Estudios Biblicos

23, noviembre 2008

LECCIÓN 22: EL ESTADO DE LA VIDA

Filed under: apocalipsis,Salud — ptorresm @ 1:01 pm


INTRODUCCIÓN

Los ángeles son buenos alabando a Dios. Cuando Jesús nació en Belén, “de repente apareció junto al ángel, una multitud del ejército celestial que alababa a Dios y decía: ¡Gloria a Dios en lo alto; y sobre la tierra paz; buena voluntad para con los hombres!” Lucas 2:13,14.

De nuevo, en Apocalipsis 5:12, escuchamos la voz de los ángeles glorificando a Dios: “El Cordero que ha sido inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas la sabiduría, la fortaleza, el honor, la gloria y la alabanza”.

Otra vez en Apocalipsis 7:12 todos los ángeles cantan diciendo: “La bendición, la gloria, la sabiduría, la acción de gracias, el honor, el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén”.

La responsabilidad y gozo de dar gloria a Dios, no es un privilegio solamente de los ángeles, pues en Apocalipsis 14:6,7 leemos que el mensaje del tercer ángel es proclamado a todos los que moran en la tierra incluyendo el mandamiento de que todos los humanos digan: “Temed a Dios, y dadle gloria.”

¿Cómo puede el ser humano glorificar a Dios y cumplir con este mandamiento? El Apocalipsis nos revela que debemos glorificar a Dios, y en el resto de la Biblia hay muchos lugares que nos indican “cómo” debemos glorificarle. Dios no nos ha dejado en tinieblas. Descubriremos ahora que no solamente cantando podemos glorificar a Dios, sino que todo nuestro ser debe glorificarle. Es posible que sea un tema nuevo para algunos así que estudiaremos cuidadosamente este asunto.

GLORIFICANDO A DIOS

1. ¿Qué dos partes del hombre, pueden ser usadas para glorificar a Dios? 1 Corintios 6:19, 20.
“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.”

La mayoría de los cristianos, saben que pueden glorificar a Dios en espíritu, pero son pocos los que han considerado la idea de que Dios pide que le glorifiquemos en nuestro cuerpo también. En realidad nadie puede cumplir con el mandamiento de Dios de “dar gloria a su nombre”, a menos que tenga conocimiento de que debe glorificar a Dios en su cuerpo.

2. ¿En qué dos actividades muy comunes del ser humano, se puede glorificar a Dios? 1 Corintios 10:31.
“Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.”

3 ¿Qué es lo primero que debemos dar a Dios, si en verdad hemos nacido de nuevo? Romanos 12:1, 2.
“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

Muchos creen que la religión no tiene nada que ver con lo que hacemos con nuestros cuerpos, que Dios no se interesa en nuestra salud, pero este texto bíblico tiene la respuesta.

4, ¿Qué dice Dios que debemos comer, para que nuestra vida espiritual crezca? Isaías 55:2.
“¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.”

5. ¿Qué cosa es tan importante para la prosperidad del alma? 3 Juan 2.
“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.”

Hay muchos que no están al tanto de que la Biblia es un libro de salud al igual que es un libro de religión. Dios se interesa en nuestra salud física. Por esta razón, la Biblia tiene mucho que decir en cuanto a los buenos hábitos de salud.

PROFANANDO NUESTROS CUERPOS

6. ¿Qué nos hará Dios, si violamos nuestro cuerpo? 1 Corintios 3:16, 17.
“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.”

Muchos razonan de esta manera: “siendo que solamente mi espíritu será salvo, y no mi cuerpo, Dios no está interesado en cómo trato mi cuerpo. Siendo que Dios me dará un cuerpo nuevo algún día, no importa qué hago con el que tengo ahora”. Pero la Biblia nos aclara que Dios está mirando muy de cerca, a ver cómo tratamos a nuestro cuerpo, y un día nos va a llamar para que demos cuentas por el abuso que le hemos dado.

7. ¿Qué cosa puede contaminar nuestro cuerpo? Daniel 1:8.
“Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse.”

Hay otras cosas que pueden contaminar nuestros cuerpos, además del veneno dañino, como la droga y narcóticos. Por ejemplo, el alimento que Daniel rehusó, porque contaminaba su cuerpo, en efecto era un alimento que estaba apropiado para un rey, un rey pagano, por supuesto. Muchas de las comidas y bebidas, consideradas como exquisitas por el mundo, están en realidad expresamente prohibidas por la Biblia. Estudiemos un poco en cuanto a esto.

8. ¿Qué clase de alimentación dio Dios al hombre originalmente? Génesis 1:29.
“Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer.”

No era el propósito, originalmente, de que el hombre consumiese carne de animales o pescado. Dios proveyó al hombre de una dieta vegetariana, con la cual él podía vivir saludable. El Creador, quien formó el cuerpo humano, también le dio el mejor combustible para su necesidad y para operar eficientemente. Esta dieta estaba compuesta de granos, nueces, frutas y verduras.

9. En los días de Noé, después del diluvio, ¿qué otra cosa permitió Dios al hombre que comiera? Génesis 9:1-3.
“Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra. El temor y el miedo de vosotros estarán sobre todo animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se mueva sobre la tierra, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados. Todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento: así como las legumbres y plantas verdes, os lo he dado todo.”

Muchos no han comprendido bien la Palabra de Dios aquí cuando dice “todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento”. Porque no han comparado este pasaje bíblico, con otro pasaje donde nos da la instrucción de la carne que podemos comer. Si permitimos que la Biblia explique sus propias palabras, no habrá ninguna confusión. Porque en otros pasajes nos explica claramente las limitaciones y cualidades que restringen nuestra libertad, en los animales que podemos escoger como alimento.

10. ¿Qué parte de los animales fue prohibido comer’? Génesis 9:4.
“Pero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis.”

11. ¿Qué le pasaría al hombre que no respetara esta restricción? Levítico 7:26, 27.
“Además, ninguna sangre comeréis en ningún lugar en donde habitéis, ni de aves ni de bestias. Cualquiera persona que comiere de alguna sangre, la tal persona será cortada de entre su pueblo.”

12. Y ¿qué otra parte del animal fue estrictamente prohibido que se comiera? Levítico 7:23, 24.
“Habla a los hijos de Israel, diciendo: Ninguna grosura de buey ni de cordero ni de cabra comeréis. La grosura de animal muerto, y la grosura del que fue despedazado por fieras, se dispondrá para cualquier otro uso, mas no la comeréis.”

13. ¿En cuántas clases había aprendido Noé, que Dios había dividido los animales? Génesis 7:1, 2.
“Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación. De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra.”

No TODAS las plantas son comibles, a pesar de que Dios no lo especifico a los hombres cuando les dijo que comieran de toda “hierba del campo” (Génesis 3:18), tampoco no TODOS los animales son buenos para comer, a pesar de que Dios no fue específico cuando dijo: “Todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento: así como las legumbres y plantas verdes, os lo he dado todo”. Génesis 9:3.

14. ¿Por cuáles dos pruebas tienen que pasar todos los animales, antes que sepamos que son “limpios” para comer? Levíticos 11:1-3.
“De entre los animales, todo el que tiene pezuña hendida y que rumia, éste comeréis.”

Algo tiene que haber en los animales, que no es del todo bueno, para que Dios nos pida que, tienen que pasar estas dos pruebas antes de ser usados como alimentos. Porque dice: ‘no quitará el bien a los que andan en integridad”. Salmos 84:11.

15. ¿Por qué dos pruebas debe pasar toda vida marina, antes que se pueda declarar limpia o comestible? Levíticos 11:9, 10.
“Esto comeréis de todos los animales que viven en las aguas: todos los que tienen aletas y escamas en las aguas del mar, y en los ríos, estos comeréis.”

16. Cuando Cristo vuelva, ¿qué hará con aquellos que persisten en comer la carne de cuerpos de animales que no son limpios? Isaías 66:15-17.
“Porque he aquí que Jehová vendrá con fuego, y sus carros como torbellino, para descargar su ira con furor, y su reprensión con llama de fuego. Porque Jehová juzgará con fuego y con su espada a todo hombre; y los muertos de Jehová serán multiplicados. Los que se santifican y los que se purifican en los huertos, unos tras otros, los que comen carne de cerdo y abominación y ratón, juntamente serán talados, dice Jehová.”

17, ¿Qué nos revela Pedro de su dieta, después que se convirtió en cristiano? Hechos 10:1-16.
“Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana, piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre. Este vio claramente en una visión, como a la hora novena del día, que un ángel de Dios entraba donde él estaba, y le decía: Cornelio. El, mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, Señor? Y le dijo: Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Dios. Envía, pues, ahora hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro. Este posa en casa de cierto Simón curtidor, que tiene su casa junto al mar; él te dirá lo que es necesario que hagas. Ido el ángel que hablaba con Cornelio, éste llamó a dos de sus criados, y a un devoto soldado de los que le asistían; a los cuales envió a Jope, después de haberles contado todo. Al día siguiente, mientras ellos iban por el camino y se acercaban a la ciudad, Pedro subió a la azotea para orar, cerca de la hora sexta. Y tuvo gran hambre, y quiso comer; pero mientras le preparaban algo, le sobrevino un éxtasis; y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra; en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo. Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come. Entonces Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás. Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común. Esto se hizo tres veces; y aquel lienzo volvió a ser recogido en el cielo.”

Pedro no cambió su dieta cuando él cambió de religión. Él siguió observando la ley de la alimentación del Antiguo Testamento, aun cuando era un dirigente de la iglesia de Cristo del Nuevo Testamento.

18. ¿Qué cosa no era clara, según Pedro, después que tuvo esta extraña visión? Hechos 10:17.
“Y mientras Pedro estaba perplejo dentro de sí sobre lo que significaría la visión que había visto, he aquí los hombres que habían sido enviados por Cornelio, los cuales, preguntando por la casa de Simón, llegaron a la puerta. Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirlo, y postrándose a sus pies, adoró. Mas Pedro lo levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre. Y hablando con él, entró, y halló a muchos que se habían reunido. Y les dijo: Vosotros sabéis cuán abominable es para un varón judío juntarse o acercarse a un extranjero; pero a mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo”.

