Estudios Biblicos

6, septiembre 2007

2.4 SOLUCIÓN AL PECADO.

Filed under: justificacion — ptorresm @ 9:00 pm


El anciano conserje de la Catedral de Winchester nunca se cansó de contar la historia de una de las batallas más significantes de la historia (entre el Duque de Wellington y Napoleón Bonaparte). Las noticias de la batalla alcanzaron Inglaterra a través de un barco que llegó a la costa sur, y fue llevada por semáforo (fuego en lugares altos) hasta la catedral de Winchester, y a Londres.

El populacho esperó a que el semáforo deletreara las palabras:

“W-E-L-L-I-N-G-T-O-N V-E-N-C-I-D-O…”

En ese momento una densa niebla se asentó, y se mandó este mensaje incompleto a Londres. El desánimo se asentó sobre el lugar. Las calles se llenaron de barricadas. Las mujeres y los niños se prepararon para defender su tierra en las calles y en los campos, si fuese necesario. Pero al final la niebla se levantó, y las señales del semáforo llegaron de nuevo:

“W-E-L-L-I-N-G-T-O-N V-E-N-C-I-D-O E-N-E-M-I-G-O.”

¿Se puede imaginar el delirio de gozo y alegría corriendo como fuego en las praderas, siendo más emocionante ahora al haberse mal entendido la primera vez?

¿No es esta experiencia paralela a la de los discípulos, después de la crucifixión de su Señor? El sol se negó a iluminar la escena. La oscuridad cubrió la tierra. El resonar de los truenos redujo la fe de aquellos once hombres a dos palabras: “J-E-S-U-S V-E-N-C-I-D-O…”

Mientras colocaban su cuerpo sin vida en una tumba prestada, su depresión aumentó. “Confiábamos en que era Él quien tenía que redimir a Israel”, balbucearon. Su esperanza había sido aplastada. El que esperaban que iba a ser el Mesías, aparentemente no lo fue.

Pero entonces, mientras la luz irrumpía en la mañana de resurrección, el mensaje que debió ser entendido por sus más cercanos seguidores, comenzó a esclarecerse. Y el mundo desde entonces ha sido capaz de leer el mensaje glorioso y lleno de vida:

“J-E-S-U-S V-E-N-C-I-D-O E-N-E-M-I-G-O.”

¿Hay alguna noticia mejor? ¿Hay algún paisaje mejor que la solitaria colina en las afueras de Jerusalén? Para aprender lo que sucedió allí realmente, toma toda una vida. Pero podemos empezar. Y la persona que dirige su atención hacia esa colina, y observa honesta y largamente a Uno colgando en los ásperos y horrorosos maderos de una cruz, entre dos ladrones, nunca será el mismo. Por lo tanto, ¿qué puede ser más apropiado que el preguntarse uno a sí mismo honestamente sobre aquella tremenda ocasión?

¿Qué sucedió realmente en el Calvario? ¿Por qué era necesario? ¿Y cómo me afecta a mí, 2000 años más tarde? Este es el contenido de nuestra lección hoy.

Lectura bíblica: Romanos 3:10-31; Efesios 2:1-10.

¿Se ha parado a pensar alguna vez cuán peligroso es el pecado? No siempre puede ver el pecado, ni tocarlo ni sentirlo. Dios mismo no nos lo puede explicar, por lo que ni hombres ni ángeles lo pueden entender. Él sólo pudo estar al lado y permitir que todo el universo lo vea en marcha y experimentar sus efectos.

El pecado puede parecer poco dañino, pero de cualquier modo ha afectado a la raza humana. Una desintegración, un deterioro, un cambio devastador ha sucedido. Ha teñido completamente nuestra naturaleza, de modo que cuando lo reconocemos a medias, y deseamos escapar, nos encontramos sin ayuda. Llámelo como quiera, cada hombre, mujer y niño están indefensos ante ello. Sin solución, de no haber sido por el acto generoso del Hijo de Dios, quien se arriesgó a morir por cada ser humano.

1. EL PROBLEMA DEL PECADO.

1. ¿Qué instrucciones dio Dios a Adán? Génesis 2:15-17
_____________________________________
_____________________________________

2. ¿Qué podía suceder si el hombre desobedecía y comía del árbol prohibido? (Versículo 17)
_____________________________________
_____________________________________

Aunque nuestros primeros padres fueron creados inocentes y santos, no estaban fuera de la posibilidad de hacer lo incorrecto. Fueron creados con la capacidad de apreciar la sabiduría y la benevolencia del carácter de Dios, y la justicia de sus mandamientos; eran libres de obedecer o desobedecer. El árbol del conocimiento del bien y del mal tenía que probar su lealtad y amor hacia Aquel que los creó. Era “obedecer y vivir; desobedecer y morir.”

