Estudios Biblicos

30, septiembre 2008

LECCIÓN 17: EL JUICIO DE LOS SIGLOS

Filed under: apocalipsis,juicio — ptorresm @ 11:35 am


INTRODUCCIÓN

En la Biblia hay una rica información en cuanto al juicio de Dios. No muchos son los que han tomado el cuidado y el tiempo requeridos, para sacar a luz todos los factores que nos muestren un cuadro total de este juicio. Generalmente hablando, el hombre no está consciente de que un día tendrá que presentarse en juicio ante el tribunal de Dios. Aunque él comprende, que ha de suceder en algún tiempo en el futuro. Pero cuándo, y dónde, y cómo sucederá todo esto, es un misterio para él. La mayoría piensa que cuando suceda se tomará unos segundos o quizás unas pocas horas, y que eso es todo lo que implica. Es interesante, que el proceso que Dios prosigue con sus leyes, es el mismo proceso que sigue la justicia moderna en las cortes de este tiempo en nuestra tierra. Y en esencia hay tres fases en este proceso. La primera fase es la más importante: la investigación, o el juicio. Todas las evidencias son examinadas cuidadosamente, de manera que se puede saber si el acusado es culpable o inocente. Si el veredicto es de inocente, el proceso termina. Pero si se establece que es culpable, entonces el juicio prosigue a su segunda fase: estableciendo su culpabilidad y la clase de castigo. Muchas veces se emplea un jurado para ayudar al juez en estos asuntos. Una vez que el crimen está declarado, el acusado tiene que presentarse personalmente delante del tribunal, para que el juez establezca la tercera fase, la sentencia. Vamos a esbozar el proceso del juicio de Dios para ver si podemos encontrar ese estrecho paralelo.

ESTABLECIENDO LA CULPABILIDAD O LA INOCENCIA

1. Exactamente antes que Cristo vuelva, ¿qué anuncio debe hacerse en todo el mundo acerca de su juicio? Apocalipsis 14:6, 7.

“Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.”

No dice que VENDRÍA sino que HA LLEGADO. Esto en realidad establece, que el proceso del juicio de Dios, empezó antes de la segunda venida de Cristo.

2. Entre tanto el juicio de Dios está en su proceso, ¿qué está sucediendo aquí en la tierra? Apocalipsis 11:18.
“Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.”

Las naciones que se han airado, aparentemente están inadvertidas de que el juicio de Dios está en proceso.

3. Cuando vuelva a la tierra, ¿qué traerá Jesús consigo? Apocalipsis 22:11, 12.
“El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía. He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.”

La culpabilidad o la inocencia de cada hombre habrá sido ya establecida. Jesús no necesita pasar ningún tiempo estudiando, investigando y decidiendo cada caso cuando regrese aquí a la tierra. La gente, comúnmente, piensa que el juicio individual empezará cuando aparezca Jesús en las nubes de los cielos. Pero en realidad para entonces, el juicio ¡ya habrá terminado! Cuando Jesús aparezca por segunda vez, el juicio de Dios será cosa del pasado.

4. ¿Para qué, declara el apóstol Pablo, que Dios ha establecido un día específico? Hechos 17:31.
“Por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.”

En el libro de Daniel hay toda una profecía, delineando el tiempo preciso que Dios ha establecido, en el cual empezará el juicio. Démosle una mirada.

5. ¿Después de cuánto tiempo se le dijo a Daniel que “el santuario sería purificado”? Daniel 8:14.
“Y él dijo: Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado. Previamente aprendimos que, en profecía, un día simboliza un año. Por lo tanto ésta es una profecía de 2300 años. Y todo lo que necesitamos saber, es cuándo la profecía señala que empezaría el juicio de Dios, y el día que el santuario empezaría a “ser purificado.”

6. ¿Cuándo le dijo el ángel a Daniel que esta profecía comenzaría a cumplirse? Daniel 9:25.
“Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos.”

En un estudio previo, que tuvimos de esta profecía, descubrimos que las primeras “70 semanas” (490 años), estaban determinadas específicamente para el pueblo judío, y que durante el tiempo final de ellas, aparecería el Mesías. El decreto especial, que permitió a los judíos regresar a construir Jerusalén, fue dado en el año 457 a.C. Vea Esdras 7, allí está el decreto. Esto significa que los 2,300 años nos traerían hasta el año 1844 d.C. que ¡ya hace más de 160 años que se cumplió! Levítico 16:29-34, “Y esto tendréis por estatuto perpetuo: En el mes séptimo, a los diez días del mes, afligiréis vuestras almas, y ninguna obra haréis, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros. Porque en este día se hará expiación por vosotros, y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová. Día de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas; es estatuto perpetuo. Hará la expiación el sacerdote que fuere ungido y consagrado para ser sacerdote en lugar de su padre; y se vestirá las vestiduras de lino, las vestiduras sagradas. Y hará la expiación por el santuario santo, y el tabernáculo de reunión; también hará expiación por el altar, por los sacerdotes y por todo el pueblo de la congregación. Y esto tendréis como estatuto perpetuo, para hacer expiación una vez al año por todos los pecados de Israel. Y Moisés lo hizo como Jehová le mandó”.

7. En el día ceremonial de la purificación del santuario, ¿qué dijo Dios que le sucedería a su pueblo si no estaba bien con él? Levítico 23:28-30.
“Ningún trabajo haréis en este día; porque es día de expiación, para reconciliaros delante de Jehová vuestro Dios. Porque toda persona que no se afligiere en este mismo día, será cortada de su pueblo. Y cualquiera persona que hiciere trabajo alguno en este día, yo destruiré a la tal persona de entre su pueblo.”

