicaciones contradictorias. Entonces decidió buscar la respuesta por sí mismo. Después de todo, si el cuarto mandamiento ha sido cambiado, entonces tiene que haber una constancia de tal cambio que sea tan clara como el mandamiento original, razonó el muchacho. Así que buscó a Dios para pedirle que le guiara y con una concordancia leyó todo lo que la Biblia tenía que decir sobre el Sábado, sobre el domingo o sobre cualquier cambio permitido. Pronto llegó a su propia conclusión. Llegó a ser un predicador que anunciaba “los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús” (Apocalipsis 12:17). Él vivió para ver que este mensaje que él había aceptado del testimonio de las Escrituras, llegó a ser propagado en 800 lenguajes y dialectos del mundo.

Sí, ha habido un cambio, y en esta lección usted descubrirá cuándo, cómo, por qué, y que viene desde antiguo, y el mundo está silenciado sobre tal cambio. Que Dios le bendiga mientras estudia este tema.

LECCIÓN 15: DEL SÁBADO AL DOMINGO.

Lectura bíblica: 2ª Tesalonicenses 2

Si usted hubiese vivido en la Edad Media y hubiese preguntado a alguien qué era una araña, le habrían respondido que era “un pequeño animal que tiene seis patas”. ¿Por qué? Porque Aristóteles, el gran intelectual, lo dijo. De generación en generación, su afirmación fue aceptada como la última autoridad en toda materia. Las arañas tenían seis patas porque Aristóteles lo dijo. Entonces sobre el 1400 d.C., casi 1700 años después de su muerte, alguien echó un vistazo a la pequeñita araña y se dio cuenta de que tenía ocho patas y no seis. ¡Si solamente alguien lo hubiese comprobado antes! ¡Si embargo todo el mundo aceptó lo que los demás creían!

Cuando estudiamos sobre el día santo de Dios, lo importante no es que está sucediendo ahora, o que creen los demás, si no lo que dice Dios. Durante 1700 años el mundo estuvo engañado sobre las arañas, porque nadie se puso a investigar. ¿Y qué hay acerca del día de adoración a Dios? ¿Pueden haber sido engañados una multitud tan grande durante tanto tiempo, porque ellos tampoco se preocuparon en comprobar el asunto? Volvemos a la pregunta, ¿qué sucedió? ¿Cómo fue cambiado el día de reposo del Sábado al domingo?

1. ¿CAMBIÓ DIOS EL DÍA DE REPOSO?

1. ¿Cuál es una de las características de Dios?
Malaquías 3:6
___________________________________

Santiago 1:17
_______________________________________

2. ¿Qué promesa ha hecho Dios acerca de su pacto? Salmo 89:34
___________________________________

3. ¿Qué incluye el pacto de Dios? Deuteronomio 4:13
___________________________________

4. ¿Cuánto perduran los hechos de Dios? Eclesiastés 3:14
___________________________________

5. ¿Cuán duradera es su bendición? 1ªCrónicas 17: 27
___________________________________

6. ¿Cambió Jesús alguno de los diez mandamientos? Mateo 5:17-19
___________________________________

Isaías profetizó de Cristo lo siguiente: “Se complació por amor de su justicia en magnificar la ley y engrandecerla” (Isaías 42:21). Jesús dijo: “He guardado los mandamientos de mi Padre” (Juan 15:10).

Dios no pudo cambiar el día de reposo, porque Él mismo no cambia. Cristo cumplió todos los mandamientos y nos dio un ejemplo de guardarlos. No hay ningún registro que indique que los discípulos cambiaron en los años que siguieron a la ascensión de Cristo.

Hace muchos años un joven zar ruso, mientras caminaba por los jardines reales, advirtió un guarda de palacio estaba vigilando en un campo cercano. Le preguntó al joven qué es lo que estaba guardando. El soldado no lo sabía. La curiosidad del zar se despertó y fue a comprobar los programas. Con seguridad ahí había una orden para poner un soldado en ese lugar. Años atrás, Catrina la grande abrió las puertas de su precioso jardín de rosas al público, pero temerosa de que alguien pudiese dañar sus apreciadas rosas puso un guarda para vigilarlas.

