Estudios Biblicos

28, mayo 2008

Lección 7: Lo que la Biblia enseña acerca de la Salvación

Filed under: justificacion,La Fe — ptorresm @ 2:33 pm

TERRIBLES CONSECUENCIAS DEL PECADO
1. ¿Cuál es la consecuencia final del pecado? Romanos 5:12
__________________________________________________
2. ¿Puede el hombre resolver el problema del pecado? Jeremías 2:22
__________________________________________________

JESUS SALVA AL PECADOR
3. ¿Qué provisión hizo Dios para salvar al hombre? Juan 3:16
__________________________________________________
4. ¿Cómo describió Jesús su misión? Lucas 19:10
__________________________________________________
5. ¿Cometió Jesús algún pecado ? Hebreos 4:15
__________________________________________________
6. ¿Cómo pagó Jesús la deuda del hombre? Isaías 53:3-7
__________________________________________________
7. ¿Qué acto aseguró nuestra salvación? 1 Corintios 15:20-22
__________________________________________________

¿QUE DEBO HACER?
1.- Creer en Jesús Hechos 16:30-31
2.- Aceptarlo como único Salvador . Hechos 4:12
3.- Abrirle la puerta de mi corazón Apocalipsis 3:20

MI RESOLUCION
Creo que Jesús murió por mi. Lo acepto como mi único Salvador.
Le entrego mi vida y mi corazón

Firma:____________________________________________________
Acepto

Fecha:____________ Instructor:____________________Calificación:____________

ESTUDIO ADICIONAL • Lección 7

 El pecado y sus terribles consecuencias. Todos los seres humanos han pecado (1 Juan 1:8). El pecador queda bajo la servidumbre de Satanás (2 Pedro 2:19). La suerte final del pecador es la muerte (Romanos:6:23). El pecador no puede hacer nada por sí mismo para salvarse (Jeremías 2:22). Un plan de amor. El plan de salvar al hombre por Cristo fue concebido desde la eternidad (2 Timoteo 1:9; Efesios 3:8,9).

 Jesús es el único Salvador. El apóstol Pedro declaró que Jesús es el único Salvador (Hechos 4:12). ¿Cómo nos salvó Jesús? Veamos siete actos redentores: 1. Encarnación. Jesús siendo Dios se hizo hombre (Juan 1:14 Gálatas 4:4; Hebreos 2:14). 2. Vida sin pecado (Hebreos 4:14-16;1 Juan 3:5; 1 Pedro 2:22).3. Muerte vicaria (1 Pedro 2:24,1 Timoteo 1:15; Romanos 5:8). 4. Resurrección (Romanos 4:25; 1 Corintios 15:13,14). 5. Ascensión a los cielos (1 Timoteo 3:16). 6. Intercesión (1 Timoteo 2:5, Hebreos 7:25). 7. Advenimiento (Hebreos 9:28).

Somos salvados por gracia. La salvación es concedida en forma gratuita (Romanos 3:24; Efesios 2:8). Para obtener la salvación hay que creer en Jesús (Hechos 16:30,31 Hebreos 4:16).

EL PLAN DE SALVACION
Si un niño cae en un precipicio, su padre seguramente hará todo lo posible por sacarlo. Si el niño es raptado, su padre pagará cualquier suma por rescatarlo. Si está enfermo, contratará el mayor médico y comprará todas las medicinas. Dios perdió a sus hijos. Estos cayeron en el abismo del pecado. Fueron raptados por Satanás. Quedaron enfermos por el pecado. Pero Dios, como un buen padre, tomó las medidas para salvarlos. La redención de la humanidad costó nada menos que la sangre preciosa de Jesús (1 Pedro 1:18,19). El Plan de salvar al hombre, es un plan de amor (Juan 3:16). Consistía en que Dios daba a su Hijo (Juan 3:16), el Hijo venía a buscar lo que se había perdido (Lucas 19:10), y daba su vida como precio del rescate por el pecador (1 Timoteo 2:6).

JESUS SALVADOR, UNICO Y SUFICIENTE
Si estamos enfermos podemos elegir cualquier médico, incluso cambiar de facultativo. En la enfermedad del pecado sólo hay un médico que puede salvarnos: Cristo. “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre [fuera de Cristo] bajo el cielo, dada a Los hombres, en que podamos ser salvos» (Hechos 4:12).

SOMOS SALVADOS GRATUITAMENTE POR LA GRACIA DE DIOS
Ningún tesoro podría pagar el don inefable de la salvación. Por eso Dios concede la salvación gratuitamente. “En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia” (Efesios 1:7) “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios” (Efesios 2: 8). Pero debemos creer en Jesús y tener fe en su poder para salvarnos (Hechos 16:31; Romanos 5:1). No quedará raíz ni rama del pecado (Malaquias 4:1). La tierra será purificada (2 Pedro 3:10). Todas las cosas serán renovadas (Apocalipsis 21:5). La maldición y el pecado no tendrán más lugar (Apoc. 22:3).

CITAS SOBRE LA SALVACION
“Creemos fielmente que el Padre amó tanto al mundo que le entregó su propio Hijo para salvarlo. Por medio de ese mismo Hijo, nos libró de los lazos del pecado… a fin de que pudiésemos ser llamados hijos de Dios, y serlo realmente”. “Pues solamente Cristo es el mediador y el camino de salvación” (Los Documentos del Concilio Vaticano II, pág. 23).
“El corazón de Dios suspira por sus hijos terrenales con un amor más fuerte que la muerte. Al dar a su Hijo, nos ha vertido todo el cielo en un don. La vida, la muerte y la intercesión del Salvador, el ministerio de los ángeles, las súplicas del Espíritu Santo, el Padre que obra sobre y por todo, el interés incesante de los seres celestiales, todos movilizados en favor de la redención del hombre”.
(E. G. de White, El camino a Cristo, pág. 19).

——–

Estudio anterior: 6. Lo que la Biblia enseña acerca del origen del pecado.

