Estudios Biblicos

17, noviembre 2008

LECCIÓN 21: EL SECRETO BÍBLICO DE LA PROSPERIDAD FINANCIERA

Filed under: apocalipsis,Mayordomia — ptorresm @ 12:07 pm


INTRODUCCIÓN

Comprar regalos de Navidad se ha convertido en una gran tarea para muchos en nuestra sociedad afluente. Para algunos es una tarea dificil. Pero para la mayoría se ha convertido en una tarea placentera salir a buscar algunos artículos, que sentimos que expresan nuestro amor y afecto por alguien que apreciamos mucho.

Para algunos especialmente, salir a buscar un regalo para alguien que ama, es una tarea que causa frustración. No porque no les guste salir de compras. La dificultad estriba, en el hecho de que nuestro beneficiario ya tiene todas las cosas que necesita. Si solamente pudiéramos encontrar, con facilidad, alguna cosa que la persona en realidad necesitara, ¡nuestro problema estaría resuelto!

Un comerciante inteligente, que está interesado en hacer dinero, y consciente del problema de aquellos que salen de compras, se aparta de lo común. El importa artículos de arte, o cosas que se apliquen en especial a ciertas personas. De esa manera, esas personas pueden obtener lo raro, para hacer el regalo a “la persona que ya tiene todas las cosas.”

En esta lección estudiaremos de aquellos cristianos que sienten que tienen todas las cosas que necesitan; pero en verdad no tienen nada. También daremos una mirada a Aquel de quien podemos decir que “tiene todas las cosas”, y las tiene en verdad. Finalmente, daremos una mirada al problema de decidir por un regalo para el que tiene todas las cosas. Descubriremos cómo hacerle este regalo.

LA PERSONA QUE TIENE TODAS LAS COSAS

1. ¿Cuál sería la situación financiera de los cristianos en los últimos días? Apocalipsis 3:17.
“Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.”

Estos son los laodicenses, la última de las siete iglesias. Cada una de estas iglesias nos presenta el estado espiritual del pueblo de Dios, en siete eras consecutivas, desde el tiempo de los apóstoles hasta los nuestros.

Los cristianos mencionados aquí tendrían afluencia de las cosas temporales, pero serían muy pobres en lo espiritual, aunque, aparentemente, ellos no se daban cuenta de la situación.

2. ¿Qué tres artículos, en especial, recomienda Dios para aquellos que piensan que tienen todas las cosas’? Apocalipsis 3:18
“Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.”

3. ¿Para qué nos da Dios poder y habilidad? Deuteronomio 8:18.
“Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.”

4. ¿Cuál es el mayor peligro, de una vida de prosperidad y abundancia? Deuteronomio 8:10-17.
“Y comerás y te saciarás, y bendecirás a Jehová tu Dios por la buena tierra que te habrá dado. Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy; no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente; y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre; que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal; que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien; y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza.”

Este es el verdadero peligro, en donde uno puede caer, y en donde exactamente cayeron los laodicenses de Apocalipsis 3. Y todos somos iguales, y estamos en el mismo peligro de encantarnos y enamorarnos de nuestros regalos, y olvidarnos por completo del dador.

5. ¿Qué quiere Dios que hagamos, en proporción a las cosas temporales que recibimos’? Salmo 116:12-14.
“¿Qué pagaré a Jehová por todos sus beneficios para conmigo? Tomaré la copa de la salvación, e invocaré el nombre de Jehová. Ahora pagaré mis votos a Jehová delante de todo su pueblo.”

Dios quiere, e insiste que le devolvamos algo de los beneficios que recibimos. No porque tenga necesidad, porque Dios es el único del cual podemos decir, que “tiene todas las cosas”. Dios nos da, de manera que podamos devolverle a El, para así mantener abierta en nosotros, la fuente de la dadivosidad, de la gratitud, y la apreciación hacia él. Si guardamos todas las cosas para nuestro uso; el egoísmo, la avaricia, y la amargura, toman posesión de nosotros con todas sus trágicas consecuencias

6. ¿Cuál es la raíz de todos los males? 1 Timoteo 6:9-10.
“Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.”

Al pedirnos un poco de nuestro dinero, Dios no está tratando de quitarnos algo que necesitamos o que debemos tener. Por el contrario, está tratando de evitar que tengamos algo que no nos conviene tener. La avaricia es peligrosa, trae tristeza y fatiga el corazón. Como las barandas en un puente alto nos libran de una caída, de igual manera Dios nos quiere librar de la avaricia, y evitarnos una caída.

EL DIOS QUE TIENE TODAS LAS COSAS

7. ¿Qué título se da a Jesús, en Apocalipsis? Apocalipsis 19:16.
“Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.”

Un rey, por lo general, tiene todas las cosas que necesita. ¡Pero ningún otro tiene tanto derecho a ser rey como lo tiene Cristo!

8. ¿Cuáles son algunas de las cosas que Jesús, (el Cordero de Dios) posee? Apocalipsis 5:12, 13.
“Que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.”

9. ¿Quién es el dueño del mundo, y de todo lo que en él hay? Salmos 24:1.
“De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan.”

10. ¿Qué dice Dios que le pertenece? Salmos 50:10-12.
“Porque mía es toda bestia del bosque, y los millares de animales en los collados. Conozco a todas las aves de los montes, y todo lo que se mueve en los campos me pertenece. Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti; porque mío es el mundo y su plenitud.”

Y si “de Dios es la tierra y su plenitud”, entonces podemos decir que El “tiene todas las cosas.”

11. Y aunque Dios tiene todas las cosas que necesita, ¿qué quiere que le traigamos cuando venimos a adorar delante de él? Salmos 96:7-9.
“Tributad a Jehová, oh familias de los pueblos, dad a Jehová la gloria y el poder. Dad a Jehová la honra debida a su nombre; traed ofrendas, y venid a sus atrios. Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad; temed delante de él, toda la tierra.”

