Estudios Biblicos

8, enero 2009

5.3 Profundizando más: ¿Hay vida después de la muerte?

Filed under: alma,muerte,resurrección,Vida Eterna — ptorresm @ 1:05 pm

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

“La leyenda dice que sucedió en las calles de Bagdad. Un mercader mandó a su sirviente hacia el mercado. Pero pronto regresó temblando y muy agitado, y dijo a su amo: “En el mercado fui empujado por una mujer en la multitud, y cuando me giré, vi que la que me empujó era la muerte. Ella me miró e hizo un gesto amenazador. Amo, préstame tu caballo, porque debo huir lejos para evitarla. Correré a Samarra y allí me esconderé, y la muerte no me encontrará”.

El mercader le dejó su caballo y el sirviente se alejó en una nube de polvo. Poco después el mercader fue al mercado y vio a la muerte de pie en medio de la multitud, y le dijo a ella: ¨¿Porqué asustaste a mi siervo esta mañana? ¿Porqué hiciste ese gesto amenazador a mi siervo? ¨.

“Ese no fue un gesto de amenaza”, dijo la muerte, “fue solamente un gesto de sorpresa. Estaba sorprendida de verle a él aquí en Bagdad, ¡porque tengo una cita con él esta noche en Samarra! ”
(El destino de la vida por George E. Vandeman, p. 1)

Sólo una leyenda, sin embargo nos recuerda que cada persona tiene una cita con la muerte, una cita que aparece como un muro de ladrillos delante de nosotros. ¡Si sólo supiésemos que hay más allá! ¡Si pudiésemos hablar con alguien que ha estado allí!

¡Hay buenas noticias para usted! ¡Usted puede! Hay Uno que lo sabe, que ha pasado a través de los portales de la tumba, y puede confiar sobre su Palabra. ¡Y esa Palabra es vida!

1.VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE.

1. ¿Quién tiene las llaves de la muerte? Apocalipsis 1:13-18
___________________________________________________


2. ¿Qué abolió Jesús? 2ª Timoteo 1:10
___________________________________________________


¿Qué es lo que trajo a la luz?
____________ y ______________


La palabra griega para muerte es Thanathos. Un prefijo añadido a ella la convierte en Athanasia, significando lo opuesto a muerte, muy a menudo traducida como vida, o inmortalidad; no sujeto a muerte.

3. ¿Qué tenemos que buscar? Romanos 2:7
_________________________________________________________

¿Nos pediría Dios que buscásemos la inmortalidad (vida eterna) si ya la poseyésemos? Sólo buscamos aquello que hemos perdido o que no poseemos. Puede que personas honestas crean que el hombre es inmortal, pero en tal caso, ¿por qué tendríamos que buscar la inmortalidad?

4. ¿Dónde tenemos que buscar la vida eterna? 1ª Juan 5:11, 12.
___________________________________________________________
___________________________________________________________

La vida eterna, o inmortalidad, es nuestra sólo si tenemos a Jesús. Las Escrituras proclaman en todo lugar que en el momento en que aceptamos a Jesús como nuestro Salvador personal, la vida eterna es nuestra. La tenemos, ahora, en presente. No hay nada tan cierto como la muerte, aun así la Biblia dice que la vida eterna comienza cuando aceptamos al Hijo de Dios. Tenemos vida, pero en realidad no la poseemos. ¿Suena contradictorio? El secreto está en la palabra clave todavía.

5. ¿Dónde está la vida eterna ahora? Colosenses 3:3
___________________________________________________________

6. ¿Dónde está Cristo ahora? (Versículo 1)
___________________________________________________________

Jesús dijo a sus seguidores que heredarían la vida eterna (Mateo 19:29).

7. ¿Dónde está esta heredad ahora? 1ª Pedro 1:3, 4
___________________________________________________________

Pablo dijo que nuestra vida está “escondida en Cristo”, quien “se sentó a la diestra de Dios” en las alturas. Pedro dice que la tenemos reservada en el cielo para nosotros. Qué hermosa armonía se ve en esto.