Hacía mucho tiempo que ya no había rosas, pero la orden nunca fue anulada. Un guarda tenía que continuar protegiendo la zona, la que ahora no era más que un montón de hierbas. ¿Será posible que estemos guardando algunas cosas que no sean sagradas después de todo?

2. LOS PRIMEROS PADRES Y EL DÍA DE REPOSO.

La pureza de la iglesia fue mantenida tanto tiempo como los apóstoles estuvieron vivos. Pedro, Juan y Pablo trabajaron incansablemente para mantener apartados de la joven iglesia el error y la tradición.

1. ¿Qué advirtió Pablo que le hizo advertir a la iglesia sobre el peligro? 2ª Tesalonicenses 2:3, 4
___________________________________

Después de que la constante influencia de los apóstoles hubiese sido silenciada por su muerte, la segunda generación de cristianos, un poco más allá del tiempo de Cristo, era más susceptible a los peligros de la popularidad y compromisos. El temor a la persecución y una inclinación a fraternizar con sus vecinos paganos, contribuyó sin duda a una tendencia a apostatar. La primera vez que se menciona a los cristianos observando el domingo aparece en la epístola de Bernabé y en la “Primera Apología” de Justino Mártir, escrito sobre el 150 d.C.

Dos cosas contribuyeron en este compromiso con el Sábado. Primero, el domingo era el día honrado por los paganos, y en algunos lugares, los cristianos, además de guardar el Sábado, también conmemoraban la resurrección con un breve servicio el domingo muy de mañana. Segundo, la revuelta judía liderada por Bar Cokbah (132-135 d.C.) trajo a los judíos (y todo lo que tenga que ver con ellos) a una situación muy desfavorable con los romanos. Aunque los cristianos no formaron parte de esta rebelión, a menudo eran capturados en las persecuciones resultantes, ya que los romanos los veían como una secta judía. Naturalmente, los cristianos fueron a grandes distancias para disociarse de cualquier “judío”. Surgió una tendencia a minimizar las obligaciones del Sábado, que a fin de cuentas, ¡era el lazo más fuerte que los unía con los judíos!

Esto era más evidente en las comunidades cristianas en Roma y en Alejandría, donde ambos días eran observados, lado a lado (Sábado como reposo, y domingo como fiesta) por cerca de dos siglos. Al principio, el domingo era secundario, pero mientras las prácticas paganas se iban infiltrando en la iglesia, el domingo iba recibiendo más y más importancia, y el Sábado, cada vez menos. En todas partes, el Sábado se guardaba con diferentes grados de fidelidad por más de mil años después de Cristo. En África del norte, en partes de las islas británicas y en los Alpes, el séptimo día de reposo fue guardado hasta casi el tiempo de la Reforma.

Cuando Constantino ascendió al trono imperial, el terreno estaba listo para una legislación dominical. Impaciente por unir esta división, pronto declaró (321 d.C.) que todo se cerrase el primer día de la semana –“el venerable día del Sol”. Más tarde, en ese mismo siglo, la iglesia puso su sello de aprobación sobre el domingo como día de adoración: “Los cristianos no tienen que judaizar ni estar ociosos el Sábado, sino que deben de trabajar ese día; pero el día del Señor (domingo) lo deben de honrar especialmente” (Canon 29 del Concilio de Laodicea). Este acto oficial de la Iglesia, completó la transición del día de adoración del Sábado al domingo. De ahí en adelante los emperadores vendrían y se irían, los estatutos civiles cambiarían al capricho de cada conquistador, pero la observancia del domingo llegaría a afirmarse más.

3. LA REFORMA Y EL SÁBADO.

Por el tiempo de Martín Lutero y de la Reforma, la tradición había sido elevada a una posición igual y a menudo por encima de la Biblia. Así que cuando Lutero dijo: “La Biblia y sólo la Biblia es nuestra regla de fe y de práctica”, tiró una auténtica bomba en el pensamiento de su tiempo. (Por la palabra “tradición” se incluyen todos los decretos, acciones, reglas, e interpretaciones acumuladas por la Iglesia, y sus pronunciamientos tanto en teología como en valores morales).