Siguiente lección: 8. Lo que la Biblia enseña acerca del perdón de pecados.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

18, mayo 2008

Lección 3: Lo que la Biblia enseña acerca de la Oración y la Fe

Filed under: La Fe,oracion — ptorresm @ 8:54 pm

LA ORACIÓN

1. ¿Cómo nos comunicamos con Dios? Daniel 9:3
__________________________________________________
2. ¿Qué es la oración? 1 Samuel 1:9-15
__________________________________________________
3. ¿Cuánto poder tiene la oración sincera? Santiago 5:16
__________________________________________________
4. ¿En nombre de quién debemos orar? Juan 16:24
__________________________________________________
5. Contesta Dios las oraciones? Mateo 7:7-11
__________________________________________________

LA FE

6. ¿Qué es la fe? Hebreos 11:1-6
__________________________________________________
7. ¿Cómo se desarrolla la fe? Romanos 10:17
__________________________________________________

¿QUE DEBO HACER?
1. Orar tres veces al día Salmo 55:17
2. Practicar la oración privada Mateo 6:6
3. Pedir cosas convenientes Santiago 4:3
4. Pedir con Fe Mateo 21:22

MI RESOLUCION

Creo que Dios escucha y contesta las oraciones. Resuelvo con fe orar todos los días

Firma:____________________________________________________

Acepto

Fecha:____________ Instructor:____________________Calificación:____________

ESTUDIO ADICIONAL • Lección 3

 Conviene orar asiduamente (Lucas 18:1, Romanos 12:12). El mejor programa es orar tres veces al día (Daniel 6:10). Hay que tener un espíritu constante de oración (1 Tesalonicenses 5:17).

 Asuntos por los cuales orar. Agradecimiento (Filipenses 4:6), pedidos diversos (Santiago 1:5; Juan 15:7), confesión de los pecados (Daniel 6:10; Salmo 32:3-6) y hay que pedir por las necesidades ajenas (Job 42:10).

 Condiciones para que Dios conteste las oraciones. Pedir con fe (Mateo 21:22), pedir bien (Santiago 4:3), pedir a la voluntad de Dios (Lucas 22:41,42), manifestar espíritu perdonador (Marcos 11:25), ser perseverante (Lucas 18:1) y guardar los mandamientos (1 Juan 3:22).

 Impedimentos para que Dios conteste. Pedir egoístamente (Santiago 4:3). Las dudas (Santiago 1:6). Falta de espíritu de perdón (Mateo 6:14-15). El pecado abrigado en el corazón (Salmo 66:18). Desobediencia a la Santa Ley de Dios (Proverbios 28:9).

 Dios promete contestar las oraciones (Salmo 3:4; 40:1-2; Mateo 7:7-12).

¿QUE ES LA ORACION?

“Orar es el acto de abrir nuestro corazón a Dios como a un amigo… La oración es la llave en la mano de la fe para abrir el almacén del cielo, donde están atesorados los recursos infinitos de la Omnipotencia” (Elena G. de White, El Camino a Cristo, Págs. 93-95).

CLASES DE ORACION

El rezo consiste en la recitación de una oración ya escrita. El más famoso es el Padre Nuestro, dada par Jesús. La oración es hablar con Dios, con nuestras propias palabras, para contarle las necesidades que nos afligen.

Existen varios tipos de oración. La oración pública trata asuntos colectivos. En la oración familiar se mencionan problemas del hogar. La oración por los alimentos tiene por fin agradecer a Dios por ellos y pedir su bendición (Lucas 24:30; 22:19). La oración más provechosa para el alma es la privada. Existe también la oración mental, la cual se eleva sin palabras audibles.

PARTES DE LA ORACION

Se comienza diciendo: “Padre nuestro”, (Mateo 6:9), y luego se sigue con lo que se desea decir o pedir a Dios. Se termina en el nombre de Jesús (Juan 16:23) y con la palabra “Amén”, que significa “Así sea”.

MARAVILLOSOS EFECTOS DE LA ORACION

El famoso médico Alexis Carrel, opinó: “La oración es la más poderosa forma de energía que cabe generar. Es una fuerza tan real como la gravedad terrestre. Como médico, he visto a hombres que después del fracaso de todos los procedimientos curativos, han vencido la enfermedad y la melancolía por el sereno esfuerzo de la oración”.

“Presentad a Dios [en oración] vuestras necesidades, tristezas, gozos, cuidados y temores. No podéis agobiarle ni cansarle… Su amoroso corazón se conmueve par nuestras tristezas y aún por nuestra presentación de ellas. Llevadle todo lo que confunda vuestra mente. Ninguna cosa es demasiado grande para que El no la pueda soportar… Ninguna cosa que de alguna manera afecte vuestra paz es tan pequeña que El no la note… Ninguna calamidad puede acaecer al más pequeño de sus hijos, ninguna ansiedad puede asaltar el alma, ningún gozo alegrar, ninguna oración sincera escaparse de los labios, sin que el Padre celestial lo note, sin que tome en ello un interés inmediato” (Elena de White, El Camino a Cristo, págs.100-101).

——–

Estudio anterior: 2. La Santa Biblia.

Siguiente lección: 4. Lo que la Biblia enseña acerca de la Segunda Venida de Jesús.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

13, noviembre 2007

3.1 PROFUNDIZANDO MÁS: UNA ADOPCIÓN FABULOSA

Filed under: justificacion,La Fe — ptorresm @ 11:29 pm

INTRODUCCIÓN

Lectura bíblica: Lucas 15:11-32.

María acababa de llegar a América a bordo de un enorme avión de línea regular. Junto con otros cientos de pasajeros, ella había recorrido los pasillos del aeropuerto de los Ángeles, preparándose para enfrentar una nueva vida en tierra extraña. Para poder llegar a ser una enfermera acreditada, María tenía que conseguir su documentación de ciudadanía. “¿Jura renunciar su fidelidad a todos los demás reyes, potestades, naciones, o gobiernos?”, preguntó el oficial. Finalmente llegó el día cuando, junto con otros veinte inmigrantes, María estaba de pie delante del juez, para recibir el documento que la hacía ciudadana de los Estados Unidos, con el derecho de disfrutar de todos los beneficios que este país puede ofrecer.

Hoy vamos a aprender cómo ser ciudadanos del reino de los cielos y estar autorizados a participar de todos los beneficios que éste ofrece.

1. LOS PAPELES DE ADOPCIÓN.

1. ¿Qué dijo Jesús que era necesario para participar del reino de Dios? Juan 3:3 ________________________________________

2. ¿Qué pregunta formuló Nicodemo de inmediato? (versículo 4)
________________________________________

Los convertidos del paganismo a la fe judía, eran a menudo comparados con un niño nacido de nuevo, por eso Nicodemo tuvo que darse cuenta de que Cristo estaba hablando en un sentido espiritual. ¿Porqué entonces parecía tan sorprendido? Como israelitas por nacimiento, los judíos se consideraban a sí mismos automáticamente ciudadanos del reino de Dios, y no sentían necesidad alguna de ningún cambio. Irritado por esta familiar ilustración que Cristo había hecho, el orgullo del fariseo luchaba contra su honesto deseo de saber la verdad.