Cuando el testamento del Señor Parker fue aprobado, su hijo Jack de 16 años heredó una fortuna de $45000 que poseyó por fe, hasta que cumpliese la mayoría de edad. En el período de 5 años hasta que Jack cumplió los 21 años, ¿a quién pertenecieron esos $ 45000? ¿Eran del Banco? ¡No! ¿Eran de Jack? Absolutamente sí. Él a menudo hablaba del día en que pudiese disponer de su dinero. Sí, era suyo, pero no lo pudo usar hasta un momento determinado.

Sucede lo mismo con la vida eterna. En el momento en que aceptamos a Cristo, la vida eterna es nuestra. Jesús lo repitió una y otra vez, “Aquel que cree en el Hijo, tiene la vida Eterna” Juan 3:36. También es cierto que no podemos disponer de ella hasta un momento en el futuro.

8. ¿Cuándo podremos disponer de nuestra herencia de vida eterna? Juan 6:54
________________________________________________________

9. ¿Cuándo resucitarán los muertos en Cristo? 1ªTesalonicenses 4:16,17
________________________________________________________

10. ¿Cómo describe Pablo el momento culminante cuando los muertos son resucitados? 1ªCorintios 15:51-53
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________

¡Cuán claro es esto! La inmortalidad no es nuestra hasta que Jesús viene a llevarnos a casa.

11. ¿Qué clase de cuerpo recibirán los muertos justos? Filipenses 3:21
_________________________________________________________

El apóstol Juan dijo, “cuando Él aparezca nos pareceremos a Él” (1ªJuan 3:2).

2. ¿CÓMO ES LA MUERTE?

1. ¿Dónde están los muertos entre el momento de la muerte y la resurrección? Job 17:13
_________________________________________________________

Jesús dijo que “todos los que están en el sepulcro oirán su voz” (Juan 5:28,29). Si ellos oyen su voz desde la tumba, debe de ser porque es ahí donde están descansando. Las palabras “en descanso” inscritas en muchas lápidas, describen perfectamente la condición del muerto, como dice Job “allí el malvado cesa sus maldades; y el trabajado está descansando” Job 3:17. Juan dice de los muertos “que todos descansan de sus labores” (Apocalipsis 14:13). ¡A la muerte se le llama sueño 54 veces en la Biblia! Evidentemente, hay una definida relación entre la muerte y el sueño. Cuando Jesús vino al hogar donde una pequeña joven había muerto, Él dijo: “No lloréis, no está muerta, sino duerme” (Lucas 8:52). La historia de Lázaro en Juan 11 confirma lo mismo. Jesús dijo, “Lázaro duerme, pero iré para que yo le despierte de su sueño.” Sus discípulos pensaron que Él estaba hablando del sueño natural. “Entonces Jesús les dijo claramente, Lázaro está muerto” (versículos 11-14).

Mucha gente ha sido educada creyendo que vamos inmediatamente al cielo cuando morimos (o al infierno si hemos sido malos). La verdad es, que ni los buenos van al cielo ni los malos van al infierno al morir, sino a la tumba, donde dormirán hasta el día de la resurrección. Con una voz potente Jesús llamó, “¡Lázaro, sal fuera!” ¡Menuda escena! Respondiendo al llamado del Salvador, Lázaro salió de la tumba todavía envuelto en el sudario mortuorio. Jesús no dijo: “Mira, Lázaro, has estado en el cielo cuatro días. Regresa aquí y entra de nuevo en tu pobre y degradado cuerpo.” Tampoco dijo: “Lázaro, sal de esas llamas del infierno. Voy a darte una segunda oportunidad”. Él simplemente dijo: “Lázaro, sal fuera”. Lázaro no tenía nada que contar; tampoco ningún otro de los que Jesús resucitó. ¿Está de acuerdo con este concepto algún otro escritor de la Biblia? Vamos a comprobarlo en algunos textos más.