20. ¿Qué cosa está eliminada, y no entrará a la Nueva Jerusalén celestial? Apocalipsis 21:27.
“No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.”

——–

Estudio anterior: Lección 21: El secreto bíblico de la prosperidad financiera.

Siguiente estudio: Lección 23: La iglesia de Dios en el Apocalipsis.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

30, junio 2008

Lección 16: Lo que la Biblia enseña acerca de las Normas Cristianas

Filed under: Adornos y Joyas,Salud — ptorresm @ 1:20 pm

EL CUERPO ES TEMPLO DE DIOS

1. ¿Cómo considera Dios el cuerpo humano? 1 Corintios 6:19‑20
__________________________________________________
2. ¿En qué dos aspectos de la salud se interesa Dios? 3 Juan 2
__________________________________________________

PRINCIPIOS DE SALUD

3. ¿Cuál es el principio básico en la alimentación? 1 Corintios 10:31
__________________________________________________
4.­ ¿Qué carnes son inconvenientes? Levítico 11:3‑20
__________________________________________________
5.­ ¿Por qué prescindimos de las bebidas alcohólicas? Proverbios 20:1
__________________________________________________
6. ¿Porqué no conviene usar tabaco, te, café y bebidas estimulantes?
1 Corintios 3:16‑17
__________________________________________________

NORMAS DE VIDA

7. ¿Cómo debe ser el arreglo personal? 1 Timoteo 2:9‑10
__________________________________________________
8.­ ¿Por qué no asistimos a espectáculos inconvenientes? 1 Juan 2:15‑17
__________________________________________________

¿QUE DEBO HACER?

1.‑ Procurar vivir una vida cristiana perfecta Mateo 5:48
2.‑ Seguir en todo el ejemplo de Jesús 1 Juan 2:6

MI RESOLUCION

Creo que mi cuerpo es templo del Espíritu Santo. Por lo tanto, me abstendré
de todo alimento y bebida perjudicial.
Firma:____________________________________________________
Acepto
Fecha:____________ Instructor:____________________Calificación:____________

ESTUDIO ADICIONAL • Lección 16

 Iglesia pura y sin mancha. Somos linaje escogido (1 Pedro 2:9). El cristiano está en el mundo pero no es del mundo (1 Juan 2:15‑17; Santiago 4:4). La iglesia debe ser santa y sin mancha (Efesios 5: 25‑27). Debe ser un ejemplo para el mundo (Mateo 5:16). Hay que abstenerse de lo malo (1 Cor. 9:25‑27).

 Cristianismo dinámico. El cristiano es integro (Sal.15:1 ‑5). Es honrado en sus transacciones comerciales (Prov. 20:10). Sus pensamientos son elevados (Filip. 4:8). Tiene cuidado con las palabras (Efe. 4:25,29). Evita los frutos de la carne y practica los del Espíritu (Gál. 5:19‑26).

 Modestia cristiana. Se recomienda la modestia (1 Tim. 2:9,10). Prescindir de adornos exteriores superfluos (Isa. 3:18‑23; Gén. 35:1‑4; Jer. 4:30). La verdadera hermosura emana de una vida consagrada a Dios (Proverbios 31 :30).

EL CRISTIANO Y LA SALUD

Al rendir culto a Dios lo hacemos con nuestro espíritu y nuestro cuerpo; por lo tanto ambos deben ser irreprensibles (1 Tes. 5:23). Por otra parte, Dios considera nuestro cuerpo un templo (1 Cor. 6:19). Cualquier atentado contra la salud del cuerpo es un pecado grave ante Dios (1 Cor. 3:16,17). “Nuestros cuerpos deben ser mantenidos en la mejor condición física y bajo la influencia más espiritual… Aquellos que acortan sus vidas por descuidar las leyes de la naturaleza, están robando a Dios” (Elena G. de White, La Educación pág.41). Un principio destacado en la vida del cristiano es la temperancia (Lucas 21:34).

EL USO DE LA CARNE

No era el plan de Dios que se consumiera carne. El régimen dado por el Señor era natural (Génesis 1:29). Se concedió permiso provisional para comer carne debido al diluvio (Génesis 9: 3). Siendo que el hombre se acostumbró al régimen carnívoro, Dios indicó en forma específica las carnes inconvenientes. Tales indicaciones se encuentran en el libro de Levítico en el capítulo once. En general las prescripciones son las siguientes: Carne: Se puede comer la de animales que tengan pezuña hendida y rumien. Si falta una o las dos características no se debe comer su carne. Peces: Se pueden consumir los que tienen aletas y escamas. Aves: No se deben comer las aves de rapiña. La Biblia prohibe terminantemente el uso de la sangre como alimento (Lev. 17:13‑14).

ALCOHOL Y TABACO

La Santa Escritura recomienda la abstención total de las bebidas alcohólicas (Prov. 23:20; 20:1; Isa.28:7; Luc.1:15; 1 Cor. 6:10; Efesios 5:18). El tabaco no se conocía en los tiempos bíblicos. Es originario de América. Sin embargo, su uso se ha propagado por todo el mundo. Tanto el hombre como la mujer, los jóvenes y los niños caen presa de ese vicio. Cada cigarrillo contiene alrededor de 35 venenos. La ciencia médica advierte contra los terribles efectos del tabaco. Afecta las arterias que nutren el corazón, los pulmones, el olfato, el estómago, la vista. Está comprobada la relación del hábito de fumar con el aumento del cáncer. Todo aquel que desea ser un buen hijo de Dios, debe limpiarse de este terrible vicio (2 Tim. 2: 21). Asimismo, contienen drogas y venenos el café, el té y el mate.

JESUS, NUESTRO EJEMPLO Y NUESTRA FUERZA

La vida cristiana es una lucha constante. El secreto del triunfo consiste en seguir las pisadas de Jesús(1 Pedro2:21). Requiere espíritu de sacrificio (Lucas 9:23; 1 Corintios 9:26‑27), y la renuncia a costumbres indebidas (Tito 2:1213). Se necesita una reforma de los hábitos (Romanos 12:2).

——–

Estudio anterior: 15. Lo que la Biblia enseña acerca del Don de Profecía.

Siguiente lección: 17. Lo que la Biblia enseña acerca del Bautismo.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

18, julio 2007

Descubriendo enfermedades ocultas

Filed under: Salud — ptorresm @ 11:18 am


Buenas Nuevas de Jesús, con amor
Guía de estudio nº 30

¿Quién puede sentirse hoy inmune al cáncer, el infarto cardiaco, la depresión u otras enfermedades potencialmente mortales? La ciencia documenta la influencia de ciertos hábitos en la comida, bebida y estilo de vida, tendentes a proteger contra esos y otros tipos de enfermedades, así como hábitos tóxicos y abusos que están directamente relacionados con el cáncer, la hipertensión, las enfermedades coronarias, la diabetes, etc. (con mucho, las causas de enfermedad y muerte más prevalentes en el mundo occidental).

Allá donde miremos, vemos personas ocupadas en su autodestrucción, algunas con más premura que otras. Contravienen la enseñanza bíblica, que declara llanamente: “No matarás”. Por supuesto, eso incluye matarse a sí mismo. Nadie tiene derecho a obrar de esa forma.

Si pones fin a tu vida rápidamente mediante un disparo de bala en la cabeza, o si lo haces de forma lenta, mediante el hábito de fumar, tomar alcohol, seguir una dieta inadecuada o ceder al temor, el estrés o la envidia, no hace ninguna diferencia, desde el punto de vista moral. Se trata de un suicidio en cualquier caso. Todo aquello que atenta contra nuestra salud y felicidad es una forma de suicidio, y si atenta contra la de otros, asesinato.

Más de una padre y madre hacen ambas cosas con respecto a sí mismos y a sus hijos. A menudo predisponen a su prole a la enfermedad moral y física, mediante hábitos perniciosos que ellos mismos aprendieron de sus padres. ¡No cabe un paradigma más exacto de círculo vicioso! Hay niños que comienzan su vida enfermos, expuestos al asma, alcoholismo, adicción a las drogas, estrés, enfermedades circulatorias y quizá hasta cáncer, debido a la falta de información de sus padres. Incluso si comprenden la situación, a menudo se sienten impotentes para romper ese círculo vicioso.

La muerte entró por el pecado (Romanos 5:12). Ambos están relacionados, y es imposible abrir la puerta a uno solo de los dos, dejando al otro fuera. La vida viene por Cristo (Juan 10:10). “Vida” no es un concepto limitado al futuro, después de la resurrección y venida de Cristo. Incluye la vida plena ahora y aquí, la felicidad, la libertad y la salud de la persona en su globalidad, como ser social, inteligente y emotivo en sus vertientes física, mental y espiritual.

Queremos indagar en la Palabra de Dios, en busca de claves que desenmascaren causas ocultas de enfermedad, raíces del mal que pueden estar escondidas allá donde menos cabría imaginar. Existe una cosa tal como el “toque de la fe”, pero es muy distinto a la exhibición de fanatismo sensacionalista que es común en los programas de magia televisiva. Aprende a ejercer la fe que enseña la Biblia, e inmediatamente operará el proceso de sanación. Aplícalo cuanto antes a tu vida, y tus días estarán colmados de plenitud y felicidad. No importa el grado de envejecimiento o enfermedad que puedan afectarte, nunca es demasiado tarde para beneficiarte, al menos en cierta medida, del proceso curativo.

Una causa oculta de enfermedad

1. ¿Cuál era la causa oculta por la que muchos en la iglesia de Corinto estaban enfermos, y aun otros habían fallecido? 1 Corintios 11:27-30

RESPUESTA
:
Referente a la cena del Señor, algunos tomaban el pan y el vino “_______________” (vers. 27). Lo hacían “sin discernir el cuerpo ____ _______”, y en ello, estaban comiendo y bebiendo “________” para sí (vers. 29). “Por lo cual hay muchos __________ y ____________ entre vosotros, y muchos han _______.”