3. ¿Mediante qué poder nace uno de nuevo? (Versículos 5-8; lea también Romanos 8:14)
________________________________________
________________________________________

Escuche la brisa que pasa a través de las ramas de los árboles. La puede escuchar, pero ¿la ha visto alguna vez? Así sucede con el trabajo del Espíritu Santo en el corazón. Mientras el Espíritu de Dios entra en el corazón humano, la vida en sí misma es transformada.

Pensamientos pecaminosos y malas acciones son vencidos, y el amor gozo y paz toma el lugar de la ira, celos y contiendas. Nadie puede ver la mano que levanta la carga, o detecta la luz cuando desciende de lo alto, pero la bendición no es menos real. Al rendirse el alma a Dios por Fe, este poder que ningún ojo humano puede ver está creando realmente un nuevo ser, un nuevo corazón.

4. ¿Qué más hace el Espíritu Santo? Romanos 5:5
________________________________________
________________________________________

5. ¿Cómo describe Pablo a la persona nacida de nuevo? 2ª Corintios 5:17
________________________________________

6. ¿Qué es lo que hacen aquellos que han llegado a experimentar el milagro del nuevo nacimiento? 1ªJuan 3:1, 2
________________________________________
________________________________________

Sólo por adopción puede una persona cambiar de familia. Lo mismo se aplica a la vida espiritual. Sólo a través de “un nuevo nacimiento”, puede una pasar de la familia de Adán a la familia de Dios. Este nuevo nacimiento es la adopción cristiana en la nueva familia de Dios.

7. ¿Quién hizo posible que los hijos de Adán fuesen adoptados en la familia de Dios? Gálatas 4:4-7
________________________________________
________________________________________

2. EL COSTO DE LA ADOPCIÓN.

1. Por virtud de su adopción, ¿qué más llegan a ser los hijos de Dios? Gálatas 3:29 y 4:7
________________________________________
________________________________________

2. ¿Qué se les prometió a los herederos de Cristo? 1ªJuan 2:25
________________________________________

3. ¿Dónde está esa herencia ahora? 1ªPedro 1:4
________________________________________

4. ¿Cuál es el costo de llegar a ser hijos de Dios y ser acreditados para la vida eterna? Romanos 6:23
________________________________________

La salvación es un regalo a pesar de que Jesús diga que aquellos que la obtengan deban sacrificarlo “todo” (lea Lucas 14:33; Mateo 13:44-46). Jesús me amó hasta tal punto que si yo hubiese sido la única persona en la tierra que hubiese pecado, ¡habría muerto por mí solo! A cambio, Él me pide ponerlo en primer lugar en mi vida, por encima de cualquier otra persona o cosa.

El catorce de Noviembre de 1973, la princesa Ana Elisabeth Alicia Luisa se casó con el capitán Marco Antonio Pedro Felipe en la histórica abadía de Westminster en Londres. A pesar de que el capitán Felipe nació en un hogar común, llegó a ser un miembro pleno de la familia real. Él permanecía ahora en una nueva relación, el pasado fue puesto a un lado. Muchos probablemente se rieron mientras le escuchaban pronunciar que la dotaba con todos sus bienes materiales. ¡Qué podía él darle a ella! Aun así, él prometió dar lo poco que tenía a aquella con la que se había comprometido a permanecer toda su vida. Y ella, a cambio, le prometió su entera fortuna y bienes terrenales para suplir sus necesidades a través de los años venideros.

Lo mismo sucede en nuestra relación con nuestro Señor Jesús. Cuando llegamos a ser sus hijos adoptivos, todo lo que Él llega a ser es nuestro, y todo lo que tenemos y somos es suyo. Es la calidad de la relación lo que importa, no la cantidad o lo que tengamos que ofrecer. (Adaptado de “Todo lo que el Rey quiere es—” por Marjorie Collins, en Eternity magazine, 1974.)

5. ¿Cómo experimenta una persona el nuevo nacimiento? Juan 1:12, 13
________________________________________
________________________________________

6. ¿Cómo recibe uno a Jesús? Juan 3:16
________________________________________

Un obrero evangélico estaba hablando con una mujer, la cual dijo que quería creer en Jesús pero que no sabía cómo.

- “¿Desde cuándo es usted la Sra. de Smith?”, preguntó el obrero.
- “¿Porqué?”, replicó ella. “Desde que me casé con el Sr. Smith”.
- “¿Cómo llegó a ser usted la Sra. De Smith?”
- “Bueno, cuando el pastor dijo: ¿Quieres a este hombre como esposo?”
- “Usted dijo”, interrumpió el obrero, “ya veré, o eso espero, o lo pensaré”.
- “¡Por supuesto que no!”, exclamó ella. “Dije: Sí, quiero”.
- “Sra. Smith, Dios le está preguntando: ¿Quieres tomar a mi hijo como tu Salvador?”
- “¡Sí, quiero!”, exclamó con alivio. “¿Eso es todo? Qué tonta he sido de no haberlo hecho antes. Sí, acepto a Jesús como mi Salvador personal.”

La fe es un acto de la voluntad para recibir a Cristo. De cualquier modo, esto envuelve más que una mera creencia intelectual en Jesús como hijo de Dios y su muerte por nuestros pecados. La Biblia nos cuenta que los demonios creen en Dios y tiemblan (Santiago 2:19). ¡Bien pueden temblar, porque quién conoce mejor que Satanás la realidad de Dios y la certeza de su castigo!
Pablo dijo: “Porque por gracia sois todos salvos, a través de la fe, y esto no es de vosotros, sino un regalo de Dios” (Efesios 2:8). “Fe… es una palabra que usamos para describir una relación con Dios como con una persona bien conocida. Cuanto mejor lo conocemos, mejor puede funcionar esta relación. Fe implica una actitud de amor, confianza y profunda admiración hacia Dios. Significa tener suficiente confianza en Él, basada en algo más que evidencias reveladas. Confianza que lleva a la voluntad de aceptar cualquier cosa que Él diga, lo que él ofrezca, y cumplir cualquier cosa que Él desee (sin reservas) por el resto de la Eternidad. Cualquiera que tenga esta clase de fe se asegura perfectamente la salvación. La fe es el único requisito para el cielo” (¿Se puede confiar en Dios? Por A. Graham Maxwell, pág. 46).