Entonces vino el Concilio de Trento (1545-1563), quizás el Concilio más importante en la historia de la Iglesia. La cuestión que se afrontó fue la autoridad. ¿Pudo ser victoriosamente defendida la tradición frente a la afirmación reformadora de la Biblia y sólo la Biblia? Aquí vemos cómo el Dr. H. J. Holtzmann, lo ha resumido en Canon y Tradición, pág. 263.

¿Qué fue lo que transfirió el día de Reposo? ¡La autoridad de la tradición! Sobre ella la Iglesia cambió uno de los preceptos de la Ley de Dios.

¿Estamos descubriendo que le sucedió al día de Reposo? Evidentemente. Lea este fragmento de la Confesión de Augsburgo, escrita en 1530:

“Ellos (los católicos) alegan el cambio del día de Reposo al día del Señor, contrariamente al… Decálogo; … Ellos deben de considerar muy elevado el poder de la Iglesia, porque ha dispensado un precepto del Decálogo”. (De Philip Schaff, the Creeds of Christendom, vol. 3, p.64, mencionado en Un día para recordar p. 61, por George E. Vandemann).

Seguramente fue así, y quizás mucho más, por lo que el apóstol Pablo se refería cuando predijo un apartamiento de las doctrinas simples y puras de Jesús.

1. ¿Qué es lo que haría el hombre de pecado? 2ª Tesalonicenses 2:4
“El cual se opone y se _________________ contra todo lo que se llama Dios, o que es objeto de culto; tanto que se ___________ en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por ____________”.

2. ¿Qué dijo Daniel acerca de esta gran apostasía? Daniel 7:25 “Y hablará cosas ___________ el Altísimo; y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los _____________ y la ____________.”

Las leyes de los hombres están siendo cambiadas constantemente. Daniel sólo pudo estar hablando de un intento de entrometerse con la Ley de Dios y con su tiempo sagrado, el Sábado.

Uno se estremece al ver cómo la tradición ha trepado en la iglesia. ¿Es acaso asombroso el que millones de personas jamás se hayan preguntado nada acerca del día de reposo? ¡La terrible verdad es que el Sábado del Señor Jesús fue sacrificado a los dioses de la popularidad y del compromiso! ¡Y hemos sido pillados dormidos, guardando involuntariamente un día que de sagrado no tiene nada!

Alguno preguntará, ¿no saben esto nuestros grandes directivos religiosos? ¿Por qué no se hace algo al respecto? La primera pregunta la consideraremos en la siguiente sección; la segunda sigue siendo un misterio. ¿Podría ser que el espíritu de la reforma ha crecido tan indistinto que los grandes cuerpos de protestantes tengan que volverse a la tradición que rechazaron para encontrar una autoridad de por qué adoran en domingo? Así es la vergüenza del compromiso.

4. ADMISIONES SINCERAS.

Aquí hay unos cuantos registros de teólogos, de los muchos que se pueden encontrar, la mayoría de ellos son contemporáneos.

Católico: “Puede leer la Biblia de Génesis a Apocalipsis, y no encontrará una sola línea que autorice la santificación del domingo” (La Fe de Nuestros Padres, Por James Cardinal Gibbons, p.111).

“La Biblia… nos cuenta cómo Dios ordenó que se guardase el séptimo día como monumento de la creación. Nos cuenta cómo el mandamiento fue repetido en el Sinaí. Nos narra cómo el mismo Hijo de Dios guardó el Sábado. En ningún lugar dice que los cristianos deberían guardar un día diferente al de los judíos, su pueblo escogido” (The Catholic Bulletin, 7 de Febrero de 1954).

“No hay un sitio en el Nuevo Testamento donde se registre distinguidamente que Cristo cambió el día de adoración del Sábado al domingo. Aún así, todos los protestantes, excepto los Adventistas del Séptimo Día, observan el domingo… Los protestantes siguen la tradición al observar el domingo” (Our Sunday Visitor,11 de Junio de 1950).