2. ¿Pueden pensar lo muertos? Salmos 146:3, 4
_______________________________________________________

3. ¿Qué saben los muertos? Eclesiastés 9:5
_______________________________________________________

4. ¿Pueden odiar, o amar, o tener envidia? (vers. 6)
_______________________________________________________

5. ¿Pueden los muertos alabar a Dios? Salmos 6:5; 115:17
_______________________________________________________

6. ¿Cuánto conocimiento humano y complejidades irán con el hombre cuando muere? Eclesiastés 9:10
________________________________________________________

Job declara enfáticamente que los muertos no son capaces de observar las actividades de sus seres queridos que están vivos. Sus hijos pueden llegar a tener honor, gran honor, quizás llegará a ser astronauta, o el presidente de los Estados Unidos, pero “él no lo sabrá”. O su hijo puede caer en terrible desgracia, “pero él no lo percibirá” (Job 14:21).

7. ¿Y qué sobre las casas encantadas? Job 7:9,10
_________________________________________________________

Pregunta para meditar: Si Jesús está en lo correcto al decir que los muertos “duermen” hasta el día de su venida, ¿cómo pueden los muertos ir inmediatamente al cielo o al infierno? __________________________________________________________

¿Es algo molesto aprender que los muertos están durmiendo tranquilamente y que no se pueden comunicar con nosotros? ¿Podría una conversación con alguien que no sabe lo que está sucediendo, y no puede pensar, y, de hecho, no sabe nada en absoluto, podría ser satisfactoria?
La muerte es un estado de sueño inconsciente. Los muertos descansan tranquilamente en sus sepulcros hasta que Jesús vuelva. Si meditamos en ello, ¿cómo puede ésto mejorar nuestro ánimo? Como siempre, Dios lo ha arreglado de la mejor forma. En lugar de permitir que el que ha muerto mire desde el cielo hacia abajo y vea la tristeza que la muerte ha causado; en vez de permitir a un esposo o esposa que acaba de morir ver a su cónyuge transferir sus afectos a otra persona; en vez de permitir a padres que sean testigos de cómo sus hijos escogen vidas deshonrosas, Jesús ha preparado la muerte para que sea un breve momento de sueño inconsciente. No hay penas en los que se han marchado, porque no son conscientes del paso del tiempo. Caen dormidos; el siguiente momento (eso les parece a ellos) se despiertan y se reúnen con sus seres queridos.

Y ¿No es este el único modo en que Dios es justo? ¿Porqué tendría Caín que sufrir 5.000 años más que Hitler, simplemente porque murió antes?.

“Pero”, usted preguntará, “si ese es el caso, ¿de dónde hemos sacado la idea de que cuando uno muere va directamente al cielo?” Una vez más, la Palabra provee la respuesta.

3. LA MENTIRA DE SATANÁS.

1. ¿Qué le dijo Dios a Adán y Eva que les sucedería se le desobedecían? Génesis 2: 17
_______________________________________________________

“La paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23). ¿Podría un Dios inteligente anunciar una pena que nunca podría llevar a cabo?

2. ¿Qué le dijo la serpiente a Eva que contradecía lo que Dios dijo? Génesis 3:1-4
_______________________________________________________

3. ¿Le dijo Satanás a Eva una verdad o una mentira? Juan 8:44
_______________________________________________________

Pregunta para meditar: ¿Quién, entonces, piensa usted que originó la creencia popular de que el hombre es inmortal y no puede morir? ________________________

Desde aquel día hasta éste, Satanás se ha mantenido firme insistiendo “no puedes morir, tienes un alma inmortal”. Y la gente lo ha estado creyendo y difundiendo en su lugar desde entonces.

Pregunta para meditar: ¿Qué pasaría si uno de sus seres queridos que murió, se le apareciera? ¿Podría ser realmente su ser querido?
________________________________________________________
¿Quién le estaría representando? (Lea Apocalipsis 16: 14, 2ª Corintios 11:13-15, Isaías 8:19,20).
_______________________________________________________

4. ¿QUÉ ES EL ALMA?

La frase “alma inmortal”, no se encuentra ni una sola vez en toda la Biblia, a pesar de que la palabra “alma” es usada aproximadamente 1600 veces, y “espíritu” más de otras 1000 veces. Ni una en esas 2600 veces se le llama al alma inmortal. La Biblia siempre dice que el hombre es mortal (Job 4:17); Y en todo momento afirma que la inmortalidad se recibe solamente de Cristo.