7. Cuando la multitud preguntó a Pedro qué tenían que hacer, ¿qué respondió? Hechos 3:19 y 2:38
________________________________________

El arrepentimiento conlleva un genuino pesar por parte del pecador, porque su pecado crucificó al Hijo de Dios. Cuando él se dé cuenta de esto, retornará de sus pecados para seguir al salvador.

3. LOS PRIVILEGIOS DE LA ADOPCIÓN.

1. ¿Qué seguridad nos da Dios de que nuestros pecados serán perdonados? 1ª Juan 1:9
________________________________________

2. ¿Cuán completo es el perdón de Dios? Isaías 1:18
________________________________________

Por ser mi sustituto y morir en mi lugar, Jesús ganó el derecho de perdonarme. En el momento en el que pongo mi confianza en Él y mi voluntad para creer lo que Él diga, para aceptar lo que ofrezca, y hacer lo que pida, experimento el nuevo nacimiento y llego a ser un miembro de su familia. Pablo llama a esto “justificación”. Eso quiere decir que Dios ahora me mira y me ve ¡como si nunca hubiera pecado! No es extraño que esto esté más allá de mi comprensión.

¿Cómo puede Él hacer esto? Porque allí en la cruz Dios puso tus pecados y mis pecados, y los pecados de todo hombre, mujer y niño, sobre su hijo (lea Isaías 53:6). Él permitió que Cristo muriese por esos pecados. Esto significa que Dios tuvo que tratar con Su propio Hijo como con un pecador, en lugar de hacerlo con nosotros. Y aceptando este sacrificio (este gran regalo) usted y yo somos libres.

3. ¿Qué clase de libertad nos justifica o nos da el nuevo nacimiento? Romanos 6:14, 15
________________________________________
________________________________________

La persona que viene hacia la Cruz, nace dentro de la familia real de Dios, tendrá un amor más profundo por Aquél que hizo esto posible. Tendrá un nuevo y más profundo respeto por la Ley de Dios y deseará poner sus propios pensamientos en armonía con los de su nuevo Padre. Pablo dice que tal persona “siempre estará intentando averiguar lo que complace al Señor” (Efesios 5:10), así como Jesús siempre hizo todas las cosas para complacer a su Padre (Juan 8:29). ¡Nunca olvide esto! El hombre que está realmente bajo la gracia nunca quiere volver a pecar.

UNA HISTORIA INTERESANTE.

Hace algunos años apareció el siguiente artículo en un periódico de California del Sur:

Un joven hombre que vivió en los estados del Oeste nunca hizo nada muy malo. Pero un día mientras jugaba a las cartas perdió el control. Tomando un revolver, disparó y mató a su oponente. Fue arrestado, juzgado y sentenciado a la horca.

A causa de la buena vida que él llevó previamente, sus familiares y amigos presentaron una petición de indulto. Pareció como si todo el mundo la quisiera firmar. No pasó mucho tiempo hasta que otros pueblos y ciudades supieron del asunto, y gente de casi todo el estado la firmaron.

Finalmente, fue llevada al gobernador, sucediendo que era cristiano. Lágrimas cayeron de sus ojos mientras miraba las enormes canastas llenas de peticiones. Decidió perdonar al joven hombre; así que, escribiendo una carta de perdón, la puso en su bolsillo. Vestido como sacerdote se dirigió a la prisión.


Mientras el gobernador se aproximaba a la celda de la muerte, el joven hombre saltó hacia los barrotes exclamando: ¡Lárgate de aquí, no te quiero ver! ¡Ya he tenido suficiente religión en casa y siete tipos de tu clase ya me han visitado!


El gobernador interrumpió: “Pero espera un momento joven, tengo algo para ti, déjame hablar contigo”.


Exclamó el joven muy enojado: “Escucha, si no te vas de aquí ahora mismo, llamaré al guarda para que te saque de aquí”.


El gobernador continuó: “Pero joven, tengo noticias para ti, de las mejores, ¿no quieres que te las cuente?”


El joven replicó: “Ya has oído lo que he dicho, y si no te vas inmediatamente llamaré a los guardias”.


La respuesta del gobernador fue: “Muy bien”. Y el gobernador se marchó con el corazón triste.


Unos momentos más tarde se acercó el guarda y le dijo: “Bueno joven, veo que has tenido la visita del gobernador”.


“¡¿Qué?!”, gritó el joven, “ese hombre vestido con el hábito de un clérigo ¿era el gobernador?”

El guarda replicó: “Era él, y tenía un perdón en su bolsillo para ti, pero tú no le quisiste escuchar”.

“Dame pluma, tinta y papel”, dijo el joven. Y sentándose escribió: “Querido gobernador, le debo una disculpa. Siento mucho el modo en que le traté…”


El gobernador recibió la carta y la puso boca abajo y escribió en la parte de atrás: “No estoy más interesado en este caso”.


Llegó el día de la muerte para este joven. Se le preguntó: “¿Quiere decir algo antes de morir?”


“Sí, díganle a los jóvenes de América que no voy a morir por mi crimen, no voy a morir porque soy un asesino. El gobernador me perdonó, pude vivir. Dígales que voy a morir porque no acepté el perdón del gobernador
”.

(The Arlington Times, 26 de Agosto de 1954, mencionado en el Nuevo Testamento por Elden K. Walter, 1971, págs. 110, 111).

———–

¿A aceptado usted el perdón del Rey del universo por sus pecados, el cual vino desde el cielo a esta prisión del pecado para ofrecérselo? Nadie en esta tierra necesita perderse porque haya quebrantado la Ley de Dios y cometido crímenes en contra del gobierno del cielo. Jesús mismo pagó la pena de muerte por usted en la cruz. Cada uno que se pierda, lo hará porque habrá rechazado el perdón de Dios.

Si todavía no ha experimentado la paz del amor perdonador de Dios, si usted no conoce el gozo de un rendimiento total a su Salvador, ¿no se rendirá usted a Él ahora mismo, donde quiera que esté?

————–

Estudio anterior: 3.1 Justificación por la Fe.

Siguiente estudio: 3.2 La Fe.

Volver al índice.