3. ¿Cómo siguieron Adán y Eva las instrucciones de Dios? Génesis 3:1-6
_____________________________________
_____________________________________

4. Por causa de la desobediencia del hombre, ¿a qué se vio Dios forzado a hacer? (Versículos 22-24)
_____________________________________
_____________________________________

Esto no significaba que tenían que morir ese mismo día, pero la irrevocable sentencia sería pronunciada. La inmortalidad era condicional a la obediencia; el día que desobedeciesen, perderían la vida eterna y terminarían muriendo.

5. ¿Cómo afecta el pecado en la relación entre el hombre y Dios? Isaías 59:2 _____________________________________
_____________________________________

Cuando la conexión entre el hombre y Dios fue deteriorada por el pecado de Adán, el hombre fue arrancado de la fuente de la vida e inmediatamente comenzó a morir. Esta muerte iba a ser permanente, si Dios no hubiese puesto en marcha su plan para salvar al hombre.

6. ¿Cuáles fueron los terribles resultados del pecado de Adán? Romanos 5:12
_____________________________________
_____________________________________

7. ¿Cuál es la paga del pecado? Romanos 6:23
_____________________________________

8. ¿Cuántos son pecadores e injustos? Romanos 3:23, 10-12; Isaías 64:6
_____________________________________
_____________________________________

Cristo dijo que el odio en el corazón del hombre, la lujuria en sus ojos, e incluso las palabras malsonantes que se hablan son consideradas como pecado por Dios. (Lea Mateo 5:21-28; 12:36). Si sólo cometiésemos tres pecados al día, esto ¡se convertiría en 1000 actos pecaminosos cada año, de los cuales seríamos culpables! Multiplique su edad por 1000 para ver cuántos podrían haber sucedido durante su vida.

9. ¿Se puede el hombre salvar a sí mismo de su condición pecadora? Jeremías 13:23
_____________________________________
_____________________________________

10. ¿Por qué es el hombre impotente ante el poder del pecado? Romanos 7:14
_____________________________________
_____________________________________

¡Qué dilema! Somos pecadores, y la paga del pecado es la muerte. Además no hay forma de salvarnos a nosotros mismos.

11. ¿Cómo reaccionó Pablo cuando se dio cuenta del dilema en el que se encontraba a causa de su naturaleza pecaminosa? (Versículo 24)
_____________________________________
_____________________________________

12. ¿Hay alguna esperanza para el hombre? (Versículo 25)
_____________________________________

¿A través de quién?
_____________________________________

2. LA SOLUCIÓN AL PECADO, o lo que sucedió en el Calvario.

Un día, mientras un grupo de pintores trabajaba en lo más alto de un faro, ocurrió un accidente que nunca iba a ser olvidado por aquellos que lo vieron. Suspendido en un andamio a unos 20 metros de altura, uno de los pintores dio un paso atrás demasiado lejos, perdió su equilibrio, y cayó al vacío hacia las rocas de abajo, a una muerte segura.

Los compañeros se apresuraron en bajar sus escaleras al pie del faro. Pueden imaginarse su conmoción cuando descubrieron un maltrecho, pero aparentemente ileso, pintor sentado en el suelo. A su lado estaba el cuerpo roto de una blanda y lanosa oveja. En vez de morir, el hombre estaba conmocionado. ¡Pero la oveja estaba muerta!

El pecado, como hemos aprendido, es la transgresión de la Ley de Dios, y la pena por ello es la muerte. El hombre quebrantó la Ley, poniéndose así bajo la pena de muerte. Esto no podía ser ignorado. Si el hombre tenía que salir de la red del pecado, algo tenía que ser hecho. Este pintor nos representa a usted y a mí. La oveja muerta es Jesús, el Cordero de Dios, y lo que Él hizo para salvarnos de la muerte.