1. ¿Quién es el único que tiene inmortalidad? 1ªTimoteo 6:15, 16
_____________________________________________________

¡Oh, si la gente pudiera estudiar la Palabra de Dios! Ellos sabrían la verdad y Satanás nunca podría engañarles. La Biblia dice que los seres humanos no tienen inmortalidad hasta el día de la resurrección. Así de sencillo. Quizás podamos entender mejor qué es el alma si revisamos cómo el hombre llegó a su existencia. Un falso concepto en este asunto ha confundido todo el tema.

2. ¿De qué dos elementos está compuesto el hombre? Génesis 2:7 “Y Dios formó hombre del _____________________________, y sopló ___________________; y el hombre fue ______________________”.

Dios no le dio al hombre un alma; el hombre se convirtió en un alma. En traducciones más modernas de la Biblia se puede leer, “y el hombre llegó a ser una persona viviente”. Un alma es un ser viviente, la combinación de cuerpo y aliento de vida. La Palabra de Dios no enseña que yo tenga un alma, sino que yo soy un alma.

Pregunta para meditar: Si un alma es un ser viviente, ¿puede morir? _______
Compruebe su respuesta con Ezequiel 18:20 y Apocalipsis 16:3.

3. ¿Qué pasa cuando muere un hombre? Eclesiastés 12:7
_______________________________________________________

4. ¿Cómo indica Job que los términos “aliento de vida” y “espíritu” se pueden usar intercambiadamente? Job 27:3
_______________________________________________________
_______________________________________________________

Este era el aliento, o comienzo de vida que Dios sopló en la nariz del hombre en la creación. La palabra griega para espíritu (o aliento) es pneuma, significando “aire”. De ahí derivan palabras como neumonía, o rueda neumática o neumáticos.

5. CONCLUSIÓN.

Un conocimiento correcto de lo que sucede cuando morimos, nos libra de erróneos conceptos sobre Dios y su Justicia, y nos protege de los engaños del espiritismo. Cuando la Biblia revela todo lo que necesitamos saber, no olvidemos nunca que la vida sigue siendo un misterio y siempre lo será. Nunca puede ser completamente explicada o entendida. Lo mismo sucede con la muerte. Pero gracias a Dios, que podemos saber que Jesús pagó nuestra pena de muerte, Él murió mi muerte en el calvario (Hebreos 2:9), y venció a mi peor enemigo, la muerte (2ªTimoteo 1:10). En aquel glorioso día, cuando el hombre reciba su herencia de la mano de su Salvador, la vida eterna, “entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria”. 1ªCorintios 15:54.

Al mismo tiempo, no nos olvidemos nunca de que aquellos que rechazaron creer en el Hijo “no verán vida” (Juan 3:36).

Sí, hay vida después de la muerte. Podemos no escapar al sueño de la muerte natural aquí en esta tierra, pero Cristo ha hecho posible que cada uno pueda enfrentar esto con un corazón lleno de esperanza y seguridad. Porque Él vive, nosotros también viviremos y saldremos en la mañana de la resurrección. “Consolaos unos a otros con estas palabras” (1ªTesalonicenses 4:18).

————–

Estudio anterior: 5.3 La Resurrección.

Siguiente estudio: 5.4 Respuesta a algunas objeciones sobre el estado de los muertos.

Volver al índice.

————

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

————

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

17, septiembre 2008

LECCIÓN 15: LA PURA VERDAD ACERCA DE LA MUERTE

Filed under: alma,apocalipsis,muerte — ptorresm @ 9:59 pm

INTRODUCCIÓN

La vida del hombre está rodeada por dos grandes murallas: el nacimiento y la muerte. Algunos dicen que tenían conocimiento de la vida antes de su nacimiento. Esta es una vieja filosofía pagana, conocida como la teoría de la reencarnación. Pero el mayor interés de los hombres hoy, estriba en la segunda muralla, la muerte. La mayoría, si no todos, desean saber qué está sucediendo en el más allá, y qué les espera, si es que hay alguna cosa. Los investigadores hoy, están muy ocupados entrevistando especialmente a aquellas personas que están cerca de la muerte, aun aquellos que han sido oficialmente pronunciados muertos, pero que han sido revividos en los últimos minutos. La información que se ha obtenido es muy incierta y confusa.