————

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

7, noviembre 2007

3.1 JUSTIFICACIÓN POR LA FE.

Filed under: justificacion,La Fe — ptorresm @ 10:09 pm


INTRODUCCIÓN.

Cuando una persona se entrega completamente a Dios, puede tener plena certeza de que Dios la acepta y de que sus pecados son perdonados completamente. En otras palabras, la justifica. Y la persona se cerciora de eso teniendo fe en las promesas de Dios.

1. No por obras o por méritos propios.

1. ¿Podrá alguien justificarse delante de Dios? Salmo 143:2
“Y no entres en juicio con tu siervo; Porque no se ______________ delante de ti ningún ser humano.”

Muchos dicen que no hacen nada malo, que no se meten con nadie y que son “buenas personas”. “¿Qué más tengo que hacer para ir al cielo?” Pues lo más importante, reconocer que por muy “buenos” que nos creamos, como dice el versículo anterior, no pasamos el rasero divino por nosotros mismos, todos tenemos “algo” que ocultar, al menos, hasta que nos encontramos con Dios.

2. ¿Puede el hombre ser justificado por las obras de la ley?
Romanos 3:19, 20
“Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios; ya que por las obras de la ley ________________ ser humano será _______________ delante de él; porque por medio de la ley es el ______________ del __________”.

Gálatas 3:11
“Y que por la ley ninguno se _______________ para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá”

Efectivamente, la Ley no justifica a nadie, ni el guardar la ley de Dios nos hace merecedores del perdón de Dios. Al contrario, la ley nos señala qué estamos haciendo mal, y por lo tanto, nos muestra nuestra situación y necesidad.

2. Por el sacrificio expiatorio de Cristo.

1. ¿En quién se manifestó la justicia de Dios?
Romanos 3:25, 26
“a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su ____________, para manifestar su ____________, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús”

Romanos 5:6
“Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo _____________ por los impíos”

Juan 3:16-18
“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea ____________ por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.”

La paga del pecado, como hemos visto en otros estudios, es la muerte (Romanos 6:23). Dios se vio en una encrucijada en la que Satanás tenía la espada por el mango. Tras la caída de Adán y Eva, Dios debía ser “justo” y cumplir la justicia retirando la vida al ser humano.

Si Dios hubiese aplicado la pena del pecado inmediatamente, el Universo entero habría reconocido que Satanás tenía razón, que Dios era un “dictador” y que había que obedecer a Dios por miedo, en vez de por Amor. Satanás se regocijaba ante la nueva situación, ya que bien le podría decir:

- Si eres un Dios de amor, perdona a Adán y Eva.

Si Dios hubiese optado por la segunda alternativa, perdonado “sin más” a Adán y Eva, entonces Dios también sería “injusto”, porque aplica arbitrariamente su Ley. En esto, también habría dado la razón a Satanás quien lo acusaba de ser un Dios caprichoso.

Tenemos a Dios ante un dilema, si aplicaba justicia debidamente, Satanás “tenía razón”, y si perdonaba, también “daba la razón” a Satanás.

Ante este panorama, Dios saca una tercera opción. Por un lado hay que cumplir con toda justicia, por otro, su magnánimo Amor desea perdonar al ser humano. Esa tercera opción es… Jesús. Su Hijo, Dios infinito. Si Jesús ocupa el lugar del ser humano, y recibe la sentencia y la pena por el pecado, se cumple justicia. La Ley de Dios y la Justicia Divina quedan satisfechas. Por otro lado, al ser un sacrificio sustitutivo, en nuestro, mi, tu lugar, quedamos libres de la condena, de la muerte eterna, y todos los cargos son retirados.

Ilustración:
Aunque es insuficiente, podemos tener una idea para entender el equilibrio entre la Ley y la Gracia.

Imaginemos que una persona comete un delito, ha infringido la Ley y hay que aplicarle justicia. Se le condena a un período de tiempo de cárcel. Pero el Juez desea perdonar al delincuente. Toma la determinación de ocupar el lugar del delincuente y cumplir él con la condena. De este modo, se satisface el sistema judicial, se ha hecho un juicio y se ha cumplido una sentencia.

El delincuente queda por tanto en libertad y libre de cargos, le han sido imputados a Otro. La pregunta es, tras quedar libre el ex-delincuente, tras ser perdonado, ¿quiere esto decir que la Ley que lo condenó fue abolida? ¿Quiere esto decir que puede seguir robando? De ninguna manera, la libertad le ha sido regalada, por Gracia, pero eso no le da “carta blanca” para hacer lo que “quiera” como antes. Volvería a incurrir en “Pecado”, como hemos visto, la Ley es necesaria que siga vigente, sin ella ¿cómo sabemos qué está bien y qué está mal? Ahora, la Ley sólo me indica qué hago bien y qué hago mal, y cuando tengo algo “malo”, sólo hay una forma de “limpiar” ese pecado, y es acudiendo de nuevo a la Cruz, al sacrificio sustitutivo de Cristo por mi.

2. Así como Adán nos trajo la condenación, ¿qué nos trajo Jesús? Romanos 5:18.
“Así que, como por la ____________ de uno vino la ____________ a __________ los _________, de la misma manera por la ____________ de uno vino a todos los hombres la ____________ de ______________”.

No es “justo” que un niño nazca con SIDA, con una enfermedad. No es justo que yo haya nacido en este mundo de pecado sin haber tenido opción a elegir. Por culpa de Adán, todos hemos heredado la muerte, sin que nadie nos pregunte, aunque no estoy hablando del “pecado original o carnal”.

De igual modo, tampoco es “justo” que Otro sustituya al culpable, pero voluntariamente así lo ha hecho por nosotros. La justicia de Dios hecha en la muerte de Cristo, la muerte de Jesús en la cruz por nuestra culpa, por nuestros pecados, pero esa justicia aplicada, realizada, nos es aplicada a nosotros, si así lo deseamos y aceptamos.

3. ¿Cómo nos trajo Jesús la justificación? Romanos 5:8 – 10.
“Mas Dios muestra su ____________ para con nosotros, en que siendo aún ____________, Cristo ____________ por _____________. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo ____________, fuimos reconciliados con Dios por la ____________ de su ____________, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida”.

4. ¿Para qué fue Jesús resucitado? Romanos 4:25.
“el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra _______________”.

Cristo murió en nuestro lugar, pero no a causa de algún pecado suyo. Por eso mismo, no hubo motivo alguno que lo retuviese en la tumba, y resucitó. Y al igual que Él fue resucitado, nosotros también lo seremos.