Nota: Los estudiosos de la Biblia suelen estar de acuerdo en que se refiere a la muerte y enfermedad física. Aunque Pablo cita aquí la cena del Señor, el principio se aplica al alimento cotidiano ordinario. “Indignamente” significa con ligereza, “sin discernir el cuerpo de Cristo”, esto es, sin considerar que comemos y bebemos gracias a la sangre derramada y el cuerpo quebrantado de Cristo. La “fe” halla su mejor definición en el Nuevo Testamento, donde es presentada como una profunda apreciación del corazón, del amor de Cristo por nosotros tal como es revelado en la cruz sobre la cual murió para nuestra salvación. En otras palabras, “fe” implica “discernir el cuerpo de Cristo”.

A la muerte de Cristo debemos aun esta vida terrenal. El pan que comemos ha sido comprado por su cuerpo quebrantado. El agua que bebemos ha sido comprada por su sangre derramada. Nadie, santo o pecador, come su alimento diario sin ser nutrido por el cuerpo y la sangre de Cristo. La cruz del Calvario está estampada en cada pan. Está reflejada en cada manantial. Todo esto enseñó Cristo al designar los emblemas de su gran sacrificio” (El Deseado de todas las gentes, p. 615)

Vivir “por la fe” es lo contrario a la forma en la que vive el hombre moderno: mediante el resorte del orgullo y satisfacción propia, tratando de triunfar y destacar sobre los demás, intentando impresionar y mantenerse en la cresta de la ola. Es la frenética escalada de una montaña cuya cima no aparece nunca. Eso impone un estrés que agota las fuentes de la vida y conduce a la depresión y la enfermedad.

2. ¿Existe evidencia científica de que el estrés, la ansiedad y la angustia preparen el camino para el cáncer y otras enfermedades graves?

RESPUESTA:

Estudios recientes implican factores psicosociales, incluyendo depresión, aislamiento social y estrés, como factores predictivos de padecimientos cardiacos… fueron factores significativos de riesgo de muerte o ataque cardíaco” (American Journal of Cardiology, 1 julio 1990).

Hay evidencia probatoria de la relación entre los episodios de estrés y el riesgo de enfermedad cardiovascular” (Journal of Psychosomatic Research, septiembre 1997).

La depresión y ansiedad tienen un valor predictivo en el desarrollo de la hipertensión” (Psyhcosomatic Medicine, marzo-abril 2000).

Las emociones negativas, como el enfado, la ansiedad y la depresión, han emergido como factores de riesgo potencialmente importantes de causar enfermedad coronaria… Evidencias probatorias cada vez mayores indican que las emociones negativas pueden influenciar en el desarrollo de la enfermedad coronaria” (Ibid. abril-mayo 2000).

Nuestros datos demuestran un efecto pronóstico… del ánimo deprimido sobre la mortalidad” (Journal of Psychosomatic Research junio 2001).

El ánimo deprimido es un factor de riesgo… para todas las causas de mortalidad en los pacientes” (Ibid. sept-oct 1988).

El estrés psicológico y la sobrecarga laboral están relacionados con la patogénesis del cáncer mediante la formación del 8-OH-dG, particularmente en las mujeres”. Esa investigación se realizó sólo con obreros que no fumaban ni consumían alcohol, para evitar la interferencia de esas causas ya bien conocidas de desarrollo del cáncer. (Int Arch Occup Environ Health, marzo 2001).

Cuanto peor fue la relación con sus padres en la infancia, más altos fueron los niveles de 8-OH-dG en los sujetos masculinos… La angustia psicológica puede estar relacionada con el riesgo de contraer cáncer… La incapacidad para enfrentarse a los problemas diarios, que resulta probablemente de una deficiente relación con los padres desde la infancia, así como la pérdida reciente de un familiar cercano, parecen también tener influencia en la patogénesis del cáncer” (Psychoter Psychosom, marzo-abril 2002).

Demostró una relación directa entre los niveles de 8-OH-dG y la ansiedad, depresión, enojo, fatiga y confusión… Estos hallazgos en una población de muestra de adultos sanos, no solamente proveen la evidencia del vínculo existente entre el estrés y el cáncer…” (Jpn J Cancer Res, marzo 2001).

Verdaderamente, el apoyo social mediante el matrimonio, el contacto frecuente con los demás, así como la presencia de un confidente, pueden tener valor protector contra la progresión del cáncer… Son bien conocidos los efectos negativos del estrés sobre la respuesta inmune, y se ha demostrado que esos efectos vienen modulados por el apoyo social. Por lo tanto, es razonable deducir que las acciones sociales de refuerzo pueden mejorar los efectos del estrés producido por el cáncer en el sistema inmune, y de ese modo facilitar la recuperación de los mecanismos de la inmunidad que pueden ser importantes en la lucha contra el cáncer” (Ann N Y Acad Sci, mayo 1998).

La ciencia de la psicoinmunología estudia el papel de la mente en la génesis de la enfermedad. Numerosos estudios han demostrado que el estrés incrementa el riesgo de contraer infección vírica… Datos preliminares sugieren que el pronóstico del cáncer puede mejorar al reforzar la inmunidad, como resultado de una disminución en el estrés”. (Aust Fam Physician, noviembre 1997).

La evidencia probatoria de la relación del estrés con la enfermedad, con particular referencia a las causas principales de morbilidad y mortalidad en el mundo occidental: enfermedad cardiovascular, cáncer y depresión… Hay pruebas de la relación entre el estrés y el desarrollo de la depresión grave, así como del mal pronóstico en la enfermedad cardiovascular y el cáncer” (Epidemiol Pschiatr Soc, julio-septiembre 2001).

3. ¿Qué experiencia sanadora proporciona Jesús a todo aquel que acude a él? Mateo 11:28-30

RESPUESTA: “Venid a mí todos los que estáis ____________ y __________, y yo os haré ___________.”

Nota: Ese descanso libera tu vida de la raíz misma del mortífero estrés. Esa raíz tiene relación con nuestro deseo natural de supremacía del “yo”. El yugo “fácil” que Jesús nos ofrece es la cruz que llevamos gustosos, cuando apreciamos de corazón la cruz que él llevó toda su vida por nuestra salvación. Nuestro “yo” queda “juntamente crucificado” con él.

4. ¿Cómo podemos apreciar ese maravilloso secreto de la vida y la salud, en la frenética civilización de este mundo, caracterizada por la angustia y el estrés? Éxodo 20:8-11; Hebreos 4:9

TU RESPUESTA: _________________________________________________.

Nota: El “reposo” de Hebreos 9:4, en el original griego es Sabbathismos (reposo del sábado). Si observamos el sábado de la forma en que el Señor lo dispuso, entramos en su escuela de la vida, donde aprendemos a experimentar el gozo de Jesús. ¡No hay mejor medicina!

5. ¿Qué puede ayudar más al enfermo que muchas de las medicinas? Proverbios 17:22

RESPUESTA: “El _________ ________ es una buena medicina, pero el espíritu ________ seca los huesos.”

6. ¿Qué dice la Biblia que puede ser una causa oculta de enfermedades relacionadas con la angustia, y cuál es el remedio? Proverbios 15:17

RESPUESTA: “Mejor es comida de legumbres donde hay _____, que buey engordado donde hay _____.”

7. ¿Qué experiencia expulsará con seguridad la angustia y temor causantes de enfermedad? ¿Cómo puedes vivir esa experiencia? 1 Juan 4:18 y 19

RESPUESTA: “El perfecto _____ echa fuera al ______…” Aprendemos a amar cuando apreciamos la forma en la que “él nos ____ primero.”

La alimentación: causa y prevención de enfermedades

8. ¿Qué cuatro clases de alimento nos ha dado Dios? Génesis 1:29; 3:18 y 19

TU RESPUESTA: _______________________________________________
__________________________________________________________.

9. ¿Cuándo permitió el Señor la dieta animal, de forma circunstancial? Génesis 9:1-5

TU RESPUESTA: ____________________________________________________.

Nota: Fue después que el diluvio hubo destruido toda la vegetación. Cuando el hombre comenzó a consumir carne, se produjo una drástica reducción en su longevidad. Antes del diluvio el hombre solía vivir cerca de mil años. Si bien es cierto que desde hace tiempo se ha venido permitiendo al hombre el consumo de carne animal, ha habido un importante cambio desde una fecha reciente. Desde 1844, el Señor está por la labor de preparar un pueblo para la segunda venida de Cristo. En la víspera de ese momento culminante, nos llama a un cambio en nuestros hábitos dietéticos, en el sentido de volver a la dieta primitiva, según su plan original.

Los que comen carne y sus derivados no saben lo que ingieren. Muchas veces si hubieran visto los animales vivos y conocieran la calidad de su carne, la rechazarían con repugnancia. La gente está continuamente comiendo carne que está saturada de gérmenes de tuberculosis y cáncer. La tuberculosis, el cáncer y otras enfermedades fatales resultan así contagiadas… La carne daña la salud; y todo lo que afecta al cuerpo ejerce también sobre la mente y el alma un efecto correspondiente”.

Lo perjudicial para la salud, no sólo reduce el vigor físico, sino que tiende a debilitar las facultades intelectuales y morales. Al ceder a cualquier práctica antihigiénica dificultamos la tarea de discernir entre el bien y el mal, y nos inhabilitamos para resistir el mal” (El ministerio de curación, p. 241, 243, 90).

10. ¿Qué error es muy común en la dieta del mundo occidental? Proverbios 25:27

RESPUESTA: “Comer mucha _____ no es bueno…”

Nota: “Miel” incluye al azúcar y los dulces, aunque nuestros productos refinados eran desconocidos para el sabio Salomón.

11. ¿Qué nos aconseja el Nuevo Testamento a propósito de un cambio en nuestra dieta? 2 Corintios 6:17

RESPUESTA: “…no toquéis lo ________…”

Nota: Lo impuro puede ser una comida o bebida perniciosas. Eso incluye las carnes impuras referidas en Levítico 11:1-24, el tabaco en todas sus formas, así como toda otra droga nociva; el te, café y bebidas de cola que contienen cafeína, y también bebidas alcohólicas de toda clase. Incluye, desde luego, toda práctica insana. Aquellos que se aferran a Cristo, su Sumo Sacerdote que oficia en el santuario celestial, desechan gustosamente todo hábito pernicioso, y reconocen que sus cuerpos son morada del Espíritu Santo (1 Corintios 6:19 y 20).