En Levítico 16:29-34 dice que éste era un “día de expiación”, era el día de purificación del santuario y era limpiado de “todos los pecados” de los hijos de Israel. Aquellos que no tomaban parte en esta ceremonia solemne, no estaban bien con el pueblo de Dios, y eran “cortados” del pueblo, quedaba sellada su destrucción. Los judíos entendían muy bien que éste era un día especial, que simbolizaba juicio: “Dios se sentaba en su trono para juzgar al mundo… y el libro de los registros se abría, y allí se leía, y el nombre de cada persona era registrado allí. Se escuchaba el sonido de una trompeta; y luego se escuchaba una voz que exclamaba diciendo: este es el día del juicio. . . El día de un nuevo año, un nuevo decreto era escrito; el día de la expiación está sellado y quiénes han de vivir y quiénes han de morir”. Enciclopedia Judía, Artículo “Atonement Day of.”

8. ¿Hasta dónde vio Daniel que hicieron llegar a Cristo, cuando venía en una nube para empezar el juicio? Daniel 7:9-13.
“Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas del mismo, fuego ardiente. Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos. Yo entonces miraba a causa del sonido de las grandes palabras que hablaba el cuerno; miraba hasta que mataron a la bestia, y su cuerpo fue destrozado y entregado para ser quemado en el fuego. Habían también quitado a las otras bestias su dominio, pero les había sido prolongada la vida hasta cierto tiempo. Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él.

9. ¿Cuál es la única ley que es conocida por la corte del cielo? Santiago 2:10-12.
“Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley. Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad.”

10. ¿Qué ofrece Jesús hacer por nosotros delante del Padre? 1 Juan 2:1.
“Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.”

ESTABLECIENDO EL DECRETO DE CULPABILIDAD

11. Durante los 1,000 años ¿qué clase de trabajo harán aquellos que reinen con Cristo? Apocalipsis 20:4.

“Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.”

Ellos mismos han sido juzgados por Dios en la fase de la investigación previa a la segunda venida de Cristo. Ahora Cristo solicita de ellos que le ayuden con la segunda fase de la obra del juicio. Ellos, junto con Cristo, decidirán cuán culpables son los que se perdieron. Esta verdad puede parecer extraña, si tenemos el concepto equivocado de que Dios y Cristo solos harán toda la obra del juicio. La verdad de este asunto es que lo compartirán con todos aquellos que sean salvos.

12. ¿Por qué entonces tendremos la libertad de hacer aquello que Dios nos prohíbe ahora de juzgar a nuestro prójimo? 1 Corintios 4:5.
“Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.”

La obra de juzgarnos unos a otros ahora, es peligrosa, siendo que no podemos leer el corazón. Pero el Señor nos dará suficiente información para que hagamos un juicio justo. Los libros con un registro completo, estarán abiertos delante de nosotros.

13. ¿Cuál será el procedimiento básico, que se usará en el juicio de Dios, para dar el pago que merece cada uno? 2 Corintios 5:10.
“Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.”

14. ¿Quién más, además de la raza humana, debe también pasar por el juicio de Dios? Judas 6.
“Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día”.

SENTENCIANDO Y EJECUTANDO

15. Cuando Dios levante a todos los malos en la segunda resurrección, después de los 1000 años, y sean todos reunidos delante de él, ¿qué sucederá entonces? Apocalipsis 20:11-13.

“Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.”

16. Cuando termine el juicio de Dios, ¿qué declaración haremos todos? Apocalipsis 19:1, 2.
“Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: !Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro; porque sus juicios son verdaderos y justos; pues ha juzgado a la gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella.”

17. Si los malos no están satisfechos con la sentencia, ¿podrán ellos apelar? Eclesiastés 3:14.
“He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres.”

18. Al final de esta decisión ¿cómo es que todos estarán de acuerdo con la justicia de Cristo? Filipenses 2:9-11.
“Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

——–

Estudio anterior: Lección 16: Cómo comenzar de nuevo en la vida.

Siguiente estudio: Lección 18: Cómo encontrar la verdadera iglesia.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

Anuncios

23, septiembre 2008

LECCIÓN 16: COMO COMENZAR DE NUEVO EN LA VIDA

Filed under: apocalipsis,Bautismo — ptorresm @ 3:29 pm


INTRODUCCIÓN

¡El Árbol de la Vida es una creación especial. Está envuelto en un maravilloso y misterioso aire sobrenatural! Cada vez que leemos en el Apocalipsis, la mente se detiene diligentemente en curiosas meditaciones. Su fruto es diferente todos los meses, posee una virtud sobrenatural. Y aun las hojas que lo cubren son sobrenaturales. Al comer de él se perpetuará la vida por largo tiempo, por la eternidad. ¡Se nos enseñan lecciones vitales al pie de este árbol! El hombre depende enteramente de Dios para la vida, sin embargo Dios siempre nos ha dado algo que hacer para recibirla. Y ese algo siempre ha requerido alguna cosa muy simple y sencilla de hacer. La vida eterna para Adán y Eva no les venía automáticamente, ellos tenían que venir mensualmente hasta el Árbol de la Vida, y comer de él. Estos son principios que están siempre presentes en la historia del trato de Dios para con el hombre. Cuando Dios se propuso destruir la tierra con un diluvio, el simple acto de caminar y entrar al arca de Noé, era un requisito para la salvación.

Cuando Dios envió la muerte a Egipto, de la única manera que los primogénitos podrían librarse de la destrucción, era tomando un poco de sangre y poniendo con ella una marca sobre el dintel de la casa, ¡simple, pero imperativo! Igualmente, el Señor nos da mandamientos que hoy son necesariamente importantes. El dice “levántate, y bautízate, y lava tus pecados”. Hechos 22:16. La ceremonia del bautismo, y la ceremonia de comer una fruta del Árbol de la Vida cada mes, tienen más en común, de lo que algunos cristianos se dan cuenta. Demos una mirada a este asunto.

LA VIDA EN UN ÁRBOL NO COMÚN

1.¿Cuál será el árbol que dominará la calle principal de la Nueva Jerusalén? Apocalipsis 22:1, 2.
“Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.”