12. Además de las ofrendas, ¿qué otra cosa espera Dios que traigamos? Malaquías 3:8.
“¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.”

¿CÓMO SE LE DEVUELVE A DIOS?

13. ¿Adónde nos instruye Dios que traigamos los diezmos que le pertenecen? Malaquías 3:10.
“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.”

El no deja la distribución de este dinero a nuestro propio juicio. Debemos traerlo a su tesorería, y desde la tesorería se hace la administración correspondiente.

14. ¿Qué nos puede suceder en la vida, si no devolvemos este dinero a su tesorería? Malaquías 3:8, 9.
“¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.”

Hay algunos que dicen, “no veo cómo es posible que yo pueda dar un 10% de mis entradas a la iglesia. ¡Yo vivo con un presupuesto muy apretado, y apenas me alcanza para las cosas que necesito!” Pero permítanos hacer una sugerencia: ¿no será que la maldición que ha sido pronunciada sobre nuestra cabeza, sea la razón por la cual tengamos tantas dificultades con nuestras finanzas? ¡Dios dice que por eso es así!

15. Cuando el pueblo de Dios, en el tiempo de Hageo, tenía muchas dificultades con las finanzas, ¿cuál les dijo Dios que era la razón’? Hageo 1:6, 9.
“Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto. Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y yo lo disiparé en un soplo. ¿Por qué? dice Jehová de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre a su propia casa.”

16. ¿Qué bendición promete Dios a aquellos que son fieles al devolver sus diezmos? Malaquaías 3:10,11.
“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el futo de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.”

En nuestro tiempo también hay muchos “devoradores”, que destruyen nuestras entradas. Por ejemplo, está la reparación del auto, las cuentas del doctor, las cuentas del hospital y aun aquellos deseos dañinos, tales como el juego, la bebida y el fumar, que pueden tomar una gran parte de nuestro cheque cada mes. Podemos perder también mucho dinero cuando no aprovechamos las ventas especiales, de artículos que necesitamos. El secreto de estirar lo que tenemos para nuestra familia está, casi siempre, en evitar gastos y no necesariamente en aumentar las entradas. Y esa bendición que se ofrece al que diezma, es en realidad una promesa que nos ayuda.

17. ¿Para qué instruyó Dios que se usara el diezmo? Números 18:21-24.
“Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión. Y no se acercarán más los hijos de Israel al tabernáculo de reunión, para que no lleven pecado por el cual mueran. Mas los levitas harán el servicio del tabernáculo de reunión, y ellos llevarán su iniquidad; estatuto perpetuo para vuestros descendientes; y no poseerán heredad entre los hijos de Israel. Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad.”

Los levitas eran ministros y maestros de tiempo completo.

18. ¿Cuál es el plan de Dios para pagar el sueldo de los ministros del evangelio en estos tiempos? 1 Corintios 9:13, 14.
“¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan? Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.”

19. ¿Cuál era la opinión de Cristo en cuanto a la práctica de diezmar? Mateo 23:23.
“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.”

Aquí el Señor nos explica que no esta en contra de la práctica de diezmar. Él lo recomienda.

20. ¿Qué es aquéllo que sigue nuestro tesoro donde quiera que éste vaya? Mateo 6:19-21.
“No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.”

21. Además del “reino de Dios” ¿qué otra cosa recibimos cuando ponemos a Dios en el primer lugar? Mateo 6:33.
“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.”

En ninguna otra cosa es tan palpable esta experiencia, como es en la práctica de devolver los diezmos, y dar ofrendas generosas para Dios. Los creyentes que son fieles en esto, dan ardiente testimonio a la realidad de que ¨Dios es poderoso para hacer lo que ha prometido¨. Romanos
4:21.

——–

Estudio anterior: Lección 20: La marca de la Bestia.

Siguiente estudio: Lección 22: El Estado de la Vida.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

Anuncios

2, julio 2008

Lección 18: Lo que la Biblia enseña acerca del Plan de Dios para el sostén de la Iglesia

Filed under: Mayordomia — ptorresm @ 10:57 am

TODO PERTENECE A DIOS

1. ¿A quién pertenece el universo? Salmo 24:1
__________________________________________________
2. ­¿Qué enormes riquezas posee Dios? Hageo 2:8
__________________________________________________
3.­ ¿Gracias a quién obtenemos nuestros bienes? Deut. 8:17‑18
__________________________________________________

LA PARTE DE DIOS

4. ¿Qué proporción de nuestros ingresos pertenece a Dios? Lev.27:30‑32
__________________________________________________
5. ¿De qué cosas tenemos que dar el diezmo? Génesis 28:20‑22
__________________________________________________
6.­ ¿Para qué se emplea el diezmo? 1 Corintios 9:13‑14
__________________________________________________
7.­ ¿Qué maravillosa bendición promete Dios? Malaquias 3:10
__________________________________________________

¿QUE DEBO HACER?

1.‑ Ser un fiel administrador de los bienes de Dios Mateo 25:14‑30
2.‑ Ser socio de Dios Génesis 28:10‑22
3.‑ Dar con alegría 2 Corintios 9:6‑7

MI RESOLUCION

Quiero ser socio de Dios. Prometo dar con alegría lo que pertenece a Dios.
Firma:____________________________________________________
Acepto
Fecha:____________ Instructor:____________________Calificación:____________

ESTUDIO ADICIONAL • Lección 18

 Dios es dueño de todo.
Es dueño del cielo y la tierra (Deut. 10:14) . Le pertenecen los animales (Salmo 50:10‑12). Es suya toda la riqueza (Hageo 2:8). Le pertenecen nuestro cuerpo y nuestra vida (1 Cor. 6:20).