La mayoría de las experiencias de estos “muertos”, está en contradicción con lo que dice la Biblia que es la muerte. Esta es la razón por la cual la Biblia nos amonesta que no busquemos información entre los muertos, sino en Dios. Isaías 8:19: “Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos?” La Biblia declara que “los muertos nada saben” Eclesiastés 9:5. En esta lección podremos notar porqué Dios nos dice que no busquemos información entre los muertos, que ”nada saben.” Y aun el conocimiento que el diablo tiene sobre la muerte, es por lo que se ha dicho, y no por experiencia. Porque ni aun el diablo ha estado muerto. ¡Y se puede depender de la Biblia para informarnos sobre este punto! Apocalipsis nos presenta al único que puede aconsejarnos en esto, basado en su propia experiencia.

LA MUERTE DE JESÚS

1. ¿Qué experimentó Jesús personalmente? Apocalipsis 2:8.
“Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto…”

2. ¿Quién tiene las llaves de la muerte? Apocalipsis 1:18.
“Y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.”

Es Jesús, y no el diablo, quien tiene las llaves de la prisión de la muerte, y esto no está de acuerdo con la creencia popular. Si el diablo llegase a morir, no podría por si mismo libertarse y salir de la muerte a la vida. Es verdad que él puede encerrar a cualquier persona EN la muerte, pero también podemos los humanos. ¡Nosotros también, cuando queremos hacerlo, podemos quitarnos la vida!. Para tener esa habilidad no se necesita ningún poder especial. ¡Las “llaves” se necesitan para salir de la tumba de la muerte, y Jesús es el único que tiene esas llaves!

3. Después que Jesús, personalmente, tuvo la experiencia de la muerte y la resurrección, ¿qué nuevo título adquirió? Apocalipsis 1:5.
“Y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre.”

No fue el primero en cuanto al tiempo, porque él mismo ayudó a otros a salir de la muerte, antes que él resucitase. Pero fue el primero en prerrogativa e importancia.

4. ¿Quién, dice el apóstol Pablo, es responsable de cada uno de los que reciben la vida después de muertos? 1 Corintios 15:17-23.
“Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres. Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.”

5. ¿Con qué compara Jesús la muerte? Juan 11:11-14.
“Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle. Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará. Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto”.

El sueño es un estado de inconsciencia, en el cual la persona no se da cuenta del pasar del tiempo, ni de lo que sucede. Más de 50 veces en la Biblia, en varios libros, se usa esta expresión para describir la muerte.

JESÚS RESUCITADO

6. ¿Qué nos dice Jesús que es él? Juan 11:25, 26.
“Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.”

Una vez que se está muerto, es necesaria la resurrección para volver a vivir. No continúa la vida en el cielo cuando morimos. Si así fuera, Jesús podría cancelar su plan de venir un día, a resucitar a los muertos. Si los muertos ya están con Jesús en el cielo, su promesa de volver para llevarnos para que estemos con él donde él está, no tendría ningún significado.

7. ¿De qué estaba compuesto el cuerpo de Cristo después de la resurrección? Lucas 24:36-39.
“Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros. Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo”.

8. ¿Quién era ese ser resplandeciente que Juan vio en su visión de Apocalipsis? Apocalipsis 1:12-16.
“Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.”

LOS SANTOS MUERTOS

9. ¿Qué dos cosas suceden, cuando la persona muere? Eclesiastés 12:7.
“Y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.”

Estas dos partes del hombre terminan en dos lugares diferentes, y muy apartados el uno del otro. Debemos entender que el cuerpo se disuelve en los elementos que componen la tierra. Es cierto que existe mucha confusión, cuando dice que el “espíritu” se vuelve a Dios. Pero la pregunta crucial a la cual debemos dirigirnos es: ¿cuál es la parte del hombre que piensa? ¿su cuerpo o su espíritu? Pensemos un poco en esto.