2. ¿Dónde fue colocado este árbol originalmente? Génesis 2:9.
“Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.”

3. ¿Qué le sucede a la persona que come de este árbol? Génesis 3:2-4.
“Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis”.

El comer de este árbol provee energía y vida, por más tiempo de la que proviene de la comida regular u ordinaria.

4. ¿Qué otra clase de alimento también proveyó Dios al hombre? Génesis 1:27-29.
“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer.”

Esta es la lista de la dieta normal para el hombre. Con todo este alimento disponible constantemente, pareciera que no era necesario que Dios tuviera que crear este árbol especial. Además de poder escoger entre esta comida regular, al hombre le fue requerido comer, por lo menos una vez al mes, del Árbol de la Vida. Para, de esta manera, recordarle que la vida del hombre fluye de Dios.

5. ¿Qué dos ocasiones están programadas para reunirnos regularmente en la nueva tierra? Isaías 66:22, 23.
“Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová.”

La razón de reunirnos todos los sábados, semanalmente, está clara. Pero no se menciona ninguna razón específica para la reunión mensual. De cualquier manera es interesante notar, que el tiempo coincide exactamente con la aparición de la nueva fruta del Árbol de la Vida cada mes.

Por ello es muy posible, que el propósito de esta reunión particular, sea una ceremonia que tenga que ver con el comer del Árbol de la Vida.

HAY VIDA EN EL AGUA DE UNA FUENTE

6. ¿Qué acto ceremonial se requiere que el hombre haga, si quiere recibir un día la vida eterna? Marcos 16:15, 16.
“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.”

Nosotros no tenemos el Árbol de la Vida a nuestra disposición hoy en día, pero lo volveremos a tener algún día. Y entretanto ese día llega, Dios nos ha dado un sustituto en otro acto ceremonial, que requiere al hombre que cumpla, si éste quiere vivir para siempre. En el tiempo del Antiguo Testamento era requerida la ceremonia de sacrificar un cordero. Yen el tiempo del Nuevo Testamento, se requiere la ceremonia de ser sumergidos en una fuente de agua, referida en la Biblia como el “bautismo.”

7. ¿Qué nos sucede cuando somos bautizados? Gálatas 3:27.
“Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.”

8. ¿Qué recibimos, automáticamente, cuando recibimos a Cristo? 1 Juan 5:11, 12.
“Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.”

Vemos que, para nosotros, el bautismo hace exactamente lo mismo que se intentaba hacer al comer del Árbol de la Vida: nos da el don de la vida eterna, que viene de Dios. Así que el bautismo es imperativo para nosotros ahora, como era imperativo para Adán y Eva, en el tiempo pasado, comer del Árbol de la Vida.

9. Si rehusamos obedecer a Dios en ser nacidos del agua,” ¿qué nos dice que es imposible entonces? Juan 3:5.
“Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.”

10. Cuando Pedro rehusó permitir a Cristo que lavase sus pies, ¿qué le dijo Jesús que sería el resultado? Juan 13:8.
“Pedro le dijo: No me lavarás los pies jamás. Jesús le respondió: Si no te lavare, no tendrás parte conmigo.”

Pedro pensó que lavarse los pies era una humillación innecesaria. Pero no era así en la mente de Jesús. Jesús solamente amonestó a Pedro, diciéndole que si rehusaba obedecer esta sencilla ceremonia que él acababa de establecer, ¡al Señor no le quedaba ningún otro recurso sino cancelar su vida eterna! Debemos tomar siempre con seriedad los mandamientos de Cristo. Nada es sin importancia o innecesario, a pesar de lo que nos parezca en nuestro finito juicio.

11. ¿Qué mandó Jesús que se hiciera a la gente, después que se le enseñara la verdad? Mateo 28:19 .
“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”.

12. ¿Qué hizo Jesús personalmente, para mostrar la importancia que tiene el bautismo? Mateo 3:13-15.
“Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él. Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí? Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó.”

Todo mandamiento de Dios que no estaba expresado claramente en el Antiguo Testamento, Jesús hizo un esfuerzo especial para aclararlo, de manera que no nos quedara ninguna duda. El bautismo, el lavamiento de los pies, y el servicio de comunión, eran una obligación para los que se quisieran unir de nuevo con Cristo. Él personalmente participó en estas tres ceremonias, o ritos, para darnos ejemplo.

En realidad, Jesús tomó un gran riesgo cuando decidió mostrarnos, con su propio bautismo, cómo quiere que seamos bautizados. Él personalmente no necesitaba el bautismo, porque no tenía pecados que necesitasen ser lavados. La gente podría haber malentendido esto, y concluir que había pecados secretos en la vida de Jesús. Pero él se tomó ese riesgo, porque era una ceremonia de vital importancia para los que habían de creer en él. Y su ejemplo es tan claro como el cristal.

13. ¿Cuántas clases de bautismos hay? Efesios 4:5.
“Un Señor, una fe, un bautismo.”

Nosotros no tenemos opción para escoger en este asunto. Sin embargo, a pesar de esto, encontramos que en el mundo cristiano hoy, se ofrece una gran variedad de formas de bautismo: echar un chorro de agua, aspersión, el de la imposición de manos, e inmersión. El método que nos muestra la Palabra de Dios que es el correcto, está claramente que es el de inmersión.

14. ¿A qué lugar llevó Felipe al etíope para bautizarlo? Hechos 8:38.
“Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó.”

Muchos se sorprenden, cuando descubren que la costumbre popular de aspersión, no es un bautismo. La palabra “bautismo” significa sepultar debajo del agua, un significado que no puede cumplirse con sencillamente esparcir unas gotas de agua sobre la cabeza. La práctica del sustituto de la aspersión a una persona, en vez del bautismo, se introdujo en la iglesia como una costumbre en el Siglo XII d.C. Esto es, desafortunadamente, otra ilustración de cómo el hombre ha venido alterando y cambiando la Palabra de Dios con sus tradiciones, arruinando el verdadero significado de este acto. Y, trágicamente, todo esto ha puesto en peligro la vida eterna del hombre.