12. ¿Qué puede hacer el Señor, y qué está ansioso por hacer en favor de todos los que desarrollen la auténtica fe? Éxodo 15:26

RESPUESTA: “…ninguna ____________ de las que envié sobre los egipcios traeré sobre ti, porque yo soy Jehová, tu _________.”

Nota: La Biblia no nos autoriza a extralimitar ese principio, cayendo en el error de pensar que toda enfermedad conlleva una responsabilidad en el propio enfermo. En Éxodo 15:23-25 leemos cómo el árbol trajo sanación a las aguas amargas. Cuando las aguas de nuestra vida se vuelven amargas, resultamos debilitados, y caemos fácilmente presa de la enfermedad.

Aprópiate de ese árbol, la cruz del Calvario, y permítele que endulce tus aguas. Comprueba la fidelidad de las promesas de Dios. Sé humilde en la comprensión de que necesitarás esa medicina cada día de tu vida, hasta que Jesús regrese por segunda vez.

13. Es una verdad bíblica conocida el que Jesús llevó nuestros pecados en su cuerpo, sobre el madero (1 Pedro 2:24). Es gracias a ello que somos perdonados. ¿Llevó también nuestras enfermedades? Mateo 8:16 y 17

RESPUESTA: “Él mismo tomó nuestras ______________ y llevó nuestras ____________.”

Nota: Muy íntima es la relación entre la mente y el cuerpo… La condición de la mente influye en la salud mucho más de lo que generalmente se cree. Muchas enfermedades son el resultado de la depresión mental. Las penas, la ansiedad, el descontento, remordimiento, sentimiento de culpabilidad y desconfianza, menoscaban las fuerzas vitales, y llevan al decaimiento y a la muerte

Las palabras de nuestro Salvador: ‘Venid a mí… que yo os haré descansar’ (Mateo 11:28), son una receta para curar las enfermedades físicas, mentales y espirituales. A pesar de que por su mal proceder los hombres han atraído el dolor sobre sí mismos, Cristo se compadece de ellos. En él pueden encontrar ayuda. Hará cosas grandes en beneficio de quienes en él confíen”.

El amor que Cristo infunde en todo nuestro ser es un poder vivificante. Da salud a cada una de las partes vitales: el cerebro, el corazón y los nervios. Por su medio las energías más potentes de nuestro ser despiertan y entran en actividad. Libra al alma de culpa y tristeza, de la ansiedad y congoja que agotan las fuerzas de la vida. Con él vienen la serenidad y la calma. Implanta en el alma un gozo que nada en la tierra puede destruir: el gozo que hay en el Espíritu Santo, un gozo que da salud y vida” (El ministerio de curación, p. 185, 78).

En cada mandamiento y en cada promesa de la Palabra de Dios se halla el poder, la vida misma de Dios, por medio de los cuales pueden cumplirse el mandamiento y la promesa. Aquel que por la fe recibe la palabra, está recibiendo la misma vida y carácter de Dios…
Recibid en el alma por la fe la incorruptible simiente de la Palabra, y producirá un carácter y una vida a la semejanza del carácter y la vida de Dios” (Palabras de Vida del gran Maestro, p. 20).

“Así dice Jehová, Hacedor tuyo y el que te formó desde el vientre…”

“A mis ojos eres de gran estima, eres honorable y yo te he amado… No temas, porque yo estoy contigo” (Isaías 44:2; 43:4 y 5).

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).

“Con amor eterno te he amado; por eso, te prolongué mi misericordia” (Jeremías 31:3).

“¡Mirad a mí y sed salvos todos los términos de la tierra…!” (Isaías 45:22).

“Él mismo tomó nuestras enfermedades y llevó nuestras dolencias” (Mateo 8:17).

“Él fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados. Por darnos paz, c-ayó sobre él el castigo, y por sus llagas fuimos nosotros curados” (Isaías 53:5).

————

Siguiente estudio: 31: El Don profético.

Volver al Indice.

————-

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

16, julio 2007

La dieta elegida por el Creador

Filed under: Salud,vegetarianismo — ptorresm @ 9:20 pm


Buenas Nuevas de Jesús, con amor
Guía de estudio nº 29

La dieta de cada uno es algo muy personal. Cuando tenemos hambre, nos sentimos inclinados a comer lo que creemos que nos satisfará. Eso puede ser muy diferente para unos y otros. Frecuentemente es el prejuicio o incluso el capricho egoísta, el que dicta nuestra dieta.

Pero cada vez hay más personas que están dándose cuenta de que la elección que cada uno hace de su dieta, determina en gran medida su salud y felicidad. Algunos se ven obligados, debido a prematuras manifestaciones de la enfermedad, a cambios radicales en sus hábitos alimentarios. El apetito debió ceder ante la necesidad de una acción de pura supervivencia.

Otros, más sabios y previsores, aprendieron a anticipar la posibilidad de la enfermedad, y modificaron su alimentación. Descubrieron la estrecha relación que existe entre alimento y salud. Y aún muchos otros prefieren una dieta sana debido a que sencillamente disfrutan de los alimentos en su naturalidad y sencillez. Eso significa frecuentemente una dieta vegetariana.

¿Por qué el vegetarianismo? ¿Quién fue el primero que pensó en ello? ¿Por qué se está extendiendo rápidamente por todo el mundo? Hay diversas razones: el deseo de salud, la economía, y el paladar están entre ellas. Pero hay una importante razón que constituye una sorpresa para muchos: La Biblia enseña que la dieta vegetariana fue la única existente al principio, la preferible en el pasado, y la que será nuevamente la elección universal del ser humano, tras la restauración. Esta Guía de estudio te introducirá en la evidencia bíblica al respecto.

¿Se preocupa Dios de lo que comes?

1. ¿Qué demuestra que a Dios le complace que nos deleitemos con los alimentos apetecibles? Salmo 103:2-5

RESPUESTA: “Bendice, alma mía, a Jehová… él es… el que _______ de bien tu _____.”

2. Algunos sienten que su vida es tan poco gratificante, que encuentran en la comida su único placer. ¿Qué muestra que el Señor no desea privarnos del placer para el que él mismo proveyó? Isaías 55:2

RESPUESTA: “…comed de lo _______ y se ___________ vuestra alma con __________.”

Nota: “Manjares”, o “grosura” (en versiones antiguas) nada tiene que ver en el original hebreo con la opulencia y el sobrepeso. Es un término empleado en siete ocasiones en la Biblia, y se refiere siempre a una dieta adecuada, apetitosa y saludable. El Señor implantó en nosotros la sensación de hambre, y él se deleita satisfaciendo esa hambre con buenos alimentos. El hambre física es un símbolo adecuado del hambre espiritual que él implantó también en nosotros, y para la que ciertamente hace generosa provisión.

¿Se preocupa Dios de tu salud?

3. Lee 3ª de Juan 2 y considera si realmente es así

RESPUESTA: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas y ____ ________ _______, así como prospera ___ _____.”

4. Cuando Cristo llevó los pecados del mundo, ¿qué otra cosa llevó también? Mateo 8:16 y 17

RESPUESTA: No sólo llevó nuestros pecados, sino que “Él mismo tomó nuestras _______________ y llevó nuestras ___________.”

Nota: Eso significa que el Señor no desea que estemos enfermos, más de lo que desea que pequemos. La salvación no es solamente un don a disfrutar en el más allá. Seguir a Cristo conlleva también una vida más saludable y plena aquí y ahora.

5. Ve al principio mismo, al primer capítulo de tu Biblia. ¿Cuál fue el alimento que Dios proveyó para nosotros al crearnos? Génesis 1:29

RESPUESTA: “Después dijo Dios: ‘Mirad, os he dado toda ________ que da _________, que está sobre toda la tierra, así como todo _______ en que hay _______ y da _________. De todo esto podréis comer.”

Nota: “A fin de saber cuáles son los mejores alimentos, debemos estudiar el plan original de Dios para la dieta del ser humano. Aquel que creó al hombre y comprende sus necesidades, señaló a Adán su comida” (Counsels on Diet and Foods, p. 81).

6. Después que el pecado arruinó la perfecta vida que Dios había provisto que disfrutáramos, ¿qué elemento añadió el Señor a la dieta del ser humano? Génesis 3:18

RESPUESTA: “…comerás _________ del campo.”

Nota: Antes que el pecado entrara, la dieta había de consistir en frutas, granos y frutos secos. Después de la entrada del pecado, el Señor añadió lo que hoy conocemos por “verdura”. No se dice ni una sola palabra sobre la ingestión de carne de animales. Durante al menos los primeros mil años, la dieta del ser humano fue vegetariana.

7. Durante el período en que la dieta del hombre estuvo compuesta de vegetales, ¿qué tipo de salud y longevidad eran la norma? Génesis 5:3, 4, 5, 11, 27, etc

TU RESPUESTA: _________________________________________________.

8. Después de la destrucción de la tierra por el diluvio, en los días de Noé, ¿qué permitió el Señor que comieran los que sobrevivieron en el arca, a fin de que comenzaran de nuevo su vida en un mundo recién salido de aquella catástrofe? Génesis 9:1-4

RESPUESTA: En aquella situación de emergencia, podrían consumir “todo lo que se ______ y _____…”

9. Después que el hombre comenzó a consumir carne, ¿qué sucedió con su promedio de vida? Génesis 11:23, 25, 32 y 25:7 y 8

TU RESPUESTA: __________________________________________________.

10. ¿Cuál es el plan de Dios para el hogar eterno de su pueblo redimido? 2 Pedro 3:12 y 13; Apocalipsis 21:1-4

RESPUESTA: “…esperamos, según sus promesas, cielos ________ y tierra ______, en los cuales mora la justicia”; “…y ya no habrá más _______…”

11. ¿Te parece que en esa nueva tierra los redimidos matarán animales para comérselos? Isaías 11:6-9

RESPUESTA: “No harán ____ ni _________ en todo mi santo monte.”