10. ¿Cuáles fueron los dos elementos que Dios usó para crear al primer ser humano? Génesis 2:7, Eclesiastés 12:7.
2:7 “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.”

12:7 “y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.”

Estas son las dos cosas que se mencionan en Eclesiastés 12:7. El “polvo” de la tierra es el “cuerpo” y el “aliento” de vida es el “espíritu.” En Job 27:3 la palabra “alma” y “hálito” son usadas intercambiablemente.

11. ¿Qué dos cosas son iguales en el hombre y en los animales? Eclesiastés 3:19-21.
“Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos, así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad. Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo. ¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los hombres sube arriba, y que el espíritu del animal desciende abajo a la tierra?

Si el “aliento” de vida o el “espíritu” de la vida que Dios nos dio, es lo que piensa, ¿por qué no piensan entonces los animales como los humanos? La Biblia nos dice que su “espíritu” es el mismo. La respuesta de esta pregunta confusa, la encontramos en la pregunta siguiente.

12. ¿Qué es diferente entre el animal y el hombre? 1 Corintios 15:39.
“No toda carne es la misma carne, sino que una carne es la de los hombres, otra carne la de las bestias, otra la de los peces, y otra la de las aves.”

Es el mismo cable eléctrico, que produce la misma clase de poder, para encender una lámpara, o para encender un radio. Pero no es ningún misterio que la lámpara nos da luz, entre tanto que el radio produce un sonido. La simple razón, para que se produzcan estas dos diferentes reacciones, estriba en la sustancia y no en que haya diferencia en los cables eléctricos, que suplen la electricidad.

13. Cuando el poder que hace operar nuestro cuerpo físico, sale del hombre, ¿qué sucede entonces con nuestro proceso de pensar? Salmos 146:4.
“Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; en ese mismo día perecen sus pensamientos.”

14. ¿Qué cosa saben los muertos? Eclesiastés 9:5, 6.
“Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.”

Este es un pensamiento que nos conforta. Que a los muertos no se les obliga a ser testigos de sus propios servicios fúnebres, de ver la angustia de sus familiares, o ser testigos de las dificultades que pasan los familiares que han dejado atrás. ¡Siendo que están inconscientes, pueden pasar los siglos, y les van a parecer como unos momentos, cuando se levanten en la resurrección, tal como nos levantamos después de pasar una noche de haber dormido muy bien!

LOS SANTOS SON RESUCITADOS

15. ¿Cuándo serán resucitados los santos, y llevados al cielo? 1 Tesalonicenses 4:15-17.
“Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”

16. En una visión, ¿a quiénes vio Juan que alababan a Dios en los cielos? Apocalipsis 5:8-10.
“Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.”

Esta visión nos aclara muy bien, que hay algunos seres humanos en el cielo. Hay por lo menos 24. Estos seres vivientes en el cielo, no contradicen las enseñanzas de la Biblia, en cuanto a que los muertos están durmiendo, y que no irán al cielo, hasta el día de la resurrección. Sencillamente hay algunas excepciones, que han sido ya mencionadas en la Biblia, de que estos fueron al cielo por adelantado. Estudiemos un poco acerca de ellos.

17. ¿Qué pasó con Enoc que vivió antes del diluvio? Hebreos 11:5.
“Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios.”

18. ¿En qué forma dejó Elías esta vida? 2 Reyes 2:11.
“Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino.”

19. ¿Qué clase de argumento se desarrolló sobre el cuerpo de Moisés? Judas 9.
“Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.”

20. ¿Por cuánto tiempo reinó la muerte, sin disputa alguna? Romanos 5:14.
“No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir.”

Moisés fue el primer ser humano que volvió de la muerte a la vida. Nunca antes había sucedido esto. La Biblia dice bien claro que ambos, Elías y Moisés, fueron llevados al cielo anticipadamente, uno fue trasladado y el otro fue resucitado. Esto nos explica por qué los dos pudieron venir del cielo a confortar a Cristo un día, mencionado en Mateo 17:1-6, “Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto; y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz. Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él. Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías. Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd. Al oír esto los discípulos, se postraron sobre sus rostros, y tuvieron gran temor”.