15. ¿Cuál es un requisito vital, de nuestra parte, antes que el bautismo pueda ser administrado? Hechos 8:36-37.
“Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.”

16. ¿Qué otra cosa es requerida antes del bautismo? Hechos 2:38.
“Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.”

17. ¿Qué dijo Jesús que debemos estar dispuestos a hacer, si queremos ser bautizados? Mateo 28:19, 20.
“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

Ninguno de los requerimientos arriba mencionados, como creer, hacer decisiones, arrepentirse, y obedecer la Palabra de Dios, están dentro de las posibilidades del entendimiento de un infante. Por estas razones los recién nacidos no cualifican para el bautismo. Cuando somos mayores para cumplir estos requerimientos, entonces estamos con edad suficiente para hacer la decisión de ser bautizados.

18. ¿Qué hizo el apóstol Pablo con un grupo, después de haberles enseñado nuevas e importantes verdades? Hechos 19:1-5.
“Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Efeso, y hallando a ciertos discípulos, les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo. Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.”

19. ¿Qué tres experiencias que experimentó Jesús, nos proyectan el bautismo? Romanos 6:3-5.
“¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección”.

Seamos cuidadosos, en demostrar completamente estos tres actos importantes, en la vida de Cristo, en nuestro bautismo. ¡Nuestra vida eterna depende de estas tres cosas!

——–

Estudio anterior: Lección 15: La pura verdad acerca de la muerte.

Siguiente estudio: Lección 17: El Juicio de los Siglos.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

17, septiembre 2008

LECCIÓN 15: LA PURA VERDAD ACERCA DE LA MUERTE

Filed under: alma,apocalipsis,muerte — ptorresm @ 9:59 pm

INTRODUCCIÓN

La vida del hombre está rodeada por dos grandes murallas: el nacimiento y la muerte. Algunos dicen que tenían conocimiento de la vida antes de su nacimiento. Esta es una vieja filosofía pagana, conocida como la teoría de la reencarnación. Pero el mayor interés de los hombres hoy, estriba en la segunda muralla, la muerte. La mayoría, si no todos, desean saber qué está sucediendo en el más allá, y qué les espera, si es que hay alguna cosa. Los investigadores hoy, están muy ocupados entrevistando especialmente a aquellas personas que están cerca de la muerte, aun aquellos que han sido oficialmente pronunciados muertos, pero que han sido revividos en los últimos minutos. La información que se ha obtenido es muy incierta y confusa.

La mayoría de las experiencias de estos “muertos”, está en contradicción con lo que dice la Biblia que es la muerte. Esta es la razón por la cual la Biblia nos amonesta que no busquemos información entre los muertos, sino en Dios. Isaías 8:19: “Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos?” La Biblia declara que “los muertos nada saben” Eclesiastés 9:5. En esta lección podremos notar porqué Dios nos dice que no busquemos información entre los muertos, que ”nada saben.” Y aun el conocimiento que el diablo tiene sobre la muerte, es por lo que se ha dicho, y no por experiencia. Porque ni aun el diablo ha estado muerto. ¡Y se puede depender de la Biblia para informarnos sobre este punto! Apocalipsis nos presenta al único que puede aconsejarnos en esto, basado en su propia experiencia.

LA MUERTE DE JESÚS

1. ¿Qué experimentó Jesús personalmente? Apocalipsis 2:8.
“Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto…”

2. ¿Quién tiene las llaves de la muerte? Apocalipsis 1:18.
“Y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.”

Es Jesús, y no el diablo, quien tiene las llaves de la prisión de la muerte, y esto no está de acuerdo con la creencia popular. Si el diablo llegase a morir, no podría por si mismo libertarse y salir de la muerte a la vida. Es verdad que él puede encerrar a cualquier persona EN la muerte, pero también podemos los humanos. ¡Nosotros también, cuando queremos hacerlo, podemos quitarnos la vida!. Para tener esa habilidad no se necesita ningún poder especial. ¡Las “llaves” se necesitan para salir de la tumba de la muerte, y Jesús es el único que tiene esas llaves!

3. Después que Jesús, personalmente, tuvo la experiencia de la muerte y la resurrección, ¿qué nuevo título adquirió? Apocalipsis 1:5.
“Y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre.”

No fue el primero en cuanto al tiempo, porque él mismo ayudó a otros a salir de la muerte, antes que él resucitase. Pero fue el primero en prerrogativa e importancia.

4. ¿Quién, dice el apóstol Pablo, es responsable de cada uno de los que reciben la vida después de muertos? 1 Corintios 15:17-23.
“Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres. Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.”

5. ¿Con qué compara Jesús la muerte? Juan 11:11-14.
“Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle. Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará. Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto”.

El sueño es un estado de inconsciencia, en el cual la persona no se da cuenta del pasar del tiempo, ni de lo que sucede. Más de 50 veces en la Biblia, en varios libros, se usa esta expresión para describir la muerte.

JESÚS RESUCITADO

6. ¿Qué nos dice Jesús que es él? Juan 11:25, 26.
“Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.”

Una vez que se está muerto, es necesaria la resurrección para volver a vivir. No continúa la vida en el cielo cuando morimos. Si así fuera, Jesús podría cancelar su plan de venir un día, a resucitar a los muertos. Si los muertos ya están con Jesús en el cielo, su promesa de volver para llevarnos para que estemos con él donde él está, no tendría ningún significado.

7. ¿De qué estaba compuesto el cuerpo de Cristo después de la resurrección? Lucas 24:36-39.
“Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros. Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo”.

8. ¿Quién era ese ser resplandeciente que Juan vio en su visión de Apocalipsis? Apocalipsis 1:12-16.
“Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.”