Nota: Los dos primeros capítulos de la Biblia presentan un mundo nuevo, en el que no había pecado, enfermedad, infelicidad, dolor o muerte. Los dos últimos capítulos de la Biblia presentan a un mundo arruinado que vuelve a ser restaurado, recreado, en el que de nuevo no habrá pecado, enfermedad, infelicidad, lágrimas, dolor o muerte. Dicho de otro modo, el plan de Dios de la salvación incluye la restauración de todas las cosas que se perdieron cuando Adán y Eva invitaron a Satanás a que reinara en lugar de Dios. Es inconcebible que pueda existir la caza predadora en esa nueva tierra gloriosa que desconocerá el dolor y la muerte, tanto por parte de los seres humanos como de los animales.

La carne, una dieta de emergencia

Nota: El régimen señalado para el hombre al principio, no incluía ningún alimento de origen animal. Hasta después del diluvio cuando toda vegetación desapareció de la tierra, no recibió el hombre permiso para comer carne. La carne nunca fue el mejor alimento; pero su uso es hoy día doblemente inconveniente, ya que el número de los casos de enfermedad aumenta cada vez más entre los animales. La tuberculosis, brucelosis, triquinosis y la encefalopatía espongiforme, o enfermedad de las vacas locas son sólo unos pocos ejemplos.

Al señalar el alimento para el hombre en el Edén, el Señor demostró cuál era el mejor régimen alimenticio. Lo mismo cabe decir a partir de la forma en que alimentó a su pueblo, Israel. Al sacarlos de Egipto no les proporcionó carne, sino maná, el “pan del cielo”. A causa de su descontento les fue concedido alimento animal, pero por poco tiempo. Su consumo trajo enfermedades y muerte para miles (Números 11:18-20, y 31-33). Al establecerse en Canaán, se permitió a los israelitas que consumieran alimento animal, pero bajo prudentes restricciones encaminadas a mitigar los malos resultados. El uso de la carne de cerdo quedaba prohibido, como también el de la de otros animales declarados inmundos. De los animales declarados comestibles, la grasa y la sangre quedaban absolutamente proscritas.

12. ¿Qué prohibió Dios expresamente, en caso de comer carne? Génesis 9:4

RESPUESTA: “Pero carne con su vida, que es su _______, no comeréis.”

13. ¿Se repite esa orden de Dios en el Nuevo Testamento, y es aplicable a todos, judíos y gentiles por igual? Hechos 15:19, 20, 28 y 29

RESPUESTA: “que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de _______…”

Nota: ¡Se consumiría muy poca carne, si se siguiera hoy ese consejo que pareció “bien al Espíritu Santo”! De acuerdo con las directrices de la Biblia, habría que desechar la sangre, antes de comer la carne, lo que implica la muerte por degüello del animal, y su completa exsanguinación. Es la sangre la que da el sabor a la carne.

14. Cuando piensas en el sacrificio que Jesús hizo por ti cuando murió en la cruz, ¿te sientes feliz entregándote a él? Romanos 12:1 y 2

RESPUESTA: “Os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros _________ como sacrificio vivo, santo, agradable a Dios…”

Nota: Lo que Jesús obra en nosotros, tiene relación con nuestro estilo de vida. “Requiere que nuestros hábitos en el comer, beber y vestir sean tales que tiendan a preservar la salud física, mental y moral, a fin de que podamos presentar al Señor nuestros cuerpos, no como una ofrenda corrompida por hábitos incorrectos, sino como ‘sacrificio vivo, santo, agradable a Dios’” (Counsels on Diet and Foods, p. 165)

“Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” 1 Pedro 5:7

“Orad sin cesar” 1 Tesalonicenses 5:17

“No se haga mi voluntad, sino la tuya” Lucas 22:42

“Dios dio a los hombres el poder de elegir; a ellos les toca ejercitarlo. No podéis cambiar vuestro corazón, ni dar por vosotros mismos los afectos a Dios; pero podéis escoger servirle. Podéis darle vuestra voluntad, para que él obre en vosotros tanto el querer como el hacer, según su voluntad” (El Camino a Cristo, p. 47 y 48)

————

Siguiente estudio: 30: Descubriendo enfermedades ocultas.

Volver al Indice.

————-

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

24, junio 2007

EL VINO EN LA BIBLIA

Filed under: Salud — ptorresm @ 9:15 pm


(Sermón en formato de Estudio Bíblico)

INTRODUCCIÓN:

La información es imprescindible en este mundo. Si hablamos del mundo espiritual, la información es igual o más importante todavía. Hay un tipo de información que los especialistas llaman desinformación. ¿En qué consiste? En informar mal sobre algo.

Aportar datos parciales o incompletos, contar una “verdad a medias” es peor que no informar. Se tiene una imagen errónea de la verdad, y con frecuencia eso es peor que no saber nada. Eso es una estrategia que usan mucho los políticos hoy día.

Sabemos que estamos en medio de una guerra entre el bien y el mal. Y las peores armas que Satanás usa son la polémica y la desinformación. A través de ellas introduce el error, mezclado con verdad para intentar hundir la Iglesia de Dios, los portavoces del último mensaje a este mundo. Por ello, a veces es necesario revisar cuestiones que parecen darse por entendidas. Hoy vamos a hacer eso con el vino en la Biblia. ¿Bebió Jesús vino con alcohol en algún momento? Intentaremos responder a esto en el contexto de la Santa Cena, de las Bodas de Caná, y si tenemos tiempo, aclarar algún texto más de Pablo en el Nuevo Testamento.

EL VINO EN LA SANTA CENA.

En Lucas 22:15 – 20 vemos confirmado que estaban celebrando la Pascua. Jesús dijo:

“He tenido muchísimos deseos de comer esta Pascua con vosotros antes de padecer. pues os digo que no volveré a comerla hasta que tenga su pleno cumplimiento en el reino de Dios. Luego tomó la copa, dio gracias y dijo: —Tomad esto y repartidlo entre vosotros. Os digo que no volveré a beber del fruto de la vid hasta que venga el reino de Dios. También tomó pan y, después de dar gracias, lo partió, se lo dio a ellos y dijo: —Este pan es mi cuerpo, entregado por vosotros; haced esto en memoria de mí. De la misma manera tomó la copa después de la cena, y dijo: —Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por vosotros.”

Jesús estaba observando la Pascua, tal cual él mismo ordenó que se celebrase 1.500 años antes de ese momento, en el Éxodo. Vayamos a leer las instrucciones que Dios dio al pueblo en aquella ocasión. El capítulo 12 de Éxodo está dedicado íntegro a la preparación de la Pascua, y cómo la deberían observar de ahí en adelante. Leamos del versículo 5 en adelante:

“El animal será sin defecto, macho de un año, lo tomaréis de las ovejas o de las cabras… (v. 7) y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer (8) Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura, con hierbas amargas lo comerán… (v. 14) Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para Jehová durante vuestras generaciones, por estatuto perpetuo lo celebraréis. (v. 15) Siete días comeréis panes sin levadura; y el primer día haréis que no haya levadura (fermento) en vuestras casas; porque cualquiera que comiere fermentado (leudo) desde el primer día hasta el séptimo, será cortado de Israel… (v. 19) Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado (fermentado), así extranjero como natural del país, será cortado de la congregación de Israel (20) ninguna cosa fermentada comeréis; en todas vuestras habitaciones comeréis pan sin levadura”.

Sabemos que las leyes mosaicas fueron clavadas en la cruz (el decálogo no es una ley mosaica, sino eterna). Pero este argumento tampoco es válido para decir que Jesús bebió vino con alcohol en la santa cena, porque aún no había sido sacrificado, por lo que la observancia de la Pascua estaba en pleno rigor , según el mandato dado por Él mismo a Moisés. Por lo que en las casas no podía haber nada fermentado.

Es IMPOSIBLE que Jesús celebrase la Santa Cena con ingredientes fermentados, por lo que el vino que usó, tuvo que ser, según la Torá, mosto o vino sin fermentar. Lo fermentado simboliza “pecado” en 1 Corintios 5:8:

“Así que celebremos nuestra Pascua no con la vieja levadura, que es la malicia y la perversidad, sino con pan sin levadura, que es la sinceridad y la verdad.”

Jesús mismo dijo en Lucas 22:18 que no volvería a beber “del fruto de la vid”, algo natural, sin adulterar. Además, 1 Pedro 1:19 nos afirma que la sangre de Cristo es preciosa, como un cordero sin mancha ni contaminación (¿puede algo fermentado, echado a perder, como un cordero en descomposición, representar pureza?).

TERMINOLOGÍA.

Una cantidad alarmante de los que se consideran cristianos creen que el término vino en la Biblia es siempre y sin excepción vino alcohólico y embriagante. Algunos hasta sirven vino alcohólico en sus iglesias, y se atreven a llamar este evento la “santa” cena. Esta confusión se debe, sin duda, a la definición dada al término vino en los diccionarios actuales. El diccionario moderno afirma que el vino es una bebida alcohólica formado del zumo de uvas fermentado.

La clave para llegar a comprender este asunto es entender que la palabra vino en la Biblia es genérica, o sea, tiene diferentes significados, dependiendo del contexto en que se usa. Una escapada al hebreo o griego original nos trae cara a cara con la misma realidad. La palabra vino en griego aparece como oinos, siendo una palabra genérica.

En el hebreo tiene 8 términos distintos para el griego oinos como yayin, tyrosh, shekar, chemer, shemer, sove, yeqev y asis. Todos estos términos en las lenguas originales pueden significar el “fruto de la vid”, o sea, zumo de uvas no fermentado o mosto, o puede significar vino fermentado o alcohólico. Es un uso como el que nosotros le damos a la palabra “agua”. El agua puede ser potable o no potable, pero todo es “agua”. De igual modo, el vino en la Biblia, puede ser sin fermentar o fermentado, sin alcohol o con alcohol. En algunas versiones se ha añadido la palabra “nuevo” al lado de vino cuando el traductor ha entendido que era “mosto”. Pero el original sigue siendo un término genérico.

Un ejemplo de palabra genérica: Génesis 1:27 “Dios creó al hombre, varón y hembra los creó”. En otros lugares se refiere a una persona de sexo varón.