21. Con la resurrección de Jesús ¿quiénes más fueron resucitados? Mateo 27:50-53.
“Más Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron; y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos.”

No todos, pero muchos de los santos muertos del tiempo del Antiguo Testamento, salieron de sus tumbas y aparecieron vivos a muchas personas en la tierra.

22. ¿Qué sucedió con los santos que resucitaron con Jesús? Efesios 4:8.
“Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres.”

——–

Estudio anterior: Lección 14: El Pueblo de Dios en Apocalipsis.

Siguiente estudio: Lección 16: Cómo comenzar de nuevo en la Vida.

Volver al índice.

——–

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

25, octubre 2007

5.4 RESPUESTA A ALGUNAS OBJECIONES SOBRE EL ESTADO DE LOS MUERTOS.

Filed under: alma,muerte — ptorresm @ 7:42 pm


INTRODUCCIÓN.

Algunos textos, que aparentemente contradicen la doctrina bíblica del estado inconsciente de los muertos, deben leerse teniendo en cuenta el texto original griego, las reglas de interpretación literaria y el contexto en que se encuentran.

1. La promesa de Jesús al ladrón arrepentido (Lucas 23:42, 43).

Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.”

Jesús no podía haber prometido estar aquel viernes en el Paraíso con el ladrón, por las siguientes razones:

1. Es probable que el ladrón no muriese aquel viernes, pues sólo se lee que le rompieron las piernas, mientras que a Jesús “como le vieron muerto, no le quebraron las piernasJuan 19:32, 33. Jesús sí murió en viernes, la certeza de que el ladrón muriese en viernes no se tiene.

2. Aquel mismo viernes Jesús no fue al paraíso, sino a la sepultura, donde quedó hasta el día de la resurrección (conforme a la enseñanza bíblica sobre la muerte); de hecho, en este día de domingo, él mismo dijo a María Magdalena: “No me toques, aún no he subido al Padre” Juan 20:14-18. Es decir, Jesús aún se tenía que presentar ante el Padre como sacrificio perfecto. No estuvo antes de ese momento ante el Padre.

3. En el texto original griego, no aparece la conjunción “que” (hoti en griego), la cual hubiera sido empleada como en Marcos 14:30Y le dijo Jesús: De cierto te digo que [Nótese la insistencia de "hoy", "en esta noche" que no aparece en el pasaje de la cruz] tú, hoy, en esta noche, antes que el gallo haya cantado dos veces, me negarás tres veces“,

y Lucas 22:61Entonces, vuelto el Señor, miró a Pedro; y Pedro se acordó de la palabra del Señor, que le había dicho: Antes que el gallo cante, me negarás tres veces.”, si es que Jesús realmente hubiese dicho que en aquel mismo día el malhechor estaría con él en el Paraíso.

4. El malhechor pidió: “Acuérdate de mí cuando vengas en tu reinoLucas 23:42, y la promesa de Jesús está de acuerdo con lo pedido. En aquel mismo día, “hoy”, le promete que estará con él cuando viniere a buscar a los suyos.

La partícula “hoti” no está, por lo que el “que” se puede situar en dos lugares:

1. “De cierto de cierto te digo [que] hoy estarás conmigo en el paraíso”

2. “De cierto de cierto te digo hoy [que] estarás conmigo en el paraíso”

La traducción literal es: “De cierto de cierto te digo hoy, estarás conmigo en el paraíso”. En esto no hay contradicción con el resto de la enseñanza bíblica de que los muertos permanecen en el sepulcro o tumba hasta el día de la resurrección.

2. La parábola del rico y Lázaro (Lucas 16:19 – 31).

Esta parábola no enseña la supervivencia consciente de los muertos, por las razones siguientes:

1. Cuando alguien muere, el cuerpo queda en la sepultura. Si el alma tuviese existencia independiente del cuerpo, ¿podría tener ojos (v. 23), lengua (v. 24), dedos (v. 24), como se menciona la parábola?

2. Según la concepción corriente, las almas que están en el infierno no pueden hablar con los que se hallan en el cielo, o, como se presenta en la parábola, las que están en el “hades” (tumba) con las que están en el “seno de Abraham”.