LOS SANTOS MUERTOS

9. ¿Qué dos cosas suceden, cuando la persona muere? Eclesiastés 12:7.
“Y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.”

Estas dos partes del hombre terminan en dos lugares diferentes, y muy apartados el uno del otro. Debemos entender que el cuerpo se disuelve en los elementos que componen la tierra. Es cierto que existe mucha confusión, cuando dice que el “espíritu” se vuelve a Dios. Pero la pregunta crucial a la cual debemos dirigirnos es: ¿cuál es la parte del hombre que piensa? ¿su cuerpo o su espíritu? Pensemos un poco en esto.

10. ¿Cuáles fueron los dos elementos que Dios usó para crear al primer ser humano? Génesis 2:7, Eclesiastés 12:7.
2:7 “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.”

12:7 “y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.”

Estas son las dos cosas que se mencionan en Eclesiastés 12:7. El “polvo” de la tierra es el “cuerpo” y el “aliento” de vida es el “espíritu.” En Job 27:3 la palabra “alma” y “hálito” son usadas intercambiablemente.

11. ¿Qué dos cosas son iguales en el hombre y en los animales? Eclesiastés 3:19-21.
“Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos, así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad. Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo. ¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los hombres sube arriba, y que el espíritu del animal desciende abajo a la tierra?

Si el “aliento” de vida o el “espíritu” de la vida que Dios nos dio, es lo que piensa, ¿por qué no piensan entonces los animales como los humanos? La Biblia nos dice que su “espíritu” es el mismo. La respuesta de esta pregunta confusa, la encontramos en la pregunta siguiente.

12. ¿Qué es diferente entre el animal y el hombre? 1 Corintios 15:39.
“No toda carne es la misma carne, sino que una carne es la de los hombres, otra carne la de las bestias, otra la de los peces, y otra la de las aves.”

Es el mismo cable eléctrico, que produce la misma clase de poder, para encender una lámpara, o para encender un radio. Pero no es ningún misterio que la lámpara nos da luz, entre tanto que el radio produce un sonido. La simple razón, para que se produzcan estas dos diferentes reacciones, estriba en la sustancia y no en que haya diferencia en los cables eléctricos, que suplen la electricidad.

13. Cuando el poder que hace operar nuestro cuerpo físico, sale del hombre, ¿qué sucede entonces con nuestro proceso de pensar? Salmos 146:4.
“Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; en ese mismo día perecen sus pensamientos.”

14. ¿Qué cosa saben los muertos? Eclesiastés 9:5, 6.
“Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.”

Este es un pensamiento que nos conforta. Que a los muertos no se les obliga a ser testigos de sus propios servicios fúnebres, de ver la angustia de sus familiares, o ser testigos de las dificultades que pasan los familiares que han dejado atrás. ¡Siendo que están inconscientes, pueden pasar los siglos, y les van a parecer como unos momentos, cuando se levanten en la resurrección, tal como nos levantamos después de pasar una noche de haber dormido muy bien!

LOS SANTOS SON RESUCITADOS

15. ¿Cuándo serán resucitados los santos, y llevados al cielo? 1 Tesalonicenses 4:15-17.
“Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”

16. En una visión, ¿a quiénes vio Juan que alababan a Dios en los cielos? Apocalipsis 5:8-10.
“Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.”

Esta visión nos aclara muy bien, que hay algunos seres humanos en el cielo. Hay por lo menos 24. Estos seres vivientes en el cielo, no contradicen las enseñanzas de la Biblia, en cuanto a que los muertos están durmiendo, y que no irán al cielo, hasta el día de la resurrección. Sencillamente hay algunas excepciones, que han sido ya mencionadas en la Biblia, de que estos fueron al cielo por adelantado. Estudiemos un poco acerca de ellos.

17. ¿Qué pasó con Enoc que vivió antes del diluvio? Hebreos 11:5.
“Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios.”

18. ¿En qué forma dejó Elías esta vida? 2 Reyes 2:11.
“Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino.”

19. ¿Qué clase de argumento se desarrolló sobre el cuerpo de Moisés? Judas 9.
“Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.”

20. ¿Por cuánto tiempo reinó la muerte, sin disputa alguna? Romanos 5:14.
“No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir.”

Moisés fue el primer ser humano que volvió de la muerte a la vida. Nunca antes había sucedido esto. La Biblia dice bien claro que ambos, Elías y Moisés, fueron llevados al cielo anticipadamente, uno fue trasladado y el otro fue resucitado. Esto nos explica por qué los dos pudieron venir del cielo a confortar a Cristo un día, mencionado en Mateo 17:1-6, “Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto; y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz. Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él. Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías. Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd. Al oír esto los discípulos, se postraron sobre sus rostros, y tuvieron gran temor”.

21. Con la resurrección de Jesús ¿quiénes más fueron resucitados? Mateo 27:50-53.
“Más Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron; y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos.”

No todos, pero muchos de los santos muertos del tiempo del Antiguo Testamento, salieron de sus tumbas y aparecieron vivos a muchas personas en la tierra.

22. ¿Qué sucedió con los santos que resucitaron con Jesús? Efesios 4:8.
“Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres.”

——–

Estudio anterior: Lección 14: El Pueblo de Dios en Apocalipsis.

Siguiente estudio: Lección 16: Cómo comenzar de nuevo en la Vida.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

15, septiembre 2008

LECCIÓN 14: EL PUEBLO DE DIOS EN APOCALIPSIS

Filed under: apocalipsis,diez mandamientos,Ley — ptorresm @ 3:47 pm


INTRODUCCIÓN

Apocalipsis 14 describe al pueblo de Dios en los últimos días. Dice que estos son los que no adoran a la bestia, ni reciben su marca, y los únicos que no recibirán ningún daño de la “bestia” o el anticristo. Estos son llamados “santos”, y se mantienen preparados para recibir al Señor, cuando venga con poder y gloria a la tierra. Es interesante notar que Dios señala que se distinguen, no solamente porque tienen la fe de Jesús, sino también porque guardan los mandamientos de Dios.