En cada versículo donde se menciona sidra en la Reina-Valera 1960, aparece junto con la palabra vino. En esos casos la palabra vino puede ser alcohólica o no alcohólica, dependiendo en el contexto, pero el mismo contexto parece indicar que la palabra sidra es siempre y sin excepción una bebida alcohólica. En varios lenguajes, la palabra sidra fue traducida bebida fuerte. ¿Cómo podremos distinguir esto?

EL VINO BUENO o “NUEVO”.

Veamos unos versículos en la Biblia que afirman claramente que no toda mención de vino es necesariamente un vino malo y embriagante:

“El campo está asolado, se enlutó la tierra; porque el trigo fue destruido, se secó el mosto, se perdió el aceite” Joel 1:10.

Es imposible que el mosto de este versículo represente una bebida intoxicante. La palabra mosto viene de la palabra hebrea tiyrosh, que es traducido vino con frecuencia, como en Hageo 1:11

“Yo hice venir una sequía sobre los campos y las montañas, sobre el trigo y el vino nuevo, sobre el aceite fresco y el fruto de la tierra, sobre los animales y los hombres, y sobre toda la obra de sus manos”.

Otro texto:

“Así ha dicho Jehová: como si alguno hallase mosto (vino) en un racimo, y dijese: No lo desperdicies, porque bendición hay en él; así haré yo por mis siervos, que no lo destruiré todo” Isaías 65:8.

¿Vino capaz de emborrachar en un racimo? ¡Imposible! El mosto de este versículo se traduce vino en otros lugares, como acabamos de ver en el comentario anterior.

Otro texto:

“Yo daré la lluvia de vuestra tierra a su tiempo, la temprana y la tardía; y recogerás tu grano, tu vino y tu aceite” Deuteronomio 11:14.

No es posible recoger vino intoxicante. Como hemos mencionado anteriormente, el vino embriagante no es un producto natural, y aquí se habla de “aceite”, el zumo de la aceituna, y de “vino”, el zumo de la uva.

En Deuteronomio 32:14 se da una definición por excelencia del vino nuevo o bueno:

“De la sangre de la uva bebiste vino”.

En otras versiones se lee “Bebió la sangre espumosa de la uva” (NVI). El vino bueno se define como “la sangre de la uva”. Lo que sangra la uva. De hecho, tal y como lo vierte la NVI da la idea de la espuma que queda en la superficie del mosto recién exprimido y colado. Este vino no contiene alcohol.

Un último texto:

“Y será cortada la alegría y el regocijo de los campos fértiles, de la tierra de Moab; y de los lagares haré que falte el vino; no pisarán con canción; la canción no será canción” Jeremías 48:33.

El lagar es el lugar donde se pisa la uva para extraer el zumo de ella. ¿Sale vino fermentado cuando se pisa la uva, o se la exprime? No. Pues es a ese tipo de vino el que se refiere el texto de Jeremías, (expresado en forma de carencia o maldición). No es posible que en esta ocasión se hable de vino fermentado. Otros textos parecidos son Isaías 16:10; Oseas 2:22.

A más de uno le gustaría que la uva diese directamente vino fermentado, pero eso es imposible, va en contra de las leyes naturales que Dios mismo estableció. Otros textos donde se hace referencia al vino “nuevo” o bueno son: Isaías 27:2; Jeremías 40:12; Amós 9:14.

Todos recordamos lo particular que era Dios a la hora de establecer el culto en su Santuario. El incienso era una mezcla especial que nadie podía hacer. Por ofrecer fuego extraño, los hijos de Aarón fueron fulminados por Dios. El vino formaba parte de las ofrendas establecidas para el servicio del santuario. Siendo que la palabra vino se refiere tanto a con alcohol como a sin alcohol, este último es el vino que podía presentarse como ofrenda a Dios, según Números 28:14.

Génesis 27:28 traduce “mosto”, cuando el original hebreo es tyrosh, “vino”.

En Isaías 55:1 Dios nos invita a comprar de él vino y leche. Entendemos que ambos son sin fermentar, ¿no?

En todos estos pasajes no hay advertencia alguna contra el consumo del vino. Mientras que en otros sí la hay.

EL VINO “MALO”.

En los versículos cuyo contexto nos advierte de algo malo o nocivo, es cuando tenemos que entender que ese vino está estropeado, pervertido, corrompido, fermentado. Vamos a ver varios ejemplos:

Dios habla acerca de las naciones enemigas de Israel en Deuteronomio 32:33 y dice:

“Veneno de víboras es su vino, y ponzoña mortal de serpientes”.

La fermentación siempre ha sido un símbolo de corrupción, y en la ciencia y en la naturaleza es en sí misma pudrición, descomposición, deterioro y putrefacción. El alcohol nunca se encuentra en ningún producto de la naturaleza, nunca fue creado por Dios, y es esencialmente un producto artificial preparado por el hombre a través del proceso destructivo de la fermentación.

El vino fermentado es símbolo de castigo y de maldición. En Salmo 75:8 leemos:

“Porque la copa está en la mano de Jehová, y el vino está fermentado, Lleno de mistura; y él derrama del mismo; Hasta el fondo lo apurarán, y lo beberán todos los impíos de la tierra”.

En este versículo se menciona un vino que se describe como fermentado. ¿Por qué? Para distinguirlo del vino no fermentado (si sólo definiese un único tipo, no haría falta la descripción). Naturalmente, como es fermentado, es asociado con la maldad, “lo beberán los impíos de la tierra”.

Aquí está el contraste entre la “sangre de la uva” que representa la “sangre de Cristo”, pura, y el vino fermentado que representa al pecado y la maldición.

Versículos de advertencia contra este tipo de vino: Isaías 5:11; Isaías 5:14; Isaías 5:22; Isaías 28:7-8; Oseas 4:11; Joel 3:3; Habacuc 2:5; Proverbios 23:20; Proverbios 31:4-7; Efesios 5:18; Proverbios 23:29-35.

En éste último texto de Proverbios 23 se nos indica que es pecado “mirar al vino intencionadamente”. Pero aún hay más, la Biblia indica incluso que es pecado vender vino (o bebidas alcohólicas en general). Veamos Habacuc 2:15:

“¡Ay del que da de beber a su prójimo! ¡Ay de ti, que le acercas tu hiel, y le embriagas para mirar su desnudez! Te has llenado de deshonra más que de honra, y serás descubierto; el cáliz de la mano derecha de Jehová vendrá hasta ti, y vómito de afrenta sobre tu gloria”.

LAS BODAS DE CANÁ:

10 razones por qué Cristo no convirtió agua en vino alcohólico:

1. Por causa de su naturaleza santa.
“Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos” Hebreos 7:26.

2. Él no pudiera haber contradicho las Escrituras.
- “¡Ay del que da de beber a su prójimo!..” Habacuc 2:15.
- Mateo 5:17 Jesús dijo que no había venido a abrogar la ley o los profetas. Cristo no vino para violar las Escrituras, sino para cumplirlas.

3. La Biblia prohíbe el consumo de vino alcohólico por sacerdotes.
“No beberéis vino ni sidra cuando entréis en el tabernáculo de reunión, para que no muráis; estatuto perpetuo será para vuestras generaciones, para poder discernir entre lo santo y lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio” Levítico 10:9-11.

Y Cristo es nuestro Sumo Sacerdote: “Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo” Hebreos 2:17.

4. La Biblia también prohíbe el consumo de vino alcohólico por reyes y príncipes: “No es de los reyes, oh Lemuel, no es de los reyes beber vino, ni de los príncipes la sidra” Proverbios 31:4.

Cristo es el Príncipe de Paz (Isaías 9:6) y Rey de Reyes (Apoc. 19:16). En Mateo 27:11, se declaró el rey de los judíos.

5. Cristo no vino para engañar ni burlarse de la gente. Proverbios 20:1 nos dice que el vino hace estas cosas, y aún mucho más en Proverbios 23:29-35.

6. Él no vino para enviar gente a la tumba. Isaías 5:11-14 nos dice que por causa del consumo de vino alcohólico la tumba tuvo que ensancharse. En Juan 3:17 “Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él”.

7. Cristo no vino para poner tropiezo a ninguno. Romanos 14:21 nos indica que el que toma vino hace eso exactamente. “Bueno no es comer carne, ni beber vino, ni nada en que tu hermano tropiece, o se ofenda, o se debilite”.

8. El milagro de convertir agua en vino no requiere que sea vino alcohólico. Veamos Juan 2:10.

Es dicho que en tiempos bíblicos, la costumbre era servir el mejor vino alcohólico primero, guardando lo peor para último, cuando la habilidad de saborear se había debilitado por causa de la embriaguez. ¡Pero el versículo 10 nos indica que esto no fue el caso en esta instancia! Estas personas definitivamente podían reconocer que el vino que Jesús había creado era mejor de lo que se sirvió al principio. Esto no hubiera sido posible si ya estaban intoxicados. A la verdad, ni el vino que se sirvió primero, ni el que Cristo creó, era alcohólico.

9. El Señor no hubiera recibido la gloria al causar que personas ebrias se emborrachen aún más.

El versículo 11 se convierte en un versículo clave cuando notamos que dice que por este acto, Jesús “manifestó su gloria”. El versículo [Jn 2]:10 nos indica que “habían bebido mucho“. Si hubiera sido vino alcohólico, ya estarían borrachos. Si Cristo hubiera convertido agua en vino alcohólico, entonces se hubieran emborrachado aún más. Tal acto no hubiera permitido que se manifestase su gloria.

10. Permitiendo que la gente se emborrache aun más no hubiera causado que sus discípulos creyeran aun más en él. Vea el versículo 11 “Así reveló si gloria y los discípulos creyeron en él”.

POR CAUSA DE TU ESTÓMAGO…

- 1 Timoteo 5:23 es citado con frecuencia por los que defienden el consumo de bebidas alcohólicas. Dice:

“Ya no bebas agua, sino usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades.”

Timoteo sufre de enfermedades y problemas estomacales.