5. Si no somos justificados por las obras, ¿de qué es fruto nuestra justificación? Romanos 3:24.
“siendo justificados gratuitamente por su __________, mediante la ___________ que es en ______ ________”.

No podemos hacer ningún mérito suficiente para cubrir la deuda que tenemos con Dios por infringir su Ley. Imaginemos que alguien mató o robó. Pero a partir de ese momento cumple escrupulosamente todas las leyes habidas y por haber. ¿Le exime eso de su culpa? ¡De ninguna manera! Su caso queda pendiente. Igual sucede con nosotros, el cumplir la Ley de Dios evitará caer en nuevos pecados, pero no nos exime de nuestra culpa previa. Sólo Dios ha provisto la manera de quitar nuestra culpa aplicando su ira en la cruz del calvario sobre su propio Hijo en vez de sobre nosotros.

6. Justificados por su gracia, ¿de qué seremos herederos? Tito 3:7.
“para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la ______ ___________”.

Recordemos que en estudios anteriores hemos visto que el pecado causa separación entre Dios y nosotros (Isaías 59:2), y si Dios es la Fuente de Vida, el estar separados de ella causa la muerte o ausencia de vida (y no sólo espiritual). Si estamos reconciliados con Dios, esa separación deja de existir, y volvemos a estar “conectados” con la Fuente de Vida Eterna.

3. Promesas al que acepta a Jesús y se convierte.

1. ¿Qué promesa es hecha al que se vuelve a Jesús como su Redentor? Isaías 44:22
“Yo ________ como una nube tus rebeliones, y como niebla tus pecados; vuélvete a mí, porque yo te redimí”.

Dios no perdona como el ser humano. Muchos dicen: “Yo perdono pero no olvido”. Dios perdona y olvida. Cuando aceptamos su perdón, ante Dios es como si jamás hubiésemos actuado de tal o cual manera. Nunca sucedió.

2. Si nuestros pecados sean de rojo vivo, ¿cómo llegarán a ser? Isaías 1:18
“Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán ______________; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como _______ lana”.

Me gusta este texto, no sólo por la promesa de la limpieza, sino por cómo comienza. “Venid … y estemos a cuenta”. Dios nos invita a que nos reunamos con él para “echar cuentas”, para aclarar las cuestiones pendientes, para saldar toda deuda, para aclarar cualquier cuestión. Y no lo hace en tono amenazante, sabe de sobras que tenemos el caso perdido, y por eso añade el resto del texto. Nos invita a acudir a Él, y nos deja claro que ya sabe que le “debemos”, que tenemos “manchas” en nuestra vida, y la invitación incluye “y si tus pecados son tan horribles como crees”, no te preocupes, que los borraré, los limpiaré como si nunca hubiesen estado ahí.

3. ¿Qué sucederá con nuestros pecados?
Hebreos 10:17
” Y nunca más me ______________ de sus pecados y transgresiones”

Ezequiel 33:14 – 16.
“Y cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; si él se convirtiere de su pecado, e hiciere según el derecho y la justicia, si el impío restituyere la prenda, devolviere lo que hubiere robado, y caminare en los estatutos de la vida, no haciendo iniquidad, vivirá ciertamente y no morirá. No se le ____________ ninguno de sus pecados que había cometido; hizo según el derecho y la justicia; vivirá ciertamente”

La restitución es otro tema que en la Biblia está definido. En la medida de lo posible, hay que reparar el daño hecho a los demás, además de pedirle perdón a Dios.

4. ¿Dónde serán sepultados, simbólicamente, nuestras transgresiones? Miqueas 7:18, 19.
“¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y ____________ el pecado del remanente de su heredad? No ___________ para siempre su __________, porque se deleita en misericordia. El volverá a tener misericordia de nosotros; ____________ nuestras iniquidades, y echará en lo ___________ del ________ todos nuestros pecados”

5. ¿Cómo se compadece Dios del pecador que se arrepiente? Salmos 103:8 – 13
“Misericordioso y clemente es Jehová; Lento para la ira, y grande en misericordia. No contenderá para siempre, Ni para siempre guardará el enojo. No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades, Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados. Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su misericordia sobre los que le temen. Cuanto está lejos el oriente del occidente, Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones. Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen”

6. ¿Qué parábola presentó Jesús para ilustrar cómo es recibido por Dios el pecador que vuelve a Dios? Lucas 15:11 – 24.
La parábola del hijo pródigo.

7. ¿Qué ocurre en el cielo cuando un pecador se arrepiente? Lucas 15:7, 10.
- “Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento”
- “Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente”

4. Paz con Dios.

1. ¿Cómo llamamos al perdón de nuestros pecados recibido gracias al sacrificio y a los méritos de Cristo? Justificación.

2. ¿Cómo sabemos que somos justificados?
Romanos 3:28
“Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley”

Gálatas 2:16
“sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado”

Efesios 2:8, 9
“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”

3. Cuando Satanás quiera desanimarnos por nuestros pecados, ¿qué seguridad podremos tener? Romanos 8:33.
“¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.”

4. Justificados por la fe, ¿qué experimentamos?
Romanos 5:1
“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo”

Ezequiel 18:30-32.
“Por tanto, yo os juzgaré a cada uno según sus caminos, oh casa de Israel, dice Jehová el Señor. Convertíos, y apartaos de todas vuestras transgresiones, y no os será la iniquidad causa de ruina. Echad de vosotros todas vuestras transgresiones con que habéis pecado, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué moriréis, casa de Israel? Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis.”

Dios no desea la muerte de nadie, desea la reconciliación con todos los seres humanos y ya ha provisto el medio para ello. Todo está hecho, y la victoria ya ha sido ganada. ¿Aceptarás tu esta invitación?

————–

Estudio anterior: 2.7 Jesús, el Mesías divino-humano.

Estudio de profundización: 3.2 Una adopción fabulosa.

Siguiente estudio: 3.2 La Fe.

Volver al índice.

————

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

11, septiembre 2007

6. CONFIANZA EN MEDIO DE LA CRISIS

Filed under: Daniel,fidelidad,La Fe,Milagros,oracion,Profecia — ptorresm @ 10:19 pm


Develando los misterios de Daniel Aventurándonos en la profecía bíblica

6. CONFIANZA EN MEDIO DE LA CRISIS

Confianza en medio de la crisis

Cuando nuestra voluntad entra en pugna con la voluntad de Dios, y elegimos hacer su voluntad en vez de la nuestra, nuestro compromiso con él se profundiza. El carácter del cristiano se desarrolla cuando su fe se pone a prueba. Dios permite a menudo que seamos tentados para ayudarnos a crecer.