Este hecho, de que guardan los mandamientos de Dios, es de mucha importancia. Esta marca especial, para el pueblo de Dios en los últimos días, se menciona también en otros pasajes de la Biblia, por ejemplo en Apocalipsis 12:17. Allí también se dice que “guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.”

La mención de que están relacionados con los mandamientos de Dios, no es un asunto de poca importancia. Para demostrar cuán importante es este asunto, Dios pronuncia una bendición especial sobre ellos en las últimas palabras de Apocalipsis: “Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y entren por las puertas en la ciudad”. Apocalipsis 22:14 (versión antigua).

Para algunos, este énfasis de que “guardan los mandamientos de Dios”, suena como algo extraño. Apocalipsis es un libro del Nuevo Testamento, y su énfasis es la salvación por la fe, y por la gracia, en el Señor Jesucristo, y no por las obras que podamos hacer. Esta lección nos mostrará la belleza de la armonía, entre la gran Ley de Dios, y la maravillosa gracia.

LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE DIOS

1. Para tener un buen entendimiento del Señor, ¿qué debemos hacer? Salmo 111:10.
“El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos; su loor permanece para siempre.”

Los diez mandamientos son diferentes a todas las leyes. Estos no son ideas y principios inventados por cosas de la meditación, al contrario son principios del carácter santo de Dios. Si no tomamos en cuenta estos principios, nunca podremos tener un entendimiento claro de Dios

2. Al comprender bien a Dios, ¿qué otra cosa podemos entender también? Romanos 3:20.
“Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.”

3. Cuando nos miramos en la ley de Dios ¿es como si nos estuviésemos mirando en qué? Santiago 1:23-25.
“Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.”

Ningún hombre puede entender bien a Dios sin su ley. Tampoco nadie puede entender su propia naturaleza pecaminosa sin la misma ley, la “ley de libertad”

4. ¿Era la intención de Dios que los diez mandamientos fueran solamente para los judíos? Eclesiastés 12:13.
“El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.”

Aquí, “Hombre”, es un término genérico, que se refiere a todo ser humano o “raza humana”. Dios no está sugiriendo que su ley sea solamente para el sexo masculino, sino para toda la humanidad. Tampoco implica alguna limitación racial. Siendo que todos fuimos hechos a la imagen de Dios y que estas leyes expresan el carácter de Dios, toda la raza humana está moralmente obligada a vivir de acuerdo a sus principios, si es que quieren vivir en armonía con la voluntad de Dios.

5. ¿Quién es el único autor de los mandamientos? Éxodo 31:18.
“Y dio a Moisés, cuando acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios.”

Ningún elemento humano estuvo envuelto en la formulación de estos 10 principios. Casi todas las demás cosas en la Biblia, les fueron dadas a los profetas por Dios en visión, y ellos a la vez las revelaron a los hombres en los mejores términos humanos que ellos podían. Pero no fue así con los 10 mandamientos. Si alguna parte de la Palabra de Dios fuera más pura que otra, ésta en verdad, sería la máxima.

6. ¿En qué lugar fueron colocadas las piedras de los mandamientos? Deuteronomio 10:1-5.
“En aquel tiempo Jehová me dijo: Lábrate dos tablas de piedra como las primeras, y sube a mí al monte, y hazte un arca de madera; y escribiré en aquellas tablas las palabras que estaban en las primeras tablas que quebraste; y las pondrás en el arca. E hice un arca de madera de acacia, y labré dos tablas de piedra como las primeras, y subí al monte con las dos tablas en mi mano. Y escribió en las tablas conforme a la primera escritura, los diez mandamientos que Jehová os había hablado en el monte de en medio del fuego, el día de la asamblea; y me las dio Jehová. Y volví y descendí del monte, y puse las tablas en el arca que había hecho; y allí están, como Jehová me mandó.”

LAS LEYES CEREMONIALES DE DIOS

7. ¿En qué lugar fueron colocadas otras “leyes” para su conservación? Deuteronomio 31:24-26.
“Y cuando acabó Moisés de escribir las palabras de esta ley en un libro hasta concluirse, dio órdenes Moisés a los levitas que llevaban el arca del pacto de Jehová, diciendo: Tomad este libro de la ley, y ponedlo al lado del arca del pacto de Jehová vuestro Dios, y esté allí por testigo contra ti.”

Notemos que fueron puestas AL LADO del arca. Está claro que éstas eran otras leyes diferentes a los diez mandamientos escritos por el propio dedo de Dios y colocadas DENTRO del arca. La otra “ley” fue escrita por el mismo Moisés, en un libro, o sea en rollos (en vez de tablas de piedra) y colocadas en un recipiente especial, puesto AL LADO del arca. Allí estaban las leyes ceremoniales y los reglamentos de los sacrificios simbólicos, y también los reglamentos para comer, para las ofrendas, y las bebidas.

8. De la manera que en los diez mandamientos se menciona el sábado de reposo semanal, ¿qué nombre se da a otros días mencionados en la otra ley como sábados? Levíticos 23:2-4, 37, 38.
“Habla a los hijos de Israel y diles: Las fiestas solemnes de Jehová, las cuales proclamaréis como santas convocaciones, serán estas: Seis días se trabajará, mas el séptimo día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo haréis; día de reposo es de Jehová en dondequiera que habitéis.”

Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos: Estas son las fiestas solemnes de Jehová, a las que convocaréis santas reuniones, para ofrecer ofrenda encendida a Jehová, holocausto y ofrenda, sacrificio y libaciones, cada cosa en su tiempo, además de los días de reposo de Jehová, de vuestros dones, de todos vuestros votos, y de todas vuestras ofrendas voluntarias que acostumbráis dar a Jehová.