- El primer elemento de su consejo a Timoteo es que deje de tomar agua, en aquella época no había agua corriente clorada. Este consejo sin dudas es por causa de que el agua en tiempos bíblicos estaba mayormente contaminada, pues no tenían formas modernizadas de purificar el agua. El agua contaminada no iba a aliviar sus enfermedades, y aún podría haber sido la causa de sus enfermedades o problemas estomacales.

- El segundo elemento de su consejo es que tome un poco de vino por causa de sus frecuentes enfermedades, y en especial para el bien de su estómago. Cualquier medico honesto le va a decir que el vino con alcohol no cura enfermedades y que no es bueno para el estómago (irrita la mucosa gástrica). Aproximadamente el 78% de la uva consiste de agua, la cual es provista por Dios en la naturaleza y se encuentra libre de contaminación. Al tomar el puro zumo de la vid, Timoteo podía tomar algo natural y saludable, y a la vez evitar la obligación de tomar agua que podría estar contaminada, además de ser un protector estomacal.

- Algunos comentaristas creen que Pablo aquí estaba refiriéndose al uso moderado de vino fermentado con un propósito médico. El mosto tiene las mismas propiedades terapéuticas y más vitaminas que el vino, sin los inconvenientes del alcohol.

OTRO TEXTO “COMPLICADO”: 1 Corintios 11:20-22.

Algunos tratan de justificar el uso de vino alcohólico en la Cena del Señor al referirse a la frase “y otro se embriaga” en 1 Corintios 11:20-22:

“Cuando, pues, os reunís vosotros, esto no es comer la cena del Señor. Porque al comer, cada uno se adelanta a tomar su propia cena; y uno tiene hambre, y otro se embriaga. Pues qué, ¿no tenéis casas en que comáis y bebáis? ¿O menospreciáis la iglesia de Dios, y avergonzáis a los que no tienen nada? ¿Qué os diré? ¿Os alabaré? En esto no os alabo”.

El uso de la palabra “embriaga” o “emborracha” en contraposición con “tiene hambre”, tiene el significado de “saciedad”. Pablo no habla de vino, habla de cenar de forma desigual, mientras que unos se quedan con hambre, otros se “hartan”, “sacian”, “embotan”, “emborrachan”.

Pablo usa el sentido de quedar lleno de algo, así se dice también en español de forma figurada: “Estoy borracho de tanto ver televisión”. Cuando algo está saturado, lleno, también se dice “borracho”. Ese sentido figurado de “emborrachar” por “saciar”, también se usa en los siguientes pasajes bíblicos: Deuteronomio 32:42; Jeremías 46:10; Ezequiel 39:19.

Y en el peor de los casos, si se tratase efectivamente de una borrachera por embriaguez, Pablo dice en el versículo 20: “Esto no es comer la cena del Señor”. Y en el 22: “En esto no os alabo”.

CONCLUSIÓN.

Jesús en la cruz dijo: “Tengo sed” (Jn. 19:28). Le ofrecieron vinagre (Jn. 19:29), pero él no lo tomó (Mr. 15:23).

Como cristianos, recordemos que Pablo nos dice en 1 Corintios 6:19 que “somos templos del Espíritu Santo”. Y en 1 Corintios 3:16 – 17 leemos: “¿No saben que ustedes son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes? Si alguno destruye el templo de Dios, él mismo será destruido por Dios”.

La advertencia es seria, y ahora no vamos a enumerar los perjuicios del alcohol con detalle, pero empezando por cirrosis, hepatitis, cáncer de diversos tipos, muerte en las carreteras… ¿Puede Dios aprobar algo así?

Ahora tenemos una panorámica más completa acerca del tema del vino en la Biblia. Como dije al principio, la desinformación es hacer creer que se conoce un tema, pero no teniendo en cuenta toda la información. Con lo cual, uno puede creer que conoce la “verdad”, pero en realidad está desinformado.

Como dice Juan 8:32 “Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. Libres de enfermedad, de adicciones, y llenos de salud.

——–

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

24, marzo 2007

Lección 19: Autopista a la salud y felicidad

Filed under: Salud — ptorresm @ 1:01 am


Jesús fue un enigma para la gente de Su tiempo. No solamente se relacionó libremente con recaudadores de impuestos y otros proscritos, además no mostró ningún interés en derrocar el gobierno romano. A veces parecía más interesado en sanar a la gente que en cualquier otra cosa, ¡pasó más tiempo haciendo eso que predicando! ¿No sabía que los médicos se preocupan por el cuerpo, y que los predicadores se ocupan del espíritu? ¿Por qué no se dedicó a salvar pecadores y dejó los cuerpos de los hombres para los profesionalmente entrenados?

Sí, Jesús pasó más tiempo sanando que predicando, y por una buena razón. ¡Él sabe cómo está hecho el hombre! Él mismo hizo al hombre, lo formó del polvo de la tierra y sopló en su nariz aliento de vida.

Hasta hace poco se creía que si el cuerpo tenía problemas, había que acudir al médico. Si la mente tenía problemas, debería visitar a un psiquiatra. Y si su espíritu estaba mal, debería buscar a un ministro del evangelio. Todavía no hemos salido del bosque de estos problemas, pero hoy en día hay un mayor interés en la salud integral, el bien estar de todo el ser. La medicina moderna se empieza a dar cuenta de que es imposible sanar el cuerpo sin tratar la mente, si es que también está enferma. De igual modo, la mente no se recuperará si el cuerpo necesita también tratamiento. Tratar de sanar el cuerpo o la mente cuando el problema es básicamente espiritual, es un trabajo sin esperanza.

Jesús conocía esto. Jesús sabía que la enfermedad, incluso la fatiga, actúa como una droga y entorpece la mente. Y cualquier cosa que apaga la mente, debilita la fuerza de voluntad. Sabía que la conciencia actúa a través de la mente. Por lo tanto, la conciencia se ve afectada por la calidad del tejido cerebral y de la salud de los nervios. La calidad del tejido cerebral depende de lo que el hombre come.

Jesús sabía que un cuerpo enfermo significa una mente que no funciona lo bien que podría. Él quería que aquellos a los que enseñaba, tuviesen buena salud para que pudiesen apreciar y evaluar mejor lo que intentaba enseñarles, y ser capaces de hacer decisiones espirituales inteligentes. Jesús trató el ser humano completo.

Suyo para una vida más saludable y abundante, mientras se prepara para la vida eterna en el glorioso futuro que Dios tiene guardado para Sus hijos.

LECCION 19: AUTOPISTAS A LA SALUD Y FELICIDAD.

Lectura bíblica: 1ª Corintios 9:24-27

Hace poco, el propietario de un autorretrato de Ket, miraba la pintura que acababa de comprar y se estremeció. La pintura comenzó a deslizarse hacia abajo como si el tapiz fuera de aceite. Puso el cuadro del revés, pero no sirvió de ayuda. Un restaurador trató de poner los rasgos del rostro en su sitio, pero la pintura corrida se negó a volver a su estado original. Evidentemente el joven pintor había mezclado sus pinturas con mucha cantidad de aceite barato, y ahora el autorretrato no tenía valor.

¿Ha mirado usted a su autorretrato últimamente? El lienzo sobre el cual pintamos es hereditario y nacemos con unas características propias (la salud, el intelecto, los talentos). Las pinturas y aceites son lo que vamos añadiendo a lo largo de la vida.

Dios también se interesa en el retrato que estamos pintando. Como puede ver, cuando le invitamos a dirigir nuestra vida, coloca su retrato en el estudio de nuestra mente. Él está ansioso de que reflejemos su semejanza tan perfectamente que los hombres le puedan ver en nosotros, y que también le amen. Éste es el propósito de la redención, restaurar la imagen de Dios en su creación (Romanos 8: 29)

Teniendo en cuenta que el Espíritu Santo se comunica con nosotros a través del sistema nervioso, nos damos cuenta de que la salud de nuestra mente y cuerpo son muy importantes para Dios. Cuanto mejor sea la condición de nuestro cuerpo, más alerta estará nuestra mente, más someteremos nuestros deseos, y mejor podrá Cristo cumplir sus propósitos en nosotros. Ésta es la razón por la que le importa lo que comemos y bebemos, vemos y oímos, cómo trabajamos, descansamos y nos recreamos, así como lo que pensamos y decimos. Incluso nuestra apariencia, es importante porque somos su anuncio de cristianismo. Y los anuncios son para vender.

Así que si parece cansado, o necesita una receta para esa depresión, o simplemente quiere estar seguro de que su conexión con el cielo no se obstruya, ¡sigua leyendo!

1. EL HOMBRE COMPLETO

1. ¿Cómo fue creado el hombre en el principio? Génesis 2:7
____________________________________

Muchas traducciones dicen: “…Y el hombre fue una persona viviente.” El alma es el hombre completo.

2. ¿Cómo se ve envuelto nuestro cuerpo en la adoración? Lucas 10: 27
“Amarás al Señor tu Dios con ________________, y con toda alma, y con todas tus ____________, y con toda tu; Y a tu prójimo como a ti mismo.”

Para amar a Dios con la mente, debe haber un cerebro. Amar a Dios con nuestras fuerzas involucra a el cuerpo. Así que tenemos que amar y adorar a Dios con todo el ser, la persona completa.

3. ¿Qué son los cristianos para presentarse delante de Dios? Romanos 12:1
________________________________________

En los tiempos del Antiguo Testamento los corderos inocentes eran sacrificados como recordativo de que Jesús vendría y moriría por su pueblo. Esos sacrificios llegaron a su fin cuando Jesús murió. Pablo se refiere a esto para ilustrar las responsabilidades de aquellos que siguen a Cristo. Se nos pide llevar un sacrificio, no uno para ser matado en el altar, sino uno que vive, nuestros propios cuerpos.

El cordero que era traído al Templo tenía que ser sin defecto, perfecto en todo aspecto. Eso era así porque Cristo, el Cordero de Dios, iba a ser sin mancha de pecado. Si Dios exigía entonces un sacrificio perfecto, ¿piensa usted que ahora, después de la Cruz, va a requerir menos? ¿Qué pensaría Él de un sacrificio que huele a humo de tabaco o de licor?

Esto no significa que no podamos acudir a Jesús tal y como somos. El nos limpiará, por dentro y por fuera, porque esto es lo que sucede cuando Jesús toca una vida.