A lo largo de su vida, Daniel se enfrentó a tentaciones muy significativas. Al enfrentarlas con el poder de Dios, su fe creció. La historia de Daniel en el foso de los leones es una de las más familiares, pero contiene lecciones vitales de valentía para los cristianos del tiempo del fin.

Intriga en el palacio

1. ¿Qué posición de influencia tenía Daniel en el Imperio Medo Persa? Daniel 6:1, 2
_______________________________________
_______________________________________

Dios bendijo ricamente la fidelidad de Daniel. Su servicio en el cuerpo diplomático duró unos setenta años. Se mantuvo bajo varios reyes en dos imperios diferentes. La vida de Daniel ilustra el principio bíblico: “Yo honraré a los que me honran” (1 Samuel 2:30).

Los colegas de Daniel ambicionaban su cargo. Los celos los llevaron a mentir, y la mentira los condujo al deseo de matar a Daniel.

2. ¿Cuál era el único asunto en la vida de Daniel que los malvados conspiradores supusieron que podrían usar para entramparlo? Daniel 6:5
_______________________________________
_______________________________________

Aquellos estadistas medo persas, celosos del lugar que ocupaba Daniel, recurrieron a una conspiración mentirosa. Su codicia los llevó a querer la muerte de Daniel. Cuando se lo fomenta en el corazón, el pecado echa sus raíces y produce frutos desagradables.

3. ¿En qué consistió la prueba final de Daniel? Daniel 6:7
_______________________________________
_______________________________________

La prueba final de Daniel estaba relacionada con la cuestión de la adoración verdadera y falsa. Se centraba en lo falso versus lo genuino.

La fe inclaudicable de Daniel

4. Aunque Daniel sabía que el decreto había sido firmado, ¿cómo reaccionó? Daniel 6:10
_______________________________________
_______________________________________

La oración era la constante fuente de fortaleza de Daniel ya que le permitía mantener una íntima relación con Dios. Era vital. La oración es la línea vital entre los cristianos y el Cielo.

5. Cuando Daniel fue arrojado en el foso de los leones, ¿qué declaró Darío, indicando que también él confiaba en el Dios de Daniel? Daniel 6:16
_______________________________________
_______________________________________

Darío violó su propia conciencia; sabía que estaba condenando a un hombre inocente. Cargado de culpa, pasó la noche en el palacio angustiado y sin poder dormir. La culpa que no se resuelve genera ansiedad y enfermedad. La conciencia de quien obra el bien produce un sentimiento de calma en medio de las tormentas de la vida. Daniel estaba en paz en el foso de los leones, mientras que Darío estaba lleno de estrés en su palacio.

Al llegar al foso de los leones en las horas tempranas de la mañana, el rey descubrió que Daniel había sido librado milagrosamente.

6. ¿A quién adjudicó Daniel el mérito de su liberación? Daniel 6:22
_______________________________________
_______________________________________

7. ¿Qué provisión hace Dios para nosotros en nuestros momentos de mayor tentación? 1 Corintios 10:13
_______________________________________
_______________________________________

8. ¿Qué testimonio da Pablo del poder de Dios para mantenerlo fiel mientras estaba prisionero en Roma? Filipenses 4:13
_______________________________________
_______________________________________

El poder del mal para atraparnos es mayor que nuestra capacidad de resistencia. Si quedamos solos, no tenemos poder. Pero con la fortaleza del poder de Dios, seremos vencedores.

9. ¿Qué homenaje hizo Darío, el rey pagano, al Dios de Daniel? Daniel 6:26, 27
_______________________________________
_______________________________________

La palabra “permanente” tiene también el significado de “confiable”, “alguien con quien se puede contar”. Dios nunca nos abandona. Cuando los leones de la tentación rugen en nuestros oídos, él está presente para cerrarles las bocas. Cuando el maligno trata de destruirnos, él está presente para librarnos.

La liberación final y definitiva sucederá en la Segunda Venida de Cristo.

10. ¿Cómo describe el apóstol Juan a la liberación final? Apocalipsis 19:11-19
_______________________________________
_______________________________________

Jesús se revela como nuestro Gran Libertador, a quien se describe como un poderoso conquistador que atraviesa las galerías del cielo, y como un general que conduce los ejércitos celestiales. El es “fiel y verdadero”. Cumple su palabra. En los últimos instantes de la historia, libera a sus hijos. Daniel anhelaba esa liberación final. Tuvo una visión anticipada de ese día en el que el mal será finalmente destruido y el reino de Dios se instaurará para siempre.

Dios se especializa en lo imposible. Se deleita en la liberación. El mismo Dios que nos promete liberar a este planeta del dominio del mal, promete liberarte hoy de las iglesias de Satanás. El mismo Dios que devolverá a este planeta a su propósito original, quiere restaurar hoy tu vida. Puedes alabar hoy mismo a Dios como tu poderoso Libertador.

—————

Siguiente estudio: 7. Reinos en conflicto.

Volver al índice.

————–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

6, mayo 2007

3.2 LA FE.

Filed under: La Fe — ptorresm @ 9:19 pm


INTRODUCCIÓN.

De una manera general, fe es la adhesión de nuestra inteligencia, confianza y obediencia a la palabra de alguien. La fe sobrenatural es un don divino que inspira la adhesión de nuestra inteligencia, confianza y obediencia a la Palabra de Dios. Dicho de otro modo, la fe es nuestra confianza en Dios. Sólo confiamos en alguien a quien conocemos, por lo tanto, si no conocemos a Dios, ¿cómo vamos a tener fe (confianza) en Él?

1. Necesidad de la Fe.
1. Sin fe, ¿qué es imposible? Hebreos 11:6.Pero sin fe es imposible _____________ a ________; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es _______________ de los que le ________.

Si alguien se nos acerca, y de entrada nos demuestra su desconfianza (falta de fe), ¿nos agradaría a nosotros? De igual manera, si nos acercamos a Dios, de entrada hay que confiar en que existe, y que recompensa a los que le buscan.

2. ¿Cómo anda el creyente? 2 Corintios 5:7.Porque por _______ andamos, no por _________“.