1. ¿A través de quién nos limpia Dios de pecado? Juan 1: 29
_____________________________________
_____________________________________

2. ¿Cómo quita Jesús, el cordero de Dios, nuestros pecados? Romanos 5: 6-9 _____________________________________
_____________________________________

3. ¿De qué modo se encargó la muerte de Jesús de nuestros pecados? 1ª Pedro 2:24 _____________________________________
_____________________________________

4. Mientras Jesús estaba colgado en la cruz, ¿qué colocó Dios sobre Él? Isaías 53:6 (última parte)
_____________________________________
_____________________________________

¡Jesús realmente tomó nuestros pecados sobre Él, como si fueran los suyos propios! Él murió en mi lugar. ¡Él se convirtió en mi sustituto y tomó mi pena de muerte! En 2ª Corintios 5:21 Pablo dice: “Al que no conoció pecado, por nosotros (Dios) lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él”. Esto es más de lo que la mente humana puede comprender. ¡Qué es lo que Pablo quiere decir cuando declara que Jesús fue hecho pecado! Sólo puede significar una cosa: ¡El Señor realmente puso sobre Jesús mis pecados! ¡De hecho es como si Él mismo hubiese cometido ese pecado, y no yo! Un escritor lo expresó de forma muy bonita: “Cristo fue tratado como nosotros merecemos, para que nosotros podamos ser tratados como Él merece. Fue condenado por nuestros pecados, en los que Él no había sido partícipe, para que podamos ser justificados por su justicia, en la cual tampoco hemos participado. Él sufrió la muerte que era nuestra, para que nosotros podamos recibir la vida que era suya” (Deseado de todas las Gentes, Pág. 25). Cuando vemos lo qué realmente sucedió en el Calvario, sólo podemos exclamar con el autor de la canción: “¡Qué maravilloso Salvador es Jesús mi Señor!”.

Es por todo esto por lo que el Calvario es vitalmente importante para todo habitante de este planeta de pecado. Es el único lugar donde el culpable puede ser perdonado. Un amigo puede escuchar y simpatizar, un pastor puede dar un consejo, un médico puede explicar nuestros dolores, pero ninguno puede hacer nada sobre la culpabilidad, excepto llevarnos a la Cruz. En ningún lugar, excepto en la Cruz, se ha hecho algo por el pecado. En ningún otro lugar nadie ha tomado mi puesto y experimentado la pena de muerte por mí.

Durante unos minutos vamos a intentar comprender un poco más ampliamente lo que se cumplió cuando Jesús colgaba de la Cruz, entre el cielo y la tierra, muriendo por su pecado y los míos.

5. ¿Qué abolió Jesús? 2ª Timoteo 1:10
_____________________________________

¿Qué dos cosas trajo a la luz?
_____________________________________
_____________________________________

Algunas veces es difícil para la mente humana, comprender cómo la muerte de uno solo pudo cubrir la pena de muerte para todos. Algunos textos nos pueden ayudar a entender esto mejor.

3. CRISTO, EL SEGUNDO ADAN.

1. ¿A través de que hombre entró la muerte a la humanidad? 1ª Corintios 15:21, 22 _____________________________________
_____________________________________

¿Por qué pasó la muerte a todos cuando Adán pecó? Adán, recordará usted, que fue el padre de la raza humana. Las leyes de la herencia aseveran que uno no puede trasmitir a su descendencia ninguna característica que sus propios genes no poseen. Un hombre con ojos marrones se casa con una mujer de ojos también marrones. ¿Tendrá el hijo ojos azules? No, eso mismo sucedió con Adán y Eva. Cuando ellos pecaron ya no tenían más la naturaleza justa. Por lo tanto, ellos sólo pudieron trasmitir a su descendencia lo que ellos eran y tenían, una naturaleza pecaminosa (carnal), y “ocuparse de la carne es muerte” (Romanos 8:6).

La raza humana estaba perdida como resultado de la desobediencia de un solo hombre. Lo que la humanidad necesitaba ahora, era un nuevo padre (un perfecto padre). Uno que nunca hubiese pecado. ¡Y aquí está la maravilla, la maravillosa belleza y simplicidad del plan de Dios! Jesús se convirtió en hombre, vivió una vida perfecta, pagó la pena de muerte del hombre, ¡y entonces se ofreció a adoptar a todos los hijos de Adán! Él tomó el lugar de Adán como cabeza de la familia humana. ¡Él se convirtió en nuestro nuevo Padre!

2. ¿Cómo llama Pablo a Cristo? 1ª Corintios 15:45
_____________________________________
_____________________________________

En el versículo 47 el contraste entre Adán y Cristo continúa: “El primer hombre (Adán) es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del Cielo.” Ahora no puede haber duda de a quién se refiere Pablo. Es por esto por lo que Cristo a menudo se le llama el “segundo” o “último” Adán.

3. A pesar de que solemos pensar en Cristo como el Hijo de Dios y nuestro “hermano mayor”, ¿Qué otros títulos posee que muestra su estrecha relación con el hombre? Isaías 9:6
_____________________________________
_____________________________________

Por su encarnación en la familia humana, Jesús estuvo cualificado para llegar a ser el segundo Adán, o el nuevo Padre de la raza humana.