 Somos mayordomos de Dios.
El Señor quiere que actuemos como sus mayordomos (Mateo 25:14; Salmo 8:4‑8). Nos da la fuerza para acumular riquezas (Deut. 8:18; Prov. 10:22). Pero nos insta a no tener amor al dinero (1 Tim. 6:10). Debemos ser mayordomos fieles (1 Cor. 4:1, 2). Hay que dar conforme a las bendiciones que Dios nos haya concedido (Deut. 16:17). Donde esté nuestro tesoro estará nuestro corazón (Lucas 12:33,34).

COLABORADORES CON DIOS

El Hacedor es también el gran Proveedor. Nos da la vida, el sustento y el conocimiento de la verdad. Como demostración de su amor, nos hace sus colaboradores. Lo que Dios nos pide no es porque lo necesite, sino para que recordemos nuestra dependencia de él y para establecer una sociedad beneficiosa para nosotros.

EL DIEZMO

El diezmo es la décima parte de las ganancias, y pertenece a Dios (Lev. 27:30, 1 Crónicas 29:12,14). Abraham deba su diezmo a Dios (Génesis 14:20; Hebreos 7:1‑7).
También Jacob lo daba (Gén. 28:22). Era práctica habitual del pueblo hebreo (2 Crónicas 31:5,6; Nehemías 10:37,38). Nuestro Señor Jesucristo aprobó dicha práctica (Mateo 23:23).
“El sistema especial del diezmo se fundaba en un principio que es tan duradero como la ley de Dios. Este sistema del diezmo era una bendición para los judíos; de lo contrario, Dios no se lo hubiera dada. Así también será una bendición para los que lo practiquen hasta el fin del tiempo”, (Elena G. de White, Joyas de los Testimonios, t.1, pág. 385).

USO SAGRADO DEL DIEZMO

El diezmo siempre fue usado para el sostenimiento del culto y sus ministros (Números 18:21). Es muy clara la enseñanza bíblica de que los ministros deben ser sostenidos económicamente para poder dedicarse exclusivamente al ejercicio de su ministerio (1 Corintios 9:13,14; Lucas 10:7). La Iglesia Adventista usa el diezmo que sus miembros dan generosamente para predicar el Evangelio y sostener a los ministros. De esa manera, cada centavo es empleado directamente en la obra de Dios. Se forma así una cadena de salvación; Ud. conoció la verdad por que otros fueron fieles en dar su diezmo, ahora Ud. colabora para que otros tengan el mismo bendito privilegio.

OTRAS OFRENDAS

El diezmo es lo que devolvemos a Dios porque le pertenece. Nuestra dadivosidad se mide por las ofrendas. Las ofrendas que damos en el culto denominado Escuela Sabática, se destinan a la extensión del Evangelio en las misiones extranjeras. Las ofrendas que damos en el culto divino son para los gastos de nuestra propia iglesia. A veces damos ofrendas para proyectos especiales. La Santa Biblia nos recomienda ser generosos al dar nuestra ofrendas (1 Crónicas 16:29; Salmo 96:8; Marcos 12:41‑44).

MARAVILLOSA PROMESA DE DIOS

En el sistema de los diezmos y ofrendas, en realidad Dios nos propone una sociedad. El, que es el dueño de toda la riqueza, nos invita a participar de las inmensas bendiciones que es capaz de derramar. Es por eso que nos pide que demos con abundancia y alegría (2 Cor. 9:6,7). El promete cuidarnos en todo momento (Heb. 13:5,6). Nos asegura que podemos probarlo en sus promesa de concedernos bendiciones hasta que sobreabunden (Malaquías 3:10,11; Proverbios 11:24,25).

——–

Estudio anterior: 17. Lo que la Biblia enseña acerca del Bautismo.

Siguiente lección: 19. Lo que la Biblia enseña acerca de la Vida Cristiana.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

11, junio 2007

Administrar lo que Dios nos presta

Filed under: Mayordomia — ptorresm @ 10:05 pm


Buenas Nuevas de Jesús, con amor
Guía de estudio nº 22

Administrar lo que Dios nos presta

El niñito inocente no muestra interés alguno por el dinero, sin embargo conoce perfectamente el egoísmo y el deseo de posesión. Con el paso de los años, el ser humano desarrolla un amor por el dinero que puede ser tan compulsivo como el que tiene un alcohólico por el licor. Es un deseo contra el que tenemos que contender continuamente.

Aquel que cede a la pasión por el dinero se convierte generalmente en un ser egoísta, insociable e infeliz. Una vez tras otra atestiguamos de la verdad que declara la Biblia: “Raíz de todos los males es el amor al dinero” (1 Timoteo 6:10). La pasión por el dinero o por el sexo están detrás de casi todo crimen.

Es sabido que muchos millonarios que poseen más dinero del que pueden gastar en toda su vida, sienten una necesidad insaciable de buscar más riqueza. ¿Por qué? Porque la codicia nunca resulta satisfecha. No concede reposo a quien cedió a ella.

¿Por qué es el amor al dinero la raíz de todos los males? ¿Cómo puede un seguidor de Jesús solucionar el problema de conseguir el dinero necesario para sus necesidades, y evitar la trampa de la codicia?

El problema está en la raíz de los grandes conflictos políticos del planeta, y también de los grandes desequilibrios entre la sexta parte de la población de este mundo, que vive en la abundancia, y las otras cinco sextas partes, que viven en la franca pobreza o en la miseria. Los presupuestos millonarios en material militar no son ajenos al problema. Satanás emplea el amor al dinero como un lazo para tomar cautivos tanto a los individuos, como a las naciones, y puede así llevarlos a la ruina eterna.

La Biblia ofrece una solución al problema del amor al dinero, que de ser aplicada, resolvería esos conflictos mundiales por los que gran parte de la humanidad agoniza en la pobreza. Muy pocos conocen esa solución. Pero el cristiano que aprecia el amor de Dios revelado en la cruz, descubrirá por sí mismo el secreto. Examinémoslo.

Jesús y el problema del dinero

1. ¿Tenían Jesús y sus discípulos algún dinero para afrontar sus necesidades? Juan 13:29

TU RESPUESTA: ________.