El caminar por la vida, debe basarse no sólo en lo que vemos cada día, sino en la confianza en la dirección de Dios de nuestra vida.

3. ¿Cómo vive el justo?
Romanos 1:17. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por ____ y para ________, como está escrito: Mas el justo por la ______ vivirá.
Habacuc 2:4. He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su _______ vivirá.
Hebreos 10:38.Mas el justo vivirá por _______; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.

No se trata sólo de vivir por fe el día a día. El que es Justo porque confía en que Dios le perdona los pecados, ése vivirá para siempre. De ahí la expresión: “El justo por fe, vivirá”.

2. Examen de la definición de fe.

1. ¿Por quién es impartido el don de la fe? Romanos 12:3.Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de ______ que __________ repartió a cada uno.
Efesios 2:8.Porque por gracia sois salvos por medio de la _____; y esto no de vosotros, pues es _______ de _________“.
1 Corintios 12:8, 9.Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, ________ por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu“.

Efectivamente, es Dios quien nos da la fe. Dicho de otro modo. Si queremos que alguien confíe en nosotros (tenga fe en nosotros), debemos ganarnos su confianza, debemos inspirar o dar confianza. De igual modo, es Dios quien nos da la confianza en Él.

2. En la fe, ¿Cómo entra en acción nuestra inteligencia? Hebreos 11:6 seg. Parte.Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios ________ que le hay, y que es galardonador de los que le buscan“.

No podemos creer en algo o alguien que no existe.

3. ¿Cómo entra en acción nuestra confianza? Hebreos 11:6 tercera parte.Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es _______________ de los que le buscan.

De igual modo, no podemos tener fe en alguien que, aunque exista, no nos inspire confianza. Por ello debemos creer que Dios corresponderá a nuestra confianza o fe.

4. ¿Cómo se reveló la fe de Abraham en su obediencia? Hebreos 11:8.Por la fe Abraham, siendo llamado, ___________ para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba.

La obediencia demuestra la fe. Cómo saber si alguien confía en nosotros, simplemente viendo si nos hace caso cuando nos pide un consejo y se lo damos. Basta el ejemplo del niño subido a un árbol al que le da miedo luego bajarse. Si va un extraño y le dice que salte, el niño difícilmente saltará, pero si se lo pide su padre, confiará en él y se lanzará a sus brazos. De igual modo sucede con Dios. Él nos dio su Ley, no para ser salvos por obediencia, sino para nuestro bien, para no volver a caer en los mismos errores del pasado. De igual modo, Dios comprueba nuestra confianza en él a través de nuestra obediencia.

3. Objeto de la fe.

1. ¿Qué realidades constituyen el objeto de la fe? Hebreos 11:1.Es, pues, la fe la __________ de lo que se espera, la ____________ de lo que no se ve“.

Confiar en recibir lo que no vemos, tener la seguridad de recoger lo que esperamos aún en el futuro.

2. Por la fe, ¿qué sabemos acerca de la creación del universo? Hebreos 11:3.Por la fe entendemos haber sido _____________ el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

La fe (confianza) en Dios y su Palabra, abarca el aceptar aquello que escapa a nuestra comprensión, como la Creación del universo.

3. ¿Cómo es aceptado Cristo y su salvación? Juan 3:16, 18, 36. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna… El que en él ________, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios… El que _________ en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.
Juan 6:28, 29.Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que __________ en el que él ha enviado.
Efesios 2:8, 9.Porque por gracia sois salvos por medio de la ________; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

Se nos pide tan sólo creer en Dios, creer que nos perdona y que nos acepta. No es cuestión de obediencia para ganarse la salvación, primero porque la deuda del pecado es tan grande que nadie puede compensar sus errores con “buenas obras”. En segundo lugar, Dios nos perdona por nuestras desobediencias (el pecado), y nos pide que “no pequemos más”, es decir, que no sigamos infringiendo su Ley, por nuestro bien. Sólo confiando en su palabra, en su promesa de salvación, creyendo que cumplirá lo leído antes, “será galardonador de los que en él” creemos, nos dará la vida eterna.

4. ¿Cómo son recibidas las promesas de Dios? Hebreos 6:12.A fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la _______ y la _____________ heredan las promesas.

4. Cómo desarrollar la fe.
1. ¿Cuál es la parte de la Palabra de Dios en el desarrollo de la fe? Romanos 10:17Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios“.

Como hemos dicho antes, sólo cuando se conoce a alguien, se puede confiar en él. En este caso, sólo si conocemos a Dios, podremos confiar en Él. La única manera que tenemos para conocer más y mejor a Dios, es leyendo su Palabra, la Biblia. Al igual que algunas personas se conocen por correspondencia, y en la era actual, por el ciberespacio, Dios nos ha dejado su Carta escrita, para que lo conozcamos mejor. Sólo podemos oír a Dios a través de la Biblia, como antaño se “oían” a los familiares lejanos enviando cartas. Conoceremos mejor a Dios, y también la experiencia de otros con Dios, que nos sirve de ejemplo animador.

2. ¿Cuál es la parte de la oración? Lucas 17:5. Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe“.
Marcos 9:23, 24. Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; _________ mi incredulidad.

Podemos, y debemos corresponder a Dios a través de la oración. Es la vía de vuelta en la comunicación con Dios. Él nos habla a través de la Biblia, y nosotros le hablamos a Él a través de la oración. De este modo, nuestra relación con Él se fortalece, y por lo tanto, también aumenta la confianza o Fe.

3. ¿Para qué necesitamos ejercitar la fe?
a. Para la certeza del perdón. Romanos 5:1.Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo“.
b. Para una vida de unión con Cristo. Efesios 3:17.Para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor“.
c. Para vencer al pecado. Efesios 6:16Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.
1 Juan 5:4.Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.
d. Para convivencia con el prójimo. Gálatas 5:6.Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.
e. Para trabajar en la iglesia. 2 Corintios 4:13.Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos“.
f. Para hacer grandes cosas por Dios. Mateo 17:20. Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.
g. Para soportar el sufrimiento. 1 Pedro 1:5 – 9.Que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.
h. Para saber que Dios dirige nuestra vida. Romanos 8:28.Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

5. Cuando la fe desfallece.
1. ¿Qué hacer cuando la fe desfallece? Mateo 14:30, 31.Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?

Acudamos a Jesús, como lo hizo Pedro en ese momento fatídico. Pidamos ayuda al Señor, que no dudará en tomarnos de la mano para sacarnos del problema.

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

El tema Rubric. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.