4. ¿A quién pertenece nuestro cuerpo, y por qué? 1ªCorintios 6:19, 20
____________________________________

¡Qué pensamiento más imponente! ¡Ser el templo de Dios o el lugar donde habita el Espíritu Santo! Sólo con la fuerza de nuestra naturaleza caída nos es imposible vivir una vida aceptable par Dios. Simplemente no lo podemos hacer. Pero Jesús vino como hombre “semejante en todo” (Hebreos 2:17), y vivió una vida perfecta para que a través del Espíritu Santo, Él pueda vivir esa vida perfecta otra vez en nosotros. “Cristo en vosotros, la esperanza de gloria” (Colosenses 1:27).

2. EL CUIDADO DE NUESTRO CUERPO

Cuando usted compra un coche nuevo, recibe un manual de usuario, diciéndole cómo usar el coche y cómo conservarlo. Un sabio propietario sigue las instrucciones muy de cerca, reconociendo que el fabricante sabe cómo funcionará mejor. Nuestro Creador y Diseñador nos ha dado instrucciones para el cuidado de nuestro extraordinario cuerpo humano. Nos dice en su Palabra lo que es bueno y lo que no es bueno para el cuerpo.

1. ¿Qué es lo que Dios no nos quitará? Salmo 84:11
________________________________________

2. ¿Qué le fue prometido a Israel si seguían las instrucciones de Dios? Éxodo 23:25 última parte.
_____________________________________

Años más tarde, David dijo: “Los sacó con plata y oro; y no hubo en sus tribus enfermos” (Salmo 105:37). ¡Qué le parece!

3. ¿Qué se nos desea en la Biblia para todos nosotros? 3ª Juan 2
_____________________________________

4. Cuando Daniel y sus amigos rechazaron la comida no saludable, ¿cuál fue el resultado? Daniel 1:8-16
_________________________________________

La comida del rey era abundante y poco saludable, y los hebreos habían sido educados en estrictos hábitos de temperancia de acuerdo con la Palabra de Dios.

5. ¿Qué amplio principio orientativo nos dio Pablo? 1ªCorintios 10:31
______________________________________

6. ¿Cuál fue la dieta original del hombre?
Génesis 1:29
______________________________________

Después del pecado, Dios añadió… Génesis 3:18
__________________________________________

Frutas, cereales, semillas, y plantas (verduras). Después del diluvio Dios permitió al hombre comer carne, pero fue muy específico, sólo se podían comer los animales “limpios”. Noé conocía la diferencia entre animales limpios e inmundos, porque había metido en el arca siete parejas de cada animal limpio y sólo una de cada animal inmundo. El comer carne fue, sin duda, un factor, quizás el mayor, en el rápido acortamiento de la vida del hombre después del diluvio.

7. ¿Cómo podemos determinar qué es limpio o inmundo? Deuteronomio 14:3-19
“Y todo animal de _________, que tiene ___________, y que ___________ entre los animales, ese podréis comer (ver. 6). “Más todo lo que no tiene __________ y _____________; inmundo será” (ver. 10)

La carne de cerdo, conejo, caballo, bagre, cangrejo, anguila, cigala, camarón, ostras, almejas, pulpo, etc., se pueden comer solamente poniendo en peligro nuestra salud. ¿Se ha dado cuenta de que la mayoría de esos animales que Dios prohíbe se alimentan de desperdicios? ¿Son diferentes ahora de entonces? ¡No! Un cerdo es un cerdo, tal y como dice el propio nombre. Podemos confiadamente asumir que lo que Dios etiquetó como no comestible en los días de Moisés, es incluso más incomestible hoy, con el incremento de degeneración y enfermedad.

8. Cuando Jesús venga, ¿qué le sucederá a aquellos que continúan comiendo lo que Dios prohibió? Isaías 66: 15-17
____________________________________

9. ¿Cuál fue el veredicto de Salomón sobre las bebidas alcohólicas? Proverbios 20:1
_______________________________________

Ya que está en Proverbios, vaya al capítulo 23: 29-35 para tener un retrato de una persona bajo la influencia del alcohol. La gente habla sobre el derecho a beber, ¿y qué acerca de conducir ebrio en las autopistas? ¿O qué tal sobre la seguridad y cortesía con la esposas e hijos? ¿O no tiene derecho de disfrutar de un vecindario tranquilo con seguridad en las calles? ¿Está bien darle permiso a un hombre para vender lo que convertirá a otro hombre en un mendigo o en un caso de asistencia social, y entonces hacer que hombres sobrios se tengan que encargar de él?

10. ¿Qué mandamiento prohíbe cualquier cosa que perjudique o acorte nuestra vida? Éxodo 20:13
____________________________________

11. ¿Qué hará Dios a aquellos que destruyen sus cuerpos? 1 Corintios 3:16, 17
_______________________________________

Un hombre camina hacia la puerta de una iglesia, pero antes de entrar, se para lo suficiente para deshacerse de su cigarrillo. ¿Por qué? Porque el edificio en el que está a punto de entrar es un lugar sagrado. Instintivamente sabe que fumar en una iglesia profanaría un lugar santo. Ese mismo hombre, de cualquier modo, no piensa que está destruyendo el templo de su cuerpo, también santo, con el veneno mortal del alquitrán, la nicotina y el humo del tabaco.

La mayoría de nosotros estamos al tanto de los efectos dañinos del tabaco. Pero, ¿qué pasa con las bebidas? ¿Qué pasa con esa aparentemente inocente taza de café, por ejemplo? La razón por la que parece tener ese poder mágico de “dar energía” es porque contiene un estimulante muy poderoso llamado cafeína. La subida temporal de ánimo que provee al cuerpo será seguida de una correspondiente caída de fuerzas y ánimo. ¡Esa es la razón por la que se “necesita” otra taza de café! Pero el interés que se paga es en forma de problemas de corazón, digestivos, daño en los cromosomas de sus células, irritabilidad, pérdida de sueño, palpitaciones y temblores musculares; será una gran factura.

“¿Y cómo metemos al té en este cuadro? Muy claro. Una taza de té contiene sobre la misma cantidad de cafeína que contiene una taza de café, así que deberíamos esperar los mismos efectos…

No encontrará su buena fortuna en la hojas del té.

No olvide las bebidas de cola. Su gran popularidad … su gran popularidad no se debe solamente a su buen sabor. Un refresco de lata contiene la mitad más de cafeína que una taza de café instantáneo” (Donald Hawley, Come a live, p.124).

Y lo que ha sido dicho sobre el alcohol, tabaco, café, té y bebidas de cola, es el doble de verdad con otras drogas muy comunes hoy en día (hierba, hash, acid, polvo de ángel, benzedrina, etcétera, etcétera).

12. ¿Cuán temperantes debemos ser? 1ªCorintios 9:25
________________________________________

Esto incluye suficiente descanso, suficiente ejercicio, no menos de ocho vasos diarios de agua, mucho aire fresco y sol, del que muchos de nosotros nos privamos.

3. CUIDADO DE LA MENTE.

1. ¿Qué relación tiene la mente con el cuerpo? Proverbios 23:7
____________________________________

2. ¿Con qué deberíamos llenar nuestras mentes? Filipenses 4:8
____________________________________

¿Hay aquí alguna palabra de sabiduría para el adicto a la TV?

4. VENCIENDO HÁBITOS INSALUDABLES.

El vigilante forestal tomó el teléfono en la torre de vigilancia. “¡Hay humo en el límite del viejo incendio!”, informó.

En el momento en que el grupo de bomberos llegó a la zona, un peligroso frente de fuego estaba avanzando en el bosque que quedaba. Pero esos hombres entrenados, armados con equipamiento moderno tomaron el control de la situación en poco tiempo.

Cincuenta y tres semanas atrás, un incendio devastó el área. ¿Qué originó el incendio de nuevo? Los investigadores finalmente descubrieron la causa. Cuando el primer incendio barrió el área, un enorme abeto al límite del incendio se prendió en el interior del tronco. El fuego ardió sin llamas en el interior del tronco por más de un año, hasta que poco a poco consumió el interior del gigantesco árbol, rompiéndose por el peso, los trozos cayeron al suelo e iniciaron el nuevo incendio, que rápidamente se extendió al bosque que quedaba en pie.

Este fuego lento y escondido estuvo haciendo su siniestro trabajo durante mucho tiempo antes de que rompiera al exterior y fuera detectado. Si los guardas forestales hubiesen estado al corriente de la existencia de tal fuego, hubiesen podido reducir los daños a la pérdida de ese árbol solamente. Pero una vez que el árbol cayó, era demasiado tarde para la prevención y se había hecho mucho más daño.

Lo mismo sucede en nuestra forma de vivir con los hábitos que destruyen la salud. Pueden haber estado devorando durante años inadvertidamente nuestra salud y destruyéndola poco a poco.

1. ¿Qué llamado nos hace Pablo? 2ª Corintios 7:1
________________________________________

¿Cuánto merece la pena el estar bien? La salud es un tesoro sin precio, nunca apreciado hasta que se pierde. La enfermedad es el lujo más caro conocido para el hombre. Dios quiere que seamos saludables, y nos ha dado una guía para la salud y la felicidad. Pero no nos va a forzar a que la sigamos. De todos modos, no seguir sus consejos resultará en una salud pobre. “Lo que el hombre sembrare, eso cosechará” (Gálatas 6:7). Si sembramos los hábitos saludables de Dios cosecharemos buena salud.

2. ¿Qué ejemplo nos dejó Pablo? 1ª Corintios 9:27
____________________________________

3. ¿Qué promesa podemos reclamar mientras luchamos contra hábitos dañinos? Filipenses 4:13
____________________________________

Si su “autorretrato” parece salido de un “hágalo usted mismo”, ¿por qué no presentar el proyecto al Pintor Maestro? No hay “aceites baratos” en su almacén. ¡Y lo maravilloso de los retratos de Jesús es que salen pareciéndose a Él! Simplemente no puede perder cuando el Artista Maestro hace el trabajo.

—————-

Siguiente estudio: Lección 20: El tiempo del Mesías prometido.

Volver al índice.

—————-

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.