2. ¿Empleó Jesús parte de ese dinero para pagar los impuestos? Mateo 17:24-27
TU RESPUESTA: ________.

Nota: La maldad no está intrínsecamente en el dinero. Jesús mismo lo empleó. Como carpintero en Nazaret, sin duda debió ganarlo. Lo que encierra maldad es el amor por el dinero. No hay pecado en la posesión de bienes. El egoísmo y la codicia son los que nos contaminan y nos llevan a la ruina, tal como sucedió a Judas.

Algo que puede malograr la salvación

3. Todo el que tiene techo y comida diaria, es considerado “rico” a los ojos de la gran masa de población afligida por la pobreza. Lee la entrevista que Jesús sostuvo con un infeliz hombre rico, y halla respuesta a las siguientes preguntas: Marcos 10:17-31

¿Ama Jesús a los ricos? (vers. 21) _______________.

Imagina que todos los ricos del mundo obedeciesen al consejo que Jesús dio a ese hombre.

¿Podrían prosperar el capitalismo, o el comunismo? ______________.

Piensa con detenimiento: ¿Dijo Jesús que era imposible que un rico entrara en el reino de los cielos? (vers. 23-25) _____________.


¿Qué invitó Jesús al hombre rico a que hiciera?
(vers. 21) ____________________.


¿Qué sucede “ahora” a aquel que sacrifica sus riquezas por Cristo?
(vers. 29 y 30) ____________________.


¿Y en “el siglo venidero”? __________________________.

4. Una de las parábolas que Jesús propuso a sus discípulos ayuda a dar al dinero el valor adecuado para el presente, y para el futuro (la eternidad).

Léela en Lucas 16:1-13 (a) ¿A quiénes representa el mayordomo?
________________________________

Nota: La situación expuesta por la parábola no era excepcional en aquellos días, y Jesús la empleó como una exhortación a ser diligentes en el uso de las “riquezas injustas” (los recursos materiales corrientes en el mundo) para el beneficio de los demás. Los representantes del pueblo de Dios habían sido infieles administradores de los bienes celestiales. En lugar de darles un buen uso, bendiciendo a los demás, habían empleado egoístamente la riqueza espiritual y material que Dios pusiera en sus manos. Estaba a punto de llegarles el momento en el que se les pediría cuentas, y serían desposeídos de aquella mayordomía o administración. Solamente buscando el bien de otros, podrían resultar personalmente beneficiados. Sólo impartiendo los dones de Dios en esta vida, podrían hacer provisión para la eternidad.

(b) Tras haber relatado la parábola, Cristo dijo: “los hijos de _____ ______ son más sagaces en el trato con sus semejantes que los hij-os ___ ____.”

Nota: Los mundanos suelen demostrar más sabiduría y fervor en servirse a sí mismos, que los profesos hijos de Dios en servirle a él. Dios espera que todos sus dones los empleemos en bendecir a la humanidad, en aliviar a los que sufren y están necesitados. Nunca fue la voluntad de Dios que unos pocos vivan en la abundancia del lujo, mientras que otros padecen hambre, desnudez, orfandad u otro tipo de privación (Lee Lucas 12:33; 14:13 y 1 Timoteo 6:18).

(c) ¿En qué consisten las “riquezas injustas”? (vers. 10-12). “El que es fiel en ___ ____ ______, también en ___ ____ es fiel… Si en la riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro?” (Lee también Isaías 58:6,7 y 10).

Nota: Si demostramos ser infieles en el manejo de lo que Dios nos ha encomendado aquí, entonces nunca nos hará depositarios de la herencia inmortal. Jesús compró la redención para nosotros. Es nuestra; pero en “este siglo” somos puestos a prueba mediante nuestros recursos terrenales (“riquezas injustas”), a fin de que pueda comprobarse si somos dignos de los tesoros eternos. Si somos fieles “en lo muy poco”, e impartimos generosamente lo que él ha puesto en nuestras manos a fin de cooperar con su causa, Dios podrá confiarnos “lo más”, “lo verdadero”, “lo que es vuestro” (la herencia inmortal).

(d) ¿Es compatible el servicio a Dios con el egoísmo? (vers. 13)
RESPUESTA: “Ningún siervo puede servir a ____ _________… No podéis servir a Dios y a las __________.”

5. ¿Te sentirás feliz en el cielo, al dársete la bienvenida como huésped querido, en los hogares de aquellos a quienes ayudaste en esta vida? Daniel 12:2 y 3
TU RESPUESTA: __________.

6. Jesús refirió muchos relatos sobre las riquezas. Lee Lucas 12:13-21 y responde a las siguientes preguntas:

¿En qué crees que consiste la “avaricia”?
TU RESPUESTA:
_______________________________________.

¿Puedes imaginar a un verdadero seguidor de Cristo en este tiempo en el que hay tantos seres humanos viviendo o muriendo en la angustia, diciéndose a sí mismo: “descansa, como, bebe y alégrate”?
TU RESPUESTA:
_____________.

¿Cuál crees que es el significado de la expresión “rico para con Dios”?
TU RESPUESTA:
___________________________________________.

El salmista describió a este hombre rico cuando declaró: “Dijo el necio en su corazón: No hay Dios” (Salmo 14:1). Este hombre había vivido y hecho planes para sí mismo… Al vivir para sí mismo había rechazado aquel amor divino que se hubiera derramado con misericordia hacia sus semejantes. De esa manera había rechazado la vida, porque Dios es amor, y el amor es vida… Vivir para sí es perecer. La codicia, el deseo de beneficiarse a sí mismo, separa el alma de la vida. El espíritu de Satanás es conseguir, atraer hacia sí. El espíritu de Cristo es dar, sacrificarse para bien de los demás” (Palabras de vida del gran Maestro, p. 202, 203).