Notemos que estos eran “sábados especiales”, eran siete en total, aparte del ”sábado” del Señor, mencionado en los diez mandamientos. Pocos son los que se dan cuenta que en la Biblia se mencionan dos diferentes clases de sábados: el sábado regular de cada semana de la ley moral, y siete sábados anuales, que correspondían a la ley ceremonial. El sábado de los diez mandamientos señala hacia atrás, al tiempo de la creación del mundo; y los sábados de la ley ceremonial, señalan hacia el futuro, a la venida del Mesías, cuando había de morir por los pecados de los hombres. ¡Confundir estos dos tipos de sábados y sencillamente no darse cuenta de la diferencia de ellos, significaría tener los ojos vendados para entender el principal tema de Apocalipsis!

9. ¿Qué fue lo que enclavó Cristo en la cruz? Colosenses 2:14-17.
“Anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.”

El verso 16 menciona que Cristo abolió los sábados pero el versículo 17 se apresura a explicar que NO TODOS los sábados, sino aquellos que eran “sombra de lo que ha de venir, pero el cuerpo es de Cristo”.

LA FE DE JESÚS

10. ¿Qué dos cosas son posibles guardar a la vez para el cristiano? Apocalipsis 14:12.
“Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”

11. ¿Qué nos salva, y cómo la podemos obtener? Efesios 2:8-10.
“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

Este pasaje muchas veces nos es citado para decirnos que somos salvos por fe, y “no por las obras.” El versículo 10, claramente indica que la persona que ha sido salva tiene buenas obras. El apóstol Pablo dice que debe haber”fe” y”buenas obras”, en quien ha sido salvo, pues no son las “obras”, sino la “fe”, la que trae la gracia de Dios al corazón.

12. ¿Qué dice Santiago que le sucede a la fe, si no tiene buenas obras? Santiago 2:14-18.
“Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.

13. ¿Qué hace siempre la fe? Gálatas 5:6.
“Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.”

14. ¿Qué dice el apóstol Pablo, que hará la fe a la ley de Dios? Romanos 3:31.
“¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley.”

15. ¿Qué hace el verdadero amor? Romanos 13:8-10.
“No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.

Algunos se imaginan que hay una diferencia entre los mandamientos de Cristo, y los mandamientos de su Padre. La teoría de ellos es que los diez mandamientos son del Padre, y que los mandamientos de Cristo son solamente dos y que no tienen ninguna relación con los diez mandamientos del Antiguo Testamento: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y a tu prójimo como a ti mismo”. El apóstol Pablo aclara este asunto, concluyendo que no existe tal cosa como que tengamos que hacer diferencia entre guardar los mandamientos del Padre, y guardar los mandamientos de Cristo. ¡Porque ellos son uno y solamente uno!

16. ¿Qué nos sucederá, dice Jesús, si guardamos sus mandamientos? Juan 15:10.
“Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.”

17. ¿Qué más nos sucederá si guardamos sus mandamientos? 1 Juan 2:3-6.
“Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.”

Ahora podemos ver porqué el Apocalipsis nos presenta estas dos cosas como inseparables: “guardar los mandamientos de Dios” y “tener la fe de Jesús”. Si le amamos como debemos, y si le conocemos como debemos conocerlo en estos últimos días, tenemos que “guardar los mandamientos de Dios”.

——–

Estudio anterior: Lección 13: Las Buenas Nuevas del Apocalipsis.

Siguiente estudio: Lección 15: La Pura Verdad acerca de la Muerte.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

5, septiembre 2008

LECCIÓN 13: LAS BUENAS NUEVAS DEL APOCALIPSIS

Filed under: apocalipsis,justificacion — ptorresm @ 9:31 pm


INTRODUCCIÓN

La Biblia sostiene que “la paga del pecado es muerte”. Y siendo que todos somos pecadores, todos estamos bajo la pena de muerte. Al principio Dios estaba frente dos alternativas. Si quería que siguiéramos viviendo y no desapareciéramos, tenía que quitar de nosotros la pena de muerte, o quitar de nosotros el pecado. Pero Dios no podía simplemente cancelar la pena de muerte, porque eso hubiese significado aceptarnos a nosotros y excusar el pecado. Esto era imposible siendo que el pecado no puede coexistir con la santidad de Dios. Podría haber quitado el pecado, permitiendo no solamente que la pena de muerte siguiera reclamando sus víctimas, sino que eso hubiera significado eliminar la raza humana. Y el Señor no podía resistir la idea de enfrentar la eternidad sin tenernos con él. Por esta razón, Dios declinó estas dos alternativas, escogiendo una tercera. Y la solución que nos propuso es sorprendente para la mente humana. La solución es eliminar las dos cosas: el pecado, y la pena de muerte y, ¡en este proceso nos salva para sí! Esta solución era posible solamente introduciendo un nuevo elemento en nuestra situación, a su único Hijo, Jesús. En una medida sorprendente y sin precedente, Dios envió a su único Hijo, Cristo Jesús, a este mundo enfermo, y puso sobre él nuestros pecados y la pena de muerte, y de esa manera ¡nos libertó del poder del pecado y de la muerte!

Este plan se llama, en Apocalipsis 14:6, el “evangelio eterno”. “Evangelio” significa “buenas nuevas”, y para nosotros, los pecadores, son ¡buenas nuevas en verdad!. Estudiemos los detalles vitales de este arreglo divino, de manera que podamos apreciarlo mejor. “Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo”.

EL PROBLEMA DEL HOMBRE

1. ¿Cuántos, dice la Biblia, tenemos el problema del pecado? Romanos 3:23.
“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.”

2. ¿Cómo ve Dios nuestra condición de pecadores? Isaías 1:2-6.
“Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla Jehová: Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí. El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento. !Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malignos, hijos depravados! Dejaron a Jehová, provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron atrás. ¿Por qué querréis ser castigados aún? ¿Todavía os rebelaréis? Toda cabeza está enferma, y todo corazón doliente. Desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en él cosa sana, sino herida, hinchazón y podrida llaga; no están curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite.”