Bautistas: “No hay nada en las Escrituras que nos pida que guardemos el domingo en vez del Sábado como día santo” (“Considere el caso para Sábados tranquilos”, por Harold Lindsell, editor, Christianity Today,5 de Noviembre de 1976).

“Había y hay un mandamiento para guardar santo el día de reposo, pero ese día de reposo no era domingo. De cualquier modo, se dirá con cierto aire de triunfo, que el día de reposo fue cambiado del séptimo al primer día de la semana…¿Dónde se puede encontrar un registro de tal cambio? No en el Nuevo Testamento, rotundamente no.” (Dr. Edward T. Hiscox, autor de El Manual Bautista, en un documento leído delante de la Conferencia de Ministros de Nueva York, mantenida el 13 de Noviembre de 1893).

The Christian Church (la iglesia cristiana): “No hay autoridad directa de la Biblia para llamar al primer día de la semana “día del Señor” (Dr. D. H. Lucas, Christian Oracle, 1890).

Congregacionista: “El día de reposo cristiano (el domingo) no está en las Escrituras, y no fue llamado día de reposo por la iglesia primitiva” (Dwight’s Theology, Vol. 4, p. 401).

Episcopal: “El mandamiento bíblico dice que el séptimo día descansarás. Ese es el Sábado. En ningún lugar en la Biblia está basado el que se haga en domingo” (Phillip Carrington, Toronto Daily Star, 26 de Octubre de 1949).

Metodista: “La razón por la que observamos el primer día en vez del séptimo no está basado en ningún mandamiento. Uno buscará en las Escrituras en vano tratando de encontrar el cambio del séptimo al primer día” (Clovis C. Chappel, Diez reglas para vivir, p. 61).

Presbiteriano: “El Sábado es parte de … los Diez Mandamientos. Solamente esto despeja la duda acerca de si la institución es perpetua. Hasta … que se pueda mostrar que toda la ley moral ha sido abolida, el Sábado permanecerá … Las enseñanzas de Cristo confirman la perpetuidad del Sábado” ( T. C. Blake, Teología Condensada, p. 474, 475).

Varios: “Las gentes de habla inglesa han sido los más persistentes en perpetuar la asunción errónea de que el cuarto mandamiento se pasó al domingo … Se habla frecuentemente, y erróneamente, del domingo como día de reposo” (F. M. Setzler, director jefe, departamento de antropología, Smithosian Institute, carta, 1 de septiembre de 1949).

5. UN ASUNTO DE LEALTAD.

Millones de cristianos sinceros jamás se han cuestionado la autenticidad del día de reposo. Mientras la historia llega a la crisis final, el asunto de fidelidad es más y más importante.

1. ¿Qué dijo Cristo acerca de aquellos que rechazan sus mandamientos, para guardar la tradición de los hombres? Mateo 15:9
____________________________________

2. Según Pablo ¿que indica la obediencia? Romanos 6:16
____________________________________

3. ¿Por qué debemos guardar los mandamientos de Dios? Juan 14:15
____________________________________

¿Podría ser que hay más envuelto en esta cuestión de lo que jamás hayamos soñado; que escoger obedecer a Dios o aceptar la falsificación del enemigo llega a ser un asunto de lealtad? Mientras observe a Jesús, el Hombre que murió por usted, con las manos abiertas, manos que fueron clavadas en la cruz por usted, y le oye decir: “Si me amáis, guardad mis mandamientos”, ¿le importa mucho lo que la opinión popular diga? ¿Importa la voluntad de la multitud? ¿O las cosas? ¿O el bienestar? ¿O la aceptación social? ¿O lazos de amistad? ¿Hay algo que realmente importe tanto como la lealtad a su Señor, colocándose en su lado, levantando su bandera, haciéndole saber que le ama a cualquier costo? ¿Hará usted eso?

————–

Siguiente estudio: Lección 16: La observancia del Sábado.

Volver al índice.

—————

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.