Cómo usar el dinero, venciendo el amor al dinero

7. ¿Cuál es el primer principio básico, en relación con el manejo del dinero? Deuteronomio 8:11-13, 17 y 18

RESPUESTA: “…acuérdate de ________, tu _____, porque él es quien te da el poder para adquirir las ___________…”

8. ¿De qué forma razonable y práctica confiesa el cristiano que es Dios quien le provee de todo bien? Deuteronomio 14:22
RESPUESTA: “Cada año apartarás puntualmente ___ ________ del producto de tu campo.”

9. ¿Qué significa la palabra “diezmo”? Levítico 27:30, 32
RESPUESTA: “El diezmo de la tierra… es ___ ________.”, “Todo diezmo… será consagrado __ ________.”

Nota: La idea es dedicar a Dios la décima parte de lo percibido (obrero asalariado), o de la ganancia neta (patrón). A la cantidad ganada se le resta la cantidad gastada para obtener esa ganancia, y el beneficio resultante es entonces la cantidad a diezmar.

10. ¿Respaldó Jesús el principio del diezmo? Mateo 23:23
TU RESPUESTA:
_________.

11. Refiriéndose al principio del diezmo que el Antiguo Testamento establece, ¿cuál declara el apóstol Pablo que es el plan de Dios para sostener la predicación del evangelio al mundo? 1 Corintios 9:13 y 14
RESPUESTA: “Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que _______ ____ ___________.”

12. Si defraudamos a Dios en los diezmos y ofrendas, ¿de qué pecado venimos a ser culpables? Malaquías 3:7-9
TU RESPUESTA: ______________________________.

13. ¿Dónde hemos de llevar los diezmos? Malaquías 3:10
RESPUESTA: “Traed el ________ íntegro al ________, y haya alimento en mi _____…”

Nota: De la misma forma en que nuestro cuerpo está constituido en una unidad coordinada, también la iglesia está organizada, en tanto en cuanto “cuerpo de Cristo”. El templo de Dios, su “casa”, constituye el lugar divinamente instituido para recibir los diezmos de la verdadera iglesia de Dios en la tierra. La obra de la iglesia se lleva a cabo de una forma organizada, según un orden bíblico. Cada ministro recibe de la “casa” de Dios un salario modesto, lo necesario para una vida sencilla, de forma que su trabajo misionero no se vea impedido por la necesidad de distraer esfuerzos en procura de su sustento material. El plan del diezmo es una bendición para cada miembro de la iglesia, al recordarle que todo cuanto tiene procede de Dios. Eso contribuye a protegerle del ruinoso egoísmo que acecha a todo ser humano. Tiene el privilegio de cooperar con Cristo en el desarrollo de su obra en favor de un mundo por la salvación del cual se entregó hasta la muerte.

El sistema del diezmo está en armonía con el principio establecido por Dios mismo: “He dado a los levitas todos los diezmos de Israel, por su ministerio, por su servicio en la Tienda de la Reunión” (Números 18:21). “El Señor ordenó que del mismo modo, los que anuncian el evangelio, vivan del evangelio” (1 Corintios 9:14).

14. ¿Cómo se puede demostrar nuestro agradecimiento por el amor de Dios? Salmo 96:8 y 9
RESPUESTA: “Dad a Jehová la honra debida a su nombre; traed __________ y venid a sus atrios”

15. Al vencer el pecaminoso amor por el dinero, ¿qué le permites a Dios que haga contigo? 2 Corintios 9:8
RESPUESTA: “Poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas _____ ___ ___________, abundéis para toda ______ _____.” Lee también Filipenses 4:10-19.

16. Cuando Satanás intenta hacernos caer en la trampa mortal del amor al dinero, ¿qué pensamiento permitirá que obtengamos la victoria? 2 Corintios 8:9
RESPUESTA.
“___ ________ de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo _______ siendo _____, para que vosotros con su _________ fuerais _______________.”

Nota: “Somos inducidos a simpatizar con Cristo mediante la comunión con sus padecimientos. Cada acto de sacrificio personal a favor de los demás robustece el espíritu de beneficencia en el corazón del dador y lo une más estrechamente con el Redentor del mundo, quien, ‘por amor de vosotros se hizo pobre, siendo rico; para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos’. Y sólo mientras cumplimos así el designio que Dios tenía al crearnos, puede la vida ser una bendición para nosotros” (El Camino a Cristo, p. 79).

“Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” 1 Pedro 5:7

“Orad sin cesar” 1 Tesalonicenses 5:17

“No se haga mi voluntad, sino la tuya” Lucas 22:42

“Dios dio a los hombres el poder de elegir; a ellos les toca ejercitarlo. No podéis cambiar vuestro corazón, ni dar por vosotros mismos los afectos a Dios; pero podéis escoger servirle. Podéis darle vuestra voluntad, para que él obre en vosotros tanto el querer como el hacer, según su voluntad” (El Camino a Cristo, p. 47 y 48)

———–

Siguiente estudio: 23: Crecimiento cristiano.

Volver al Indice.

————-

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

29, marzo 2007

Lección 24: Cheques de Cobro y Promesas

Filed under: Mayordomia — ptorresm @ 2:33 pm


Jesús dijo: “¿Quién de vosotros queriendo construir una torre, no se sienta primero y calcula el coste, no sea que no tenga suficiente para terminarla? (Lucas 14:28). Lea la historia completa (versículos 25-35).

Cuando una persona ha experimentado su primer encuentro con Jesús y considera seriamente si debería o no hacer un compromiso de seguirle, es completamente natural y correcto que se pregunte cosas importantes primero. ¿Cuánto me va a costar esto? ¿Merece la pena el precio? ¿Estoy loco al dar tal paso? ¿O por no hacerlo?

Se le ha dicho que si sale, debe hacerlo por fe. Algunas personas nunca han pensado en qué es la fe y no están seguros de saber lo que es. ¿Lo está usted? ¿Es optimismo? ¿Es sólo pensamiento positivo? ¿Es algo latente, un poder místico interno del hombre? ¿Es confiar en sí mismo? ¿Es simplemente tomar a Dios por su Palabra? Si ha respondido mentalmente la última pregunta, está listo para responder preguntas más profundas:

¿Significa esto tomar su Palabra a pesar de las circunstancias? [ ] Si. [ ] No.
¿Puede confiar un hombre en Dios incluso cuando su negocio se ve involucrado?
[ ] Si. [ ] No.

¿Son los cheques más tangibles que las promesas? [ ] Si. [ ] No.
El cheque del sueldo puede fallar, pero ¿le van a fallar las promesas de Dios?
[ ] Si. [ ] No.

Para ser incluso más específico:

Si una persona, cuando se encuentra con su Señor, se involucra en un negocio cuestionable, ¿debería dejarlo inmediatamente, o esperar hasta encontrar otro puesto de trabajo que le proporcione una entrada de dinero adecuada?

Si una persona ve que el amor y lealtad a su Señor requiere que observe como día de reposo el Sábado dado en la creación al hombre, ¿es sabio dar este paso aunque le cueste su empleo?

Jesús dice que aquellos que ponen en primer lugar el reino de Dios, tendrán todas las necesidades suplidas (Mateo 6:33). ¿Cree usted eso? [ ] Si. [ ] No.

David afirmó que nunca vio ni uno de los hijos de Dios olvidados o mendigando pan. (Salmo 37:25) ¿Y usted, lo ha visto?

Pablo retó a sus lectores con esta pregunta: “Aquel que no escatimó ni su propio Hijo, sino que quiso darlo por nuestra causa, ¿no nos dará libremente todo lo que necesitemos?” (Romanos 8:32). ¿Cree que lo hará?

En Isaías 58:13, 14 hay una promesa especial para aquellos que guardan el Sábado. Después de leerlo, pregúntese a sí mismo: ¿Suena esto como si el Señor vaya a dejar a alguno que avanza por fe para guardar el Sábado como día santo?

Hay muchas más promesas como estas. Pero, ¿necesitamos más? Una pregunta más que se debe hacer el que quiere ser cristiano: “He oído que el Señor nos pide que devolvamos la décima parte de su ganancia a la iglesia. Tengo un presupuesto restringido, y no sé cómo lo podré hacer. ¿Es eso cierto?” Sí, es cierto. La lección de hoy va a tratar esta pregunta con detalle, incluyendo una de las más fantásticas promesas de toda la Biblia.

LECCIÓN 24: CHEQUES DE COBRO Y PROMESAS.

Lectura bíblica: Malaquías 3; Mateo 25:14-46

1. ¿QUÉ PERTENECE A QUIÉN?

1. ¿Qué dice Dios que le pertenece?
Salmo 24:1
a)________________________________
b)________________________________
c)____________
______________________

Salmo 50:10, 11
__________________________________

Ageo 2:8
__________________________________

Durante la guerra civil de Estados Unidos, un esclavo huido fue atrapado en Vermont y llevado al juzgado. A pesar de que el juez dijese que la evidencia de propiedad no era adecuada, el abogado del “dueño” del esclavo preguntó: “¿Qué es lo que necesita su excelencia?”

A lo que el juez respondió: “Nada menos que un recibo de venta del Creador mismo”.

2. ¿En qué tres ámbitos reclama Dios la propiedad de todo?
a. Exodo 20:11
___________________________________

Dios creó la Tierra de la nada, (Hebreos 11:3) y la colgó en la nada (Job 26:7). Él tomó el polvo de la tierra y formó el hombre (Génesis 2:7). Él creó todo y proveyó el material; por lo tanto, es dueño de todo. Algunas personas piensan que lo poseen, o al menos parte de ello. Algunos incluso pretenden gobernarlo, pero el verdadero dueño y gobernador es Dios. Cuán reconfortante resulta este pensamiento en los días en que el mundo está amenazado por la destrucción atómica. David dijo: Dios “puso la fundación de la tierra, para que no pudiese ser quitada jamás” (Salmo 103:5).

b. Hebreos 11:3
Dios _______________ los mundos por el poder de su Palabra.

Hechos 17:28
“Porque en Él ____________, y nos _____________, y ____________________”.

“Sostener todas las cosas”. El hombre lo llama gravedad, la fuerza que mantiene a la tierra alrededor del sol. Bien, ¿entonces cuál es la fuerza que la empuja a dar vueltas alrededor del mismo? Eso es gravitación. Y así le vamos dando vueltas. ¿Qué poder puede ser ese sino la voluntad y el poder de Dios? Nuestras mismas vidas están sostenidas por Él mismo. Cada latido de nuestro corazón es una respuesta al toque de Dios. Comemos, bebemos, trabajamos, jugamos, pensamos, amamos, adoramos, y podemos no entenderlo en absoluto, pero en nuestros corazones sabemos que en Él vivimos, y nos movemos y tenemos nuestro ser.

c. 1ª Corintios 6:19, 20; Isaías 43:1
___________________________________

Cada barra de pan, cada bendición que tenemos, viene marcada con la cruz del calvario. De no haber sido por Dios, no habría ni hombre ni pan. ¿Podrá retener el hombre algo que el Señor le pida o a sí mismo, aparte de su precioso Creador y Salvador?

3. ¿Quién nos de la capacidad de ganarnos el sustento? Deuteronomio 8:18
____________________________________

4. ¿Cuál es la relación del hombre con esas posesiones? Lucas 12:42; Mateo 25:14
________________________________________

Un mayordomo es alguien en quien se confía la supervisión o administración de la propiedad o negocios de otro. Dirige lo que pertenece a otro. Dios nos ha hecho sus mayordomos al confiarnos sus posesiones. Seremos juzgados, no por la cantidad que tengamos, sino por lo que hicimos con ello y cómo lo usamos.