3. No se trata de una descripción histórica, sino de una parábola, y las parábolas, así como las fábulas y apologías, son ilustraciones que obedecen a reglas particulares de interpretación. Lo que cuenta no es la exactitud del detalle, sino la enseñanza central que desea presentar aquí. A los “fariseos, que eran avaros”, como se lee poco antes (v. 14), Jesús enseña que en la vida futura habrá un destino diferente de acuerdo con la actitud que cada uno haya tomado en la tierra frente a Dios y a los bienes de este mundo.

4. Que Jesús no supone la posibilidad de vida consciente sin cuerpo después de la muerte se concluye de su referencia a la resurrección como única posibilidad de comunicarse con los vivos: “Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare (resucite) de los muertos” (v. 31).

5. Jesús aprovechó la creencia popular de los fariseos para enseñar otra cosa. Pablo hizo lo mismo en Hechos 17:22, 23:

Entonces Pablo, puesto en pie en medio del Areópago, dijo: Varones atenienses, en todo observo que sois muy religiosos; porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio.”

Obviamente Dios no estaba en este “templo pagano”, pero Pablo parte de algo que ellos conocen de cerca, aunque no sea correcto, para llevarlos al conocimiento del Dios verdadero.

3. No temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar (Mateo 10:28).

1. Este texto no sirve para probar la inmortalidad del alma, ya que la segunda parte del versículo dice: “Temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno”. De esta segunda parte se deduce claramente que el “infierno no es algo “eterno”, y que el “alma se puede “destruir”, luego la enseñanza de que algunos estarán quemándose eternamente, que es completamente falsa, no se puede basar en este texto.

2. “Alma” significa en la Biblia, principalmente “el ser entero” (Génesis 2:7Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fué el hombre en alma viviente” RVA). La vida es el cuerpo (polvo de la tierra) + Aliento de vida = Alma viviente, o “ser vivo”. El ejemplo que pongo cuando doy estudios bíblicos es más actual:

Televisor (lo físico) + electricidad (lo que le da energía) = Imagen y sonido (vida). En cuanto se desconecta el televisor de la electricidad ¿dónde fue la imagen y dónde fue el sonido? A ninguna parte. Si no están los dos elementos juntos, no hay vida. El cuerpo, sin el aliento de vida, es eso, un cuerpo inerte, como un televisor sin imagen ni sonido. Sin cerebro no puede haber pensamientos, sin ojos, no se puede ver, sin oídos no se puede escuchar… Sólo en la resurrección, con un cuerpo restaurado, volveremos a tener vida.

La enseñanza de Jesús aquí es que los hombres sólo pueden atentar a nuestro cuerpo o vida actual. Pero Dios tiene en sus manos nuestra vida eterna (cuerpo y alma, es decir, la vida eterna). A pesar de la muerte de nuestro cuerpo, Dios podrá reconstruir la integridad de nuestro ser en la resurrección (2 Timoteo 1:12Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me averg:uenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día“). El Alma, el ser entero, ahora puede ser “destruida” pero no de forma permanente. Nos pueden quitar la vida, pero eso es sólo algo temporal. Dios es quien da la Vida Eterna, el que puede destruir definitivamente el Alma.

4. Teniendo deseo de partir y estar con Cristo (Filipenses 1:23).

El apóstol Pablo es el escritor de la Biblia que más realza la verdad de que la única manera de tener vida consciente después de la muerte es por medio de la resurrección (1 Corintios 15).

En esta misma epístola a los Filipenses, Pablo dice que prosigue a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús (Filipenses 3:14).

¿Y cuál es el premio? La resurrección: “Si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos” (v. 11). Recordemos que la Biblia define el estado de la muerte como “un sueño”. Naturalmente para Pablo, como para todos los creyentes, el primer momento consciente después de la muerte sería el encuentro con Cristo en la resurrección. Por lo que al que experimenta la muerte, no importa si han pasado miles de años o sólo unas horas, el instante inmediato después del momento de la muerte es el de la resurrección.

————–

Siguiente estudio: 5.5 ¿Apareció Samuel en Endor?

Volver al índice.

————

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

El tema Rubric. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.