3. Siendo que todos somos pecadores, ¿qué nos sucederá? Romanos 6:23.
“Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.”

EL PROBLEMA DE DIOS

4. ¿Qué cosa no permitirá Dios que nos suceda? 2 Pedro 3:9.
“El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”

5. ¿En qué cosa no se complace Dios? Ezequiel 33:11.
“Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel?”

El Señor tiene que destruir el pecado. Su justicia lo demanda. En este proceso de destruir al pecado, tendría que destruir al pecador, pero su amor no le permitiría hacer tal cosa. Así que, ¿cómo podría Dios destruir el pecado sin destruir al pecador? Este era el problema con el cual se encontraba Dios. El Señor encontró una sola solución para este caso.

LA PARTE DE DIOS EN LA SOLUCIÓN

6. ¿Quién se unió con Dios en el esfuerzo de salvar al mundo? Juan 3:16.
“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

7. ¿Qué significó para nosotros, que Jesús derramase su sangre? Apocalipsis 1:5.
“y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre”

8. ¿Cómo está simbolizado Jesús en Apocalipsis? Apocalipsis 5:6.
“Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra.”

9. ¿Qué beneficio recibe la raza humana con la muerte de Jesús? Apocalipsis 5:9.
“Y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación.”

10. Y, ¿qué beneficios recibió Jesús por haber muerto? Apocalipsis 5:11-13.
“Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.”

11. “Qué clase de nombre recibió Jesús, por haber estado dispuesto a morir por los pecadores? Filipenses 2:8-11.
“Y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.”

Por haberse presentado como sacrificio por los pecadores, Jesús asumió una nueva posición de honor y gloria, nunca pensada ni soñada antes. Todo el universo mira a Jesús desde una nueva perspectiva. Su posición, en los afectos y corazones de los habitantes del universo, fue tremendamente glorificada y exaltada. Especialmente en la mente de la raza humana que ha sido redimida.

12. ¿Qué dos seres efectuaron la salvación de la raza humana? Apocalipsis 7:9-10.
“Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.”

13. ¿Desde cuándo entró en efecto el plan de salvación? Apocalipsis 13:8.
“Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.”

Los creyentes del tiempo del Antiguo Testamento caen dentro de esta provisión. Ellos no fueron salvos por sus buenas obras, porque vivieran astas del tiempo de la cruz, como enseñan algunos. En Apocalipsis todos los redimidos se unen en alabanza al Cordero, que fue muerto por ellos “desde la fundación del mundo.”

LA PARTE DEL HOMBRE EN ESTA SOLUCIÓN

14. ¿Los pecados de quienes quita la muerte de Jesús? 1 Juan 2:1, 2.
“Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

15. ¿Cuántos, en el universo, fueron beneficiados por la muerte de Cristo en la cruz? Romanos 5:18.
“Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida.”

Toda la humanidad se benefició por este sacrificio. Toda la raza humana fue absorbida en el Calvario. Cada iniquidad, cada culpa, todo desdichado enemigo de Dios, fue recipiente del resultado de la muerte de Cristo. Aunque parezca extraño, la Biblia es muy clara al enseñarnos que muchos, muchos se perderán finalmente. ¿Por qué? La palabra clave en este texto nos explica por qué: “vino la gracia”. Lo que pasó en el Calvario, es parecido a la proclamación de la emancipación de los esclavos, del tiempo de Abraham Lincoln. En esa ocasión, todos los esclavos oficialmente quedaban libres, pero no todos ellos fueron libertados. Aquellos que no quisieron la libertad, o que no creyeron que esta libertad era posible, continuaron en la esclavitud, a pesar de que su libertad había sido comprada, con la vida y la sangre de miles de soldados en el campo de batalla. De esa manera podemos ver que, aunque los esclavos no tenían que hacer nada para comprar su libertad, nunca llegó a ser una realidad, a menos que ellos se levantasen, e hicieran por ellos mismos su parte. Tenían que creer y aceptarla.

16. ¿Qué trae la gracia de salvación que Dios ofrece al pecador? Efesios 2:8.
“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios”

17. ¿Qué hace la fe? Gálatas 5:6.
“Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.”

18. ¿Qué debe tener la fe salvadora? Santiago 2:14-17.
“Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.”

Santiago es bien claro al presentarnos que “la fe sin obras es muerta”. Si aquello que hemos aceptado por fe, no tiene ningún efecto en nuestras vidas, nuestra fe está muerta. No puede mantenerse viva por sí sola, sin que esté acompañada de buenas obras. Es la fe, y no las buenas obras, lo que hace que Dios nos dé salvación. Y también es verdad que nadie puede salvarse sin que haya habido un cambio, para mejoría, de sus obras. La razón es que la fe puede causar la salvación, y que nuestras obras malas pueden hacer que nos perdamos.

19. ¿Cómo se describe a los santos en los últimos días, que serán salvos indicando que tendrán las dos cosas: fe y buenas obras? Apocalipsis 14:12.
“Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”

20. ¿Qué pide Jesús a todo hombre? Apocalipsis 3:20.
“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.”

Jesús tiene mucho que ofrecerle a usted, y es casi una tentación para Él forzar su entrada a su corazón. ¡Pero ni aun Dios puede obligarlo a aceptar su gracia gratuita! Él quiere que usted haga la decisión. ¿Quiere usted invitarle a entrar a su corazón ahora? Él tiene el regalo de salvación en sus manos. Nada traería tanto gozo a su corazón, como ver que usted cree y extiende su mano para aceptar su gran plan de salvación.

——–

Estudio anterior: Lección 12: ¿Es el domingo el día del Señor?.

Siguiente estudio: Lección 14: El Pueblo de Dios en Apocalipsis.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

Blog de WordPress.com.