2. LAS RESPONSABILIDADES DE LOS MAYORDOMOS DE DIOS.

1. ¿Qué se le pide a los mayordomos? 1ª Corintios 4:2
____________________________________

“El que es fiel en lo poco, también será fiel en lo mucho” (Lucas 16:10). La infidelidad funciona del mismo modo. Al mayordomo fiel el señor le dirá: “Bien hecho, buen siervo fiel” (Mateo 25:21).

2. ¿Cómo supervisa Dios a sus mayordomos? Mateo 25:19; Lucas 16:1, 2
____________________________________

Seguramente no a todo el mundo se le ha ocurrido la idea de que en el día del juicio debe rendir cuentas a Dios por la vida, la salud, la riquezas, el tiempo, y todo lo demás.

3. ¿Cuál es la primera responsabilidad del mayordomo? Mateo 6:33
____________________________________

“¿Qué daré a Jehová por todas sus bondades hacia mí?”, pregunta el salmista (Salmo 116:12). ¿Podemos alguna vez hacer “demasiado” por Jesús? ¿Qué pasaría si nos costase todo?

4. ¿Cómo podemos honrar a nuestro Señor? Proverbios 3:9
____________________________________

Un mayordomo debe hacer lo mejor posible con lo que se le ha confiado, no para sí mismo, sino para el dueño. El mayordomo pecador hace de sí mismo lo primero; el mayordomo cristiano hace de Dios lo primero.

5. ¿Cuánto de nuestro tiempo reclama Dios como suyo? Éxodo 20:8-11
____________________________________

6. ¿Cuánto de nuestras posesiones reclama Dios como santas para Él? Levítico 27:30
________________________________________

Dios nos pide una séptima parte de nuestro tiempo, y una décima parte de nuestros recursos, no porque los necesite, ya que todo le pertenece; sino que al pedir parte de nuestro tiempo y una proporción de nuestros recursos, nos recuerda que somos mayordomos y prueba nuestro amor por Él. Al igual que el tributo económico era pedido por el César romano en reconocimiento de su autoridad, el sagrado diezmo y el sagrado Sábado reconocen el Señorío de Dios. Cristo dijo: “Dad al césar las cosas que son del césar, y a Dios lo que es de Dios” (Mateo 22:21).

La palabra diezmo, significa una décima parte. Si un hombre gana 10, el diezmo de esa cantidad es 1, y si gana 100, el diezmo es 10. Si lo ganado son 1000, el diezmo son 100. Y ahí es cuando se hace más difícil. Extrañamente, cuanto más bendice Dios, más duro se hace para algunos el devolver a Dios el diezmo.

“Era muy pobre, mi bolso pequeño era, apenas notaba un décimo en él. Alegremente de mi pobre almacén yo daba, con el deseo de más poder yo dar. Pero ahora mi bolsa, que era tan pequeña, contiene un millón. ¡Y cada día me pregunto si una décima parte podría yo regalar!”

7. ¿En qué otro área es probado el mayordomo fiel?
1ª Corintios 6:19, 20
“Porque habéis sido comprados por precio; _____________ pues, a Dios en __________________”.

Romanos 12:1
“…que presentéis vuestros cuerpos en ____________________, santo, agradable a Dios, que es vuestro __________________”.

3. DIEZMANDO A TRAVÉS DE LOS SIGLOS.

1. ¿Cómo reveló Abraham que dar el diezmo ya era válido en sus días? Génesis 14:18-20
_______________________________________

2. ¿Qué prometió Jacob a Dios? Génesis 28:20-22
____________________________________

Este voto salió de un corazón lleno de gratitud por la seguridad del amor y misericordia de Dios. Cada bendición de la mano de Dios suscita una respuesta desde nuestro corazón.

3. ¿Con qué palabras mostró Jesús la aprobación en cuanto a diezmar? Mateo 23:23
“Eso es (diezmar hasta lo más pequeño) ____________________ hacer sin dejar de hacer aquello”.

Jesús reprochó a los fariseos por diezmar pequeñas hierbas y ser sin embargo deshonestos e injustos, lo cual es igualmente importante. Aún así, les dijo que tenían que continuar diezmando. Él les quería enseñar que no podían compensar la falta en un área con ser demasiado estrictos en alguna otra.

4. EL PROPÓSITO DE DIEZMAR.

Al principio la familia era la unidad organizada en asuntos espirituales, no había un culto centralizado. Tan pronto como la figura del sacerdote apareció (en los tiempos de Abraham), el diezmo le era dado a él.

1. ¿Para qué debía de ser usado el diezmo una vez que Israel se convirtió en nación? Números 18:21
“Y he aquí yo he dado a los hijos de ________ todos los ________ en Israel por heredad, por su ________________ del tabernáculo de reunión”.

Cuando Josué introdujo a los Israelitas en Canaán, a cada tribu se le dio una porción de tierra, excepto a los levitas, quienes debían emplear su tiempo sirviendo al Señor. Las otras tribus daban una décima parte de sus ganancias para sostenerles. Durante el tiempo que el sistema de sacrificios fue vigente, los sacerdotes levíticos debían ser sustentados con el diezmo.

2. ¿Cómo se debe sostener el ministerio hoy día? 1ª Corintios 9:13, 14
____________________________________

Pablo insistió en que aquellos que predican el Evangelio deben vivir de él, tal y como los levitas vivieron de su trabajo en el templo. Si los judíos devolvieron el diezmo y las ofrendas a petición de Dios para mantener el servicio del templo, ¿deberían los cristianos hacer menos, teniendo todo el mundo por alcanzar con el Evangelio? Deberíamos aprender una lección de los primeros cristianos, quienes dieron con sacrificio (Hechos 4:34, 35) para suplir las necesidades dentro y fuera de la iglesia. Se dieron a sí mismos, yendo de puerta en puerta y de ciudad en ciudad con el Evangelio, a pesar de la persecución (Hechos 5:42; 8:1-4). Pablo trabajó incesantemente para que “de todos modos salve a alguno” (1ª Corintios 9:22).

¿Y no es mejor que lo ministros del Evangelio sean pagados por el diezmo en vez de depender de la recolección con los platillos, tiendas de iglesia, ventas de dulces, o la buena voluntad de algún hombre rico de la iglesia quien se podría ofender si el predicador diese directos mensajes de Dios? ¡Cuán mejores son los planes de Dios que los de los hombres! ¡Ningún ministro olvidará a una iglesia pequeña para atender a otra más grande por motivos económicos! ¡Ningún pastor estará asustado de predicar la verdad que su iglesia necesite por temor a perder su fuente de ingresos!

3. ¿Con qué dos medios debemos mantener el almacén de Dios lleno? Malaquías 3:8, 10; Salmo 96:8
____________________________________

La décima parte pertenece a Dios. Es su santo diezmo. Mientras exista su iglesia no estamos libres de dejar nuestro soporte. El diezmo prueba nuestra honestidad con Dios; las ofrendas prueban nuestra generosidad.

El corazón del hombre, por naturaleza, es egoísta, y Dios quiere hacernos a su semejanza, generoso. Él podría hacer el trabajo sin nuestra ayuda, pero no lo hace ¡porque sabe que dando nuestro tiempo, nuestro dinero, y nuestro servicio, nos ayuda! No nos salva, sólo la gracia de Dios nos salva. Aún así, cada acto de mayordomía fiel de nuestra parte, hecho con amor y con voluntad, se convierte en un medio a través del cual, Dios nos quita poco a poco nuestro egoísmo, y a través de lo cual nos llena con más de su amor y generosidad hasta que su imagen sea completamente restaurada en nosotros.

5. ¿BENDICIONES O MALDICIONES?

1. ¿Cómo llama Dios a la persona que no da los diezmos? Malaquías 3:8, 9
________________________________________

El hombre egoísta cosecha lo que sembró. El siervo inútil que sólo recibe, pero no imparte, será echado (Mateo 25:30).

2. ¿Qué promete Dios a aquellos que diezman fielmente? Malaquías 10, 11; Proverbios 3:9, 10
________________________________________

¿Una orden? Sí. ¿Robo si es retenido? Sí. Pero, ¿ha leído alguna vez una promesa como esa? ¿Ve envuelta la aventura? ¡Las ventanas del cielo abiertas! ¡Una bendición demasiado grande para ser recibida! ¡El enemigo vencido! ¿No le gustaría experimentar esto? Como puede ver, las matemáticas de Dios no funcionan como las nuestras. En Su aritmética, nueve décimas partes de una ganancia con su bendición, es mucho más que diez décimas partes sin su bendición. Ningún hombre entiende cómo funciona, pero cada hombre que lo ha probado le contará que así es. Así que en realidad no cuesta nada en absoluto. Pero aunque costase todo, ¿sería demasiado para Aquél que murió por usted?

3. ¿Cómo recompensará Dios al que da libremente? Lucas 6:38
____________________________________

Pablo dijo: “El que siembra abundantemente, abundantemente cosechará; y el que siembra escasamente, escasamente cosechará. Cada uno dé como propuso en su corazón, no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre” (2ª Corintios 9:6, 7).

Hay tres clases de dadores: El que es como piedra, el que es como esponja, y el que es como un panal de abejas. Para obtener algo de una piedra, hay que golpearla con un martillo, y sólo se obtienen chispas y trocitos de piedra. Para obtener agua de una esponja, se debe apretar, escurrir. Cuanto más la retuerces, más obtienes. El panal de abejas, de cualquier modo se desborda con su dulzura. Aquellos que se deleitan en dar son los dadores alegres.

Se podrían contar miles de historias de aquellos que han probado el plan de Dios y han descubierto que es imposible dar de más a Dios. Un día, un granjero que siempre había diezmado fielmente a Dios, vio cómo una negra nube de langostas se acercaba a su granja. Si las langostas se comían su cosecha, tendría que enfrentar la ruina. Con su familia reunida en derredor suyo, le recordó a Dios las promesa en Malaquías 3:10, 11. Entonces se retiraron a descansar con la seguridad en el conocimiento de que su Padre celestial nunca duerme, sino que guarda a los suyos. A la mañana siguiente, el granjero se levantó para ver sus campos. Las langostas habían llegado justo hasta las vallas que rodean sus campos. No había quedado ni un solo tallo verde al otro lado de las vallas, pero Dios recompensó la fidelidad del granjero protegiendo su cosecha de las langostas.

4. ¿Dónde nos dice Jesús que hagamos nuestro tesoro? ¿Por qué? Mateo 6:20-21
________________________________________

Marcos 8:36
“Porque ¿qué aprovechará el hombre si ________________ todo el mundo, y _______________________?”

El gran corazón amoroso de Dios quiere que todos sean salvos (1ª Timoteo 2:4). El valor de un individuo no puede ser estimado excepto bajo la luz del Calvario. Y aunque no tenemos nada que ofrecerle, excepto un corazón para ser limpiado, y un compromiso que ni siquiera podemos cumplir por nosotros mismos, Jesús nos consideró de tan inestimable valor que quiso ir todo el camino hasta el Calvario para que pudiésemos ser suyos, y suyos por nuestra propia elección. Él nos quiso tanto, que la cruz no fue un precio demasiado grande a pagar. Y Él hubiese pagado este precio si tan sólo un hombre, una mujer o un niño pudiese ser rescatado. Él lo hubiera hecho solamente por usted. El corazón del Salvador se encuentra solitario, como el suyo y el mío. El dolor de corazón por la separación de sus hijos pródigos no puede ser descrito. Él sólo no puede acabar poniendo fin a esa separación. Sólo usted y yo podemos poner fin a esto. ¿Le gustaría que eso sucediese?

———–

Siguiente estudio: Lección 25: El Bautismo.

Volver al índice.

———–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

Blog de WordPress.com.