4. ¿A quién venció Jesús por nosotros? Hebreos 2:14
_____________________________________
_____________________________________

5. ¿Qué clase de vida vivió Jesús? Juan 8: 46; 1ª Pedro 2:21, 22
_____________________________________
_____________________________________

Desde que el pecado es transgresión de la ley (1ª Juan 3:4), y la paga del pecado es muerte (Romanos 6:23), se deduce que para tener vida eterna hay que guardar la ley perfectamente. Pero también hemos aprendido que cualquier ser humano en su naturaleza carnal y pecaminosa es imposible guardar la ley. Jesús es el único Hombre que jamás anduvo sobre esta tierra para rendir perfecta obediencia a la ley. Esto también juega una parte muy necesaria en el plan de la salvación.

6. ¿Qué es lo que cumplió Jesús por nosotros a través de su obediencia a la ley de Dios? Romanos 5:19
_____________________________________
_____________________________________

Para resumir cómo Cristo llegó a ser un perfecto, un completo sustituto para el hombre, podemos decir:

- Cuando Cristo vivió, yo (de hecho, todos) viví en Él (1ª Juan 4:9).
- Cuando Cristo pagó la pena por el pecado, yo la pagué en Él (Romanos 8:17).
- Cuando Cristo murió, yo morí en Él (2ª Corintios 5:14).
- Cuando Cristo resucitó, fui restaurado al favor de Dios en Él (Romanos 5:10).

7. ¿Cómo expresó Pablo esto? Efesios 1:6
_____________________________________
_____________________________________

Cuando Martín Lutero comprendió este concepto, exclamó: “La forma de hablar, de actuar y de expresarse de Jesús, son las mías; su sufrimiento y muerte también son tan míos como tiempo he vivido, hecho, hablado y sufrido, y muerto como Él lo hizo”.

8. ¿Cuánto hay del acto de liberación de Dios en Cristo? Romanos 5:18
_____________________________________
_____________________________________

Sí, Jesús abarcó a toda la raza humana por completo, cuando derramó su preciosa sangre.

9. ¿Cuántos quiere nuestro Salvador que sean salvos? 1ª Timoteo 2:4
_____________________________________
_____________________________________

Ninguna persona que haya vivido, necesariamente está perdida. Jesús puso la salvación al alcance de todos. Él no hubiera pagado el terrible precio por nosotros si no nos hubiese querido. El juego del béisbol estaba en su novena entrada, el equipo contrario ganaba por una carrera. Era la última oportunidad del equipo local. Con dos expulsados y un corredor en la tercera base las personas estaban tensas y muy agitadas. “¡Strike 1!”. “¡Strike 2!”. El movimiento para el lanzamiento crucial, un poderoso balanceo, y el sonido al golpear la bola… ¿Sería posible? Mientras la bola salía disparada por encima de las vallas, los seguidores del equipo se volvieron como locos. “¡Hemos ganado!” Gritó todo el mundo. ¿Nosotros? Ahora, en realidad ¿quién ganó? ¿Jugué yo? ¿Fueron los seguidores del equipo los que batearon la bola? ¡Por supuesto que no! Aunque aclamemos la victoria junto con el equipo, aún así nosotros nos alegramos juntamente. Nos identificamos con ellos. ¡Ellos están jugando para nosotros! ¡No es de extrañar que se llame el deporte del espectador!

¿Lo ha entendido? Si la gente puede llegar a estar tan entusiasmado sobre los éxitos de unos pocos hombres bateando una pelota, o corriendo de una punta a otra de un campo con un guante de piel, ¿qué clase de gozo debería animarnos mientras consideramos cómo Cristo vino a la tierra para tomar nuestro lugar en la arena de la vida y la muerte? En mi nombre y por mí Él corrió hasta la meta para ganar una victoria eterna por mi. “¡Se acabó!” Gritó Él. ¡Y en este grito destruyó el pecado, crucificó mi vieja naturaleza pecaminosa, proveyendo una justicia para mí de la que nunca yo podría habérmela asegurado, y derrotó para siempre al mal en sí mismo! Mirando a Cristo nuestro sustituto, podemos finalmente gritar, ¡hemos ganado! Su victoria es nuestra, porque fue realizada en nuestro nombre. ¡Este es el evangelio! Hemos ganado por Él y en Él. Redimidos por su perfecta obediencia a la Ley, no la nuestra, sino la Suya. Y todo lo que es suyo es nuestro, si aceptamos sus términos de misericordia.

————–

Siguiente estudio: 2.5 La Obra salvadora de Cristo.

Volver al índice.

————

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

About these ads

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: